Revista Agricola 21 - Agricola

download Revista Agricola 21 - Agricola

of 48

  • date post

    28-Oct-2015
  • Category

    Documents

  • view

    62
  • download

    5

Embed Size (px)

Transcript of Revista Agricola 21 - Agricola

  • AGRCOLACOLEGIO OFICIAL DE INGENIEROS TCNICOS AGRCOLAS Y PERITOS AGRCOLAS DE VALENCIA Y CASTELLN

    n. 21 diciembre

    2008cultivo del arroz

  • AGRCOLA

    Edita: Colegio Oficial de Ingenieros Tcnicos Agrcolas y Peritos Agrcolas de Valencia y Castelln.

    Direccin: Isabel Prez Brull.

    Coordinacin: Ana Valds Pastor.

    Redactores y colaboradores: Roco Macho Ronco, Vernica Rodrguez Maturana, Juan Antonio Batalla Prez,Bosco Dies Jambrino, Jos Juan Morant Navarro, Juan Manuel Peir, Jos Segarra Ferrando.

    Nuestro agradecimiento a todos aquellos que de alguna forma han prestado parte de su tiempo y conocimientospara hacer posible esta publicacin.

    Administracin: Amelia Cubel, secretaria del COITA.

    C/ Santa Amalia, 2 - Entlo. 1 (Edificio Torres del Turia) - 46009 Valencia

    Tel.: 96 361 10 15 Fax: 96 393 46 08

    Produccin y publicidad: produccininformativaC/ Mestre Racional, 2 - 14 - 46005 Valencia

    Tel. y Fax: 96 334 34 01

    Depsito Legal: V-5114-1995

    La Direccin de la revista AGRCOLA no se hace responsable de los artculos y opiniones que en ella aparecen.

    Queda prohibida la reproduccin total o parcial de cualquier trabajo aparecido en esta revista sin previoacuerdo con la Direccin.

  • s u m a r i oN. 21 l Diciembre 2008

    Editoriall Isabel Prez Brull, presidenta del COITAVC.

    Cultivo del arrozl M ngels Ramn-Llin: La agricultura de losmarjales favorece el equilibrio climtico.

    l Las ayudas al cultivo del arroz en la Albufe-ra. Pg. 10

    l El arroz y la Albufera, un compromiso medio-

    ambiental mutuo. Pg. 16

    l Medio ambiente, rentabilidad y ayudas pbli-cas para el arrozal. Pg. 20

    l Centenario COITAVC.

    l Entrevista. Santos Ruiz, gerente del ConsejoRegulador DO Arroz de Valencia: Agradezcomucho la colaboracin de los tcnicos en lascooperativas. Pg. 27

    l Importancia del cultivo del arroz en el Par-que Natural de la Albufera. Pg. 30

    l Los principales enemigos del cultivo del arrozen Espaa. Pg. 36

    l Tribunal de las Aguas, una institucin mile-naria. Pg. 44

    Pg. 6

    Pg. 4

    Pg. 23

  • 4 AGRCOLA

    Tenemos en nuestras manos un nmero espe-cial de nuestra revista AGRCOLA. Es especialporque con l entramos ya en nuestro Ao delCentenario. Seguramente todos sabis que el26 de septiembre de 1909 es la fecha de pro-mulgacin de nuestros primeros Estatutos comoColegio Pericial Agrcola Valenciano. Somos elcolegio decano de Espaa, referente en la orga-nizacin colegial y partcipe indiscutible de todoslos actos valencianos y nacionales que han teni-do lugar en la Ingeniera Tcnica Agrcola y,en un principio, en los Peritos Agrcolas.

    Como no poda ser de otra forma, es una efe-mride que tenemos que celebrar y a la quetodos hemos de dar la importancia que mere-ce. Tenemos que lograr una repercusin impor-tante en la sociedad y no me cabe duda deque cuento con vuestra participacin en todoslos actos que estamos preparando para lograreste objetivo.

    Hemos querido dedicar el nmero que inaugu-ra nuestro Centenario a un cultivo histrico,emblemtico, que forma parte de nuestra tra-dicin econmica, agraria, paisajstica, cultu-ral y culinaria: el cultivo del arroz, una seade identidad valenciana que ha podido perma-necer, potenciarse e incrementar su prestigio enel mundo gracias al impulso y apoyo institucio-nal del autogobierno valenciano, que en losltimos 25 aos desde el nacimiento del Esta-tuto de Autonoma ha sabido aplicar solucio-nes factibles a problemticas propias y conse-

    guir, con ello, que esas seas de identidad noslo permanezcan, sino que se afiancen y reco-nozcan.

    El Colegio, a lo largo de estos 100 aos, hatenido un fin principal, que es el de servir a lasociedad, siendo garante indiscutible de la con-ducta de los colegiados segn el cdigo deon-tolgico. Colegiados que, por su fidelidad, sonlos que han hecho posible que el Colegio hayacrecido desde los 39 fundacionales hasta losms de 1600 miembros actuales. Nuestros tc-nicos han ido forjando su trayectoria colectivajunto a los hitos de la ciudad. Hitos histricosen un sector que ha sido base y referente dela economa valenciana. Son 100 aos de his-toria, estrechamente ligada a la historia de Valen-cia y su sector agrario.

    Todo ello se refleja en el libro conmemorativoque estamos preparando y que creo va a serun gran libro histrico por la cantidad de datos,fotos y ancdotas que hemos encontrado, in-

    e d i t o r i a l

  • AGRCOLA 5

    ditos en nuestros archivos, y que hemos contras-tado, en una verdadera labor investigadora, conarchivos oficiales valencianos. Se distribuirdurante el Congreso Nacional de la IngenieraTcnica Agrcola, que es otro de los actos impor-tantes que estamos preparando y que se cele-brar en septiembre de 2009, coincidiendo suclausura con nuestra fecha fundacional. En laseparata de la revista figuran ampliamente refe-renciados todos los actos que se realizarn duran-te el ao 2009, por eso no quiero extendermems aqu y os remito a ella.

    Todos los actos cuentan con la Presidencia deHonor de S.M. el Rey D. Juan Carlos I, y esta-mos pendientes de que su agenda le permitaasistir a alguno de ellos.

    En el Comit de Honor se encuentran incluidasgran parte de las autoridades relacionadas conel sector y de las dos provincias donde el Cole-gio est constituido.

    El Colegio ha realizado un gran esfuerzo de pre-paracin y organizacin de los actos a lo largode este ao 2008 y es para m una verdaderasatisfaccin personal ejercer una profesin tanantigua, multidisciplinar e importante como esser Ingeniero Tcnico Agrcola. Se convierte enun verdadero orgullo representarla en Valenciay Castelln, y en una gran alegra al haber coin-cidido mi presidencia con el Centenario de nues-tro Colegio, lo que me ha permitido, junto conla Junta de Gobierno, organizar todos estos actosconmemorativos.

    Desde aqu mi homenaje a todos aquellos com-

    paeros que se han mantenido fieles al Colegiodurante toda su vida profesional. Gracias a ellos,a lo largo de estos 100 aos, sigue activo, cre-ciendo, fuerte y al da.

    Ahora dicen que se avecina un gran cambio.Los estudios tienen que ser comparables y homo-logables con los de otros pases europeos paracrear el Espacio Europeo de Educacin Superior.Las denominaciones de las titulaciones cambian,la duracin de las carreras tambin, as comolos crditos necesarios para la obtencin de losttulos, porque tenemos que cumplir los acuer-dos de Bolonia. Pero el Colegio seguir, al menos,otros 100 aos ms.

    El nombre es lo de menos, porque el fin es loque importa y ste se ha mantenido intacto a lolargo de todo este tiempo. Y en sus fines est,como ya decan sus primeros estatutos ,la orde-nacin de la profesin, velando por un ejercicioprofesional conforme a la tica y las normasdeontolgicas y por la dignidad de la profesin,prestando a los colegiados la tutela y la defen-sa corporativa, ejerciendo la potestad discipli-naria y actuando contra la competencia deslealy el intrusismo profesional.

    Feliz 2009, Ao del Centenario, a todos, y Feli-ces Navidades.

    Isabel Prez BrullPresidenta del COITA de Valencia y Castelln

  • 6 AGRCOLA

    cultivo del arroz

    El Panel Intergubernamental del Cambio Climtico defi-ne este fenmeno ambiental como el cambio del climaatribuido directa o indirectamente a actividades huma-nas que alteran la composicin de la atmsfera mun-dial. Y en su cuarto informe muestra evidencias cien-tficas que corroboran el calentamiento global y la influenciaejercida por el hombre.

    Posteriormente, el Protocolo de Kyoto formul un com-promiso global de reduccin de emisiones. Pero cadaparte implicada tuvo un compromiso individualizado enla reduccin o en la mitigacin y compensacin de emi-siones, comenta M ngels Ramn-Llin Martnez, con-cejala de Calidad Medioambiental, Energas Renova-bles, Cambio Climtico y Ciclo Integral del Agua delayuntamiento de Valencia.

    Las emisiones de las actividades agrarias se englobanen el denominado sector difuso y, de acuerdo con elltimo inventario disponible, alcanzan un 7,3% del totalde emisiones de gases con efecto invernadero, aadeRamn-Llin.

    Histricamente, Valencia siempre ha estado circunda-da por una franja llana que se compone de humedalesy zonas secas. En estas zonas se practica la agricultu-ra desde antiguo debido a la riqueza de los suelos, quelos convierte en un recurso natural escaso.

    Sumidero de CO2La edila enfatiza la importancia de la Albufera para elmantenimiento del equilibrio climtico y la reduccin dela contaminacin. La verdad es que para todo el mundo,adems de ser un Parque Natural como tal, cumple unpapel muy importante como foco medioambiental.

    En los ltimos aos y gracias a actuaciones de la admi-nistracin valenciana y las ayudas europeas, se ha con-vertido en un sumidero de CO2.

    La franja verde que rodea la ciudad proporciona un pri-vilegio medioambiental y un equilibrio que cada dase hace ms necesario para los ciudadanos. Por supues-to que nos estamos dando cuenta de que el hecho detrabajar diariamente en lHorta o en el marjal cultivan-do arroz es una forma de afianzar nuestro compromi-so en la lucha contra el cambio climtico.

    En el caso concreto de la Albufera, los ms protecto-res del medio ambiente han sido siempre los agriculto-res. Segn la regidora, el cultivo del arroz ha permi-tido preservar el humedal.

    Los agricultores se han encargado de mantener el campoen condiciones adecuadas y conseguir un arroz de cali-dad y muy apreciado. Por mucho dinero que se hubie-ra invertido o muchos programas europeos, autonmi-

    La agricultura de losmarjales favorece elequilibrio climtico

    La informacin de este artculo se ha extradode una conversacin mantenida por AGRCO-LA con M ngels Ramn-Llin Martnez, con-cejala de Calidad Medioambiental, EnergasRenovables, Cambio Climtico y Ciclo Integraldel Agua del ayunt