Teoria del simbolo norbert elias

Click here to load reader

download Teoria del simbolo norbert elias

of 109

  • date post

    25-Jul-2016
  • Category

    Documents

  • view

    232
  • download

    5

Embed Size (px)

description

reflexión sobre el simbolismo, una serie de oposiciones: biología y sociología, materialismo e idealismo, la evolución biológica y el desarrollo social, el lenguaje animal y el lenguaje humano, los elementos sociales y orgánicos del desarrollo del lenguaje.

Transcript of Teoria del simbolo norbert elias

  • norbert elias

    teora del smboloun ensayo de antropologa cultural

    Edicin e introduccin de Richard KilminsterTraduccin de Jos Manuel lvarez Flrez

    Ediciones Pennsula

  • cultura LibreQuedan rigurosamente prohibidas, sin la autorizacin escritade los titulares del copyright, bajo las sanciones establecidasen las leyes, la reproduccin total o parcial de esta obrapor cualquier medio o procedimiento. comprendidos lareprografa y el tratamiento informtico y la distribucinde ejemplares de ella mediante alquiler o prstamos pblicos.as como la exportacin e importacin de esos ejemplarespara su distribucin en venta fuera del mbito dela Comunidad Econmica Europea.

    Diseo y cubierta de Loni Occst y Tone Hoverstad.

    Primera edicin; marzo de 1994.Ttulo original en ingls: The Symbol Theory.Obra editada, incluyendo una introduccin, a cargo de Richard Kilminster. Norbert Ellas, 1989. Norbert Elias Stichting. 1991. por la traduccin: Jos Manuel lvarez Flrez, 1994. de esta edicin: Edicions 62 sla., Provenca 278, 08008-Barcelona.

    Impreso en Limpergraf sta.. Carrcr del Riu 17. Nave 3. Ripollct.ISBN: 84-297-3731-6.Depsito legal: B. 2.380-1994.

    Introduccin del editor'

    Un probleme convenablement pos est bienpres d'tre rsolu.

    (ANDR MARTE AMPERE,citado en Bravo 1979: 204)

    La Teora del Smbolo result ser la ltima obra extensa queNorbert Elias complet para la publicacin antes de morir.Muri elide agosto de 1990 en Amsterdam a los 93 aos deedad. Este libro reproduce como un texto unitario, pero por Jo de-ms inalterado, un ensayo suyo de gran alcance La Teora delSmbolo: Una Introduccin, que apareci por vez primera en tresentregas en nmeros sucesivos de Theory, Culture and Society du-rante 1989. El cuadro de Paul Klee de la portada de esta edicinhaba sido elegido por el propio Elias poco antes de morir. Peroan estaba trabajando, por desgracia, en una nueva Introduccincuando le sobrevino la muerte. Tras consultar con los editores ycon la Fundacin Norbert Elias, se decidi que este penetrante do-cumento deba publicarse en su estado inconcluso. Se incluye portanto ms adelante, al principio del texto que estaba destinado aintroducir, en su forma final. Se interrumpe a medio curso, conElias de un humor expansivo muy caracteristico, cuando est em-pezando a desarrollar el anlisis de uno de sus temas favoritos: lanecesidad de estudiar las sociedades humanas a una escala tempo-ral muy grande. No podemos saber con seguridad qu direccinpodra haber seguido el resto de la argumentacin.

    El texto principal pas por varias fases antes de alcanzar suforma actual. Fue dictado a un ayudante, como todos los escritosde Elias en los ltimos aos. Se complet en principio de esemodo en borrador en el verano de 1988. El manuscrito, caudaloso,sin divisiones y bastante repetitivo, constitua una corriente conti-nua de temas interrelacionados. Yo establec un texto ms estruc-

    Quiero dar las gracias a Stephen Barr. Rudolf Knijff. Terry wassall y cesWcuters por ayudarme a preparar esta introduccin.

  • 8 Teora del smbolo Introduccin del editor 9

    turado, y ms accesible por tanto, para publicarlo en la revista, in-sertando prrafos, eliminando repeticiones innecesarias y dispo-niendo la sucesin de secciones numeradas que ya haba iniciadol pero no continuado.

    Al hacer la primera revisin me di cuenta de que estaba siguien-do fielmente una ordenacin de los temas y la argumentacin queya estaba presente en el material. El manuscrito, a pesar de la repe-ticin, pareca encajar de modo natural en un esquema, que tuve lasuerte de poder comentar con Elias. l, como no poda releer laspginas mientras las escriba y las revisaba porque le fallaba la vis-ta, tena que tener en la cabeza toda la estructura de la obra mien-tras la elaboraba. Result an ms notable por ello comprobar losistemtico y estructural que era en realidad un manuscrito en apa-riencia informe. Todas mis tachaduras y reestructuraciones se acor-daron con l y l mismo reescribi algunas secciones hacindolasms breves. Pero hubo que dejar algunos pasajes repetitivos, por in-sistencia suya, y quiz puedan resultarles tediosos al lector en eltexto inalterado. Pero, como explico ms adelante, hay una lneasutil que une estos pasajes y lo que podramos llamar las repeticio-nes benignas de Elias, que son una caracterstica general de su esti-lo, por la que tiende a volver sobre los mismos temas varias veces,reelaborndolos de una forma distinta cada una de ellas.

    La Teora del Smbolo es un excelente ejemplo de la oeuvre delltimo perodo de Ellas, pero a los lectores no familiarizados consu obra que entren en fria en este libro quizs puedan parecerlesextraas su fomia de exposicin y su terminologa, comparadascon el producto acadmico profesional ms corriente. Quizs unascuantas directrices y orientaciones para la lectura del conjunto desus escritos, sumamente originales, sean tiles para abordar ste.

    Elias se mantuvo durante la mayor parte de su larga carrera,por razones que escapaban con frecuencia a su control, en la peri-feria del orden establecido de la sociologa y alejado, por tanto, del. Debido a ello, sentia poco las presiones del mundo instituciona-lizado de las ciencias sociales acadmicas.' Por eso no encontrarel lector en ninguno de sus libros ni de sus artculos (y la Teora

    l. Para referencias sobre la vida de Eltas. la historia de la publicacin de Elproceso civilizador, el reconocimiento tan retrasado de su obra en los paises euro-

    del Smbolo es caracterstico en ese sentido) esa introduccin habi-tual que es un repaso de la literatura cientfica o las controversiasdel momento sobre el problema o el tema que se aborda, en estecaso los smbolos. Elias no trabajaba as. Prefera siempre abordardirectamente el tema que estudiaba (por ejemplo, el orden cientfi-co establecido, Mozart, el tiempo, la violencia, Freud, el envejeci-miento y la muerte, el trabajo, lo psicosomtico, por nombrar sloalgunos de Jos otros temas que estudi en los ltimos aos), queinvestigaba a su manera. Los trabajos de otros que actuaban deuna forma distinta y dentro de tradiciones sociolgicas distintas enel mismo campo, tenan para l un inters secundario. Dejaba a loslectores la tarea de comprobar la compatibilidad con su propio pa-radigma de conceptos y hallazgos desarrollados en otra parte.

    Un artculo de Elias extenso y discursivo citar, por tanto, engeneral, muy pocas referencias; en realidad habr a menudo unasola, quizs la de un libro poco conocido publicado hace muchosaos. La Teora del Smbolo no es ninguna excepcin, slo contie-ne una referencia, la de un libro de lulian Huxley sobre el tema dela singularidad evolutiva del hombre. Si se quejase usted a Eliaspor no haber mencionado la literatura cientfica contempornea ole sugiriese que estaba anticuado, l contestara que tena usted elfetichismo de lo nuevo: que slo porque un libro es viejo no signi-fica que no pueda seguir siendo el mejor tratamiento de un tema.y a la inversa, los libros nuevos no constituyen por necesidad unavance slo por el hecho de ser nuevos. Era el mrito cognitivo in-trnseco del libro 10 que contaba, no si estaba actualmente a lamode? Elias se hallaba al margen de las corrientes y las modas in-telectuales, trabajaba dentro de una escala temporal cientfica, conuna amplitud de visin y un grado de distanciamiento que slopueden calificarse de olmpicos.

    Elias senta hacia el mundo una curiosidad cientfica insaciabley gozosa. Describa a menudo la vocacin del socilogo diciendo

    pcos durante los aos setenta y ochenta y la amplia investigacin en sociologa figu-racional en los Pases Bajos, vase Goudsblom 1977; Lepenies 1978; Korte 1988;Mennell 1989, cap. 1; YKranendcnk 1990.

    2. Elias expuso estos puntos de formas diferentes en varios lugares, pero vasesobre todo Elias 1.987a: 11718, y 1987e.

  • 10 Teora del smbolo Introduccin del editor 11

    que era como embarcarse en un viaje de descubrimiento en elterritorio, mayoritariamente desconocido, de la sociedad. l, porsu parte, naveg siempre con la ayuda de sus propias teoras y ensu propio lenguaje de sociologa figuracional o de proceso, comoempez a llamarle al final de su vida. Su paradigma fue para l elparadigma primario del ruedo sociolgico y l tena derecho de ac-ceso pero no en un sentido inflexible y dogmtico. Nadie podrahaberse mostrado ms abierto que l al contraejemplo emprico yal dilogo. Era slo que tena una fe inquebrantable en la origina-lidad y en la importancia de su obra como sntesis y como progra-ma de investigacin. Se senta muy seguro de lo que estaba hacien-do. Siempre poda aducir el poder explicativo demostrable de losmodelos sociolgicos que haba desarrollado en The Civilizing Pro-cess (1978-82; en alemn 1939) y The Court Society (1983; en ale-mn 1969) y basarse en su vasto conocimiento de la historia y delas ciencias, en el que pocos contemporneos le igualaban.

    Iohan Goudsblom ha sealado que en las primeras obras deElias de la dcada de 1930 hay en realidad una cuanta mucho ma-yor de polmica terica y metodolgica implcita, con otros auto-res y otras escuelas, que resulta inmediatamente perceptible. Ensus escritos posteriores este enfrentamiento se hizo ms explcito,Elias abord crticamente una serie de autores a los que nombra(Goudsblom 1987). Esto es cierto, aunque la polmica de tipo im-plcito puede adoptar otra forma, como se puede ver en este libro.Fue tambin partidario de criticar otros enfoques de un problemade un modo ms amplio, ms alusivo, ejemplificando, por ejemplo,estilos de pensamiento o paradigmas caractersticos. Poda aludir,por ejemplo, a los fallos de la teora de la accin, la teoria mar-xista, la fenomenologa o, como hace aqu, las teoras tradicio-nales del conocimiento. Su crtica las considerara de modo in-variable fatalmente afectadas de reduccionismo, individualismo,hiperabstraccin, obsesiones filosficas, sentimientos polticos en-cubiertos (un tipo de complicidad en la te