Norbert Elias - Una Introducción

of 38/38
Anuario Colombiano de Historia Social y de la Cultura 23. 1996. NORBERT ELlAS - UNA INTRODUCCIÓN l Vera Weiler Departamento de Historia Universidad Nacional de Colombia H aceseis años apareció en el mercado angloparlante el libro Norbert Elias Ctvilization and the Human Self-Image de Stephen Mennell. El autor se había sentido impulsado a elaborar una especie de ayuda para la lectura de la obra de Elias a causa de "la tensión entre su convicción de que Elias es uno de los pensadores sociológicos más importantes del siglo XX cuyo trabajo tiene relevancia e interés más allá de una disciplina académica particular, por un lado, y las ideas que algunos de los colegas sociólogos le atribuyen, por el otro".' El libro comienza con un capítulo biográfico, y trata la mayor parte de los trabajos de Elias en secciones temáticas que se rigen más o menos por la cronología de las publicaciones. Aunque la exposición de Mennell haya suscitado alguna polémica, ante todo por eltratamiento un tanto unilateral del contexto intelectual en el cual surgió Elias, parece haber consenso acerca de la pertinencia de ese tipo de introducción.' El libro de I Jaime Cortés colaboró en la consecución de buena parte de los materiales sobre los cuales está hecho este trabajo así como con comentarios a su versión original. Agradezco igualmente a Alberto Supelano y a Mario Barbosa por su ayuda en la organización del texto final. 2 Mennell, S., Norbert Elias. Civilization and the Human Self-Image (New York: Basil Blackwell, 1989) IX. Salvo que sea explicitado lo contrario, la traducción de las citas es mía. J Para una evaluación algo eufórica ver la reseña de Joanne Finkelstein en Sociology, Vol. 24 (Aug. 1990): 544-45. Más crítica en el sentido arriba señalado la reseña de Donald A. Nielsen en Sociological Analysis, Vol. 51 (Summer 1990): 227-229. Dick Pels leyó el libro de Mennell como manifiesto de una escuela practicante de una política de "closed frontier' que habría sido "quite successful in setting up a closed shop in their particular comer of the social-scientific world" (p. 183), y el peso de sus objeciones se corresponde con esta lectura. Ver Pels, D., "Elias and the Politics of Theory", Theory, Culture & Society, Vol. 8 (1991): 177-183. Richard Kilminster quien saluda el libro de Mennell como el "primer estudio mayor sobre la vida y obra de Elias en inglés ... que por un buen tiempo será referencia obligatoria acerca de Elias" (p.l65-66), propone revisiones que apuntan a una mayor elaboración de los orígenes del programa de investigación de Elias, a precisiones acerca de las capacidades de evaluación de la sociología como Elias la concibe así como a la necesidad de una lectura que evite la segmentación temática como Mennell la presentó. Ver Kilminster, R., "Evaluating Elias", Theory, Culture & Society, Vol. 8 (1991): 165-76.
  • date post

    29-Jan-2016
  • Category

    Documents

  • view

    232
  • download

    4

Embed Size (px)

description

Norbert Elias - Una Introducción

Transcript of Norbert Elias - Una Introducción

  • Anuario Colombiano de HistoriaSocial y de la Cultura 23. 1996.

    NORBERT ELlAS - UNA INTRODUCCINl

    Vera WeilerDepartamento de Historia

    Universidad Nacional de Colombia

    Haceseis aos apareci en el mercado angloparlante el libro NorbertElias Ctvilization and the Human Self-Image de Stephen Mennell.El autor se haba sentido impulsado a elaborar una especie de ayuda para lalectura de la obra de Elias a causa de "la tensin entre su conviccin de queElias es uno de los pensadores sociolgicos ms importantes del siglo XX cuyotrabajo tiene relevancia e inters ms all de una disciplina acadmicaparticular, por un lado, y las ideas que algunos de los colegas socilogos leatribuyen, por el otro".' El libro comienza con un captulo biogrfico, y tratala mayor parte de los trabajos de Elias en secciones temticas que se rigen mso menos por la cronologa de las publicaciones. Aunque la exposicin deMennell haya suscitado alguna polmica, ante todo por el tratamiento un tantounilateral del contexto intelectual en el cual surgi Elias, parece haberconsenso acerca de la pertinencia de ese tipo de introduccin.' El libro de

    I Jaime Corts colabor en la consecucin de buena parte de los materiales sobre los cualesest hecho este trabajo as como con comentarios a su versin original. Agradezco igualmentea Alberto Supelano y a Mario Barbosa por su ayuda en la organizacin del texto final.

    2 Mennell, S., Norbert Elias. Civilization and the Human Self-Image (New York: BasilBlackwell, 1989) IX. Salvo que sea explicitado lo contrario, la traduccin de las citas es ma.

    J Para una evaluacin algo eufrica ver la resea de Joanne Finkelstein en Sociology,Vol. 24 (Aug. 1990): 544-45. Ms crtica en el sentido arriba sealado la resea de DonaldA. Nielsen en Sociological Analysis, Vol. 51 (Summer 1990): 227-229. Dick Pels ley ellibro de Mennell como manifiesto de una escuela practicante de una poltica de "closedfrontier' que habra sido "quite successful in setting up a closed shop in their particularcomer of the social-scientific world" (p. 183), y el peso de sus objeciones se corresponde conesta lectura. Ver Pels, D., "Elias and the Politics of Theory", Theory, Culture & Society, Vol.8 (1991): 177-183. Richard Kilminster quien saluda el libro de Mennell como el "primerestudio mayor sobre la vida y obra de Elias en ingls ... que por un buen tiempo serreferencia obligatoria acerca de Elias" (p.l65-66), propone revisiones que apuntan a unamayor elaboracin de los orgenes del programa de investigacin de Elias, a precisionesacerca de las capacidades de evaluacin de la sociologa como Elias la concibe as como ala necesidad de una lectura que evite la segmentacin temtica como Mennell la present.Ver Kilminster, R., "Evaluating Elias", Theory, Culture & Society, Vol. 8 (1991): 165-76.

  • ACHSC /23/ Weiler

    Mennell no es el nico de su gnero, lo antecedi un libro de Hermann Korte quetambin busca facilitar el acceso a la obra de Elias y que es una biografiaintelectual ms apretada;" adems de algunos artculos que pueden ser ledosa manera de introduccin." Y los esfuerzos por ofrecer ayudas actualizadas deintroduccin no terminan, no obstante el impacto explosivo que viene produciendola asimilacin de la obra de Elias." Estas lneas se justifican porque enColombia no se dispone prcticamente de ninguna de estas introducciones, ensu versin original o como traduccin espaola.' La siguiente exposicinconsta de tres partes: unos apuntes biogrficos que son de inters porque elcontexto intelectual de la obra de Elias no es muy familiar para muchos lectoresactuales; luego un bosquejo de las lneas centrales del modelo emprico-tericodel proceso de la civilizacin; la tercera seccin se dedica a la socializacin desu obra.

    En agosto de 1982 salieron de la imprenta del Fondo de CulturaEconmica de Mxico tres mil ejemplares de La Sociedad Cortesana", que fueel primer trabajo de aliento elaborado por Norbert Elias y, tambin, el primeroque se tradujo al espaol. Elias acababa de cumplir ochenta y cinco aos y noobstante su avanzada edad se hallaba en la fase ms frtil de su vida en cuantoa publicaciones y reconocimiento acadmico. Desde entonces ha sido publicadaen espaol una parte sustancial de toda la obra de Elias. Las condiciones parasu incorporacin en la discusin cientfica en el mbito hispanoparlante, de esta

    4 Korte, H., Ueber Norbert Elias. Das Werden eines Menschenwissenschaftlers (FrankfurtlM.: Suhrkamp, 1988).

    5 Por ejemplo Featherstone, M., "Norbert Elias and Figurational Sociology: SornePrefatory Remarks", Theory, Culture & Society, Vol. 4, 2-3 (June 1987): 197-211 para unalectura acompaada por Kilminster, R., "Introduction to Elias", ibid.: 213-22l.

    6 Otros trabajos Baumgartner, R. y Eichener, V., Norbert Elias zur Einfiihrung (Hamburg:Junius, 1991). Ms recientemente para el mismo fin tambin Bartels, H.-P., Menschen inFigurationen: Ein Norbert Elias-Lesebuch (Opladen: Leske und Budrich, 1995).

    7 En espaol no pude encontrar nada equivalente a las ayudas arriba referidas. Con estasalvedad puede ser provechoso no obstante su ttulo algo desorientador el captulo "NorbertElias: Literatura y sociologa en el proceso de la civilizacin" en Lamo de Espinosa, E.,Gonzlez G., J.M. Y Torres A., Cristbal, La socio logia del conocimiento y de la ciencia(Madrid: Alianza, 1994): 431-54. Tambin unos comentarios breves pero muy breves en elcaptulo ''Notas sobre la visin del 'Occidente' en la obra de Norbert Elias" de ZabludovskyK., G., Patrimonialismo y modernizacin. Poder y dominacin en la socio logia del Orientede Max Weber (Mxico: Fondo de Cultura Econmica, 1993): 160-65. Y como intento deresumen de los aspectos fundamentales de la obra de Elias: Bjar, H., "La sociologa deNorbert Elias: Las cadenas del miedo", Revista Espaola de Investigaciones Sociolgicas,Vol. 56 (Oct-Dec. 1991): 61-82.

    8Elias, N., La Sociedad Cortesana (Mxico-Madrid: Fondo de Cultura Econmica, 1982).

    236

  • Norbert Elias - Una introduccin

    manera, han mejorado notablemente aunque los tirajes de sus libros parecenestar muy por debajo de los que han liderado la difusin en ingls y en alemn,a la vez que sus precios prohibitivamente altos se mueven relativamente muypor encima de stos. En todo caso, las traducciones espaolas no sern el nicoingrediente de una receptividad tmidamente creciente para Elias. Seguramenteel contacto con el mundo expansivo de las citas extradas de Elias para muydiversos temas y fines variados, tambin fomenta curiosidad de fuente. Ydespus de todo, al final de su larga vida l public un libro cuyo ttulo encajamejor que cualquiera de los anteriores con el gusto de final del milenio y queha sido traducido al espaol velozmente."

    No obstante, las barreras para una asimiliacin amplia de Elias por partedel pblico acadmico colombiano siguen siendo altas, aunque han disminuido.Han surgido, tambin, en publicaciones colombianas las primeras notas a piede pgina que se refieren a trabajos de Elias. 1o Sin embargo, no se perciben aunseales que pudieran interpretarse como muestras de una sensibilidad crecientepor el alcance del enfoque de Elias para las diversas disciplinas que se ocupande los hombres.

    A nivel internacional la discusin acerca de la teora de Elias haexperimentado un desarrollo explosivo que, en s mismo, supone un reto. Peroante todo es posible extraer de ella algunos elementos cuyo conocimiento puedaquizs acortar camino en latitudes de menor efervescencia de la disputa terica.Uno de estos puntos es que el conocimiento de alguna informacin biogrficamnima sobre Norbert Elias no es suficiente pero puede ayudar a que suslectores se ubiquen mejor.

    Notas biogrficas

    El debate provocado por los trabajos de Elias hoy en da comprende unaamplia gama de problemas. Uno de ellos lo representa la relacin entre la obray la biografia del autor. Dada la prolongada marginalidad con respecto a losestablishments acadmicos se trata de un reto particular. Como tal lo hanasumido ante todo investigadores que ven en la obra de Elias una sntesis denivel extraordinariamente elevado, a la vez que un programa de investigacincapaz de orientar los estudios sociales hacia los retos que el mundo actual les

    9 Elias, N., La teora del smbolo (Barcelona: Pennsula, 1994).

    10 Los primeros comentarios a Elias incorporados en una publicacin colombiana tal vezsean los que formulara Germn Colmenares en "Sobre fuentes, temporalidad y escritura dela historia", Boletn cultural y bibliogrfico del Banco de la Repblica, vol. XXIV (10/1987):11 y 18.

    237

  • ACHSC / 23/ Weiler

    plantea. Especial atencin se ha dirigido a la relacin entre la pertenencia deElias a muy diversos crculos sociales en diversos lugares y a sus nexos con untrasfondo intelectual supremamente dilatado.

    Elias, por razones que forman parte de las indagaciones correspondientes,no facilita mucho el trabajo," aunque l mismo haya reconocido que "Enrealidad ... la relacin entre las hiptesis y teoras de distintos cientficos y elmodo con el cual ejercen influencia mutua y con el cual aprenden unos de otrosy en el cual sostienen sus controversias, en una palabra: la relacin entre lashiptesis y teoras de un determinado cientfico y el desarrollo previo as comola situacin actual en su campo son para la comprensin de la formulacinmisma de hiptesis de la mxima importancia'U? Las siguientes lineasnaturalmente se limitan a unos apuntes que no quieren ser ledos comoejecucin del programa arriba implicado.

    Norbert Elias tuvo la suerte de una larga vida. Naci en Breslau el 22 dejunio de 1897 Ypermaneci activo hasta el primero de agosto de 1990. Murien su apartamento en Amsterdam. Elias fue pues un testigo de nuestro siglo, fuetambin contemporneo, y esto ciertamente puede sorprender, de Borkenau,Lowenthal, Mannheim, tambin lo fue de Horkheimer, Benjamin, Adorno,Marcuse, Aron y de otros que hoy da parecen pertenecer a un pasado ya algoremoto.

    Elias era el nico hijo de una pareja germano-juda cuyos cariososcuidados recordaba con profunda emocin todava en la etapa final de su vida.Su infancia transcurri en la floreciente ciudad intermedia de Breslau bajo elsol de la prosperidad de los negocios textileros de un padre absorbido por eltrabajo. All tambin estudi en el Gymnasium humanstico donde, segn su

    11 Ver Kilminster, R., "Evaluating Elias", op.cit.: 169. Su objecin acerca del captulobiogrfico de Mennell (ver nota 1) se refiere a una presentacin que se apoya casiexclusivamente en la versin que Elias ha presentado de su vida en diversas ocasiones. Korte(ver nota 3) tambin hizo amplio uso de la informacin proporcionada por Elias mismo, perola contrast y complement con versiones de contemporneos en los diversos momentosrelacionados con l as como con trabajos que tratan el contexto intelectual que interesa parael caso.

    12 Elias, N., "Das Credo eines Metaphysikers. Kommentare zu Poppers 'Logik derForschung'", Zeitschrift for Soziologie, Vol. 14, 2 (April 1985): 102. En trminos que serefieren ms a su propio desarrollo, Elias le escribi a Johann Goudsblom en una carta: "Soyextremadamente consciente de que otros han tenido influencia sobre m, que yo aprend deotros - aunque no slo de libros sino de los acontecimientos de mi propio tiempo, y si delibros, entonces lo menos de las teoras de otros socilogos ... Creo que tal vez las ideas deFreud han ejercido una influencia mayor sobre mi pensamiento que las de cualquier socilogoterico ... ce cit. en Goudsblorn, 1., "The Sociology of Norbert Elias. Its Resonance andSignifican ce", Theory, Culture & Society, Vol. 4, 2-3,(June 1987): 329-30.

    238

  • Norbert Elias - Una introduccin

    recuerdo (1984), tuvo muy buenos profesores, algunos de los cuales luego sevincularan a distintas universidades. Tempranamente, desde sus aos debachiller Elias se propuso hacer una carrera acadmica. El quera investigar.y el primer campo que se relacionaba con esta orientacin fue la filosofa. Enel Gymnasium, Elias form parte de un crculo de alumnos que se interesabaen Kant. Los jvenes lean, discutan, emulaban por entender mejor. A muytemprana edad, pues, Elias asumi el reto del esfuerzo intelectual persistentey adquiri una fuerte disciplina de trabajo en este campo. Era tambin un lectorinteresado en la literatura, la alemana en particular.

    Cuando se gradu de bachiller ya haba comenzado la Primera GuerraMundial, y tuvo que ingresar a las filas del ejrcito imperial. Pas cerca de unao como soldado sin dar muestras de inters por el nacionalismo alemnpredominante. Estuvo dedicado a las telecomunicaciones en el frente occidental,al norte de Francia. Un profundo shock lo inhabilit para el servicio militar,Elias entonces fue devuelto a casa. De nuevo en su ciudad natal se matriculcomo estudiante de medicina y de filosofa. No quera ser mdico realmente, niaspiraba a volverse un filsofo de la medicina. La opcin por la medicinacorresponda ms bien a una frustracin de su padre quien por falta de losmedios econmicos indispensables no haba podido cursar estudios superiores.No obstante, para Elias la carrera de medicina no careca de inters. Aos mstarde resalt la importancia que haba tenido para su formacin. Durantealgunos semestres curs paralelamente las materias de ambas carreras hastaque el ritmo de estudios le exigi decidirse definitivamente en una direccin.Slo abandon la medicina para concentrarse en la culminacin de sus estudiosde filosofia con el doctorado. Hizo su trabajo de tesis para tales fines con elneokantiano Hnigswald muy apreciado por esos tiempos. Se doctor con untrabajo intitulado "Idea e Individuo. Una contribucin a la filosofa de lahistoria". En el contexto de este trabajo se produjeron serias tensiones con sumaestro las cuales se deban a la creciente distancia de Elias frente a todaformulacin esttica para explicar la historia. Cuando Elias se volvi aencontrar despus de sesenta aos con el texto de 1922 lo encontr lleno deabstracciones, y qued aterrado con su fuerte ritualizacin y su retricacodificada. 13A propsito del reencuentro con su tesis, Elias anota sin embargoque ya por aquel tiempo se haba interesado en problemas que le seguiranocupando toda la vida:

    Yaen el trabajo dedoctoradopor lovistomeocupaba de aquello que ms tardellamara "el orden de lo sucesivo", es decir el orden especfico dentro del cual

    11 Ver Korte, H., op. cit.: 76.

    239

  • ACHSC / 23 / Weiler

    una realidadposterior surgedeuna sucesinespecficaderealidadesanteriores.Tambin meplanteaba ya por entonces preguntas que me siguenocupando dela manera ms intensa an hoyen da; meplanteaba, por ejemplo, la preguntade cmo una forma de Estado posterior surge de una anterior, y sta por suparte resulta de otra an anterior a aqulla, tambin me preguntaba por elporqu de esto o por cmo una forma de economa surge a partir de otrasanteriores, cmo un tipo de conocimiento surge de otros anteriores o, entrminos ms generales, cmo se generan unas formas de convivencia socialde los hombres a partir de otras. 14

    Las respuestas que ofreca la filosofia al respecto as como los medios porlos cuales las generaba para Elias no resultaban convincentes. 15 Con este tipode inquietudes Elias no tena futuro al lado de Hnigswald. Para la decisinsobre el campo y el lugar donde iba a proseguir sus estudios le ayud haberpasado durante su carrera de filosofia un semestre en Heidelberg y otro enFriburg. En el pasado era habitual que se estudiara en varios lugares. En lasuniversidades de dichas ciudades, Elias escuch a Heinrich Rickert, KarlJaspers y Edmund Husserl. Su eleccin recay sobre Heidelberg y la sociologa.Pero antes de su importante experiencia con ambos, la vida 10 oblig a unintermedio extra-acadmico. En la gran inflacin se merm la fortuna paternade modo que se vi obligado a buscar trabajo. Se le ofreci un empleo en unaempresa que produca hornos de hierro. A pesar de que la experiencia leresultara interesante, Elias busc proseguir los senderos acadmicos, apenasse dieron condiciones mejores en la economa familiar. Se fue para Heidelberg,por entonces la meca de la sociologa alemana.

    14 Elias, N., "Notizen zum Lebenslauf", Elias, N., Norbert Elias ber sich selbst(FrankfurtlM.: Suhrkamp, 1990) 132-133 (tambin nota 3). Elias mismo seala que volvisobre el problema no slo en su obra Ueber den Prozess der Zivilisalion. Soziogenetische undpsychogenetische Untersuchungen (FrankfurtlM.: Suhrkamp, 1990 (15)) (trad. espaola Elproceso de la civilizacin. Investigaciones sociogenticas y psicogenticas (Mxico-Madrid:Fondo de Cultura Econmica, 1987) sino tambin en un importante artculo: Elias, N., "ZurGrundlegung einer Theorie sozialer Prozesse", Zeitschrift fr Soziologie, Vol. 6, 2 (April1977) 127-49.

    15 Ver Van Voss, A.l.H. y Van Stolk, A., "Biografisches Interview mil Norbert Elias",Elias, N., Norbert Elias ber sich selbst, 45-46. Para sus objeciones posteriormente mselaboradas frente al instrumental filosfico para el conocimiento de la realidad social ver suartculo "Das Credo ... ",op. cit. y Elias, N., "Wissenschaft oder Wissenschaften? Beitrag zueiner Diskussion mit wirklichkeitsblinden Philosophen", Zeitschrifl fr Soziologie, Vol. 14,4 (August 1985): 268-281.

    240

  • Norbert Elias - Una introduccin

    Y, de hecho, ya estaba alejado de la filosofia y decidido a dedicarse a lasociologa. A sus inclinaciones filosficas iniciales se haban superpuesto unasexperiencias que lo impulsaban a buscar un campo ms claramente vinculadoa la realidad. Como tales Elias ha resaltado la experiencia de la impotencia delhombre individual que tuvo durante la Primera Guerra Mundial. En el mismocontexto se haba percatado de que los deseos de los hombres, por muyvehementes que sean, no definen su suerte, y haba llegado a pensar que loshombres tienen que ayudarse a s mismos. Entre los conocimientos y lasexperiencias que lo alejaron de la filosafia, y muy en particular de la kantiana,Elias ha sealado que perciba una discordancia entre la anatoma humanal 6 yla idea de la existencia de unos valores, una moral o cualquier criterio eternos,fuera de los hombres, externos a la historia humana. Y finalmente la experienciaindustrial tambin aliment su inters por las cuestiones del mundo real. Siendoya un joven doctor, esta vez se dirigi a Heidelberg con el propsito deconsolidar su futuro acadmico. Inici la nueva etapa de su vida en 1925, cincoaos despus de la muerte de Max Weber, cuya viuda segua cultivando todavala animada vida de su famoso saln que haca las veces de prueba de fuego paralos jvenes intelectuales." El ms poderoso entre los socilogos de Heidelbergpor entonces era Alfred Weber. All tambin estaba Karl Mannheim que habasido discpulo de Georg Lukacs, quien por su parte haba cultivado relacionesamistosas con Max Weber. En Heidelberg, Elias se dedic a estudiar en seriola literatura sociolgica, pues hasta entonces no conoca mucho ms que unoscuantos nombres. Pero adems tom parte activa de la estimulante vidaintelectual de la ciudad. Elias subray en repetidas ocasiones que no establecirelaciones de discpulo con ninguna persona en especial, sino que fueron lasmltiples discusiones en muchas partes 10que por aquel tiempo sinti como ungran aliento.

    16 Elias seala especialmente la diferenciacin y las funciones de los msculos faciales delhombre. "Me di cuenta que ... los hombres por naturaleza estn sincronizados para laconvivencia con sus semejantes y para formas propias de la especie de comunicacin quedeben y tienen que ser activadas y transformadas, en parte aunque no exclusivamente por laintervencin de modelos sociales aprendidos. Elias, N., "Notizen zum Lebenslauf", op. cit.,114

    17 Segn los recuerdos de Elias, Mannheim le aconsej buscar su presentacin en el crculode Marianne Weber. Su aprobacin era considerada una condicin sin la cual era prcticamenteimposible aspirar a una carrera acadmica en Heidelberg. Elias fue invitado y se present conuna exposicin sobre la arquitectura gtica. No parece haber una versin escrita de aquellaexposicin, pero segn Elias ella, versaba sobre la competencia entre las ciudades alemanasque se habra expresado entre otros en el "estiramiento" de las torres de sus iglesiascontrovirtiendo la interpretacin en trminos de encuentro con el cielo, al respecto. Ver ibd.,54 Y 126-27.

    241

  • ACHSC / 23 / Weiler

    Con Mannheim comparti muchas inquietudes. Los dos se hicieronamigos, y Elias se volvi una especie de asistente no-oficial de Mannheiminstruyendo a los estudiantes en post-seminarios, explicndoles lo que en lasconferencias del maestro no haban entendido. Al mismo tiempo, el asistenteasesoraba y diriga tesis doctorales.

    Elias se ha expresado en trminos de admiracin del ambiente que reinabaen Heidelberg durante la Repblica de Weimar:

    En el tiempo que yo viv en Heidelberg, es decir de 1924a 1929/30 la ciudaddaba muestras de una gran vitalidad intelectual, una riqueza de mentesexcepcionales en el cuerpo docente y un nivel cultural que exiga mucho decada estudiante, al menos en los crculos en los cuales yomemova.Eran antetodo los crculos de los socilogos.18

    Tambin el ambiente poltico entre los universitarios era especial. Comoefecto del derrumbe de la aristocracia imperial en 1918 haba aumentado elpeso de los estudiantes libres en detrimento de las asociaciones estudiantilestradicionales. Estudiantes y profesores presentaban un perfil poltico variopinto.Entre los adeptos de la sociologa sola reinar una marcada orientacin deizquierda. Al mismo tiempo, Alfred Weber era un liberal que se distingua porposturas extraordinariamente tolerantes. Elias reconoci como una prueba deellas haber sido admitido como judo por l, anotando a la vez que la toleranciade Alfred Weber cobijaba igualmente a un asistente nacionalsocialista."

    Elias entonces se orientaba hacia el siguiente peldao de la carreraacadmica, el doctorado de habilitacin. La situacin a este respecto podasuscitar cierta impaciencia ya que en sociologa slo Alfred Weber tena elderecho de dirigir habilitaciones. Y haba una larga lista de aspirantes. ParaElias esto implicaba una espera de cuatro a cinco aos.

    Por este tiernpo, se leofreci aMannheim la sucesin deMax Schelery FranzOppenheimer en Frankfurt. Mannheim acept invitando por su parte a Elias aacompaarlo a Frankfurt, ahora como asistente oficial. Elias acept, a cambio delcompromiso de poder habilitarse con Mannheim en unos tres aos. En 1929/30ambos iniciaron su trabajo en el Seminario de Sociologa de la Universidad deFrankfurt. Este funcionaba en la planta baja del edificio del Institut frSozialforschung que se encontraba bajo la direccin de Max Horkheimer. Lospsiclogos tambin tenian arrendado un piso del mismo edificio.

    En Frankfurt se cqnserv por ms tiempo que en otras partes de Alemaniauna tradicin liberal. Sin embargo, all tambin se senta el aumento del poder

    18 !bid., 123.

    19Ibid., 129.

    242

  • Norbert Elias - Una introduccin

    de la derecha. El pas se estaba llenando de ejrcitos privados, y en 1932 surgi lasensacin de un peligro real." Sin embargo, Elias anota sobre el mismo tiempo:

    Este ambiente iba de la mano con una especie de euforia sobre los logrosculturales que eran posibles por entonces. Cuando Mannheim y yo llegamosa Frankfurt, encontramos all un crculo intelectual sobremanera vivo yextremadamente productivo, es decir, en trminos culturales era un tiemposupremamente frtil.21

    Haba personajes de alto rango acadmico no slo en el campo de lasociologa sino tambin en economa, psicologa y psiquiatra, por ejemplo. Y"Cada uno en su campo tena expectativas sobre un futuro promisorio. ''22 Enmedio de esta profunda confianza en la labor intelectual, Elias inici el trabajopara su tesis de habilitacin bajo un tema distinto al que haba escogidoinicialmente en Heidelberg.

    All se haba ocupado de los inicios de las ciencias naturales. Habaviajado a Florencia, a la que consideraba el lugar donde se haban dado losprimeros signos claros del proceso que pensaba investigar. Elias haba reunidomaterial sobre el temprano Galilei y se haba interesado mucho por losprimeros pintores italianos que haban logrado una representacin tridimensionalsobre el lienzo. Esta pintura le llamaba la atencin como indicio de un mayorrealismo. Le interesaba la cuestin general de "cmo los hombres pasan de unpensamiento mtico al cientfico"." En Frankfurt, probablemente esquivandoprevisibles roces con Mannheim, Elias abandon este tema para dedicarse aotro. En realidad lo pospuso, pues los problemas que haban motivado suanterior seleccin temtica lo seguirian ocupando a lo largo de toda su vida.De esto dan cuenta diversas publicaciones en las que una y otra vez volversobre los procesos del conocimiento humano, particularmente sobre el dedistanciamiento en relacin con la naturaleza extrahumana." Desde muy

    20 Ver Van Voss, A.J.H. y Van Stolk, A., "Biografisches Interview ... ", op. cit., 56-57.

    21 Ibid., 56-57.

    lllbid., 57.

    l3 lbid., 55.

    24 Elias vuelve desde distintos ngulos en casi todos sus trabajos sobre el asunto. Los dostomos que se han publicado como Arbeiten zur Wissenssoziologie (en esp.: trabajos sobre lasociologa del conocimiento) recogen distintas fases de elaboracin. Elias, N., Engagementund Distanzierung. AzW 1 (FrankfurtlM.: Suhrkamp, 1983), existe traduccin en espaol;Compromiso y distanciamiento (Barcelona: Pennsula, 1993); Elias, N., Ueber die Zeit. AzWTI(FrankfurtlM.: Suhrkamp, 1984), existe trad. en espaol: Sobre e/tiempo (Mxico-Madrid:Fondo de Cultura Econmica, 1989).

    243

  • ACHSC / 23 / Weiler

    temprano, Elias pensaba que la comprensin de estos procesos tambin podaayudar a entender el proceso del conocimiento acerca del mbito humano-social. Es evidente que en este punto se encontraron inquietudes que desde muytemprano haban llenado las reflexiones de Elias con problemas muycaractersticos de la sociologa alemana de su tiempo. Pero l mismo tambinha sealado el papel que jug en el desarrollo de sus inquietudes la culturapoltico-partidista de Weimar. Despus de su pertenencia a la organizacinsionista juvenil "Blau- Weiss", 25 Elias no volvi a militarnunca ms en ningunaorganizacin. Pero en Heidelberg y Frankfurt se mova en crculos altamentepolitizados. La mayora de sus amigos eran de izquierda, y algunos militabanen el Partido Comunista. Este medio alimentaba tambin sus inquietudesacerca del peso de ilusiones y mitos en la imagen que se forman los hombressobre s mismos. Elias consideraba que las ataduras partidistas dificultaban laelaboracin de un conocimiento ms acorde con la realidad."

    En Frankfurt, Elias comenz su estudio de la sociedad cortesana enFrancia.27Iba a ser la elaboracin de un tipo real sobre la amplia y candente,tanto acadmica como polticamente, problemtica del poder. La versinoriginal del trabajo fue terminada en enero de 1933, en febrero la presentoficialmente. Pero no lo acompa la suerte para culminar el proceso dehabilitacin.

    En Alemania comenz el desastre de la nazificacin tambin en lasuniversidades. Elias se tuvo que ir, como la mayora de sus colegas, al exilio.Tena treinta y seis aos cuando se cort bruscamente su carrera hasta entoncesmuy promisoria. A diferencia de otros colegas obligados al exilio, a partir deese momento l resultara marginado del establishment y del intercambioacadmicos por casi cuarenta aos.

    Se fue a Francia. Este para Elias haba sido desde tiempos de colegial, elpas, cuya cultura le ejerca una particular atraccin. Hablaba muy buenfrancs. Por lo dems acababa de escribir un estudio que trataba ante todo de

    25 Ver Korte, H., "Norbert Elias in Breslau. Ein biographisches Fragment", Zeitschrift forSoziologie, Vol. 20, 1 (Febr. 1991): 3-11. Y confirmando las hiptesis de Korte con nuevosdocumentos acerca de la inscripcin de Elias en el ideario y la cultura de la juventud sionistaentre 1918 y 1925 Hackschmidt, J., "Norbert Elias - Zionist and 'BOndisch'activist",Figurations (Newsletter of the Norbert Elias Foundation), 3 (June 1995): 4-5.

    26 Ver ibd., 49 ss.

    27 Elias, N., Die Hofische Gese//schaft. Untersuchungen zur Soziologie des Konigtumsund der hofischen Aristokratie (primero Darmstadt y Neuwied: Hermann LuchterhandVerlag, 1969), para la traduccin espaola nota 7.

    244

  • Norbert Elias - Una introduccin

    Francia. Elias ya haba buscado en Suiza posibilidades de continuar su trabajoacadmico, pero sin xito. En Pars, la situacin no era ms prometedora. Notena ninguna posibilidad de acceder a una universidad francesa. Durante algntiempo intent ganarse la vida produciendo juguetes con otros dos exiladosalemanes. Pero sus esfuerzos empresariales no prosperaron. Uno de los pocoscontactos intelectuales realmente estimulantes que sostuvo Elias en Pars fuela relacin con Alexandre Koyr. Elias recuerda con gran aprecio a Koyr.Tuvo tambin algunas relaciones con la cole Normale Superieure." En todocaso, entre los cafs de Pars y los aprietos econmicos no vislumbraba salidaalguna de la vida. Finalmente hizo caso, sin mayor nimo, al llamado de unosamigos de Breslau que ya se haban trasladado a Londres, y se fue a Inglaterra.Prcticamente no hablaba ingls, y slo mucho ms tarde establecera algnvnculo afectivo con el pas. En 1935, ao en el cual Elias se instal en Londres,no haba para l mejores condiciones profesionales que en Pars. Todava eraun desconocido y no llevaba recomendaciones. Pero Elias consigui unapequea beca de una organizacin juda de emigrantes que le permitiproseguir, aun cuando prcticamente en privado, con sus estudios. Conoci labiblioteca del British Museum (hoy British Library). Ah trabaj da a dadurante tres aos. En el camino descubri los libros de buenas maneras yrecomendaciones de etiqueta que le proporcionaran un excelente materialfactual para ampliar y profundizar el estudio efectuado en La SociedadCortesana. El fruto de estos tres aos es el libro Sobre el proceso dectvtltzacton?" Elias logr en 1937 dar a luz, para la distribucin entre amigos,una pequea edicin privada. En 1939 se public en Suiza, despus de muchasperipecias, la primera edicin oficial.

    En 1940 muri su padre, su madre desapareci en Auschwitz,(probablemente) en 1941. La imagen de la madre en una cmara de gas no loabandonara nunca ms. A pesar del trauma que le produjo esta muerte, Elias

    28 Elias mismo lo mencion en varias oportunidades. Para Donald Nielsen (ver nota 2) setrata de un encuentro que merece mayor atencin de la que Mennell le concede. Este (verCivilization: 17-18)menciona los agradecimientos que Elias expresa con referencia a Parspara Prof. Bougl en e! prefacio fechado en septiembre de 1936 al libro Sobre el proceso (verUeber den Prozess der Zivilisation: 1, LXXXI). Nielsen insiste en que Elias debi haberestado bastante familiarizado con la discusin francesa de aquel tiempo en tomo al conceptode la civilizacin (y Kultur) en la cual han participado entre otros Lucien Febvre, MarcelMauss, Emile Tonnelat y Henri Berr. (Ver Nielsen: 228).

    29 En adelante se citar de esta forma.

    245

  • ACHSC / 23 / Weiler

    dio pruebas de no admitir excepcin a la necesidad de distanciamiento en elestudio cientfico invocada con tanta insistencia por po

    Despus de la guerra Elias trabaj en la educacin de adultos organizadadel Partido Laborista. Se ganaba la vida impartiendo cursos sobre diversasmaterias. Almismo tiempo cultivaba contactos muy estrechos con elpsicoanalistaFoulkes (orig. aleman Fuchs). Fue el nico socilogo del equipo que trabaj entorno al psicoanlisis de grupos, de Foulkes. Durante algn tiempo, Eliasmismo dirigi grupos similares.

    Slo en 1954 se le abri de nuevo el camino a la universidad. Elias ya tena57 aos. Por este tiempo la sociologa en Inglaterra estaba en expansin, y dossocilogos, emigrantes como Elias, estaban dispuestos a abrirle campo.Entonces pudo escoger entre Leeds y Leicester. Opt por Leicester a donde lIjaNeustadt, oriundo de Odessa, lo invit. Entre los dos consiguieron laconsolidacin y expansin del joven departamento de sociologa en Leicester.All, Elias desarroll entre otras actividades un curso de introduccin a lasociologa que ley para el primer ao de la carrera. Una de sus inquietudesbsicas al respecto, fue la reflexion acerca de las especificidades de losproblemas que se presentan al estudio de las sociedades humanas. Eliassistematiz sus ideas acerca de las barreras conceptuales que obstaculizan confrecuencia el avance de la comprensin por los problemas del hombre ensociedad. Buena parte de este trabajo lo plasm ms tarde en un libro que hoyda es uno de sus ms conocidos. 31

    El pblico habitual de los trabajos de Elias en los aos de Leicester eraante todo el seminario de colaboradores del departamento de sociologa. Anteeste pequeo gremio, l expuso sobre una serie de temas por primera vez.

    10 Ver Elias, N., Studien ber die Deutschen. Machtkiimpfe und Habitusentwicklung im19. und 20. Jahrhundert (FrankfurtlM.:Suhrkamp, 1992). Justamente la seccin sobre "Elderrumbe de la civilizacin" empieza con una referencia muy actual (para 1961/62 tiempo delcual data el manuscrito) al proceso realizado en Jerusalen contra Eichmann (jefe del"Departamento para asuntos judos" del gobierno de Hitler). Elias escribi en ese contextoque "Todava hoy da se confunde fcilmente la necesidad social de responsabilizar aindividuos por el dao y el dolor que les han causado a otros - y la necesidad social de explicarsociolgica o tambin psicolgicamente cmo y porqu ocurri aquello. La primera de estasnecesidades no anula a la segunda. Las dos tienen su lugar en el curso de las cosas humanas.Aun cuando se est orientado enteramente hacia la acusacin, debe de todos modos explicarse;y el intento de explicar no es necesariamente un intento de disculpar."(p.396).

    11 Elias, N., Was ist Soziologie? (Mnchen: Juventa Verlag, 1970), hay traduccinespaola: Sociologia fundamental (Barcelona: Gedisa, 1982). Ntese que la traduccin fielno es una afirmacin sino la pregunta "Qu es sociologa?" que corresponde mejor alcontenido del libro.

    246

  • Norbert Elias - Una introduccin

    Algunas de las exposiciones luego fueron ampliadas y publicadas, pero estacomunicacin con un pblico ms amplio ya corresponde a aquel perodo enel cual el cerco de silencio, que durante tantos aos rode a Elias, se haba vueltoms permeable. De los aos en Leicester y particularmente de las reaccionesprovocadas por sus exposiciones, Elias recordara ms tarde la sensacin deuna incomunicacin un tanto desesperante." Recordaba especialmente suexposicin muy critica acerca de Popper." Elias presentaba unas reflexionesinteresantes acerca de problemas cuya solucin sigue siendo fundamental paratoda investigacin cientfica. Puede que el tono no fuera el ms respetable paracon las autoridades establecidas. En todo caso a Elias le qued la experienciade que en aquellas controversias el peso del argumento estaba atravesado porlas oportunidades de poder que lo respaldaban. Record ms tarde: "Yo habaatacado a Popper, al gran Popper, por supuesto un acto inaudito de parte dealguien tan poco conocido como YO."34

    A pesar de que el reconocimiento acadmico en la poca leicesteriana lesiguiera siendo bastante esquivo, de aquellos aos tambin datan influencias yaimportantes del docente e investigador que han cristalizado en publicaciones depeso. Las figuras que se destacan al respecto son Eric Dunning y John Scotson.Con ellos, Elias emprendi importantes pruebas y ampliaciones de su enfoquefiguracional sobre el desarrollo del deporte y sobre procesos de surgimiento yconsolidacin de figuraciones conformadas por grupos de establecidos y demarginados, respectivamente." Aqu la vida y el trabajo de Elias se entrelazancon los procesos de difusin y asimilacin de sus resultados. Sobre ellos volveren el apartado correspondiente. Para unos apuntes biogrficos vale la penaanotar que Elias en Leicester encontr la posibilidad de formar discpulos. Por

    32 "Yo hablaba por telfono, y la voz al otro lado deca: 'No puede hablar un poco mas duro?No le oigo', y entonces yo comenzaba a gritar, y la voz al otro lado sigue y sigue 'Hable msduro, no le puedo or." Van Voss, AJ.H. y Van Stolk, A,op. cit., p. 94.

    33 Con base en esta exposicin ms tarde los artculos "Das Credo eines Metaphysikers ...", op. cit. y Wissenschaft oder Wissenschaften ... ", op. cit.

    34 Van Voss, AJ.H. y Van Stolk, op. cit., 85-86.

    35 De la cooperacin con Eric Dunning naci una serie de ensayos publicados en diversasrevistas (de 1966 en adelante). Los ms importantes fueron resumidos en un libro que primerofue publicado en ingls. Elias, N., y Dunning, E., Questfor excitement. Sport and Leisure inthe Civilizing Process (Oxford: Basil Blackwell, 1986), traduccin espaola Deporte y ocioen el proceso de la civilizacin (Mxico: Fondo de Cultura Econmica: 1992). El trabajoconjunto con Scotson tambin fue publicado primero en ingls; Elias, N. y Scotson, J.L., TheEstablished and the Outsiders. A Sociological Enquiry into Community Problems (London:Frank Cass: 1965).

    247

  • ACHSC /23/ Weiler

    cierto, muy pocos de ellos consolidaron su trabajo en la direccin emprendidapor l. En ello pudo haber jugado algn papel el hecho de que en este tiempoan no exista una traduccin inglesa del libro Sobre el proceso donde Eliashaba presentado el desarrollo emprico-terico de su modelo de procesossociales largos. El encuentro entre Elias y Eric Dunning fue especialmenteafortunado. Dunning saba alemn y pudo leer la matriz de lo que Elias estabahaciendo. Este es un detalle que merece atencin porque puede ser interpretadocomo un indicio de que es importante estudiar este libro si se busca entender lostrabajos posteriores de Elias. Conviene insistir en que el estudio del libro sobreel proceso de la civilizacin es una pieza central, primero, porque representauna fase decisiva en el desarrollo intelectual de Elias, y segundo, porqueconstituye una clave para la comprensin de las diversas partes de esta obra."

    Las actividades de Elias en Leicester fueron interrumpidas por un perodode dos aos que pas como profesor de sociologa en Ghana. Elias tena sesentaaos cuando asumi su reto africano. All realiz mucho trabajo de campo consus estudiantes. Estuvo especialmente atento a las formas de percepcin delmundo; se interes por el trato fuertemente ritualizado entre los nativos del pasy comenz a coleccionar arte africano. Lo que all vea le pareca unaafirmacin de su teora.

    En los aos sesenta, cuando Elias ya haba alcanzado la edad depensionado, algunos colegas ms jvenes, convencidos de la utilidad delenfoque elaborado por l y cuyas investigaciones se inspiraban en el mismo,estaban llegando a posiciones acadmicas que les permitan invitarlo aconferencias y cursos en Holanda y Alemania. Mnster, Bochum, Konstanza,Amsterdam, Berln y Bielefeld fueron algunas de las primeras ciudades encuyas universidades pudo exponer personalmente los resultados de susinvestigaciones, cuya publicacin o bien no se haba dado an, o se habarealizado haca muchos aos o se encontraban dispersas en revistas de pocoimpacto. Entonces Elias tambin fue invitado a pasar un perodo prolongadoen el Zentrum fr Interdisziplinare Forschung (Centro de Investigacin

    36 Lo mismo sugiere, entre otros, Bourdieu en su postscriptum a la traduccin francesa delensayo de Elias sobre la gnesis del deporte donde constata que la importancia de este trabajose revelar solamente incorporando la teora de la civilizacin. Sealaba Bourdieu que dentrode este marco de referencia el estudio de objetos aparentemente marginales como el deporteque, en la jerarqua de intereses de los historiadores y socilogos ocupan un rango relativamenteinferior podan abrir la perspectiva sobre procesos generales como la formacin estatal y lamonopolizacin de la violencia fsica. Goudsblom, J., "Aufnahrne und Kritik der Arbeiten vonNorbert Elias in England, Deutschand, den Niederlanden und Frankreich", en Gleichmann,P., Goudsblom, J., Korte, H.,(eds.), Materialien zu Norbert Elias' Zivilisationstheorie(FrankfurtlM.: Suhrkamp, 1979): 17-IOO, la referencia es de p. 65.

    248

  • Norbert Elias - Una introduccin

    Interdisciplinaria) de la Universidad de Bielefeld. Fueron los aos anteriores ala crisis de 1968, buena parte de la atencin de las ciencias sociales estabaacaparada por las discusiones alrededor del marxismo. Mientras tanto, loslazos de Elias con el continente poco a poco volvan a ser ms fuertes. Alcongreso de socilogos alemanes de 1964 llev una ponencia sobre lainvestigacin que haba realizado a finales de los aos cincuenta con Scotson,sobre los conflictos en un barrio obrero de Winston Parva (que en realidad esLeicester). Su ponencia la haba anunciado bajo el ttulo "Carisma de grupo yoprobio de grupo" que implicaba una crtica al tipo ideal del lder carismticoelaborado por Max Weber. Pero Elias todava segua siendo un marginadocuya intervencin estaba a punto de ser sacrificada por "la premura de laagenda" del congreso. Slo gracias a la intervencin de Dieter Claessens, quienhaba ido con la intencin de escuchar a Elias, salv su exposicin en esaoportunidad." En el ao siguiente a este congreso saldra en Inglaterra el libroya citado.

    En todo caso, a lo largo del decenio de los sesenta aument la receptividadde la obra de Elias en Holanda y en Alemania, y esto condujo tambin a laapertura de algunas puertas editoriales. Por primera vez, entonces, pudoaparecer su trabajo sobre La Sociedad Cortesana. Elias lo revis, ampli yelabor una nueva introduccin. En el mismo ao sali, treinta aos despusde la primera edicin de Sobre el proceso en Suiza, la segunda edicin del libro.y un ao ms tarde, Elias pudo publicar el libro Was ist Soziologie?, graciasjustamente a la labor editorial en Alemania del mencionado profesor Claessens.Desde entonces se han dado casi todas las ediciones originales de sus libros enAlemania.

    En realidad, el despegue definitivo de la obra de Elias en Europa se dien los aos setenta y est muy relacionado con una amplia labor de publicacinen alemn y holands, as como con algunas traducciones y otro tanto depublicidad en francs. Volver sobre este punto en el aparte dedicado a ladifusin. Por entonces a Elias todava le quedaran ms de quince aos de vidaque estaran marcados por seminarios, conferencias y publicaciones, y tambinpor el reconocimiento pblico. En 1977 fue el primer cientfico condecoradocon el premio Teodoro Adorno de la ciudad de Frankfurt; en el ao siguiente,la Universidad de Bielefeld lo honr como doctor honoris causa; en 1988 Eliasrecibi el premio europeo Amalfi para sociologa y ciencias sociales. Ya

    37 Para todo lo relacionado con el congreso de 1964 ver Korte, H., Norbert Elias. DasWerden eines Menschenwissenschaftlers, op. cit., 183-185.

    249

  • ACHSC /23/ Weiler

    octogenario, fue testigo activo de la asimilacin de su obra en crculosacadmicos rpidamente crecientes. Esto no significa que sus trabajos nohayan sido controvertidos, sino lo contrario. Pero la polmica ya era unaconsecuencia natural, y desde luego ansiada por Elias, de la desaparicin delcerco de silencio que por tantos aos haba rodeado al persistente cientficomarginado.

    Acerca del modelo

    Resulta ms fcil seguir la gnesis del modelo elaborado por Elias en susdos primeros libros si se tiene presente su anclaje en los desarrollos filosficos,sociolgicos y tambin historiogrficos que lo preceden; pero muy en particular,en las discusiones de las primeras dos generaciones de la sociologa alemanacuyo legado cientfico -por efectos de la dictadura nazi y de los cambios msgenerales en los equilibrios de poder en la segunda postguerra- no ha sidoasimilado por la siguiente generacin. Como se ha sealado, en La SociedadCortesana se desarrollaron los primeros lineamientos, y en Sobre el procesose ampli y profundiz el estudio emprico-terico. Para una introduccinbreve parece pertinente centrarnos en estos trabajos."

    Cuando Elias se dedic al estudio sociolgico de los hombres, laexploracin histrica con fines explicativos actuales entre socilogos todavaera algo comn. 39 La transicin del mundo medieval al moderno era una campoconsolidado por numerosos estudios." Las preguntas y las orientaciones

    38 El libro introductorio de 270 pginas de Stephen Mennell ciertamente empieza supresentacin sistemtica de los trabajos de Elias con el libro Sobre el proceso, partiendoseguramente de la idea de que este trabajo incluye los resultados principales de La SociedadCortesana que luego aparece en los comentarios acerca de Sobre el proceso.

    39 Sobre la prdida de la perspectiva histrica de la sociologa dominante, especialmentedespus de la segunda guerra mundial Elias, N., "Der Rckzug der Soziologen auf dieGegenwart", Kolner Zeitschrift far Soziologie und Sozialpsychologie, Vol. 35 (1983): 29-40.Existe una versin inglesa algo modificada: "The Retreat of Sociologists into the Present",Theory, Culture & Society, Vol. 4,2-3 (June 1987):223-47. Tambin la introduccin escritaen 1968 a libro Sobre el proceso, especialmente desde el numeral VI en adelante.

    40 Sobre las razones de esta orientacin temtica y cronolgica en general ver Rehberg,K.-S., "Form und Prozess. Zu den katalysatorischen Wirkungschancen einer Soziologie aus demExil: Norbert Elias", Materialen zu Norbert Elias' Zivilisationstheorie, op, cit., 101-69, enel contexto sealado especialmente pp. 122-43.

    250

  • Norbert Elias - Una introduccin

    empricas que guan la indagacin de Elias revelan inspiraciones intelectualesvariadas. 41

    El estudio parte del hecho generalmente aceptado de que para los pasesde Europa occidental del siglo XVII y XVIII, la sociedad cortesana ocupa unlugar representativo. Del estudio de una figura social representativa seesperaba un aporte a la comprensin ms all de ella misma. "Representativo"incluye tambin una connotacin procesual que apunta a las condiciones delsurgimiento de esta figura. Finalmente se busca una perspectiva que permitaver de qu manera est relacionada una de las ltimas grandes figuracionespreindustriales con el mundo contemporneo. Ya se supone que

    Como configuracin central de aquel grado de desarrollo [... ] esta sociedadcortesano-aristocrtica despleg un carcter civilizador y cultural que, enparte como herencia, en parte como contraimagen, se introdujo en el de lasociedad burguesa profesional y, de este modo superado, prosiguidesarrollndose."

    Verificar y explicar los mecanismos concretos fue el propsito de unamplio programa de investigacin que, sin embargo, no estaba preconcebidoen todos sus detalles y posibles implicaciones desde un comienzo, sino que sefue elaborando en la medida misma de los avances del estudio emprico y de lasucesiva sntesis que lo acompaaba. La Sociedad Cortesana es un avance eneste sentido."

    El estudio comienza con una exposicin sobre "Estructuras habitacionalescomo indicadores de estructuras sociales". Se pasa revista a las facetas que

    41 Para el problema de la gnesis de la separacin entre la faceta privada y la pblica conparticular atencin para El otoo de la Edad Media de Huitzinga (orig. 1919) Blok, A., "HinterKulissen", Materialien ... , op. cit.: 170-193. Con particular atencin por los trasfondoscompartidos entre Elias por un lado y Adorno y Horkheimer (ref. esp.: Dialectic ofEnlightenment) Bogner, A., "Elias and the Frankfurt School", Theory, Culture & Society, Vol.4,2-3 (June 1987):249-85.

    42 Elias, N., Die Hofische Gesellschaft, 66.

    4l Si el orden de desarrollo tiene alguna significacin -y la exposicin aqu parte de quela tiene- entonces hay que tener en cuenta que la publicacin de 1969 no es la versin originalsino una ampliada y rectificada. Mennell habla incluso de que el trabajo en su forma presenteha sido "completamente reescrito". Ver la resea de la edicin inglesa (Oxford: BasilB1ackwell, 19'83): Mennell, S., "The Court Society", Sociology, Vol. 18 (Febr. 1984) 112-14.Korte insina que las partes conservadas en su versin original se distinguen por un aparatocrtico ms amplio y obviamente no suelen presentar referencias al libro posteriormenteescrito Sobre el proceso. Ver Korte, H., Ueber Norbert Elias ...,op. cit., 118.

    251

  • ACHSC /23/ Weiler

    quedan ms descubiertas a la mirada del observador. Se ve la marcadacorrespondencia entre la jerarqua de los rangos cortesanos con la de losedificios que habitan. La presentacin de exteriores e interiores es un reflejointencionado de status social. El ordenamiento de los espacios habitacionalestambin es una manifestacin del carcter pblico-privado no diferenciado dela mayor parte de la vida cortesana al tiempo que lo es del peso -todava muyalto- del contacto directo y personal para el "monde" de la alta aristocraciaabsolutista. Las casas de los cortesanos insinan tambin los nexos que ligana sus dueos con sus antepasados rurales y guerreros. Las funciones domsticascomparten los mismos espacios con las que hoy se consideraran oficiales opblicas; las cuentas cortesanas, en correspondencia, no han consolidado ladistincin entre un bolsillo privado y otro pblico. Todo esto Elias lo revive yordena con gran plasticidad. El lector alcanza a percibir que el status ha sidofundamental para la existencia cortesana. En relacin con esto, el gusto de losaristcratas cortesanos es ostentoso. En el mundo cortesano todo tiene que serexplcito. Se trata de un principio comn que permite expresar la variedad delos rangos, el gusto cortesano es obligatoriamente explcito al respecto. Lascasas de los cortesanos se distinguen, pues, visiblemente en cuanto a tamaoy lujo de detalles decorativos de modo correspondiente a los rangos cortesanos.Pero la ubicacin en la pirmide de rango y prestigio de las familias dependentambin de su capacidad de conservar tales muestras sociales. Grandesfortunas se arruinan en funcin de la competencia por el prestigio al tiempo queel prestigio y los bienes de otras casas ascienden. Hay cierta movilidad, aunquesus grados disminuyan con el tiempo. En todo caso, aun los ascensos deprocedencias burguesas se rigen y se consolidan por el ethos del status y de larepresentacin tpica de la sociedad cortesana.

    Para la argumentacin que sigue es importante retener la observacindistanciada acerca del ethos cortesano, que no puede explicarse desde laperspectiva burguesa moderna, y la observacin de que la ubicacin en lapirmide de los rangos -que relaciona a los cortesanos a la vez que organizalas distinciones hacia abajo- es objeto de una competencia vital. xito yfracaso de los competidores son visibles porque la pertenencia a la alta sociedady el status en ella para los cortesanos representan el sentido mismo de suexistencia.

    El motor de esta competencia radica en el orden de la corte y de toda lasociedad cortesana. Los hombres que lo conforman no pueden apartarse de lso pena de perder su existencia social. La perspectiva que busca conocer laestructura de la sociedad cortesana como proceso, tal como Elias la propone,da a entender an en este temprano estadio de su desarrollo un importante poder

    252

  • Norbert Elias - Una introduccin

    explicativo. El ethos cortesano de rango y prestigio entra a travs de laformacin procesual de la sociedad cortesana a formar parte de la mecnicasocial de la misma. Sin una perspectiva sociogentica, estos mecanismos defuncionamiento resultan dificilmente inteligibles:

    En la corte de Luis XIV culmina un proceso: aqu guerreros y epgonoscortesanos se vuelven definitivamente hombres cortesanos en el sentidopropio de la palabra; hombres cuya existencia social, y no por ltimo confrecuencia tambin sus ingresos dependen del prestigio, de su evaluacin enla corte y en la alta sociedad."

    A lo largo de este proceso, el equilibrio de poder se ha modificado a favorde la posicin del rey y en detrimento de la autonoma poltica de la nobleza.La estructura de este proceso fue objeto de una investigacin ms detenida,cuyos resultados expuso Elias en el segundo tomo del libro Sobre el proceso.En La Sociedad Cortesana la perspectiva originalmente se centra ms sobrela mecnica del poder y sobre las relaciones entre una estructura socialespecfica y los comportamientos que ella genera. La expansin del sectormonetario y el desarrollo de potenciales burgueses, vinculado en parte con laconsolidacin de la monarqua centralista, figuran entre las premisas delaumento del peso de la posicin del rey." En la medida en que la corte y lasociedad cortesana se caracterizan por una posicin del monarca tan consolidadaque suscita la consabida imagen de un poder absoluto, se plantea la preguntapor las ataduras entre el rey y los dems integrantes de esta figura. Elias estudiesta cuestin recorriendo las perspectivas de las distintas posiciones implicadas.Qu ataduras haba entre el rey y los dems cortesanos? Cules eran losvnculos ineludibles entre todos ellos?

    Para profundizar ms all de lo observado a mano de los espacioshabitacionales, Elias eligi como campo de observacin por excelencia laetiqueta y la ceremonia cortesanas. Su eleccin apunt a las relaciones entre laestructura cortesana jerrquica, las formas y los contenidos de la competenciaexplicables a partir de ella, as como a los patrones de conducta cortesanos.Resulta que no hay un cambio de status que no se exprese en la etiqueta, comono hay una seal emitida por ella que no se refiera a modificaciones en lajerarqua de los rangos. Etiqueta y ceremonia registran una gran sensibilidadan para la ms ligera modificacin en el engranaje de los competidores .

    Ibid.: 122.

    45 En las ediciones en circulacin, Elias ya vincula este proceso a la gnesis del monopolioestatal de impuestos. Pero aparte de una ideas generales al respecto, la profundizacin en estadireccin parece ser fruto de la investigacin que sigui a La Sociedad Cortesana.

    253

  • ACHSC /23/ Weiler

    Bajo las condiciones de unas oportunidades de poder del lado monrquicoestructuralmente muy consolidadas, la etiqueta se presenta como un instrumentode poder en manos del rey. Le sirve en estas condiciones para ascenso ydiscriminacin, cuyo fin es ante todo la conservacin del equilibrio de tensionesentre todos sus contrincantes potenciales. La balanza de tensiones entre lospotenciales opositores del reyes importante para impedir que estos se unifiquenen una misma direccin. La etiqueta y la ceremonia, como reflejo de lajerarquacortesana y del fetiche del prestigio, generan rutinas cuya elaboracin detalladapotencia su utilidad como medio de comunicacin y de gobierno. Recurdensecomo ilustracin ejemplar las lneas sobre la ceremonia del leve en eldormitorio del rey Luis XIV. Elias la estudia como un segmento que representala disposicin y el modo de funcionar de la figuracin cortesana que al mismotiempo deja ver los caracteres y las actitudes de los cortesanos. 46 La organizacinah es perfecta; cada acto ha recibido el carcter del prestigio que est ligadoa l como smbolo de la distribucin actual del poder." Esta perfeccin de laorganizacin de prestigio permite y hace necesario a la vez el desarrollo dehabilidades, por lo pronto especficamente cortesanas. La observacin de losotros y la previsin acerca de las consecuencias de los actos de uno mismo semoldean como funcin de esta especfica condicin social. Un fenmenoconcomitante al proceso de elaboracin de la etiqueta cortesana como sntesissimblica de la distribucin actual del poder consiste entonces en la notablereduccin de la espontaneidad de todos los actos.

    Se vi que el rey, mediante la refinada etiqueta, controla y manipula elinestable equilibrio entre sus sbditos. Para stos, la etiqueta tambin cumplefunciones vitales. Ambos conforman un engranaje comn. As que la mismaposicin del rey forma parte de la formulacin de la etiqueta cortesana de unamanera que se corresponde con un rasgo de la existencia real, que es la de unnoble entre nobles. La etiqueta simboliza entonces la distincin entre el rey ysus sbditos al tiempo que expresa las distinciones entre los diversos rangoscortesanos, y finalmente sirve a la expresin y conservacin de la distincin detodos los cortesanos juntos frente a los dems. El concepto de la ambivalenciade todas las posiciones sintetiza el hecho.

    Con el tiempo, la sociedad cortesana resulta cada vez menos permeable;entre todas las posiciones cortesanas se va estableciendo un equilibrio de poderque disminuye el margen de accin de todas ellas en conjunto, as como de cadauna individualmente. En este contexto, las oportunidades de poder del rey

    46 Ver ibid., pp. 125-129.

    47 Ver ibid.: 129.

    254

  • Norbert Elias - Una introduccin

    tambin van mermando. La etiqueta registra fielmente el estado de petrificacin.Para el rey, sta no tiene ya el mismo valor como instrumento de arbitraje, lavigilancia sobre ella desde su posicin entonces se relaja." Pero esto no quieredecir que la refinada etiqueta pierda vigencia en general. Slo los acentos de susfunciones se han modificado un tanto. Ahora ms que nunca, es un instrumentode celosa vigilancia mutua entre los cortesanos presos de ella. Todos los grupose individuos cortesanos temen ser aventajados por otro(s), la invariabilidad dela disposicin de todos ellos conjuntamente revela la atadura vital de suexistencia privilegiada. La condicin de todas las posiciones es su propiaambivalencia al tiempo que la de las dems.

    Desde el interior de este juego de tensiones equilibradas entonces no haylugar para reforma alguna. Elias mismo formul en el ltimo captulo deltrabajo las implicaciones de las observaciones arriba esbozadas con respectoa la sociognesis de la revolucin. Anot all que su ms profunda comprensinrequiere diferenciar ms all de "una capa dominante" si el concepto alude ala nobleza como tal. Seala que el esquema de las rdenes no es idntico al dela distribucin del poder. Elias insiste en que hay que preguntar por ladistribucin real del mismo, porque rango social y poder social no son yaidnticos como se ha visto."

    Despus del estudio sobre la sociedad cortesana, Elias ampli y profundizsus indagaciones. Incorpor fuentes de Inglaterra, Alemania e Italia persiguiendoms decididamente las bondades del estudio yano puntual sino sistemticamentecomparativo. Como horizonte temporal se consolida definitivamente el largoplazo, que en el estudio de La Sociedad Cortesana haba jugado un papelrelativamente marginal. El inters en la nueva etapa de investigacin persistesobre las relaciones entre estructuras sociales y pautas de comportamiento. Lasindagaciones anteriores propias de Elias as como de otros estudiosos hacensuponer que el carcter de los nexos entre ambas esferas no es puntual sino dealguna manera permanente. 50En Sobre elproceso Elias expuso su investigacinemprico-terica acerca de este problema.

    48 Elias recuerda el "relajamiento de las costumbres" en la poca de Marie-Antoinette. Veribd.: 133-34.

    49 Ver ibid.: 405-415.

    50 Acerca de la inspiracin compartida tambin por Horkheimer y Adorno en la direccinque presentan sobre problema sealado las ideas de Freud acerca de la relacin histrica entrecivilizacin ("cultura") y superego ver Bogner, A., "Elias and the Frankfurt School", op. cit.:250 ss. Acerca del parentescos en la problematizacin que elabora Elias con los estudios dehistoriadores y socilogos previos y/o contemporneos bastante sistemticamente Rehberg,K-S., el artculo ya citado "Form und Prozess ... ".

    255

  • ACHSC / 23/ Weiler

    Los cambios del comportamiento en Europa presentan, segn suponeElias, algn orden susceptible de ser conocido. Establecer este orden es elobjetivo principal de los captulos que en el original (al igual que en lastraducciones inglesa y francesa) conforman el primer tomo de la obra. El ncleodocumental proviene de los libros de instruccin en las buenas maneras queElias encontr en el British Museum. En su mayora estos libros se dirigen alas capas altas laicas buscando servir de orientacin para la educacin de losjvenes cortesanos. Lo que atestiguan en primera instancia son estndares deadultos.

    A primera vista puede resultar desconcertante la amplia hiptesis deltrabajo frente a una documentacin que se centra en una formacin de lite."Pero la formacin cortesana genera, como ya se ha visto, tensiones internas decompetencia que presionan con particular fuerza hacia cambios decomportamiento en direccin de un mayor autocontrol. La corte es un lugardonde se produce una convivencia de muchas personas en un espaciorelativamente reducido. Esta figura social es tambin la de mayor poder, y estohace que se convierta en gestora de modelos de comportamiento a partir de lacual se da no el nico, pero s el principal, movimiento de difusin."

    Elias revis, uno por uno, los hbitos en la mesa, las maneras cambiantesde limpiarse la nariz, las actitudes frente a las necesidades naturales, el modode escupir, el comportamiento en el dormitorio, las relaciones entre hombres ymujeres y la transformacin de la agresividad y la modelacin del lenguajecortesano bsicamente entre el renacimiento y los finales del antiguo rgimen.Sin duda se trata de actividades vitales que permiten la observacin continua.Todas ellas presentan la misma tendencia o curva de civilizacin como sueledecir Elias: ellas van adquiriendo una connotacin de pudor; todo lo que tenaque ver con el cuerpo humano o que tena algn contacto con l, todo lo que hacereferencia al rasgo animal de los hombres se convirti en zona de peligro cuyasola mencin suscita frecuentemente desagrado. Paulatinamente esta zona seva sustrayendo de la mirada pblica.

    En la formulacin de los estndares que inicialmente corresponden antetodo a las necesidades de la situacin social de los cortesanos, se observa el

    51 Ver especialmente las crticas de proveniencia marxista y los comentarios al respectoGoudsblom,J.,Gleichmann,P.,Korte,H., "Vorwort", Materialien ..., op. cit.: 12.

    52 Un poco antes de la Revolucin Francesa se ha alcanzado por ejemplo el punto quepresentan tambin las cenas modernas elegantes, con todo su instrumental especializado paracada plato; luego, en el curso de ms de un siglo todo esto se vuelve estndar ms o menosgeneral en toda la sociedad. Ver Mennell, S., Norbert Elias. Civilization ..., op. cit.: 39. Otroejemplo que responde a la inquietud comentada lo presenta la modelacin de la lenguafrancesa moderna en el medio cortesano. Ver Ueber den Prozess 1: 145-54.

    256

  • Norbert Elias - Una introduccin

    paulatino traslado de regulaciones externas hacia la incorporacin de nuevasnormas de conducta en los mecanismos de autocontrol.

    El marco referente de estos procesos son sociedades o figuracionessociales internamente pacificadas. El desarrollo del super-ego, en el sentido deuna mayor autocohesin de las emociones, se expresa en la conducta de losadultos. La infancia de los hombres atraviesa en forma acortada el procesopsicogentico de los estndares adultos. La creciente distancia del desarrolloentre recin nacidos y adultos en este sentido se refleja tambin en unaprolongacin del proceso hasta la madurez de los infantes.

    Para los trabajos siguientes de Elias sobre procesos de conocimiento, talvez sea pertinente anotar que su estudio sobre cambios de comportamientoapunta al comportamiento en general, y esto incluye tambin el modo depensar. 53

    Del proceso de los cambios de las estructuras sociales, trata ante todo elsegundo tomo de la obra. Las estructuras sociales se estudian como cambio delas figuraciones humanas en el largo plazo. Su dinmica es propulsada por ladisposicin de las figuraciones mismas. La disposicin a la competencia ascomo las cambiantes formas concretas de ella por su parte se explican a partirde los entramados que conforman los hombres involuntariamente. La estructuraque presenta el proceso en el largo plazo muestra una direccin: los hombresvan integrando figuraciones cada vez ms complejas e internamente pacificadas,la creciente complejidad de las figuraciones humano-sociales es una clave dela diferenciacin de funciones que se refleja en la prolongacin de las cadenasde interdependencia.

    El proceso bajo observacin implica la formacin estatal. Competenciay eliminatorias impulsan hacia nuevos planos de integracin que se correspondencon cambiantes contenidos y alcances de los monopolios sociales. Eliasdescribe los mecanismos que conducen a la transicin de una fase de librecompetencia con la conformacin de monopolios ms o menos "privados" aotra en cuyo curso estos monopolios "privados" se van transformando enmonopolios "pblicos". Pero la libre competencia entre nobles guerrerosrelativamente autctonos por s sola no explica la gnesis de los monopoliospblicos que se suelen identificar finalmente con el surgimiento de un podercentral estable.

    53 Por ejemplo: "No slo la manera de comer, tambin el modo de pensar o el de hablar,en una palabra el comportamiento en su conjunto en Francia es modelado de formaparecida ...", ibd.: 145 (subrayado mo).

    257

  • ACHSC / 23 / Weiler

    Elias estudia la gnesis de los monopolios estatales de la violencia y delos impuestos a partir de la ruptura del circuito entre centralizacin yfragmentacin feudales. Y esta ruptura se da solamente en la medida que lacreciente divisin de funciones, la disposicin demedios pecuniarios se vuelvenms importante que la posesin de tierras."

    El centralismo entonces se desarrolla como una funcin tambin de ladivisin de funciones en la sociedad en su conjunto. As que un rgano centralse va consolidando en la medida en que adquiere "el carcter de rganosuperior de coordinacin y de regulacin para el conjunto de los procesosfuncionalmente divididos't.P Y ste es el contexto en el cual Elias ubica lagnesis de los monopolios estatales ms vigorosos de la violencia fisica y de losimpuestos sobre territorios relativamente extensos.

    Elias culmina el estudio sobre el proceso de la civilizacin con el "esbozopara una teora de la civilizacin". Es una sntesis formulada en ocho apartesque juntos ocupan ms de ciento treinta pginas de manera que aqu slo sepuede sealar la direccin de las conclusiones que la constituyen.

    Se confirma en primer lugar que el proceso de la civilizacin es un procesode cambio del comportamiento y de los sentimientos de los hombres en unadireccin determinada que, no obstante, en su conjunto no es intencionada niplaneada por nadie. Su dinmica radica en los entramados conformados por loshombres. Los entramados de relaciones humanas generan por ellos mismoscambio, la disposicin de las relaciones es la fuente de las tensiones por cuyafuerza se produce el impulso hacia otras formas de entramado. Una facetacaracterstica de la naturaleza de estos cambios es la diferenciacin de lasfunciones sociales.

    La concomitante ampliacin y complejizacin del tejido de las accioneshumanas exige una mayor estabilidad y previsibilidad de las mismas. Es decir

    [...) la direccin del cambio del comportamiento en el sentido de unaregulacin cada vez ms diferenciada de todo el aparato psquico estdeterminada por la direccin de la diferenciacin social, por la progresivadivisin de funciones y la ampliacin de las cadenas de interdependencia enlas cuales estn entretejidas inevitablemente [... ) todas las expresiones de losindividuos.56

    54 Ver ibid. ll: 224-30. Esta afirmacin obviamente hay que leerla con referencia a larelacin entre integracin social y oportunidades de poder.

    55 Ibid.: 225.

    56 Ibid.:II1317.

    258

  • Norbert Elias - Una introduccin

    La integracin de espacios donde las dependencias funcionales de cadahombre con otros son mayores, est acompaada por la consolidacin demonopolios ms estables de la violencia fisica que primero son representadospor una corte principesca mayor o por la corte monrquica. 57 Tales espaciosintegrados son internamente pacificados, el monopolio de la violencia seconsolida, al igual que el del tributo, en manos de especialistas. De esta formala violencia fisica directa deja de intervenir en las relaciones y tensiones entrehombre y hombre, y queda contenida entre los bastidores de la sociedad. Desdeall ejerce entonces una presin distante, permanente y estable. 58

    Estos cambios en la disposicin social, es decir, en el aparato acuadordel comportamiento, generan coacciones distintas a las precedentes sobre elautocontrol de los hombres. El almacenamiento de la violencia entre bastidoresde la sociedad encuentra su equivalente en la autocoercin ms desapasionadade los hombres. La disposicin social exige el desarrollo de la autorregulacinpsquica en un sentido que permita una mayor previsin, la consideracin deun horizonte temporal y espacial ms amplio de las acciones y actitudes (haciaatrs como hacia adelante) de uno mismo como de otros, la subordinacin desatisfacciones inmediatas y el desarrollo de la capacidad habitual de posponersatisfacciones ms inmediatas a favor de otras ms lejanas.

    En correspondencia con la diferenciacin de las funciones socialesprogresa en el dispositi vo psquico la diferenciacin cada vez ms pronunciadaentre centro instintivo y centro del Yo, hasta que finalmente se conforma unaparato de autocohercin amplio, estable y extraordinariamente diferenciado. 59

    El "Esbozo" presenta entonces un resumen de los procesos de unaprogresiva contencin de los instintos, de la psicologizacin y de laracionalizacin al igual que el desarrollo de los sentimientos de la vergenzay del desagrado en el sentido de una civilizacin. Se trata de diversas facetasde la misma reestructuracin del aparato psquico. En su curso se produce latransformacin de gran parte de las tensiones que antes se descargaban deforma directa en la lucha entre hombre y hombre en tensiones internasconsumadas en la lucha de los individuos consigo misrnos.t"

    Para el proceso de la civilizacin no se puede constatar un punto cero,pero es visible su aceleracin en el siglo XVI en relacin con la transmutacinde parte de la nobleza guerrera en aristocracia cortesana. Es condicin

    57 Ver ibid.: 32l.

    58 Ver ibid.: W324-327.

    59 Ver ibid.: 378.

    60 Ver ibid.: 369-409.

    259

  • ACHSC / 23/ Weiler

    constitutiva de ella su ligazn funcional con el ascenso burgus. Elias exponecmo las permanentes pugnas que radican en la interdependencia entre laaristocracia cortesana pacificada y la burguesa se traducen en fuertes tensionesinteriores de cada miembro de las clases altas. Ya se vi desde otro ngulo cmola disposicin de la sociedad cortesana conlleva a la conversin del perfectorefinamiento del comportamiento en sociedad en instrumento principal de lacompetencia por el prestigio y por la gracia real.

    Sobre la sociedad aristocrtico-cortesana acta al mismo tiempo unaconstante presin desde abajo. Ella tambin forma parte del motor que impulsael umbral de la vergenza y del desagrado en direccin a una autocohercincada vez mayor. El afn dedistincin aristocrtica en razn de la interdependenciase toma ms pronunciado, pero por la misma constitucin de la interdependenciaentre aristocracia cortesana y burguesa tambin hay una mayor circulacin delos modelos de comportamiento distintivo.

    La interdependencia genera, pues, una tendencia de acercamiento o, comodice Elias, de disminucin de los contrastes entre los estndares decomportamiento. Y esta tendencia es de carcter ms general, se la puedeobservar como rasgo de la expansin de la civilizacin ms all de la figuracincortesana. En el curso de este proceso aumenta tambin la dependencia detodos con respecto a todos los dems. En razn de la prolongacin de lascadenas de interdependencia aumenta la fuerza social de las capas inferiores,la dependencia de las clases altas de los otros grupos funcionales aumenta. Enla relativa homogeneidad de las pautas de comportamiento se reflejan losefectos de la interdependencia permanente de todos los procesos funcionalmentedivididos en las sociedades nacionales de occidente.

    Con el ascenso de la burguesa a posiciones de clase superior laconsecucin de dinero y la vida profesional van constituyendo la esfera centralde la competencia entre los hombres entrelazados. Los impulsos de lamodelacindel aparato psquico entonces corresponden cada vez ms al esquema deregulacin afectiva que requieren estas actividades. La esfera que haba sidocentral para la fase anterior de la modelacin psquica queda en un planocompletamente secundario. El proceso contina bajo las tensiones dediferenciacin e integracin en planos nuevos.

    Acerca de la socializacin de la teora de Elias

    La obra de Norbert Elias es mucho ms amplia en desarrollos empricosy tericos de lo que permite ver un breve resumen de sus primeros trabajos. Peroes en stos donde tom cuerpo el modelo emprico-terico que sera una especie

    260

  • Norbert Elias - Una introduccin

    de matriz de sus posteriores trabajos. En muchos de ellos se encuentra laelaboracin de grmenes, de inquietudes que se pueden ver desde los trabajoscuya presentacin ha ocupado aqu el primer plano. La asimilacin de estos,pero especialmente del libro Sobre el proceso -que incorpora los resultadosde la investigacin primera sobre la sociedad cortesana- ha marcado fuertementela curva que lleva de la marginacin y del aislamiento de Elias a su tardodescubrimiento. Las reflexiones cada vez ms numerosas y ms elaboradas entomo a la socializacin acadmica de Elias tambin suelen colocar al libroSobre el proceso en el primer plano de su atencin.

    La teora de Elias puede clasificarse en el grupo de los llamadosmetarelatos. Su creciente atraccin e influencia marca un hecho que ameritauna amplia discusin entre todas las disciplinas que se ocupan del universohumano-social. Con el objetivo de estimularla, presento a continuacin algunasinformaciones acerca de la difusin y discusin de Elias.

    La primera edicin (pblica) del libro Sobre el proceso, como se hasealado, apareci en 1939 a pocos meses del comienzo de la Segunda GuerraMundial. No hay duda de que el mal momento de la primera gran publicacinde Elias influy en que se retardara su socializacin en los mbitos acadmicosa los cuales se diriga en primera instancia.

    Fueron pocas las reacciones que suscit la primera edicin. ThomasMann, quien fue uno de los primeros lectores del libro, anot el 8 de agosto de1939 en su diario: "El libro de Elias [es] ms valioso de lo que pensaba, sobretodo las imgenes de la edad media tarda y del fin de los tiempos guerreros. "61Luego aparecieron algunas pocas reseas. Menno ter Braak fue el autor de unade ellas aparecida en un importante diario holands en agosto de 1939.62 EnFrancia, Raymond Aron alcanz a publicar una resea en el ltimo nmero deLes Annales Sociologiques antes de la ocupacin alemana." Aron habaconocido a Elias en 1932 durante una visita a Frankfurt donde se encontr conMannheim, quien desde la publicacin de Ideologa y Utopa (1929) se habaconvertido en una celebridad, y Aron estaba escribiendo su libro sobre la

    61 Mann, Th., Tagebucher 1937-39, ed. por Peter de Mendelssohn (FrankfurtJM., 1990):440 SS., cit. en Korte, H., Norbert Elias. Das Werden ..., op. cit., p. 13. (La edicin espaoladel citado diario [Barcelona, Plazas & Jans, 1987] suprimi los das 27 y 31 de julio as como5 y 8 de agosto que son los que presentan originalmente referencias al libro de Elias. Lo quepuede verse tambin en esta edicin es el registro del encuentro de Thomas Mann con eldestacado crtico e historiador holands Menno ter Braak quien publicara una de las primerasreseas. Ver p. 209 ss.)

    62 Ver Het Vaderland 27.8.1939, cit. en Korte, H., op. cit., p.2I.

    63 Les Annales Sociologiques, Vol. 4,(1941), cit. en: ibd. p.23.

    261

  • ACHSC I 23 I Weiler

    sociologa alemana/" Su resea result muy positiva. En general, las pocasopiniones que alcanzaron a publicarse eran del mismo tenor aun cuandoexpresaran una comprensin variada del alcance del trabajo de Elias.

    Entre los que recibieron el trabajo para hacerlo conocer a travs dereseas se hallaban tambin Franz Borkenau, el psicoanalista Siegmund H.Fuchs y Walter Benjamin, ste por aquel tiempo marxista todava. Borkenaupublic una resea bastante positiva resaltando las novedades del primer tomo,mientras el segundo tomo no le pareca tan especial." Fuchs, que antes de suexilio en Londres (donde adopt la versin inglesa de su apellido, Foulkes)haba trabajado en Frankfurt en el Instituto Psicoanaltico, elogi comoBorkenau ante todo el primer tomo donde Elias desarroll su observacinsociogentica."

    La reaccin de Benjamin no fue tan positiva. Slo recibi el primer tomo(de la edicin privada de 1937) Ylo ley como una historia de la cultura basadaen un concepto idealista de la historia. La breve correspondencia entre Elias yBenj amin se cort por razones obvias. 67 Fue el primer indicio de las dificultadesque por largos aos iba a encontrar Sobre el proceso entre los marxistas.

    Despus de unas cuantas reseas, el libro Sobre el proceso cay en elsilencio y su autor permaneci prcticamente desconocido por unos treinta ycinco aos. El ambiente cultural de la segunda postguerra en Europa no le fuepropicio. En Norteamrica se consolid un estilo de sociologa totalmentediferente del que Elias intentaba." La posicin de Elias mismo por estos aosestaba lejos de proporcionarle posibilidad alguna de hacerse or en el mbitoacadmico. Segua siendo un marginado. Recordemos que consigui un empleoseguro tan slo en 1954. Este fue finalmente su retomo al mbito universitario,pero no ser precisamente en la posicin de mandarn.

    64 Ver Aron, R., Memorias (Madrid: Alianza Editorial, 1985): 105. Y Aron, R., GermanSociology (London: Heinemann, 1957).

    65 Borkenau, F., "Rezension zu 'Norbert Elias: Ueber den Prozess der Zivilisation'. Bd Iu.2, Basel 1939", Sociological Review, XXX (1938): 308-11 y XXXI (1939): 450-52. VerKorte, H., op. cit.:16-18 y Goudsblom, J., "Aufnahme und Kritik ... ", op. cit., p. 23.

    66 Foulkes, S.H., "Rezension zu Norbert Elias:'Ueber den Prozess der Zivilisation. Bd.Iund 2 Basel 1939", Intemationale Zeitschriflfor Psychoanalyse, XXIV (1939): 179-81 yXXVI (1941): 316-19. Ver Korte, H., op. cit., pp. 19-20.

    67 Ver ibd.: 175-76.

    68 Goudsblom, J., "The Sociology of Norbert Elias: Its Resonance and Significance",Theory, Culture & Society, Vol. 4, 2-3 (June 1987): 327-28. Ah Goudsblom se refiereespecialmente a The Structure of Social Action de Parsons que fue escrito casi al mismotiempo que Sobre el proceso.

    262

  • Norbert Elias - Una introduccin

    Las mejores condiciones para retomar el hilo perdido despus de lasprimeras reseas se han presentado enHolanda. Por un lado no se haba perdidoel recuerdo de la vehemente acogida que haba tenido el libro Sobre el procesopor parte de Menno ter Braak y del conocido socilogo holands W. A.Bonger. 69 Su influencia presenta cierta continuidad que se traduce entre otrosen recomendaciones para el libro de Elias en las conferencias de variossocilogos holandeses a lo largo de los aos cincuenta. Goudsblom seala comofactor relativamente favorable a la difusin de Elias en Holanda adems unamarcada tradicin intelectual pluralista en la sociologa de su pas."

    El mismo Goudsblom -quien se convirtiera luego en el decano de unamplio grupo de cientficos holandeses inspirados en la teora de Elias-descubri a este en sus aos de estudiante a travs de la resea de ter Braak yde recomendaciones de docentes. En el Congreso Internacional de Sociologade 1956 en Amsterdam naci una relacin de amistad y cooperacin entre losdos que durara hasta la muerte de Elias.

    En todo caso, hasta los aos setenta el crculo de conocedores del libro deElias sigue siendo bastante limitado. En Alemania, Goudsblom ha podidodocumentar la incorporacin del libro en el trabajo docente e investigativo porparte de cuatro exilados retornados despus de la Segunda Guerra Mundial."En Inglaterra se formaron casi al mismo tiempo Dunning y Scotson, alIado deElias.72

    En suma, aun en los aos sesenta el crculo de intelectuales que conocenel trabajo de Elias y que ven en l una innovacin extraordinariamente frtil seconforma deun grupo de amigos y discpulos que conocen a Elias personalmentey han establecido contactos entre ellos. Pero son los aos en cuyo curso estecrculo se va ampliando poco a poco. Como se ha sealado en los apuntesbiogrficos, en la jerarqua acadmica de varias instituciones se consolidan lasposiciones de algunos representantes del enfoque elaborado por Elias. Elmismo queda libre de obligaciones docentes y administrativas en Leicester ypuede concentrarse en la preparacin de nuevas publicaciones.

    En este contexto se produce la primera edicin (en alemn) de LaSociedad Cortesana. Casi al mismo tiempo, en Suiza, los sucesores del primer

    69A los dos les cubra una cierta aureola patritica porque se quitaron la vida el da de lacapitulacin del gobierno holands. Ver Goudsblom, J., "Aufnahme und Kritik ... " : 49.

    70 Ver ibd.: 49-50 y 55-56.

    71 Ren Konig, Helmut Plessner, Hans Freyer, Hans-Joachim Lieber, ver ibd.: 41-42.

    72 Sin embargo, normalmente los alumnos de Elias en Leicester no tenan oportunidad deleer el libro Sobre el proceso. Una notable excepcin haca Dunning quien saba alemn. VerMennell, S., Norbert Elias. Civilization 22.

    263

  • ACHSC / 23/ Weiler

    editor de Elias se deciden a favor de una segunda edicin del libro Sobre elProceso, y gracias a la iniciativa de Dieter Claessens quien haba escuchadola exposicin de Elias sobre Establecidos yMarginados en el Congreso de lossocilogos alemanes de 1964 y haba impulsado luego la invitacin de Elias auno de los centros de sociologa alemana ms fuertes en Mnster, en 1970 seefecta la publicacin de Qu es sociologa? Estos son pasos importantesque van preparando la expansin explosiva aunque la resonancia de losestablishments acadmicos todava es limitada. Las revistas de sociologa enAlemania por el momento no registran nada. Pero fuera de ellas comienzan adarse pronunciamientos -por ejemplo en las secciones culturales de peridicosde mucho peso-- que resaltan la importancia de Elias y llaman la atencinsobre la extraordinaria fertilidad de su obra en relacin con problemas de granactualidad.

    A comienzos del decenio de los setenta aparecieron las primerastraducciones francesas de trabaj os de Elias. 73 Para estas ediciones se suprimieronlas extensas introducciones escritas por Elias en 1968. Las reacciones enFrancia fueron muy generosas. En la prensa francesa aparecieron aliado deuna entrevista con Elias numerosas reseas." Emmanuel Le Roy-Ladurie yFrancois Furet fueron sus comentaristas ms prominentes. Ambos participarontambin en una mesa redonda sobre "La civilisation" que fue emitida durantedos horas por la emisora France-Culture." A Furet le pareci que el libroestaba muy acorde con los intereses actuales de los historiadores. "El ubic aElias como historiador de la cultura en la tradicin de Huizinga y supona queElias estaba ms interesado en los sntomas de la civilizacin que en suinterpretacin [.. .]".76 El ambiente en Francia en general ahora era muyfavorable para los trabajos de Elias. La mayora de los comentaristas vea en

    73 Raymond Aron no haba olvidado el gran libro e hizo valer su peso en apoyo de lapublicacin. Ver Korte, H., Norbert Elias. Das Werden ... , p. 23. En el mismo sentido con msdetalle sobre la relacin entre Jaen Baechler quien tomara la iniciativa de las publicacionesen la editorial Calman-Lvy y Raymond Aron: Goudsblom, J., "Zur Aufnahme und Kritik ...", op. cit., p. 59 s. Las primeras ediciones francesas son: La civilisation des moers (pars:Calmann-Lvy, 1973); La Dynamique de l'Occident (pars: Calmann-Lvy, 1975) y LaSocit de cour (pars: Calmann-Lvy, 1974).

    74 Le Nouvel Observateur, 29 de abril de 1974, para la entrevista realizada por StanislasFontaine. Ver sobre sta as como para una lista casi completa de las reseas sobre trabajosde Elias hasta 1979 en diversos pases Goudsblom, J., "Aufnahme und Kritik ..", op. cit., pp.86-88. Para comentarios ms extensos ver ibd.: 59-66.

    75 Ver ibid.: 60.76 Ibid.: 61.

    264

  • Norbert Elias - Una introduccin

    Elias a un historiador cercano a Annales tanto por su eleccin temtica comopor la forma de tratar los temas."

    La irrupcin definitiva de Elias en el mundo de las ciencias sociales estrelacionada con la primera edicin de bolsillo del libro sobre el procesoefectuada en 1976 por la gran editorial alemana Suhrkamp. El xito fueextraordinario, en el primer ao se vendieron unos veinte mil ejemplares."Desde entonces Suhrkamp seha vuelto la editorial particularmente comprometidacon la obra de Elias, termin de publicarla en su conjunto, y en algunos casosva un buen nmero de ediciones. Suhrkamp adems ha abierto un importanteespacio para la publicacin de trabajos inspirados explcitamente en la teorade Elias.79

    Otro ingrediente que favoreci el desarrollo de una ms amplia receptividadpara los trabajos de Elias fueron las entrevistas que se difundieran no slo enFrancia sino tambin en Holanda y en Alemania por radio y televisin.

    Despus de una antologa de artculos traducidos del alemn y del inglsen Holanda fue publicada tambin la traduccin de Qu es sociologa? Quede este libro se vendieran en el curso de los primeros cinco aos desde lapublicacin ms de diecisis mil ejemplares es un indicio de la enormepopularidad del autor en este pas a comienzos de los aos setenta. 80

    Dado el peso del ingls como medio de comunicacin y de reputacininternacional es de anotar que no obstante la publicacin original de algunostrabajos de Elias en este idioma la apertura general del correspondiente mbitose da con cierto retraso. Slo en 1978 -pero casi al tiempo con Qu es lasociologa? - fue publicado el primer tomo del libro Sobre el proceso en

    77 Ver ibd.: 63. Esta lectura debi viciar de alguna manera la opinin de Josep Fontanaacerca de los trabajos de Elias. Fontana hace comentarios un tanto desafortunados sobre Eliasen el contexto de sus crticas de la fragmentacin del objeto de los estudios de los historiadorescon particular insistencia en los estudios de las mentalidades. Son desafortunados estoscomentarios en la medida en que muchas preocupaciones expresadas por Fontana acerca deldesarrollo de los estudios histricos en realidad concuerdan con las posiciones de Elias. VerFontana, J., La Historia despus del fin de la Historia (Barcelona: Crtica, 1992): 106 n. 197y 108 n. 203.

    78 Ver Korte, H., Ueber Norbert Elias ... , p. 25. Korte tambin anota que para 1988 sehaban vendido ya ms de ochenta mil ejemplares. Luego, en 1990 sali la edicin nmero15. Para la presentacin aqu no ha sido posible conseguir datos ms actualizado.

    79 Desde 1991 por ejemplo la serie Studien zur Zivilisationstheorie (Estudios sobre lateora de la civilizacin) editada por Blomert, R., Kuzmics, H. y Treibel, A. y antes de estovarias monografas sueltas.

    80 Ver Goudsblom, J., "Aufnahme und Kritik ... ", op. cit., p. 54.

    265

  • ACHSC /23/ Weiler

    ingls." El trabajo fue escrito como uno solo, y no ha sido muy afortunada lapublicacin de los dos volmenes por separado ni la traduccin (contra laresistencia del autor) del ttulo correspondiente al primero. En todo caso en1982 sali el segundo tomo, seguido en 1983 por la traduccin inglesa de LaSociedad Cortesana+ Con la publicacin de The Germans'" a comienzos delpresente ao todos los libros de Elias se encuentran a disposicin del pblicoangloparlante. Todas las ediciones en lengua inglesa han sido comentadas endiversas revistas acadmicas. Para los aos ochenta, Elias en definitiva era yabastante conocido, sus trabajos en algunos pases europeos formaban parte delas lecturas obligatorias de varias carreras de pregrado. Hace cinco aos,cuando muri Elias, una seccin considerablemente consolidada del mundo delas ciencias sociales se percat de que haba perdido a uno de los grandes, delos excepcionalmente creativos de su campo. Johan Goudsblom despidi alamigo y colega como "the graetest sociologist of our cenrury"."

    Por supuesto que no todos estn dispuestos a referirse a Elias en trminossuperlativos. Los debates en torno a sus trabajos presentan puntos de vista muyvariados, y con frecuencia completamente opuestos. Pero el hecho mismo de ladiscusin, y en cierta medida el tono arduo que reviste buena parte de ella, sonsignos del reconocimiento de la importancia de Elias. Hay cifras que subrayanlo mismo; por ejemplo, al cumplirse un ao de la muerte de Elias, en laUniversidad deEssen se llev acabo un simposio de conmemoracin acadmica.La convocatoria al evento fue seguida con cincuenta ponencias nacionales einternacionales. 85 En general, un crecido nmero de eventos y revistas acadmicostambin fuera del mbito de influencia personal de Elias viene incorporando ensus actividades el debate sobre sus trabajos e investigaciones inspiradas en suteora. Desde hace ms de un ao se viene consolidando tambin la programacin

    81 The History 01 Manners (Oxford: Basil Blackwell, 1978) y What ist Sociology?(London: Hutchinson, 1978).

    82 State Formation and Civilization (Oxford: Basil B1ackwell, 1982) y The Courl Society(Oxford: Basil Blackwell, 1983).

    83 Elias, N., The Germans: Power Struggles and the Development 01 Habitus in theNineteenth and Twentieth Centuries, (Oxford: Polity Press, 1996).

    84 Goudsblom, J., "Norbert Elias, 1897-1990", Theory, Culture & Society, Vol. 7 (1990):169-174. Cita de p. 173. Se trata del pequeo discurso que Goudsbl