revista economia 02

Click here to load reader

  • date post

    11-Dec-2015
  • Category

    Documents

  • view

    231
  • download

    1

Embed Size (px)

description

REVISTA DE ECONOMÍA

Transcript of revista economia 02

  • Presentacin

    Este segundo nmero de Revista de 3conom4 acoge dos temas slo en parte relacionados, peroambos cruciales para una adecuada insercin competitiva de los pases en la economa internacio-nal: el dominio de las TIC, por una parte, y los problemas relacionados con la logstica asociada alas transacciones econmicas, por la otra. El vnculo aludido es fcil de identificar, por cuanto losavances en las TIC, si bien con impactos indudables en el conjunto de la economa y del tejido social,han generado tambin una profunda mutacin en los modos de afrontar la logstica de los intercam-bios en el presente. En ambos casos se trata de una coleccin de resortes instrumentales de un valorextraordinario para permitir la actividad econmica a bajo coste, facilitando las transacciones, seande bienes y servicios, sean de conocimiento e informacin.

    El nmero acoge cinco artculos correspondientes a cada uno de estos temas. Inicia el nmero untrabajo de Rafael Myro en el que se discute el papel que las TIC han tenido en el proceso de creci-miento econmico y se apunta hacia las ventajas que Espaa podra derivar de una ms completadotacin de equipamientos en este mbito. Una visin complementaria la ofrece el trabajo deMatilde Mas y Javier Quesada, que estudian el papel jugado por las TIC en los incrementos de pro-ductividad de los diversos sectores de la economa espaola. El tercer trabajo es el presentado porlvaro Martn que realiza un panorama descriptivo del estado de las TIC en las distintas regionesde la economa internacional, prestando especial atencin a algunas modalidades especialmentepujantes a travs de las que se expresan estas tecnologas, como la telefona mvil o las redes socia-les. Francisco Ros realiza un ordenado recuento y un jugoso anlisis de las polticas pblicas pues-tas en marcha por Espaa en los ltimos tiempos para potenciar el desarrollo de la llamadaSociedad de la Informacin. Por ltimo, Miguel Gil Tertre analiza el papel de las inversiones en TICen la respuesta europea a la crisis, como va obligada para potenciar la competitividad y el creci-miento de las economas. Del conjunto de estos artculos se extrae un panorama valioso del papelde las TIC en el progreso econmico del mundo actual, del estado en el que se encuentra el sectorEspaa y de los desafos que debieran afrontarse si se quiere situarse en el ritmo de los tiempos quecorren.

    El segundo bloque temtico, referido a los problemas relacionados con la logstica, est compues-to tambin por cinco artculos. El primero de ello, a cargo de Luis Inglada discute la importanciade la logstica en una economa, como la actual, crecientemente asentada sobre los intercambiosinternacionales. Lluis Ros y Simon Hayes descienden desde lo global a lo local, para discutir losproblemas de la distribucin urbana de mercancas, tomando como referencia el caso de Catalunya.Tambin Salvador Curcoll toma como referencia Catalunya, ampliada la regin al conjunto del Arco

  • Mediterrneo, para estudiar las infraestructuras de transporte disponibles para asentar sobre ellaslos intercambios. Un modelo internacional la terminal de carga del aeropuerto de MaastrichtAacha- le sirve a Val Karren para reflexionar sobre las claves de un xito que puede ser replicable.Y, en fin, este bloque termina con el trabajo de Jordi Maym, dedicado al anlisis de los problemasespecficos de la logstica de productos frescos para la alimentacin: un mbito crucial con carac-tersticas muy definidas.

    Dos temas, pues, en el mbito instrumental para la vida econmica, que condicionan la capacidadcompetitiva de las economas en el mundo actual.

  • Las TIC y el crecimiento de laeconoma espaola Rafael Myro Universidad Complutense de Madrid

    Resumen: Este artculo resume las con-troversias y los datos disponibles acercade los efectos de las TIC sobre el cre-cimiento econmico, con el objetivo deofrecer un marco para la valoracin de lasituacin actual de Espaa en cuanto a ladifusin y efectos de las tecnologascitadas, as como acerca de las perspec-tivas que puede ofrecer una poltica anms activa de fomento de su producciny utilizacin en los prximos aos. Seconcluye que la renta espaola podracrecer an sustancialmente si nuestroequipamiento TIC se equiparara a la me-dia de la UE, y an ms si se acercara alde los pases que usan las tecnologasestudiadas de forma ms intensiva. Poresta razn, las TIC deben formar partedestacada de la respuesta espaola a laactual crisis econmica, es decir, del di-seo de una nueva forma de crecer sobrebases ms firmes y sostenidas.

    PALABRAS CLAVE: TIC, Crecimiento eco-nmico, Economa espaola.

    1. Introduccin

    Las tecnologas de la informacin y las comu-nicaciones (TIC) han contribuido de forma des-tacada al elevado crecimiento que ha experi-mentado la economa mundial en los ltimosaos, desde 2002 hasta mediado 2008. Aunqueno han desempeado un papel tan crucial comoel que tuvieron en el entorno del cambio desiglo en los pases ms desarrollados, han idoimpregnando todo el planeta, estimulando laexpansin de las economas emergentes.

    Aun as, la exacta dimensin de su aportacinal crecimiento sigue siendo un asunto en discu-sin, como tambin lo es la potencialidad de sudesarrollo en los prximos aos. Con frecuen-cia sus efectos se perciben con dificultad, loque resucita versiones dbiles de la famosaparadoja de Solow, y ensombrece las polticasde fomento que adoptan los diferentes gobier-nos nacionales y regionales. As, la contribu-cin aparentemente menor de estas tecnologasa la expansin de la economa estadounidenseen los ltimos aos contrasta con el desplieguede nuevos dispositivos, productos y procesosbasados en ellas. Tambin llama la atencin laescasa huella que su difusin parece dejar sobrela eficiencia de las empresas espaolas.

    Por otra parte, tambin se investiga y discute laforma en que estas tecnologas aumentan laproductividad y el producto, explorndose lasinterrelaciones positivas con otros factores co-mo el capital humano, los equipos de capital noelectrnicos y las estructuras de organizacinde las empresas.

    En fin, en Espaa se debate acerca de la exac-ta medida del retraso en la difusin de las TIC,las consecuencias que ste tiene y puede tener,

    Nmero 2 - Octubre 20093

    Las TIC y el crecimiento de la economa espaola

    Rafael Myro

    Artculo publicado en el n 121 de la revista Economistas: TIC. La Oportunidad de las Tecnologas de la Informacin y lasComunicaciones. Septiembre de 2009. Edita: Colegio de Economistas de Madrid.

  • al mismo tiempo que se impulsan planes cadavez ms ambiciosos para difundirlas. Hoy pare-ce ya indudable lo que hace algunos aos podapresumirse sin mucha dificultad, que el excesode viviendas construidas en el ltimo lustro hatenido un coste de oportunidad en trminos delas inversiones dirigidas a favorecer el desarro-llo de las tecnologas informticas y electrni-cas, as como de la innovacin o la educacin.Es pues un buen momento para reflexionarsobre estos diversos puntos relacionados entres, buscando sobre todo clarificar lo que puedeganarse con una poltica ms activa de inver-siones en equipamientos TIC.

    Este es precisamente el objetivo de estas p-ginas. Comenzaremos resumiendo la contro-versia actual sobre crecimiento econmico ylas TIC, para despus ver dnde estamos enEspaa y evaluar lo que an queda por hacer.

    2. Crecimiento econmico y TIC

    Puede afirmarse que en el entorno del ao2000, acompaando al cambio de centuria,qued superada la paradoja que Robert Solowplanteara en 1987 mediante un breve enuncia-do que se ha hecho ya muy celebre: la era delos ordenadores puede verse por todas partesmenos en las estadsticas de productividad. EnEE.UU., el crecimiento de la productividad deltrabajo y el de la productividad total de los fac-tores experiment una importante aceleracindurante la segunda mitad del decenio de 1990,abandonando la senda de lento avance iniciadaen la dcada de 1970. Un conjunto de excelen-tes trabajos despejaron pronto cualquier dudade que las TIC eran la pieza clave de esta ace-leracin, susceptible de explicar algo ms dedos tercios de ella, y son ya muchos los autoresque han dado cuenta pormenorizada de estainteresante historia (entre los espaoles, ver por

    ejemplo, Ontiveros, 2001; Banegas, 2003;Myro y Velzquez, 2008).

    Sobre la base de las TIC, pues, la economa es-tadounidense consigui tasas de expansin desu PIB inusitadas a partir de 1995, algo quetambin ocurri en Canad y en las economasms desarrolladas de Europa, aunque en estecaso, como en el de Japn, con un menor relie-ve y con dispar intensidad segn los pases,destacando Blgica, el Reino Unido y los pa-ses nrdicos por seguir ms de cerca la estelade los EE.UU. (Martnez, Rodrguez y Torres,2008).

    Pronto se puso asimismo de relieve que lasramas productoras de bienes y servicios TIC,sobre todo las manufactureras, creadoras deequipamientos y dispositivos electrnicos, y enespecial, las de semiconductores y equipos in-formticos, haban experimentado enormesavances en la productividad de sus factores queexplicaban el rpido e intenso descenso en losprecios de los equipos producidos, sobre todocuando stos se ajustaban por las mejoras en lacalidad. En realidad, como seala D. W.Jorgenson (2005), fue este descenso en los pre-cios, apoyado en la Ley de Moore (1) y en unacompresin de los mrgenes de beneficio deri-vada de una creciente competencia, el punto departida de la rpida difusin de las nuevas tec-nologas. El abaratamiento de los equipamien-tos se aceler de hecho alrededor de 1995,coincidiendo con la reduccin en el ciclo devida del producto de la industria de semicon-ductores, de tres a dos aos.

    En cambio, resultaba menos claro que tal difu-sin de las tecnologas informticas, extendidaa las diferentes actividades econmicas, fuerageneradora de progresos tcnicos que favore-cieran una mayor eficiencia en el uso del traba-jo y el capital. Sin embargo, no hubo de trans-

    Nmero 2 -