Tenencia Tierra

of 84/84
UNIVERSIDAD DE SAN CARLOS DE GUATEMALA UNIVERSIDAD DE SAN CARLOS DE GUATEMALA FACULTAD DE AGRONOMÍA FACULTAD DE AGRONOMÍA I. UNA MIRADA A LA HISTORIA AGRARIA DE GUATEMALA. II. LATIFUNDIO Y PROCESO DE URBANIZACIÓN EN GUATEMALA Ing. Agr. Ernesto Palma Urrutia. Especialista en Administración de Tierras Profesor Investigador del Centro de Estudios Urbanos y Regionales de la Universidad de San Carlos de Guatemala, CEUR-USAC. Guatemala, 22 de agosto de 2006.
  • date post

    02-Jan-2016
  • Category

    Documents

  • view

    20
  • download

    1

Embed Size (px)

Transcript of Tenencia Tierra

  • UNIVERSIDAD DE SAN CARLOS DE GUATEMALAFACULTAD DE AGRONOMA I. UNA MIRADA A LA HISTORIA AGRARIA DE GUATEMALA.II. LATIFUNDIO Y PROCESO DE URBANIZACIN EN GUATEMALAIng. Agr. Ernesto Palma Urrutia.

    Especialista en Administracin de TierrasProfesor Investigador del Centro de Estudios Urbanos y Regionales de la Universidad de San Carlos de Guatemala, CEUR-USAC.

    Guatemala, 22 de agosto de 2006.

  • GUA DE LA PRESENTACINI.UNA MIRADA A LA HISTORIA AGRARIA DE GUATEMALA.IntroduccinLa tenencia de la tierra en la poca Antigua o PrehispnicaLa tierra conquistada y el despojo colonialIndependencia colonial, repblica y despojo criollo. La forma finquera de Estado y la servidumbre agraria.La Revolucin de 1944-1954 y la Reforma AgrariaLa contrarrevolucin de 1954 y la contra reforma agrariaLa transformacin agraria y la contrainsurgenciaLos acuerdos de Paz y las esperanzas por mejorar la situacin agrariaLas esperanzas agrarias truncadas por el mercado

    II.LATIFUNDIO Y PROCESO DE URBANIZACIN EN GUATEMALA

  • UNA MIRADA A LA HISTORIA AGRARIA DE GUATEMALA. IntroduccinGuatemala una sociedad rural y agraria.Economa fundamentalmente agrcola.Alto grado de concentracin de la tierra.La pobreza una constante en sociedad guatemalteca, derivada tanto de la distribucin desigual de la riqueza econmica, en particular de la tierra, como del muy limitado acceso a la educacin.La inequitativa distribucin de la tierra, en una sociedad eminentemente agrcola como la guatemalteca, es una de las principales causas de pobreza. El rgimen de propiedad de la tierra determina el rgimen poltico y administrativo de toda nacin La tierra: factor histrico fundamental en proceso de formacin de riqueza y poder en Guatemala.

  • UNA MIRADA A LA HISTORIA AGRARIA DE GUATEMALA. La tenencia de la tierra en la poca Antigua o Prehispnica

  • UNA MIRADA A LA HISTORIA AGRARIA DE GUATEMALA. La tenencia de la tierra en la poca Antigua o Prehispnica

    Diversos pueblos de lenguas mayences formaban ciudades-estado: quichs, cakchiqueles, tzutuhiles, kekchs, mames, pokomames, pipiles, chorts, cholts, choles, e itzes, entre otros.La ciudad estado: grupo humano cultural lingsticamente afn, agrupado por conjunto de relaciones polticas, socioeconmicas e ideolgico-religiosas, establecidas en los calpules o comunidades agrarias sometidas a la autoridad de un ajawab o gobernante supremo y gobernantes principales, y a la de jefes guerreros o principales, que fungan como administradores de los calpul.Tres ciudades-estado importantes en el occidente y centro de Guatemala (1500): Utatln de los quichs; Iximch de los cakchiqueles; y Tzolol de los tzutuhiles).Tribu de Balam-Quitz; Balam-Acab, Yqui-Balam y Mahu-Cutah, llegaron a Guatemala desde costa Golfo de Mxico, en busca de tierras aptas para maz y otros cultivos. 13 generaciones de la principal dinasta quich, duracin promedio de 400 aos desde 1054 hasta invasin espaola.Como los recin llegados encontraron ocupados los territorios ms propios para la agricultura, la lucha por la tierra constituy la principal tarea.

  • UNA MIRADA A LA HISTORIA AGRARIA DE GUATEMALA. La tenencia de la tierra en la poca Antigua o Prehispnica

    La propiedad de la tierra, en el sentido jurdico moderno, era un concepto desconocido en la Meso Amrica prehispnica. Sin embargo, existi la nocin del derecho a la posesin individual de la tierra, sta coexisti con la posesin comunal.La ocupacin y posesin de las tierras las lleg a regir la ley del ms fuerte, se bas en el ejercicio de la autoridad y coaccin estatal.Los principales linajes eran propietarios de terrenos, que se identifican precisamente con mojones, algunos autores refieren que un seor, Tamub, control la seccin de tierras a miembros del calpul que adquirieron tierras que originalmente no les pertenecan. Segn se seala, la nobleza quich tena tres tipos de territorios bajo su control:

    Tinamit :aquellos en los cuales se encontraban asentados los centros urbanos, como Utatln;Chinamit:los pequeos territorios que rodeaban a esos centros urbanos, administrados por los linajes principales;Calpules:los territorios dispersos ms grandes, administrados por los linajes confederados (Nim quich, Tamub e Ilocab).

  • UNA MIRADA A LA HISTORIA AGRARIA DE GUATEMALA. La tenencia de la tierra en la poca Antigua o Prehispnica

    Otra tipologa de tenencia de la tierra para el perodo inmediatamente anterior a la invasin espaola en el territorio quicheano es:Tierras del Estado: todas las tierras jurisdiccionales de los diversos estados existentes en Guatemala en 1500, adquiridas por derecho de conquista, arrebatadas a pobladores o a comunidades vecinas. Los derechos eran simblicos ya que nicamente facultaban a los gobernantes a cobrar tributos a los que las posean o cultivaban. A los gobernantes, como principales representantes del Estado, no les estaba permitido venderlas ni pasar a otro dominio, sino slo adjudicarlas a instituciones, grupos de parentesco y a miembros de la comunidad.Tierras de los linajes o seoros: las adjudicadas por los gobernantes estatales cuyos derechos de propiedad adquira el linaje o una rama del linaje. El derecho de propiedad era asignado al linaje principal, pero no poda venderlas ni enajenarlas a otro, ya que su propiedad y posesin real era de todos los miembros del linaje.Tierras de las parcialidades o calpules: eran aquellas que cada linaje distribua entre sus calpules. Una parte de ellas se destinaba a la caza y para aprovechamiento comunitario, otra era distribuida entre los miembros del calpul, quienes las cultivaban individualmente. Estas tierras eran de propiedad comn, no podan ser vendidas ni enajenadas a nadie.Tierras de seores y principales: eran las que stos posean y les eran cultivadas por los macehuales o por un tipo de siervo. Eren tierras de cargos y no de personas.Tierras de propiedad privada: stas si eran posedas a ttulo privado por miembros de la nobleza, podan ser vendidas, legadas o donadas.

  • UNA MIRADA A LA HISTORIA AGRARIA DE GUATEMALA. La tenencia de la tierra en la poca Antigua o Prehispnica

    Despus de 1524, descendientes de diversos gobernantes indgenas, ya sometidos por los invasores espaoles, se presentaron ante stos como cabezas de calpul y legtimos propietarios de las tierras que cultivaban los campesinos de sus antiguos calpules. No tardaron mucho en comprender que un pedazo de papel con un par de garabatos poda significar un derecho de propiedad a perpetuidad sobre tierras que antao slo podan ser posedas. Los conocidos Ttulos de antiguos linajes nobles son muy valiosas fuentes de informacin sobre cmo fueron adquiridas las tierras por los quichs, y cmo fue situacin de la tenencia de la tierra en la sociedad quicheana. En Memorial de Solol: relata disputas entre cakchiqueles y tzutuhiles por las tierras ribereas del lago Atitln, y la manera como los gobernantes cakchiqueles, despus de establecerse en Iximch, se apoderaron de tierras y pueblos pokomames que hasta entonces haban sido tributarios de los quichs. Los Ttulos de los Seores de Totonicapn: describe trazados de mojones, reconocimiento y toma de posesin de todos los montes y valles y todo terreno y suelo de Quich-Izmach por parte del ajawab Qikab Cavizimah. Los mojones de tierras de linajes quichs que colindaban con tierras tzutuhiles, pueden encontrarse perfectamente trazados en el Ttulo de los indios de Santa Clara la Laguna, donde se dice que despus de que los quichs tomaron posesin de los territorios conquistados, los guardianes de las tierras sembraron milpa de Qikab, el ajawab. Se desprende aqu por deduccin, que las tierras arrebatadas a quienes las ocupaban solan ser colonizadas por campesinos pertenecientes a linajes secundarios.

  • UNA MIRADA A LA HISTORIA AGRARIA DE GUATEMALA. La tierra conquistada y el despojo colonial

  • UNA MIRADA A LA HISTORIA AGRARIA DE GUATEMALA. La tierra conquistada y el despojo colonial Bulas papales de 1493: la Corona espaola se adue de todos los territorios de la regin. Mercedes reales: ddiva o gracia de empleos o dignidades, rentas, etc., que los reyes o seores hacen a sus sbditos. En el caso de Amrica para los conquistadores y a algunos indgenas que aceptaron sumisin y reclamaron derechos sobre la base su linaje y podero mediante ttulos. La encomienda: era el derecho que daba el monarca en favor de sus sbditos espaoles, encomenderos, para que pudieran recibir los tributos y servicios que los indios deban pagar al rey, aunque no de forma permanente. Mediante la encomienda, se asegur el asentamiento espaol en estas tierras y se garantiz la mano de obra necesaria para explotar las minas. Se establecieron el 20 de diciembre de 1503 en la real Provisin, y decretaron la obligacin de convivir con los espaoles y de trabajar para ellos a cambio de salario, manutencin y educacin en la fe cristiana. Reducciones de indios: ncleos de poblacin en la que se deban reasentar los indios en la Amrica espaola, separados de las ciudades donde vivan los espaoles. Ya desde los inicios de la presencia espaola en Amrica, la Corona se haba preocupado por la constitucin de pueblos de indios. Mandamientos de Trabajo: Obligaba a todos los hombres mayores de 16 aos, por supuesto indgenas, a trabajar durante una semana al mes, como mnimo, en propiedades de los espaoles.

  • UNA MIRADA A LA HISTORIA AGRARIA DE GUATEMALA. La tierra conquistada y el despojo colonialLas leyes de Burgos (27/Dic./1512):pretendan mejorar y regular las encomiendas mediante visitadores, encargados de vigilar el cumplimiento de estas, aunque sin muchos resultados, ya que los abusos continuaron y la poblacin indgena sigui sufriendo un fuerte descenso demogrfico. Los indios son libres; Los Reyes Catlicos son seores de los indios por su compromiso evangelizador (se poda obligar a los indios a trabajar con tal de que el trabajo fuese tolerable y el salario justo, aunque se poda pagar en especie y no en dinero); Se justifica la guerra esclavista si los indios se negaban a ser cristianizados (para ello se cre la institucin del requerimiento (se les requera leyendo un manifiesto, donde se les instaba a convertirse al cristianismo sino quera guerra justa); Una conquista slo estaba justificada si los indios se negaban a ser evangelizados. Leyes Nuevas (20/Nov./1542): tras el fin de la conquista militar, se promulgan stas. Fundamentalmente se basan en los mandamientos y empieza a organizar y terminar con la esclavitud; las encomiendas y la anarqua general derivada de las capitulaciones y el poder que acapararon los jefes militares.Uno de los puntos centrales fue el establecimiento de los Pueblos de Indios, esta medida signific para la poblacin indgena la posibilidad de librarse de la opresin en que se encontraba sometida por parte de los encomenderos. Pero adquieren la condicin de vasallo real, y por tanto surge la obligacin de tributar, vindose sometidos a una multiplicidad de obligaciones fiscales y laborales de carcter permanente y esclavizantes.

  • UNA MIRADA A LA HISTORIA AGRARIA DE GUATEMALA. La tierra conquistada y el despojo colonialLeyes Nuevas (20/Nov./1542): Se les obligaba a trabajar en haciendas de espaoles o criollos, en obras pblicas y religiosas, labranza obligatoria de granos, hortalizas y frutos en tierras ejidales, servicios a autoridades eclesiales y locales. Cuidar la conservacin y gobierno y buen trato de los indios; Que no hubiera causa ni motivo alguno para hacer esclavos, ni por guerra, ni por rebelda, ni por rescate, ni de otra manera alguna. Que los esclavos existentes fueran puestos en libertad, si no se mostraba el pleno derecho jurdico a mantenerlos en ese estado; Que se acabara la mala costumbre de hacer que los indios sirvieran de cargadores (tamemes), sin su propia voluntad y con la debida retribucin; Que no fueran llevados a regiones remotas con el pretexto de la pesca de perlas; Que los oficiales reales, del virrey para abajo, no tuvieran derecho a la encomienda de indios, lo mismo que las rdenes religiosas, hospitales, obras comunales o cofradas; Que el repartimiento dado a los primeros conquistadores cesara totalmente a la muerte de ellos y los indios fueran puestos bajo la real Corona, sin que nadie pudiera heredar su tenencia y dominio.

    A partir de entonces ya no se pudieron establecer ms encomiendas y este sistema comenz a decaer hasta que finalmente se aboli en el ao 1718

  • UNA MIRADA A LA HISTORIA AGRARIA DE GUATEMALA. La tierra conquistada y el despojo colonialAs se fundaron alrededor de 90 pueblos indios que permitieron un estricto control poblacional: los concentr; contabiliz y oblig a trabajar y tributar sin evasin posible, por lo que el elemento Pueblo de Indios se constituy en base y sustento del rgimen colonial, que adems de tuvo otros elementos de organizacin poltica administrativa como fue la Audiencia de Guatemala; las alcaldas mayores y los corregimientos, a travs de los cuales se ejerca autoridad poltica, judicial y militar.recordaron solemnemente la prohibicin de esclavizar a los indios y abolieron las encomiendas (dejaron de ser hereditarias y deban desaparecer al morir los encomenderos). Al fundar los pueblos de indios se les dotaba de tierras ejidales sealndosele usos y fines precisos, siendo adems inalienables. El ejido era la base material primaria del patrimonio de toda comunidad. Su extensin territorial era de una legua cuadrada (38 Caballeras) tomndose como punto de referencia el centro del pueblo. Se poda ampliar ese patrimonio territorial utilizando los mecanismos de ley (denuncias, titulaciones, composiciones, confirmaciones, compra de tierras, etc). En estos casos la tierra se consideraba comunal y a diferencia de la ejidal, sta era alienable ya que se conformaba segn las posibilidades econmicas de cada pueblo (poda venderse, alquilarse o prestarse).

  • UNA MIRADA A LA HISTORIA AGRARIA DE GUATEMALA. La tierra conquistada y el despojo colonialReformas Borbnicas (a partir de los aos cuarenta del XVIII): reformas en la Nueva Espaa. La legislacin as lo sugiere: en cuanto a la Iglesia, la Corona redujo poder del Arzobispado de Mxico y limit las funciones de los obispos (por pragmtica real, 1748), prohibi la intervencin del clero en la redaccin de testamentos civiles (1754), orden la expulsin de los jesuitas (1767), dispuso que la doctrina se ensease en espaol (1772), estableci leyes desamortizadoras para enajenar bienes races de hospitales y otras obras benficas (cdula real, 1798). El proyecto borbnico se impuls en la metrpoli y sus dominios bajo el reinado de Carlos III; deseoso de conocer lo que tena en la Nueva Espaa, envi al conde Jos de Glvez hacia 1765. A pocos aos de su llegada, ste reorganiz la educacin, el ejrcito y el sistema aduanal; cre el estanco del tabaco y nuevos impuestos, y estableci lo ms importante de las reformas borbnicas: el sistema de intendencias, cuya ordenanza fue promulgada en 1786. Esta real ordenanza, de carcter general y de observancia obligatoria, reuni una serie de disposiciones, destinadas a regular u ordenar homognea y sistemticamente las instituciones novohispanas. Su aplicacin fue decisiva para la organizacin integral, y vino a ser una especie de constitucin en la poca, aunque la ejecucin de sus disposiciones tropezara con problemas.

  • UNA MIRADA A LA HISTORIA AGRARIA DE GUATEMALA. La tierra conquistada y el despojo colonialComposicin de Tierras: Deviene de la nueva legislacin borbnica, en la que entre otras cosas, se reglament lo relacionado que todas las tierras posedas sin ttulo legal deban volver al patrimonio de la corona, para evitar esto, los interesados podan legalizar su posesin mediante esta nueva figura jurdica. Se buscaba resolver los intereses de las partes involucradas en el problema de legalizacin de la tenencia de la tierra, posesin de excesos, no correspondencia entre la superficie fsica posesionada y titulada; por primera vez surge el mecanismo de pago de un valor por la propiedad de la tierra.Durante todo el perodo colonial se aplic este principio jurdico de legitimar todos los casos de individuos y comunidades interesadas por mantener o incrementar su patrimonio a expensas de tierras baldas o estatales, llamadas realengas o realengos (de propiedad real), mediante la Denuncia, Medida, Remate y Adjudicacin.Con estas formas de apropiacin nacieron tambin los conflictos agrarios por corrimiento de linderos, sobre-posicin y traslape, ocupacin de hecho y reclamo de apropiacin. Por ello y para garantizar la integridad y derechos sobre la propiedad, se impondra la necesidad de reafirmar -mediante la remedida- tales derechos.

  • UNA MIRADA A LA HISTORIA AGRARIA DE GUATEMALA. La tierra conquistada y el despojo colonialEl Juzgado Privativo de Tierras se encargaba de otorgar en propiedad determinada porcin de tierras cercanas a los pueblos de indios, mediante procedimiento rutinario (denuncia, medida, composicin y titulacin).Se marcan diferencias y privilegios para la dotacin de tierras, priorizando a los pueblos de indios; la dotacin o reparto de tierras a espaoles deba hacerse sin perjuicio de los pueblos de indios. Esta actitud protectora, -tutelar-, por parte del Estado Colonial, para con la poblacin indgena, tena el inters fundamental de que los pueblos de indios dispusieran de tierra suficiente que les permitiera a sus habitantes hacer frente a las exigencias fiscales y dems contribuciones a que estaban sometidos.La consolidacin del pueblo de indios, se da por medio de la consolidacin y expansin de su patrimonio territorial comunal, y estos a su vez, por la presin econmica-fiscal y social exterior. Los lmites reales de este proceso son por un lado, la capacidad econmica de cada pueblo de indios para asumir los considerables gastos que implicaban los trmites de adquisicin de nuevas tierras; por otro lado, la fuerza y coaccin con que se desarroll la propiedad privada de criollos, mestizos e indgenas, a ttulo personal. Este segundo factor se constituy e una amenaza creciente pero silenciosa, no fue sino hasta mediados del siglo XVIII cuando principi a destacarse el peso y presencia de stos fenmenos, as como el establecimiento de pueblos especficamente para ladinos.

  • UNA MIRADA A LA HISTORIA AGRARIA DE GUATEMALA. LOS PROCESOS DE OCUPACIN DEL ESPACIO Y LA CONFORMACIN DE REGIONES DURANTE EL PERODO COLONIALLa lgica de la encomienda era que el encomendero captara todos aquellos artculos que la poblacin indgena pudiera no slo producir, sino tambin entregar. Es decir, deban producirlos y, tambin agenciarse de los que no producan. Esta doble exigencia estimul mucho desde muy temprano las especializaciones productivas territoriales.Se establecieron pronto, distinciones productivas para efectos de regular la tributacin, se sent as el punto de partida de los procesos de diferenciacin de zonas productivas, sobre todo en cuanto a la propiedad de la tierra y la presin sobre la fuerza de trabajo indgena.Las encomiendas constituyeron el primer proyecto ordenador de territorio, de sus recursos y poblacin. La lgica bsica sobre la que se procedi fue la de organizar a sus habitantes sin desplazarlos necesariamente de sus asentamientos originales. Muchas de estas encomiendas se convirtieron luego en pueblos de indios. No se manifiesta an un inters primordial por la propiedad de la tierra, interesaba que la poblacin aborigen principiara a tributar, a entregar lo que tradicionalmente produca. Se trataba de una lgica doble: el enriquecimiento inmediato y, garantizar de alguna manera la seguridad alimentaria de los colonizadores.La estructura del rgimen colonial descans sobre el pueblo de indios, el cual encerraba y condensaba toda una serie de mecanismos que facilitaban la explotacin de su poblacin. Al interior de la comunidad se despert un gran inters por la tierra ya que era a ella la que permita amortiguar los efectos de la explotacin a que estaban sometidos.

  • UNA MIRADA A LA HISTORIA AGRARIA DE GUATEMALA.

    Independencia colonial, repblica y despojo criollo

  • UNA MIRADA A LA HISTORIA AGRARIA DE GUATEMALA. Independencia colonial, repblica y despojo criolloHacia 1821, contina prevaleciendo la estructura agraria y econmica de la colonia, o sea que no obstante la independencia, la estructura colonial se mantuvo igual, concentracin de tierras y monocultivo de exportacin. Se busco una primera salida en la produccin y exportacin a Espaa, del cacao, luego del ail y posteriormente la grana. Con el advenimiento de la revolucin industrial en Europa, la demanda de colorantes naturales por parte de la pujante industria textil, potenci el cultivo de ail. Atrado por las altas tasa de rentabilidad que ofrecan dichas producciones agrcolas, el gobierno republicano concentr sus esfuerzos en satisfacer la demanda internacional de colorantes.As se impulsa el cultivo del ail luego de la grana, cuyo predominio econmico sera la base a partir de la cual se matizara la estructura agraria prevaleciente, incorporando ciertas modalidades muy particulares que se reflejan en legislaciones sobre cuestiones agrarias que se fueron promulgando desde 1821.Esta legislacin agraria estaba dirigida bsicamente a incentivar a la poblacin a denunciar y adquirir tierra con el propsito de estimular el desarrollo econmico general. Adems, se insisti en que ese proceso de apropiacin era de carcter individual, privado, fieles a la idea liberal de promocin de la ciudadana. A partir de 1825, tambin fueron perfilando, por un lado, la tendencia a ir reduciendo la extensin y existencia de tierras comunales y, por otro, la parcelizacin de tierras ejidales.

  • UNA MIRADA A LA HISTORIA AGRARIA DE GUATEMALA. Independencia colonial, repblica y despojo criollo

    Quizs en cuanto es importante sealar el intento del rgimen liberal del Dr. Mariano Glvez, de 1831 a 1838, por incorporar ms tierras a la produccin; ello se haca mediante la explotacin de la tierras pertenecientes a la iglesia catlica y a las comunidades indgenas. Este intento fue frustrado al ser derrocado el rgimen liberal y ser instaurado un rgimen conservador, que reforz an ms el gran poder clerical y reforz las estructuras coloniales, este rgimen fue instaurado por el caudillo Rafael Carrera, quin a la cabeza de un movimiento de campesinos originarios de La Montaa, en el oriente del pas, provoc la cada poltica de Mariano Glvez. Este alzamiento de 1837 se dio por razones de sobre vivencia econmica, motivadas por el desfonde de la regin de oriente con la cada del ail como producto de exportacin. La emergencia campesina y el separatismo de algunas regiones explica porqu la legislacin agraria a partir de esos aos (1838-1840) busc facilitar una relacin armnica entre Estado y las comunidades campesinas. Se volvi a permitir a las comunidades indgenas que mantuvieran sus ejidos, y que adquirieran ms tierras a ttulo comunal. De manera simultnea, se continu estimulando a los ciudadanos para que accedieran a la tierra balda a travs del censo enfitutico (enfiteusis: Cesin de un predio rstico o urbano mediante una renta que se paga al cedente, quien conserva el dominio directo), el cual facilitaba el acceso a la tierra a cualquier persona sin la obligacin de hacer un desembolso para adquirirla. Se trataba, nicamente, de reconocer el pago anual de una tasa para acceder a su usufructo ilimitado.

  • UNA MIRADA A LA HISTORIA AGRARIA DE GUATEMALA. Independencia colonial, repblica y despojo criolloEn 1845 se revisaron y recordaron los procesos y trmites que se deban seguir para acceder a la propiedad de tierra balda. En 1852, volvi a reiterarse la vigencia del decreto del 2 de noviembre de 1837, que salvaguardaba los derechos de posesin de los pueblos sobre sus ejidos y a los procedimientos a seguir para la enajenacin de los mismos. En 1862, se record que la tasa de 3% es el canon anual que se deba pagar por terrenos y ejidos comunes dados en censo enfitutico aplicable a todo el territorio nacional.

    Sin embargo desde la dcada de 1850 fueron reforzadas las practicas de habilitacin de mano de obra de las comunidades indgenas, y el Estado impuls la distribucin de tierra a lo largo de la regin de la costa del pacfico (especialmente Suchitepquez y Escuintla) con el propsito de fomentar la produccin de caf frente a los primeros sntomas de deterioro de la exportacin de grana por el surgimiento de nuevos competidores y la invencin de los colorantes qumicos. Realidad que sera legalizada luego de la Revolucin Liberal de 1871.

    Lo anterior demandaba replantear la orientacin de la produccin agrcola, bajo un nuevo orden internacional, fundamentalmente liberal, y en funcin de las teoras de las ventajas absoluta y comparativa, cada pas deba especializarse en la produccin de bienes en los que su costo de produccin fuera menor respecto del costo de esos mismos bienes en el mercado mundial. Al amparo de este nuevo orden a Guatemala le tocara especializarse en la produccin de materias primas de origen agropecuario y en la explotacin de recursos minerales.

  • UNA MIRADA A LA HISTORIA AGRARIA DE GUATEMALA. Independencia colonial, repblica y despojo criolloAs se impulsa el cultivo del Caf y se instalara por cientos de aos el predominio econmico cafetalero, a partir del cual se matizara la estructura agraria prevaleciente, incorporando ciertas modalidades muy particulares que se reflejan en legislaciones sobre cuestiones agrarias que se fueron promulgando desde 1871.

  • UNA MIRADA A LA HISTORIA AGRARIA DE GUATEMALA.

    La forma finquera de Estado y la servidumbre agraria

  • UNA MIRADA A LA HISTORIA AGRARIA DE GUATEMALA. La forma finquera de Estado y la servidumbre agrariaLa forma en que se organiza y se perfila el Estado independiente guatemalteco tiene relacin directa con las haciendas coloniales, y a partir de la reforma liberal, la finca cafetalera dibuja y define los rasgos fundamentales de la anatoma de la sociedad guatemalteca, la cual se expres en una forma especfica de Estado.

    Si bien el Estado tiene su propia especificidad, el sentido y el lmite histrico de sus acciones se encuentran en las formas de poder que emanan de la sociedad misma. Hasta nuestros das, la finca constituye las estructura de poder fundamental.

    En 1871 haba por lo menos siete tipos de propiedad diferentes, de los cuales slo una fraccin poda considerarse propiedad absoluta en el sentido moderno. Existan tierras adquiridas con ttulo legtimo; las tituladas ad corpus; terrenos posedos por personas que carecan de ttulos; tierras de ejidos y tierras comunales de los pueblos indios; tierras de comunidades religiosas, de cofradas indgenas, y de fundaciones de las festividades religiosas. A mediados del siglo el 70% de las tierras estaban en manos de comunidades indgenas.

  • UNA MIRADA A LA HISTORIA AGRARIA DE GUATEMALA. La forma finquera de Estado y la servidumbre agrariaPara que la economa cafetalera se expandiera y consolidara como sistema dominante seran necesarias profundas transformaciones de la estructura socioeconmica. A diferencia de la grana, la economa cafetalera necesitaba de una liberta de expansin territorial y de apropiacin privada del suelo. En aquellas circunstancias ese objetivo solamente se poda lograr mediante un profundo cambio tanto en las formas de tenencia de la tierra y las formas de organizacin social que les eran orgnicas. En otras palabras, la nueva vinculacin con el mercado mundial, el desarrollo de rasgos de una economa agro exportadora, condicionaron el desarrollo de tendencias internas hacia una reforma de la economa que poda lograrse mediante una transformacin del Estado. Con la toma del poder de los liberales en 1871, dio inicio una poca de reformas que redefinieron el perfil de Guatemala segn pautas de un proyecto cafetalero de nacin. La piedra de toque fue la reforma agraria liberal. Esta quebr la columna vertebral del rgimen tradicional de tenencia de la tierra, y estimul un proceso de acumulacin privada del suelo a costa de la propiedad comunal indgena y del clero.En diez aos el pas qued convertido en un conjunto de plantaciones cafetaleras, el caf se haba convertido casi en el nico producto de exportacin. En 1880, represent el 92% de las exportaciones; en 1881, el 98%, y el 85% en 1892-1893. La expansin finquera, fomentada por el reparto agrario estatal, sigui la tendencia a su consolidacin como ncleo de la economa y las relaciones sociales en las siguientes dcadas. La poca de privatizacin eufrica y reparto agrario de los gobiernos liberales lleg a su declive a partir de 1921.

  • UNA MIRADA A LA HISTORIA AGRARIA DE GUATEMALA. La forma finquera de Estado y la servidumbre agrariaDespus de haber concluido el periodo liberal la concentracin agraria en unas cuantas manos no se haba modificado: el 87% de la produccin cafetalera se ubicaba en 1,722 fincas, siendo que el total de fincas cafetaleras era de 31,000 cuestin que se prolonga hasta la actualidad sin modificaciones sustantivas. Ese 87% de la produccin cafetalera se daba en fincas de 10 a ms de 200 caballeras, este tipo de finca representaba aproximadamente un 0.2% del total de fincas y concentraba ms del 50% de la tierra.El crecimiento de la forma valor de la produccin nacional ligado al auge de la economa cafetalera no se tradujo al mismo tiempo en un despliegue de la forma de organizacin tpica del capitalismo: el trabajo asalariado. La finca, el latifundio cafetalero, ncleo de la economa nacional durante el perodo posterior a la independencia y ms an posterior a la revolucin liberal, no era en s una unidad capitalista sino precapitalista y semi-feudal que utilizaba fuerza de trabajo servil para la produccin de grandes volmenes de mercanca exportable.El reparto agrario liberal, como se ha visto, liberaliz el acceso a la tierra, en parte como patrimonio adquirido polticamente, as como por la transformacin del suelo en mercanca. Sin embargo, los capitales invertidos inicialmente en el establecimiento de las fincas, lejos de llevar a transformar la tierra en parte del capital productivo, fueron un factor que posibilit la estabilizacin de la renta, es decir, de un poder basado ms en el control de la tierra que en el capital propiamente dicho.

  • UNA MIRADA A LA HISTORIA AGRARIA DE GUATEMALA. La forma finquera de Estado y la servidumbre agrariaTanto la organizacin del trabajo como las categoras econmicas que expresan esa organizacin se encontraban en fuerte medida definidas por formas precapitalistas de relacin social; la renta y las formas de capital que le hacan posible, y no el beneficio capitalista como forma del capital industrial era lo que defina el carcter de la economa.

    La economa cafetalera del periodo liberal fue parte de un proceso de formacin de ciertas condiciones para el desarrollo del capitalismo en Guatemala, la flexibilidad del sistema para permitir formas ms o menos desarrolladas de capital industrial era muy limitada. La expansin de la renta, permiti un desarrollo de las relaciones mercantiles en la economa urbana; pero a la larga la misma forma renta, es decir, la estructura servil del trabajo agrcola, se transform en el principal obstculo para la expansin de la forma moderna de capital dentro de la formacin social.

    La reforma agraria liberal no llev al establecimiento de relaciones capitalistas como forma dominante de las relaciones de produccin en el campo.

  • UNA MIRADA A LA HISTORIA AGRARIA DE GUATEMALA.

    La Revolucin de 1944-1954 y la Reforma Agraria

  • UNA MIRADA A LA HISTORIA AGRARIA DE GUATEMALA. La Revolucin de 1944-1954 y la Reforma AgrariaLa Ley contra la Vagancia fue abolida en 1945, y la Ley de Arrendamiento Forzoso, decretada en 1949, estableci un lmite que deba pagarse por tierras arrendadas: el pago no deba ser superior al 10% del valor de mercado del producto cosechado, que en 1951 fue reducido al 5%.Los indgenas y ladinos pobres empezaron a organizar uniones y sindicatos campesinos. La Confederacin Nacional Campesina de Guatemala (CNCG) fue formada en 1950 y efectu su primer Encuentro Nacional al siguiente ao. La medida reformista ms importante del gobierno progresista de la poca 1951-54, fue la Reforma Agraria iniciada en 1952. La constitucin adoptada en 1945 prohibi los latifundios (fincas neofeudales con mucha tierra sin cultivar) y la ampliacin de las fincas que ya existan, pero la intencin de llevar a cabo una redistribucin de tierras no alcanz la cima de la agenda poltica sino hasta la eleccin de Jacobo Arbenz, quien tom posesin de la Presidencia en marzo de 1951. La Ley de Reforma Agraria, Decreto 900. aprobada en 1952 por una abrumadora mayora del Congreso de Guatemala, tena la intencin, segn postulaba, de erradicar la propiedad feudal en las reas rurales y desarrollar mtodos capitalistas de produccin agrcola.El total de rea distribuida fue equivalente a cerca del 20% del total de la tierra cultivable de la nacin, y la Reforma benefici a cerca del 24% de la poblacin. El propsito de la Reforma Agraria era hacer producir la gran cantidad de tierra frtil que exista sin cultivar y, al mismo tiempo, proveer de parcelas individuales a los campesinos sin tierra.

  • UNA MIRADA A LA HISTORIA AGRARIA DE GUATEMALA. La Revolucin de 1944-1954 y la Reforma AgrariaLa Ley Agraria estipulaba que la compensacin que se les dara a los finqueros expropiados sera en bonos estatales, pagaderos durante veinticinco aos, y que el precio a pagar por las tierras expropiadas deba basarse en los valores en que haban sido declaradas las propiedades para propsitos de impuestos (siempre menor al valor verdadero).En 1954, CNCG clamaba tener 400,000 afiliados. La formacin de sindicatos condujo, a veces, a huelgas como las de las fincas nacionales, que en 1950 se extendi a las grandes fincas privadas y tuvo como resultado el incremento salarial. Muy importante a destacar es que La Ley de Reforma Agraria llev a la formacin de comits agrarios locales que, cuando lo consideraron apropiado, se encargaron de llevar a cabo las expropiaciones, en respuesta a las demandas de campesinos.Pese a que Arbenz deseaba llevar a cabo una reforma agraria que modernizara la produccin agrcola sin alienar a los grupos del sector medio, los polticos y dirigentes laborales de izquierda esperaban radicalizar la Reforma Agraria, a fin de transformar la estructura de clase rural. En particular, los organizadores de los campesinos alentaron y dirigieron ilegales ocupaciones de tierras, especialmente en Escuintla, donde el campesinado estaba bien organizado.

  • UNA MIRADA A LA HISTORIA AGRARIA DE GUATEMALA. La Revolucin de 1944-1954 y la Reforma AgrariaPese a que las diversas medidas reformistas del perodo de la Ley Agraria fueron relativamente moderadas para los niveles de hoy en da, y a que no amenazaban directamente a los intereses econmicos fundamentales de los sectores poderosos, se vio en peligro el sistema de dominacin del cual stos obtenan beneficios, al comenzar los campesinos a reivindicar algo de su poder potencial.

    Indios y ladinos se encontraron con que era posible hallar otras autoridades y fuentes de poder, adems del que conocan en el sistema patronal unitario. Mientras que antes el patrn o los ancianos tenan la ltima palabra, cada vez ms se comprendi no solo que ya no eran ellos la autoridad ms importante, sino que hasta se les poda ignorar casi a voluntad. La operacin de estas nuevas organizaciones demostr que los campesinos podan obtener beneficios sin tener que retribuirle nada al terrateniente o al consejo de ancianos local (Adams, Richard en 1970).

  • UNA MIRADA A LA HISTORIA AGRARIA DE GUATEMALA.

    La contrarrevolucin de 1954 y la contra reforma agraria

  • UNA MIRADA A LA HISTORIA AGRARIA DE GUATEMALA. La contrarrevolucin de 1954 y la contra reforma agrariaEl programa de la liberacin revirti los logros de la Reforma Agraria de Arbenz. Virtualmente todos los beneficiarios de la Reforma Agraria fueron expulsados de sus parcelas recin obtenidas, por la fuerza si era necesario, sindoles devueltas tierras a los finqueros. El principal beneficiado de esta campaa fue la United Fruit Company, que recibi de vuelta todas las tierras que le haban sido expropiadas, adems muchas de las antiguas fincas nacionales fueron privatizadas.La contrarreforma de 1954 necesitaba desarrollar una solucin alternativa a los problemas agrarios del pas. Su respuesta fue el Programa de Desarrollo Rural de Guatemala. Entre 1954 y 1959, los EE.UU. gastaron poco menos de 14 millones de dlares en el desarrollo rural de Guatemala, principalmente en el reasentamiento de campesinos en 19 proyectos de colonizacin, localizados mayormente a lo largo del declive del Pacfico. En conjunto, Guatemala recibi en 1955 ms del 21% de toda la ayuda otorgada a Amrica Latina. Poco despus de iniciarse su ejecucin, muchas de las mejores tierras ya haban cado en las manos de finqueros ricos y oficiales del ejrcito. Muy pocos campesinos guatemaltecos sin tierra, o de los campesinos que tenan poca, resultaron beneficiados de los programas de distribucin de tierras implementados por los gobiernos establecidos a partir de 1954.

  • UNA MIRADA A LA HISTORIA AGRARIA DE GUATEMALA. La contrarrevolucin de 1954 y la contra reforma agrariaEl actuar de la contrarreforma agraria puede resumirse puntualmente a los siguiente:

    550 mil hectreas distribuidas por la reforma agraria fueron devueltas a los propietarios anterioresLa United Fruit Company recibi de vuelta toda las tierras que le fueron confiscadas en virtud del Decreto 900.Muchas de las antiguas fincas nacionales fueron privatizadas1956: Se dicta el Decreto Ley N.559 o estatuto agrario, instaura impuesto progresivo sobre tierras ociosas, y la posibilidad de expropiacin de las mismas si en 5 aos no cambian esta condicin. Se impuso a 99,000 hectreas y no se expropio ninguna. Sobre esta base legal se impuso poltica de titulacin individual de unidades agrcolas familiares.Hasta 1960 haban sido distribuidas 3,800 parcelas de 20 hectreas en las 21 zonas de desarrollo agrario.De 1954 a 1962 se titularon por la va antes descrita 364,852 hectreas

  • UNA MIRADA A LA HISTORIA AGRARIA DE GUATEMALA. La transformacin agraria y la contrainsurgencia

  • UNA MIRADA A LA HISTORIA AGRARIA DE GUATEMALA. La transformacin agraria y la contrainsurgenciaLEY DE TRANSFORMACIN AGRARIA DE 1962: introduce el Decreto No. 1.551, que viene a sustituir el estatuto agrario de 1956. Con base en esta ley, surgida en el contexto de los planes de la Alianza para el Progreso en Guatemala, as como en virtud de otras leyes dictadas en aos posteriores, entre ellas el Decreto No. 1.653 de 1966 (Ley de Fincas Cooperativas) y el Decreto No. 67-84 de 1979 (Ley de Empresas Campesinas Asociativas), se habran distribuido a 1982 a travs de las distintas modalidades, tanto de carcter individual como colectivo, un total de 399.328 hectreas, bajo las modalidades siguientes:parcelamiento de grandes fincas: extensin promedio 19,6 y 28 hectreas;micro parcelamiento de fincas de tamao regular: de 10 ha. promedio; otorgamiento de fincas de gran tamao en parcelas individuales: para vivienda, cultivos y reas comunes para el pastoreo; cesin de la propiedad de la tierra a comunidades agrarias, con explotacin individual en mdulos subfamiliares; de fincas de gran tamao a grupos de campesinos en patrimonio agrario colectivo; de tierras en comunidad a entidades campesinas con personalidad jurdica (empresas campesinas asociativas); y de tierras de las fincas nacionales a los mozos colonos y a campesinos que trabajaran en ellas bajo la modalidad de fincas cooperativas (un total de 130,518 hectreas habran sido entregadas bajo esta modalidad a 26 asociaciones cooperativas); el reconocimiento legal de las tierras posedas por las comunidades (comunidad legalizada); y la adjudicacin de lotes individuales para la construccin de viviendas para la constitucin de centros urbanos en asentamientos agrarios.

  • UNA MIRADA A LA HISTORIA AGRARIA DE GUATEMALA. La transformacin agraria y la contrainsurgenciaPROGRAMAS DE COLONIZACIN Y OTORGAMIENTO DE TIERRAS:Una mencin especial debe hacerse de los programas de colonizacin y otorgamiento de tierras desarrollados en este perodo por el gobierno de Guatemala en El Petn, en la zona norte de Guatemala. Desde 1959 hasta 1978, la Empresa de Fomento y Desarrollo de El Petn (FYDEP) distribuy un total de 1.980.000 hectreas a un total de 39.000 beneficiarios en nueve parcelamientos. Si bien una gran cantidad de campesinos sin tierra migr a esta zona, en particular desde la apertura de la carretera en 1969, contribuyendo a disminuir la presin por tierra en otras zonas de Guatemala, no es menos efectivo que el nmero de personas finalmente beneficiadas por este programa fue reducido en relacin a la necesidad de tierra existente. Ello se debi a la forma ilegal en que stas se otorgaron, beneficiando en muchos casos a profesionales Universitarios, militares, comerciantes, terratenientes de la costa sur, etc., a quienes se adjudicaron once mil parcelas de gran extensin (de entre 5 y 15 caballeras).

  • UNA MIRADA A LA HISTORIA AGRARIA DE GUATEMALA. La transformacin agraria y la contrainsurgenciaMucha de la tierra utilizada para los proyectos de colonizacin (ms de cien mil acres), fue donada por la United Fruit Company. Cuando sus tierras le fueron devueltas despus del derrocamiento de Arbenz, stas estaban ocupadas por muchos colonos intrusos que ya las estaban cultivando. El trato que hizo la UFCO fue que a cambio de la donacin de tierras de la compaa, le gobierno guatemalteco se encargara de expulsar a los colonos de las tierras restantes de su propiedad. Para 1963, el proyecto respaldado por los EE.UU. de Amrica haba asentado 4,887 familias, a la para que, por otro lado, se le distribuan 16,722 pequeos lotes a campesinos sin tierra. Mientras tanto, entre 1950 y 1962 la cantidad de familias sin tierra que vivan en las fincas haba crecido a 140,000.El modelo seguido tena por objetivo principal crear propietarios y trabajadores independientes de granjas de clase media. Haba sido pasado por alto el impacto de tales proyectos de colonizacin en la estructura de la tenencia de la tierra. A fines de 1970, los EE.UU. se vieron involucrados nuevamente en un programa de reasentamiento. Esta vez la esquina occidental de la Franja Transversal del Norte, que corre a travs del cuello del pas. En esta ocasin, la AID otorg 5 millones 600 mil dlares para financiar un proyecto de reasentamiento piloto en el que participaran 4,000 familias.Slo el 8.9% de los campesinos necesitados fue beneficiado de 1955 a 1964; el 3.5% de 1965 a 1973; y 5.7% de 1974 a 1981. sin embargo, la mitad de las parcelas distribuidas era de ms de 25 hectreas, teniendo casi toadas ms de 100 hectreas.

  • UNA MIRADA A LA HISTORIA AGRARIA DE GUATEMALA. La transformacin agraria y la contrainsurgenciaDe los resultados del proceso de transformacin agraria y de los programas de colonizacin y otorgamiento de tierras desde 1957 a 1978, excluyendo los actuado por el Estado de Guatemala en base al Estatuto Agrario, puede apuntarse lo siguiente:En 1957 el gobierno cre la Empresa de Fomento y Desarrollo Econmico del Petn FYDEP- la que fue disuelta en 1989. En 1971 se emiti el Decreto 38-71, que normaba el uso, tenencia, y adjudicacin de las tierras del Petn. Distribuy un total de 1980,000 hectreas a un total de 39,000 beneficiarios en 9 parcelamientos.11,000 parcelas otorgadas ilegalmente a universitarios, militares, comerciantes, terratenientes de la costa sur, burcratas, etcde entre 5 a 15 caballeras.Desde 1959 a 1978:Franja transversal del Norte, Decreto 60-70 de 1970. Declaraba zona de inters todo el norte bajo del pas, de Huehuetenango hasta Izabal, pasando por El Quich y Alta Verapaz.Dispona que los terrenos baldos fueran inscritos a nombre de la nacin conforme a decreto 1551, y que las fincas privadas quedaran afectas a las disposiciones de tierras ociosas y zonas de desarrollo agrario conforme a la misma Ley.Se adjudicaron 500 mil hectreas bajo diversas formas de tenencia, tanto comunitaria como individual. Para 1978 el Estado slo conservaba el 9.3%.

  • UNA MIRADA A LA HISTORIA AGRARIA DE GUATEMALA. La transformacin agraria y la contrainsurgenciaDado el deterioro del nivel de vida de la mayora del campesinado no es nada sorprendente que surgieron organizaciones guerrilleras con el objetivo de movilizarlo para llevar a cabo una reestructuracin radical de la sociedad guatemalteca. A la par de stas resurgi con fuerza sistemtica la violencia oficial fue utilizada esta vez para machacar cualquier forma de protesta campesina o laboral. Entre 1970 y 1975 fueron desaparecidas 15,000 personas. As la contrainsurgencia y represin total se expandi crecientemente, hasta que todo el pas lleg a prevalecer el reinado de terrorismo de Estado especialmente en el altiplano occidental.Fueron muchas las causas de la movilizacin y organizacin campesinas en la dcada de 1970. entre las ms importantes pude mencionarse: las actividades de los catequistas religiosos, en especial, los que participaban EN EL MOVIMIENTO Accin Catlica; los esfuerzos iniciados por los expertos en desarrollo rural llegados de fuera; el continuo deterioro de la condicin econmica del campesinado; la represin gubernamental; y el surgimiento de movimientos guerrilleros izquierdistas.Otro movimiento que promovi la organizacin campesina fue el de los cooperativistas, este recibi mucho impulso de los religiosos de Accin catlica y de l partido Demcrata Cristiano por un lado; por otro lado la AID impuls modelos diferentes que en un principio fueron rechazados por ser impositivos, pero posteriormente la federacin de cooperativas democristianas, la ms fuerte del pas, tambin comenz a recibir ayuda de la AID.

  • UNA MIRADA A LA HISTORIA AGRARIA DE GUATEMALA. La transformacin agraria y la contrainsurgenciaParalelamente aumentaba la presin sobre la tierra, cada da eran ms las familias que demandaban tierra, las regiones poco pobladas se vieron pronto repobladas por campesinos que bajaban del altiplano buscando una alternativa de sobre vivencia. Una campaa de contrainsurgencia fue iniciada en el norte del Quich apenas un mes despus del terremoto de 1976. Tericamente pretendan eliminar un pequeo grupo de guerrilleros, pero en la prctica el verdadero objetivo fue muy pronto acabar con el movimiento cooperativista, un ao y medio despus desaparecieron 200 cooperativistas.En 1978 fue fundado el Comit de Unidad Campesina (CUC), la primera organizacin que uni a campesinos de agricultura de subsistencia y migrantes a las fincas, con ladinos colonos pobres de las fincas. Slo durante 1980 fueron asesinados 110 dirigentes obreros, as como ms de 300 dirigentes campesinos. Lo ms notable en las actividades polticas de los indgenas, fue el apoyo que muchos le dieron a los nuevos movimientos guerrilleros, la alta proporcin de los que participaron activamente en la lucha armada revolucionaria. En enero de 1972 apareci en al Altiplano occidental el Ejercito Guerrillero de lo Pobres, EGP, el cual emprendi un lento proceso de educacin y movilizacin, su primer acto militar en 1975, fue la ejecucin pblica de un terrateniente del Quich, conocido por la opresin a que someta a sus trabajadores. En respuesta a ello el ejrcito inici su campaa contrainsurgente en el norte del Quich, conforme aument la represin, as creci el apoyo y participacin de los indgenas en el EGP. Fundada en 1971, en 1979 surge pblicamente la Organizacin del Pueblo en Armas, ORPA, ya para 1982 sus estructuras podan operar libremente en el sur del Altiplano occidental.

  • UNA MIRADA A LA HISTORIA AGRARIA DE GUATEMALA. La transformacin agraria y la contrainsurgenciaEl sistema de control sobre la poblacin indgena, establecido en la colonia y reforzado a lo largo de los siglos XVI al XX comenz a aflojarse.Crecientemente a lo largo de 1980 y 1981, fueron atacados pueblos claves, a menudo docenas de muertos, en un esfuerzo por quitarles a la guerrilla el apoyo de la poblacin. El resultado, sin embargo, fue todo lo contrario de lo esperado: esa intermitente pero brutal represin a menudo slo reforz el apoyo indgena a la guerrilla. Una poltica de tierra arrasada fue instituida a fines de 1981, cuando miles de soldados barrieron violentamente toda la regin, asesinando dirigentes sospechosos, quemando milpas, e intentando meter cua entre el campesinado y las guerrillas.El programa contrainsurgente del gobierno guatemalteco, iniciado a finales de 1981 e inicios de 1982, fue un mtodo continuado y ampliado por los gobiernos posteriores.En 1982 el ejrcito reorganiz su estructura, a fin de mantener el control que haba ganado en el Altiplano por medio de la violencia indiscriminada. De esta manera, y de acuerdo a las fronteras departamentales, el pas fue dividido en 22 zonas militares, de 9 que existan antes. Crucial para esta tarea fue la creacin de patrullas de Autodefensa civil (PAC), su nmero alcanz la cantidad de 700,000 a 1000,000 de miembros en pocos aos, generalmente por medios coercitivos.

  • UNA MIRADA A LA HISTORIA AGRARIA DE GUATEMALA. La transformacin agraria y la contrainsurgenciaLas PAC en teora, fueron creadas para proteger a los habitantes de las aldeas de los elementos subversivos, pero eran la prctica eran unidades paramilitares para el control de poblacin, su represin y militarmente apoyo directo a tropas. Sobre esa base y las aldeas modelo, as como con programas como fusiles y Frijoles se reconstruy parte de la sociedad rural hasta antes de la firma de los Acuerdos de PAZ.El sistema poltico de dominacin de la poblacin fue cambiado a mediados de la dcada de 1980, en 1984 se efectuaron elecciones para la integracin de una Asamblea constituyente, realizndose en 1985 elecciones presidenciales relativamente limpias y libres. De esta manera no slo fue electo como nuevo presidente de la Repblica de Guatemala un civil, sino que ste fue un demcrata cristiano considerado reformista. El ejrcito se vio obligado a permitir esta apertura democrtica, debido, especialmente, a que no fue capaz de impedir el agravamiento de la crisis econmica.

  • UNA MIRADA A LA HISTORIA AGRARIA DE GUATEMALA. La transformacin agraria y la contrainsurgenciaEl gobierno democrtico de Vinicio Cerezo y su partido, la Democracia Cristiana, le dio un respiro a la economa, se reanud la ayuda extranjera, incluso la militar, se mejor la imagen del Estado, y se pretendi fortalecer la institucionalidad democrtica, sin embargo se descart realizar la Reforma Agraria y perseguir los hechos de graves violaciones de los Derechos Humanos, as mientras gobernaba un civil, el ejrcito ocupando el medio rural con fines contrainsurgentes.Se inici un proceso de distensin a nivel regional , se establecieron conversaciones entre Guerrilla y Gobierno de Guatemala, sobre como alcanzar la Paz, posteriormente pasaron a ser negociaciones concretas y se firmaron finalmente los Acuerdos de Paz, los cuales puntualizan las causas que originaron el conflicto armado interno, entre ellas la injusta estructura de tenencia de tierras, y se sentaron bases para erradicar esas causas, las cuales constituyen plataforma de transformacin del Estado y la sociedad guatemalteca, especialmente en el tema agrario.

  • UNA MIRADA A LA HISTORIA AGRARIA DE GUATEMALA. La transformacin agraria y la contrainsurgencia

  • UNA MIRADA A LA HISTORIA AGRARIA DE GUATEMALA.

    Los acuerdos de Paz y las esperanzas por mejorar la situacin agraria

  • UNA MIRADA A LA HISTORIA AGRARIA DE GUATEMALA. Los acuerdos de Paz y las esperanzas por mejorar la situacin agrariaA. sobre Identidad y Derechos de los Pueblos Indgenas: punto IV. literal F. DERECHOS REALTIVOS A LA TIERRA DE LOS PUEBLOS INDGENAS, en todos sus numerales y especialmente el subttulo Regularizacin de la tenencia de la tierra de las comunidades indgenas. 5. El Gobierno adoptar o promover medidas para regularizar la posesin comunal de tierras por las comunidades que carecen de ttulos de propiedad, incluyendo la titulacin de tierras municipales o nacionales con clara tradicin comunal.A. para el Reasentamiento de las Poblaciones Desarraigadas por el Enfrentamiento Armado: punto II. GARANTAS PARA EL REASENTAMIENTO DE LA POBLACIN DESARRAIGADA; el numeral 8. Un elemento esencial para el reasentamiento es la seguridad jurdica en la tenencia (entre otros, uso, propiedad y posesin) de la tierra. A. sobre Aspectos Socioeconmicos y Situacin Agraria: Ver punto III.; todos sus numerales y literales. Especialmente el literal E. MARCO LEGAL Y SEGURIDAD JURDICA; numeral 37. Guatemala requiere de una reforma del marco jurdico del agro y; en el subttulo Reforma Legal; el literal a) Promover una reforma legal que establezca un marco jurdico seguro, simple y accesible a toda la poblacin con relacin a la tenencia de la tierra. Dicha reforma deber simplificar los procedimientos de titulacin y registro del derecho de propiedad y dems derechos reales as como simplificar los trmites y procedimientos administrativos y judicialesA. sobre Fortalecimiento del Poder Civil y Funcin del Ejercito en una Sociedad Democrtica: Ver el punto V. PARTICIPACIN SOCIAL, en sus numerales 57. y 59.

  • UNA MIRADA A LA HISTORIA AGRARIA DE GUATEMALA. Los acuerdos de Paz y las esperanzas por mejorar la situacin agrariaEl cumplimiento de los compromisos relativos a la tierra de los pueblos indgenas es an insuficiente. Es urgente: integrar en una poltica nacional agraria la dimensin de la pluriculturalidad, desarrollar normas legales que faciliten la titulacin y administracin de las tierras de acuerdo con la normatividad consuetudinaria de las comunidades indgenas y, normar la titulacin de las tierras municipales o nacionales con clara tradicin comunal. Es necesario tambin, incorporar a la discusin la proteccin de la biodiversidad y gestin de recursos naturales, particularmente el agua, as como el impacto diferenciado que tienen sobre las mujeres indgenas las prcticas culturales relativas a la herencia de la tierra. Esto es indispensable para superar la grave situacin de exclusin social, segregacin tnica, y pobreza crnica de la mayora de los campesinos indgenas del pas (MINUGUA, 2000, captulo VI, prrafo 3).

  • UNA MIRADA A LA HISTORIA AGRARIA DE GUATEMALA. Los acuerdos de Paz y las esperanzas por mejorar la situacin agrariaEntre los desafos pendientes identificados figuran: la promocin de reformas legales para establecer un marco jurdico simple y accesible a toda la poblacin con relacin a la tenencia de la tierra; la promocin de acciones afirmativas que faciliten el acceso de las mujeres a la tierra; la promulgacin por ley de una jurisdiccin agraria y ambiental; la proteccin de las tierras ejidales y municipales, limitando los casos en que stas puedan ser enajenadas o entregadas por cualquier ttulo a particulares; el otorgamiento de asesora jurdica gratuita por CONTIERRA a campesinos que la requieran en casos de conflictos de tierra; el incremento de los recursos de esta entidad; la incorporacin a FONTIERRAS de todas aquellas tierras previstas en la ley, en especial en El Petn y la Franja Transversal del Norte; la dotacin a esta entidad de mayores recursos; acelerar el proceso de regularizacin de los expedientes recibidos del INTA; promulgada la ley de registro de informacin catastral hace falta la implementacin del catastro; el establecimiento de una nueva escala impositiva para el impuesto anual sobre tierras ociosas, fijando impuestos ms altos a estas tierras y a las subutilizada por particulares; y, la promocin y aplicacin de la legislacin de un impuesto territorial de fcil recaudacin por las municipalidades (MINUGUA, 2000, captulo VI, prrafo 6).

  • En materia agraria las realidades no son coherentes con los compromisos. Por parte del Estado no se inician todava procesos sustantivos de reparto agrario y desarrollo rural con las dimensiones necesarias para beneficiar a la amplia poblacin del campo, segn el espritu de los Acuerdos de Paz. Los pocos avances se expresan en preparativos institucionales y administrativos y un dbil programa de inversiones para el rea rural, sin que se inicie la implementacin de la parte medular de la poltica agraria contenida en los Acuerdos de Paz. Hasta los 3 aos y 3 meses despus de firmado el acuerdo sobre situacin socioeconmica y situacin agraria, el Ministerio de Agricultura hace pblica la poltica agraria de largo plazo (MAGA1999), y sus contenidos no corresponden a la dimensin de la problemtica por resolver, pues las tensiones sobre la tierra y la pobreza rural continan siendo elemento de gran conflictividad real y potencial.

    La poltica agraria presenta avances conceptuales coherentes con propuestas de la FAO para Amrica Latina, pero no presenta instrumentos idneos y suficientes, acordes con la dimensin y heterogeneidad de la problemtica agraria, en consecuencia para las necesidades de desarrollo rural de Guatemala.

  • UNA MIRADA A LA HISTORIA AGRARIA DE GUATEMALA. Las esperanzas agrarias truncadas por el mercado

  • UNA MIRADA A LA HISTORIA AGRARIA DE GUATEMALA. Las esperanzas agrarias truncadas por el mercadoFirmado el Acuerdo de Paz Firme y Duradera entre el Gobierno y la Unidad Revolucionaria Nacional Guatemalteca, URNG, predominando a nivel global los sistemas de gobierno y organizacin social de corte liberal, o de marcada tendencia neo-liberal, se inicia una carrera por aplicar realmente lo que por dcadas haba sido imposible o no se haba querido aplicar, un Modelo poltico, econmico y social denominado social de Mercado. Este Modelo se basa, principalmente en procurar el desarrollo del pas sobre la base de fuertes crecimientos econmicos, en mercados abiertos y competitivos que, se espera, traigan como consecuencia mejoramientos significativos de los aspectos sociales. Este es el modelo que rige en Guatemala, en la mayora de pases de Amrica y en un nmero muy importante de pases a nivel mundial. En Guatemala este sistema se rige, por encima de todos los Acuerdos de Paz sustantivos que supuestamente son plataforma para construir un nuevo pas, una nacin, una verdadera democracia y un desarrollo econmico y social justo, sostenible. Los Acuerdos de Paz en ltima instancia matizan y le dan cierto carcter poltico propio al sistema dominante en Guatemala y el mundo. Sistema que tras el colapso de la unin de Repblicas socialistas soviticas, se ha convertido en el paradigma de las economas del mundo occidental: Europa, Amrica, Oceana, parte de Asia y parte de frica.

  • UNA MIRADA A LA HISTORIA AGRARIA DE GUATEMALA. Las esperanzas agrarias truncadas por el mercadoEl desarrollo de las economas de los pases industrializados y la masificacin en la aplicacin de este Modelo, ha trado aparejada una fuerte Globalizacin de la Economa Mundial, la que corresponde al conjunto condiciones en el que una parte en el que una parte creciente de la riqueza se produce y se distribuye sobre la base mundial y en el interior de un sistema de redes empresariales interconectadas (OCDE, 1991). Este Drstico cambio est redefiniendo el rol del Estado guatemalteco, encargndose principalmente: de ser: Normalizador y fiscalizador Fomento a la actividad privada y creacin de mercados, aunque distorsionados porque est propiciando grandes monopolios por la forma arbitraria del privatizar empresas estatales.Subsidiario en la medida que cumple algunas funciones mientras el sector privado no es capaz de satisfacerlas, sobre todo a travs de fondos sociales que tambin son financiados a travs de Agencias Internacionales de Cooperacin para el Desarrollo a travs de donaciones y crditos, pues en Guatemala no se ha logrado consolidar un eficiente, adecuado y efectivo sistema de recaudacin fiscal.

  • UNA MIRADA A LA HISTORIA AGRARIA DE GUATEMALA. Las esperanzas agrarias truncadas por el mercado

    Decreto 24-99, el 13 de mayo de 1999 y con vigencia a partir del 24 de junio del mismo ao crea el Fondo de Tierras, le antecedi el Fideicomiso fondo de Tierras, creado por acuerdo gubernativo.En abril del 2,002, mediante el Acuerdo Gubernativo 136-2002 fue creada la Secretaria de Asuntos Agrarios que tiene como mandato conducir el diseo de la poltica de desarrollo rural, dar seguimiento y procurar el avance de los compromisos de paz relacionados con el tema agrario y desarrollo rural, le antecedi la CONTIERRA.En junio de 2005, nueve aos despus de que se contemplara su creacin en los Acuerdos de Paz, , el Congreso de Guatemala aprob un nuevo registro de Informacin Catastral, el antecedi la UTJ-PROTIERRA.Actualmente el organismo judicial prepara su propuesta para la implementacin de los tribunales agrarios segn lo manda la ley del RIC.

  • UNA MIRADA A LA HISTORIA AGRARIA DE GUATEMALA. Las esperanzas agrarias truncadas por el mercado

    Estado de las Deudas en FONTIERRASMonto en Millones de Q.% de MorosidadFincas pagadas53.00Q29.10Fincas con deuda fuera del perodo de graciaCrditos con pagos al da16.00Q29.8020.00%Crditos con pagos parciales en mora25.00Q46.0831.25%Crditos en mora39.00Q160.2548.75%Fincas en perodo de gracia91.00Q356.31Sub-total171.00Q592.44100.00%Total224.00Q621.54

  • UNA MIRADA A LA HISTORIA AGRARIA DE GUATEMALA. Las esperanzas agrarias truncadas por el mercado

    Grado de endeudamiento en FONTIERRAS por aosAoFincas entregadasFamilias BeneficiadasExtensin en hectreasMonto del Crdito en Millones de Q.Subsidio otorgado en Millones de Q.Subsidio en Q. por familiaDeuda promedio por familiaCosto en Q. por hectrea.1997-1999302,405.0012,450.60Q82.50Q23.60Q9,812.89Q34,303.53Q6,626.192000452,583.0012,276.11Q64.10Q41.93Q16,233.06Q24,816.11Q5,221.522001595,754.0026,793.26Q222.30Q110.60Q19,221.41Q38,633.99Q8,296.862002202,237.008,483.44Q95.01Q46.60Q20,831.47Q42,472.06Q11,199.472003292,423.008,991.85Q85.03Q59.50Q24,556.34Q35,092.86Q9,456.342004292,103.007,350.79Q67.40Q59.10Q28,102.71Q32,049.45Q9,169.08200512764.004,822.84Q23.10Q23.00Q30,104.71Q30,235.60Q4,789.71Total22418,269.00Q81,168.89Q639.44Q364.33Q21,266.08Q33,943.37Q7,822.74

  • REFLEXIONES SOBRE NUESTRA MIRADA A LA HISTORIA AGRARIA DE GUATEMALAEl problema agrario -que la Repblica de Guatemala no ha podido hasta ahora resolver- domina todos los problemas de la misma. Sobre una economa capitalista distorsionada por los rezagos semi-feudales y el mercantilismo no pueden prosperar ni funcionar instituciones democrticas y liberales.

    El problema agrario se presenta, ante todo, como el problema de la liquidacin de la feudalidad, esta liquidacin deba haber sido realizada ya por un rgimen democrtico burgus formalmente establecido por revoluciones agrarias o liberales o por las revoluciones democrtico-burguesas. Pero en Guatemala no hemos tenido en los casi ciento cincuenta aos de repblica, una verdadera clase burguesa, una verdadera clase capitalista. La antigua clase feudal -camuflada o disfrazada de burguesa republicana- ha conservado sus posiciones. La poltica de desamortizacin de la propiedad agraria iniciada por la revolucin liberal primero, y por la revolucin de octubre despus, as como por los procesos de transformacin agraria contra-reformistas y contra-revolucionarios auspiciados por los Estados Unidos -como una consecuencia lgica de su ideologa-, no condujo al desenvolvimiento de la pequea propiedad. La vieja clase terrateniente no ha perdido an todo su predominio. La supervivencia de un rgimen de latifundistas ha producido, en la prctica, el mantenimiento del latifundio. Sabido es que la desamortizacin atac ms bien a la comunidad. Y el hecho es que durante ms de un siglo de repblica, la gran propiedad agraria se ha reforzado y engrandecido a despecho del liberalismo terico de nuestra Constitucin y de las necesidades prcticas del desarrollo de nuestra economa capitalista.

    Las expresiones de la feudalidad sobreviviente son dos: latifundio y servidumbre, expresiones solidarias y consustnciales cuyo anlisis nos conduce a la conclusin de que no se puede liquidar la servidumbre, que pesa sobre el campesinado mayoritariamente indgena, sin liquidar el latifundio.

  • II. LATINFUNDIO Y PROCESO DE URBANIZACIN

  • II. LATINFUNDIO Y PROCESO DE URBANIZACINDios y el diablo en la tierra del latifundio Fray Betto Al principio de la Creacin, dijo el Seor a los ngeles: Esta tierra ser bautizada como Brasil. Y dio con ello a ese inmenso territorio un nombre ecolgico, tomado de un rbol perfumado. Ser una tierra sin males. No habr en ella terremotos ni volcanes, desiertos ni huracanes, nieve o heladas. Todo suelo ser frtil, y sus frutos, abundantes. Millones de aos despus, las carabelas de Cabal atracaron en el litoral de Brasil. Y el cronista de a bordo, Pedro Vaz Caminha, confirm la promesa divina: Aqu, todo lo que se planta, crece. Mal saba l que al crear Dios el mar, enfrente el diablo abri un bar. Y las tierras de Brasil fueron cortadas en retales por la nica Reforma agraria habida en toda la historia del pas: su divisin en capitanas hereditarias. Heredero de las capitanas, el latifundio masacr indios, import esclavos, expuls posseiros, e impuso, sobre 600 millones de hectreas, el privilegio de la propiedad privada de unos pocos sobre el derecho a la vida de millones. Dios, sin embargo, no pas la escritura al latifundio. Haba creado la tierra para todos. De esa conciencia naci la indignacin, y de ella la reaccin. Expulsados de la tierra, los agricultores se negaron a engrosar el cinturn de favelas que cerca las ciudades. Se apostaron en acampadas, promovieron ocupaciones, establecieron asentamientos. El diablo vio crecer sus cuernos. Se hizo grillero, corrompi jueces, eludi impuestos, eligi diputados, arranc subvenciones, arm pistoleros, lanz a policas contra los sin tierra, contra los sin techo, contra los sin libertad. Entonces, la tierra llamada Brasil, se convirti en Santa Cruz. De tantas cruces clavadas en su cuerpo esplndido: Palmares, Vila Rica, Canudos, Constestado... Ahora, Volta Redonda, Candelria, Vigrio Geral, Carandiru, Corumbiara, Eldorado dos Carajs... Tierra en la que se entierra al que quiere tierra. Valle de lgrimas para la mayora, montaa paradisaca de prosperidad para los latifundistas y sus socios. De lo alto de sus riquezas, ellos contemplan el panorama por el monculo de la mundializacin. Descubren, aterrorizados, que viven en una isla de opulencia cercada de sangre por todas partes. A lo lejos, un pequeo bote navega en direccin a ellos. Grabado lleva en su casco un nombre: Justicia.

  • ESTRUCTURA AGRARIAFUENTE: INE, 2003. IV Censo Nacional Agropecuario de Guatemala. Cuadro 7, Pgina 17.TOMO I

    CUADRO 3. Nmero de fincas censales y superficie en Manzanas, segn ao del censo agropecuario. 1950-2003CensonmeroAoNmero deFincasSuperficieIIIIIIIV1950196419792003348,687417,344531,623830,6845,315,4754,926,7665,875,3175,315,838

  • ESTRUCTURA AGRARIAFUENTE: Elaboracin con base en la Grfica 9, Pgina 18IV Censo Nacional Agropecuario (INE). TOMO I

  • ESTRUCTURA AGRARIAFUENTE: Elaboracin propia con base en Cuadro 8, Pgina 19. TOMO I. IV Censo Nacional Agropecuario. INE, 2003.

    Grfico1

    408224668387084172413

    135077136325162065242313

    302987386704379627449439

    282730346904340236298039

    444164637948705971674601

    271308290726402719470717

    1161803130725518197821841283

    506100493913746196513014

    707869552990706978403606

    468070242496315181161830

    28047625492612206472241

    71406922989622333316341

    1950

    1964

    1979

    2003

    Tamao de la finca

    Superficie

    GRFICA 5. Superficie de fincas segn tamao de la finca

    Hoja1

    Menores de 1 manzana85,083250,918375,708

    91,58198,658118,373185,196

    de 2 a menos de 5 manzanas99,779129,115127,049157,681

    de 5 a menos de 10 manzanas42,44452,02351,23246,099

    de 10 a menos de 32 manzanas26,91637,02540,04839,599

    de 32 a menos de 64 manzanas6,1256,6319,08910,929

    de 1 cab a menos de 106,4887,85912,29814,593

    de 10 cab a menos de 20569561860610

    de 20 cab a menos de 50358294383222

    de 50 cab a menos de 100104567337

    de 100 cab a menos de 2003230159

    de 200 o ms22961

    1,9501,9641,9792,003

    Menores de 1 manzana40,82246,68387,084172,413

    de 1 a menos de 2 manzanas135,077136,325162,065242,313

    de 2 a menos de 5 manzanas302,987386,704379,627449,439

    de 5 a menos de 10 manzanas282,730346,904340,236298,039

    de 10 a menos de 32 manzanas444,164637,948705,971674,601

    de 32 a menos de 64 manzanas271,308290,726402,719470,717

    de 1 cab a menos de 101,161,8031,307,2551,819,7821,841,283

    de 10 cab a menos de 20506,100493,913746,196513,014

    de 20 cab a menos de 50707,869552,990706,978403,606

    de 50 cab a menos de 100468,070242,496315,181161,830

    de 100 cab a menos de 200280,476254,926122,06472,241

    de 200 o ms714,069229,896223,33316,341

    Menores de 1 manzana21.220.441.145.2

    de 1 a menos de 2 manzanas26.323.519.422.3

    de 2 a menos de 5 manzanas28.53120.919

    de 5 a menos de 10 manzanas12.212.58.45.6

    de 10 a menos de 32 manzanas7.78.96.64.8

    de 32 a menos de 64 manzanas1.81.61.41.3

    de 1 cab a menos de 101.91.921.7

    de 10 cab a menos de 200.20.10.10.1

    de 20 cab a menos de 500.10.10.1

    de 50 cab a menos de 100

    de 100 cab a menos de 200

    de 200 o ms

    Hoja1

    0000

    0000

    0000

    0000

    0000

    0000

    0000

    0000

    0000

    0000

    0000

    0000

    1950

    1964

    1979

    2003

    Tamao de la finca

    Superficie

    Suprficie de fincas segn tamao de la finca

    Hoja2

    21.220.441.145.2

    26.323.519.422.3

    28.53120.919

    12.212.58.45.6

    7.78.96.64.8

    1.81.61.41.3

    1.91.921.7

    0.20.10.10.1

    0.10.10.1de 20 cab a menos de 50

    de 50 cab a menos de 100de 50 cab a menos de 100de 50 cab a menos de 100de 50 cab a menos de 100

    de 100 cab a menos de 200de 100 cab a menos de 200de 100 cab a menos de 200de 100 cab a menos de 200

    de 200 o msde 200 o msde 200 o msde 200 o ms

    1950

    1964

    1979

    2003

    Tamao de la finca

    Porcentaje

    Porcentaje de fincas segn tamao de la finca

    Hoja3

  • ESTRUCTURA AGRARIAFUENTE: Elaboracin propia con base en Cuadro 8, Pgina 19. TOMO I. IV Censo Nacional Agropecuario. INE, 2003.

  • ESTRUCTURA AGRARIAFUENTE: Elaboracin propia con base en Cuadro 8, Pgina 19. TOMO I. IV Censo Nacional Agropecuario. INE, 2003.

    Grfico3

    7426985083250918375708

    9158198658118373185196

    99779129115127049157681

    42444520235123246099

    26916370254004839599

    61256631908910929

    648878591229814593

    569561860610

    358294383222

    104567337

    3230159

    22961

    1950

    1964

    1979

    2003

    Tamao de la finca

    Nmero de fincas

    GRFICA 7.Nmero de fincas segn tamao de la finca

    Hoja1

    Menores de 1 manzana74,26985,083250,918375,708

    de 1 a menos de 2 manzanas91,58198,658118,373185,196

    de 2 a menos de 5 manzanas99,779129,115127,049157,681

    de 5 a menos de 10 manzanas42,44452,02351,23246,099

    de 10 a menos de 32 manzanas26,91637,02540,04839,599

    de 32 a menos de 64 manzanas6,1256,6319,08910,929

    de 1 cab a menos de 106,4887,85912,29814,593

    de 10 cab a menos de 20569561860610

    de 20 cab a menos de 50358294383222

    de 50 cab a menos de 100104567337

    de 100 cab a menos de 2003230159

    de 200 o ms22961

    1,9501,9641,9792,003

    Menores de 1 manzana40,82246,68387,084172,413

    de 1 a menos de 2 manzanas135,077136,325162,065242,313

    de 2 a menos de 5 manzanas302,987386,704379,627449,439

    de 5 a menos de 10 manzanas282,730346,904340,236298,039

    de 10 a menos de 32 manzanas444,164637,948705,971674,601

    de 32 a menos de 64 manzanas271,308290,726402,719470,717

    de 1 cab a menos de 101,161,8031,307,2551,819,7821,841,283

    de 10 cab a menos de 20506,100493,913746,196513,014

    de 20 cab a menos de 50707,869552,990706,978403,606

    de 50 cab a menos de 100468,070242,496315,181161,830

    de 100 cab a menos de 200280,476254,926122,06472,241

    de 200 o ms714,069229,896223,33316,341

    Menores de 1 manzana21.220.441.145.2

    de 1 a menos de 2 manzanas26.323.519.422.3

    de 2 a menos de 5 manzanas28.53120.919

    de 5 a menos de 10 manzanas12.212.58.45.6

    de 10 a menos de 32 manzanas7.78.96.64.8

    de 32 a menos de 64 manzanas1.81.61.41.3

    de 1 cab a menos de 101.91.921.7

    de 10 cab a menos de 200.20.10.10.1

    de 20 cab a menos de 500.10.10.1

    de 50 cab a menos de 100

    de 100 cab a menos de 200

    de 200 o ms

    Hoja1

    0000

    0000

    0000

    0000

    0000

    0000

    0000

    0000

    0000

    0000

    0000

    0000

    1950

    1964

    1979

    2003

    Tamao de la finca

    Nmero de fincas

    Nmero de fincas segn tamao de la finca

    Hoja2

    Hoja3

  • CONCENTRACIN / DISPERSIN(Censo 2002)

    Regiones

    Municipios

    Ms de 100 Mil Hab.

    Ms de 50 Mil Hab.

    Ms de 25 Mil Hab.

    Ms de 5 Mil Hab.

    Menos de 5 Mil Hab.

    Repblica

    331

    4

    11

    24

    153

    139

    I Metropolitana

    17

    3

    5

    3

    5

    1

    II Norte

    24

    0

    1

    0

    14

    9

    III Nororiente

    34

    0

    1

    2

    12

    19

    IV Suroriente

    38

    0

    0

    3

    17

    18

    V Central

    45

    0

    2

    4

    34

    5

    VI Suroccidente

    109

    1

    1

    9

    46

    52

    VII Noroccidente

    52

    0

    1

    2

    16

    33

    VIII Petn

    12

    0

    0

    1

    9

    2

  • CONCENTRACIN / DISPERSIN (Censo 2002)Una Guatemala muy dispersa en trminos de pueblos, aldeas, caseros: 16,000 con menos de 2,000 habitantes 15,000 con menos de 1,000 habitantes 2,500 con menos de 50 habitantes

    Poblacin Total 11,237,196 Habitantes Poblacin Urbana 5,177,589 Hab. (46% de la poblacin total) Poblacin Departamento de Guatemala 2,541,581 Hab. (49% de la poblacin urbana Poblacin Urbana en 314 Centros Urbanos Menores 2,638,009 Hab. (51% de la poblacin urbana

  • Caractersticas de la viviendaFuente: ENIGFAM, 1999. Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos Familiares, marzo 1998 abril 1999Instituto Nacional de Estadstica, INE. Guatemala. Cuadro 3. Caractersticas de la vivienda. p. 25

    Material predominante en el TechoMaterial Total PasUrbano Rural%unidades%unidades%unidadesViviendas encuestadas100.001,997,537.0043.36866,067.0056.641,131,470.00Concreto9.70193,761.0920.90181,008.001.2013,577.64Lamina metlica69.201,382,295.6068.00588,925.5670.10793,160.47asbesto cemento2.7053,933.504.8041,571.221.0011,314.70Teja13.30265,672.425.6048,499.7519.30218,373.71Paja, palma o similar4.8095,881.780.605,196.408.0090,517.60Otro tipo 0.305,992.610.10866.070.404,525.88

  • Composicin de los hogares.Fuente: ENIGFAM, 1999. Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos Familiares, marzo 1998 abril 1999. Instituto Nacional de Estadstica, INE. Guatemala. Ver Cuadro 2. p. 23.

    Personas por hogarPersonas por hogarTotal PasUrbano Rural5.284.835.63Tamao del hogar:1 persona3.60%3.80%3.40%2 personas 8.80%11.00%7.10%3-4 personas28.20%33.30%24.30%5-6 personas31.40%30.90%31.70%7 y ms personas28.00%21.00%33.50%

  • Caractersticas de los hogaresFuente: ENIGFAM, 1999. Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos Familiares, marzo 1998 abril 1999. Instituto Nacional de Estadstica, INE. Guatemala. Ver Indicadores generales de hogares, ingresos y gastos p. 44 y Cuadro 4. p. 27.

    Hacinamiento y tenencia de vivienda12.1 HacinamientoTotal Pas%Urbano %Rural%Con Hacinamiento1,104,614.0055.30333,739.0038.54770,875.0068.13Sin Hacinamiento892,923.0044.70532,328.0061.46360,595.0031.87Total hogares1,997,537.00100.00866,067.00100.001,131,470.00100.0012.2 Tenencia de ViviendaPagada Totalmente1,453,910.0072.79534,087.0061.67919,823.0081.29Pagando a Plazos60,725.003.0459,186.002.961,539.000.08Alquilada199,210.009.97179,413.008.9819,797.000.99Cedida269,377.0013.4983,061.009.59186,316.0016.47Otra Forma14,315.000.7210,320.001.193,995.000.35

  • LOCALES DE HABITACION POR REA URBANA Y RURAL SEGN TIPO DE LOCALFUENTE:Elaboracin propia con base en datos del Instituto Nacional de EstadsticaXI Censo Nacional de Poblacin y VI Censo Nacional de Habitacin 2002.

    Grfico5

    88.587.3

    40.2

    2.60.3

    1.49

    32.7

    0.50.5

    Urbana

    Rural

    Tipo de local

    Porcentaje

    GRFICA 8.Locales de habitacin particulares por rea urbana y rural segn tipo de local

    tipo vivienda

    Locales de habitacion particulares, por tipo de local segn departamento y Area urbana rural

    Dficit cuantitativo: Necesidad de habitacin - Necesidad de habitacin satisfecha.

    (Nmero de hogares - Locales de habitacin ocupados)

    Desestandarizado:

    CASAVIVIENDASubDesestandarizado

    TOTALFORMALINADECUADAEstndar

    Total Repblica1,805,7321,479,38915,3971,494,786310,946

    Urbana645,053557,25315,397572,65072,403

    Rural1,160,679922,136922,136238,543

    GUATEMALA393,256323,62014,852338,47254,784

    Urbana281,612224,31514,852239,16742,445

    Rural111,64499,30599,30512,339

    EL PROGRESO26,68222,627322,6304,052

    Urbana7,4056,63036,633772

    Rural19,27715,99715,9973,280

    SACATEPEQUEZ35,43033,0924633,1382,292

    Urbana24,77823,0654623,1111,667

    Rural10,65210,02710,027625

    CHIMALTENANGO65,46163,818263,8201,641

    Urbana27,75027,466227,468282

    Rural37,71136,35236,3521,359

    ESCUINTLA87,58366,8387066,90820,675

    Urbana32,16825,6407025,7106,458

    Rural55,41541,19841,19814,217

    SANTA ROSA57,27550,8492250,8716,404

    Urbana14,08713,1622213,184903

    Rural43,18837,68737,6875,501

    SOLOLA45,76542,72142,7213,044

    Urbana15,88515,45115,451434

    Rural29,88027,27027,2702,610

    TOTONICAPAN57,44955,1751055,1852,264

    Urbana7,0916,994107,00487

    Rural50,35848,18148,1812,177

    QUETZALTENANGO105,91997,54715197,6988,221

    Urbana41,71938,39715138,5483,171

    Rural64,20059,15059,1505,050

    SUCHITEPEQUEZ66,63058,3224858,3708,260

    Urbana20,72617,5974817,6453,081

    Rural45,90440,72540,7255,179

    RETALHUELU41,18130,4884130,52910,652

    Urbana11,6419,917419,9581,683

    Rural29,54020,57120,5718,969

    SAN MARCOS134,185107,34116107,35726,828

    Urbana18,03816,4881616,5041,534

    Rural116,14790,85390,85325,294

    LOCALES DE HABITACION PARTICULARES, POR TIPO DE LOCAL,

    SEGN DEPARTAMENTO Y AREA URBANA - RURAL 1994

    Desestandarizado:

    CASAVIVIENDA

    TOTALFORMALINADECUADA

    HUEHUETENANGO139,571119,48434119,51820,053

    Urbana21,28820,4103420,444844

    Rural118,28399,07499,07419,209

    QUICHE95,69381,4961081,50614,187

    Urbana16,49015,6611015,671819

    Rural79,20365,83565,83513,368

    BAJA VERAPAZ36,35032,2341132,2454,105

    Urbana8,2488,018118,029219

    Rural28,10224,21624,2163,886

    ALTA VERAPAZ107,03063,1012063,12143,909

    Urbana17,78715,9652015,9851,802

    Rural89,24347,13647,13642,107

    PETEN50,02822,361722,36827,660

    Urbana13,64411,735711,7421,902

    Rural36,38410,62610,62625,758

    IZABAL58,68539,6732339,69618,989

    Urbana12,26710,3642310,3871,880

    Rural46,41829,30929,30917,109

    ZACAPA

    Urbana

    Rural

    CHIQUIMULA51,56334,491234,49317,070

    Urbana13,84012,998213,000840

    Rural37,72321,493021,49316,230

    JALAPA41,46737,317237,3194,148

    Urbana12,17911,858211,860319

    Rural29,28825,459025,4593,829

    JUTIAPA71,36763,7231463,7377,630

    Urbana15,49814,8301414,844654

    Rural55,86948,893048,8936,976

    Desestandarizado:URBANORURAL

    9,279148,472

    TOTAL

    Desestandarizado:9,279148,472

    graficas

    Fuente: Fuente Elaboracin Propia, datos extrados del nstituto Nacional de Estadstica

    Fuente: Instituto Nacional de Estadstica

    Fuente: Instituto Nacional de Estadstica

    Fuente: Elaboracin Propia, datos extrados del Instituto Nacional de Estadstica

    Fuente: Instituto Nacional de Estadstica

    Fuente: Instituto Nacional de Estadstica

    Fuente: Instituto Nacional de Estadstica

    Fuente: Instituto Nacional de Estadstica

    Fuente: Instituto Nacional de Estadstica

    Fuente: Instituto Nacional de Estadstica

    graficas

    0.3270.350.461

    0.6730.650.539

    Poblacin 1981

    Poblacin 1994

    Poblacin 2002

    Censos 1981, 1994, 2002

    Porcentajes

    Poblacin segn rea urbana y rural

    cuadros

    0.860.14

    0.3610.639

    0.8420.158

    0.4880.512

    0.4770.523

    0.3490.651

    0.4880.512

    0.3580.642

    0.5520.448

    0.4110.589

    0.3630.637

    0.2180.782

    0.2270.773

    0.2470.753

    0.2730.727

    0.210.79

    0.3010.699

    0.2880.712

    0.3890.611

    0.260.74

    0.3160.684

    0.2720.728

    Urbano

    Rural

    Departamentos

    Porcentajes

    Distribucin Porcentual de Poblacin urbana y rural segn departamento

    0.7420.869

    0.20.026

    0.0470.091

    0.0110.014

    Urbana

    Rural

    Rgimen de Tenencia

    Porcentaje

    Hogares en locales de habitacin por rea urbana segn regimen de tenencia

    0.860.14

    0.3610.639

    0.8420.158

    0.4880.512

    0.4770.523

    0.3490.651

    0.4880.512

    0.3580.642

    0.5520.448

    0.4110.589

    0.3630.637

    0.2180.782

    0.2270.773

    0.2470.753

    0.2730.727

    0.210.79

    0.3010.699

    0.2880.712

    0.3890.611

    0.260.74

    0.3160.684

    0.2720.728

    Urbana

    Rural

    Departamento

    Porcentaje

    Distribucin porcentual de poblacin urbana y rural segn departamento

    54.64.4

    4.74.54.4

    5.15.25

    4.95.15.1

    4.84.74.5

    54.74.6

    5.15.15.3

    5.35.45.6

    5.45.25

    4.94.84.8

    5.154.7

    5.55.35.2

    5.45.45.2

    5.25.25.6

    4.84.84.8

    5.55.55.3

    5.15.25

    4.64.54.5

    4.84.54.4

    4.94.74.5

    54.84.8

    4.94.64.4

    Censo 1981

    Censo 1994

    Censo 2002

    Departamento

    No. personas

    Promedio de personas por hogar en el rea urbana censos 1981,1994,2002

    5.35.15.2

    5.154.8

    5.25.35.2

    5.15.45.7

    5.25.14.8

    5.45.14.9

    5.55.75.9

    5.45.85.9

    5.55.65.5

    5.25.35.3

    5.45.45.2

    5.75.95.9

    5.766.1

    5.75.95.9

    5.15.35.3

    5.15.76

    5.45.45.6

    555.1

    5.154.9

    5.15.25.3

    5.45.55.5

    5.45.25.1

    Censo 1981

    Censo 1994

    Censo 2002

    Departamento

    No. de personas

    Promedio de personas por hogar en el rea rural, segn departamento

    88.587.3

    40.2

    2.60.3

    1.49

    32.7

    0.50.5

    Urbana

    Rural

    Tipo de local

    Porcentaje

    Locales de habitacin particulares por rea urbana y rural segn tipo de local

    0.1930.3490.501

    0.3060.2980.243

    0.2110.1630.165

    0.0150.0150.021

    0.0780.0480.031

    0.1720.1080.034

    0.0250.0190.005

    Censo 1981 %

    Censo 1994 %

    Censo 2002 %

    Material predominante

    Porcentaje

    Locales de habitacion particulares, segn material predominante en las paredes exteriores

    0.1090.017

    0.3360.066

    0.0080.005

    0.4050.351

    0.0020.001

    0.0040.009

    0.1350.55

    0.0010.001

    Urbano

    Rural

    Material

    Porcentaje

    Material Predominante en el Piso

    0.2760.024

    0.6170.727

    0.0270.008

    0.0690.167

    0.0060.069

    0.0050.005

    Urbano

    Rural

    material

    porcentaje

    Locales de habitacin particulares, por rea urbana y rural, segn material predominante en el techo

    0.6050.403

    0.2970.408

    0.0720.139

    0.0260.05

    Urbana

    Rural

    No. cuartos

    porcentaje

    Hogares de habitacin particular, por area urbana y rural, segn numero de cuartos

    0.7350.6230.549

    0.1710.2280.266

    0.0850.130.167

    0.0090.0190.018

    censo 1981

    Censo 1994

    Censo 2002

    Dormitorios

    porcentaje

    Hogares en locales de habitacin, segn numero de dormitorios

    Poblacin segn rea urbana y rural

    reaCenso1981Censo1994Censo2002

    Total%Total%Total%

    Urbana1,980,53332.70%2,914,68735.00%5,184,83546.10%

    Rural4,073,69467.30%5,417,18765.00%6,052,36153.90%

    Total6,054,227100%8,331,874100%11,237,196100%

    Distribucin porcentual de poblacin urbana

    Y rural segn departamento

    DEPARTAMENTOURBANARURAL

    GUATEMALA86.00%14.00%

    EL PROGRESO36.10%63.90%

    SACATEPEQUEZ84.20%15.80%

    CHIMALTENANGO48.80%51.20%

    ESCUINTLA47.70%52.30%

    SANTA ROSA34.90%65.10%

    SOLOLA48.80%51.20%

    TOTONICAPAN35.80%64.20%

    QUETZALTENANGO55.20%44.80%

    SUCHITEPEQUEZ41.10%58.90%

    RETALHUELU36.30%63.70%

    SAN MARCOS21.80%78.20%

    HUEHUETENANGO22.70%77.30%

    QUICHE24.70%75.30%

    BAJA VERAPAZ27.30%72.70%

    ALTA VERAPAZ21.00%79.00%

    PETEN30.10%69.90%

    IZABAL28.80%71.20%

    ZACAPA38.90%61.10%

    CHIQUIMULA26.00%74.00%

    JALAPA31.60%68.40%

    JUTIAPA27.20%72.80%

    Hogares en locales de habitacin por rea urbana

    y rural, segn rgimen de tenencia

    RgimenCenso 2002

    de tenenciarea Urbana%rea rural%

    En propiedad820,00974.20%952,63086.90%

    En alquiler220,89020.00%29,0102.60%

    Cedido (prestado)52,1464.70%99,1569.10%

    Otra forma11,9491.10%14,8181.40%

    Total1,104,994100.00%1,095,614100.00%

    Hogares en locales de habitacin por rea urbana

    y rural, segn rgimen de tenencia en censos 1981,1994, 2002

    RgimenCenso 1981Censo 1994Censo 2002

    de tenenciaTotal%Total%Total%

    En propiedad745,09964.00%1,208,16176.10%1,772,63980.60%

    En alquiler130,05311.30%169,6139.40%249,90011.40%

    Cedido (prestado)238,64820.70%195,18312.60%151,3026.90%

    Otra forma38,0723.30%18,8661.90%26,7671.10%

    Total1,151,87299.30%1,591,823100.00%2,200,608100.00%

    Locales de habitacin particulares por rea urbana

    y rural segn tipo de local

    Tipo de localCenso 2002

    Urbana%rural%

    Casa formal1,101,27788.51,164,57787.3

    Apartamento50,28042,5230.2

    Cuarto en casa de vecindad32,8802.64,2340.3

    Rancho17,4661.4119,5029

    Casa improvisada36,852336,1182.7

    otro6,3570.56,1990.5

    Total1,245,1121001,333,153100

    Locales de habitacin particulares por rea urbana

    y rural segn tipo de local

    Tipo de localCenso 1981Censo 1994Censo 2002

    Total%Total%Total%

    Casa formal957,45376.21,479,38981.92,265,85487.9

    Apartamento20,0821.615,3970.952,8032.1

    Cuarto en casa de vecindad42,9173.451,0312.837,1141.4

    Rancho176,86514.1225,27412.5136,9685.3

    Casa improvisada52,2624.232,6591.872,9702.8

    otro6,5770.51,9820.112,5560.5

    Total1,256,1561001,805,7321002,578,265100

    Locales de habitacin particulares, segn material

    predominante en las paredes exteriores

    Material predominanteCenso 1981Censo 1994Censo 2002

    Total%Total%Total%

    Ladrillo, block, concreto242,28919.3%630,40934.9%1,291,49850.1%

    Adobe384,58230.6%538,81629.8%625,90524.3%

    Madera265,06221.1%294,75616.3%426,33616.5%

    Lmina metlica18,3031.5%27,6611.5%54,7842.1%

    Bajareque97,5047.8%86,7364.8%80,5613.1%

    Lepa, palo, o caa216,48717.2%194,56510.8%86,6253.4%

    Otro31,9292.5%32,7891.9%12,5560.5%

    Total1,256,156100.0%1,805,732100.0%2,578,265100.0%

    Locales de habitacin particulares, por rea urbana y rural,

    segn material predominante en las paredes exteriores

    Material predominanteCenso 2002

    Urbana%Rural%

    Ladrillo, block, concreto901,23972.4%390,25929.2%

    Adobe178,64714.3%447,25833.5%

    Madera99,5618.0%326,77524.5%

    Lmina metlica33,0242.7%21,7601.6%

    Bajareque11,9951.0%68,5665.1%

    Lepa, palo, o caa14,2891.1%72,3365.4%

    Otro6,3570.5%6,1990.7%

    Total1,245,112100.0%1,333,153100.0%

    Locales de habitacin particulares, por rea urbana y rural,

    segn material predominante en el techo

    Material predominanteCenso 1981Censo 1994Censo 2002

    Total%Total%Total%

    concreto344,42327.6%31,0112.4%31,0112.4%

    Lmina metlica768,04661.7%968,35872.7%968,35872.7%

    Asbesto Cemento33,7542.7%10,7050.8%10,7050.8%

    Teja85,6526.9%222,83316.7%222,83316.7%

    Paja, palma o similares6,5080.6%93,0756.9%93,0756.9%

    otro6,7290.5%7,1710.5%7,1710.5%

    Total1,245,112100.0%1,333,153100.0%1,333,153100.0%

    Locales de habitacin particulares, por re