1231 29111999

1231 29111999
1231 29111999
download 1231 29111999

of 2

Embed Size (px)

Transcript of 1231 29111999

  1. 1. S u nuevo trabajo, Dolor de gargan- ta, a quines les va a producir dolor de cabeza? Ja, ja. A nadie. Mis canciones causan un efecto benco en el organismo. Siempre? S. Unen a las familias, gustan a los padres y a los hijos... Lo digo por aquello de que, escu- chndole, alguien pueda rasgarse las vestiduras. No. En este disco no soy consciente de co- meter ninguna irreverencia extraa. No con- tiene, como en anteriores trabajos, burlas re- ligiosas o polticas. Bueno, digo algo de los polticos, pero en versos sueltos. No tiene canciones en contra de ellos. Se trata entonces de su disco ms light? Creo que no. No. Lo que pasa es que ahora me preocupa menos hablar de cosas de las que ya he hablado en otras ocasiones. Su manera de hacer msica no ha su- frido cambios desde su primer lbum hasta el presente. Es algo inevitable o provocado? Creo que es inevitable. No puedo dar sal- tos creativos porque no soy nada dctil, no sabra hacerlo. Hay cierta experimentacin, pero dentro de un campo que est marcado ya. Dentro de ese campo que cultivo s consi- dero que exploro nuevas vas. Mis letras, po- co a poco, van salindose de la rima. Si se unieran todos sus discos podran conformar uno solo muy largo? Casi s. Eso creo. Es la manera de hacer la que ha evolucionado. Yo canto ahora mucho mejor que cuando empec. Y tambin escri- bo mejor. Lo que pasa es que ahora tengo menos nimos que antes y me cuesta mucho ponerme a escribir. Por una cuestin de descreimiento? Desde luego soy un descredo, pero no s a qu se deben esas cosas. Canciones s hago, todava me apetece hacerlas. Pero antes sen- ta como una especie de potencia que si me decan: Hazme una cancin de esa maceta, pues yo la haca. Ahora pienso: Uf, ni ha- blar. Qu voy a contar yo de eso. Y aun descredo, como creador cunta inocencia le queda? Pues algo de inocencia debe quedar, pero es inconsciente. Yo no la siento. Pero siem- pre se es ms inocente de lo que se cree. Tachndole de dmod le hacen un favor? Cuando uno est abocado a hacer el tipo de canciones que yo hago y digo abocado porque de pronto me salen, es indiferente lo que digan los dems. En cualquier caso, la gente que viene a verme tiene veintitantos aos, y pasa el tiempo y siguen teniendo veintitantos. Son otros, y eso demuestra que s les interesa mi manera de decir las cosas. Sin la existencia de Joaqun Sabina 52 intervi entrevista ESTAR EMBEBIDO DE NACIONALISMO IDIOTIZA A LA GENTE ESTAR EMBEBIDO DE NACIONALISMO IDIOTIZA A LA GENTE Krahe Javier Krahe Javier Javier Krahe (Madrid, 1944), un apasionado del lenguaje a quien se suele tachar de deslenguado y que se siente profundamente descredo, acaba de publicar su noveno trabajo discogrco, Dolor de garganta, en el que se recogen 12 nuevas piezas ahtas de inteligencia e irona que, como escribi Baudelaire, harn estar un poco ms fuera del mundo a este contestatario a perpetuidad. JAVIER MENNDEZ FLORES FOTOS: RAMON MOURELLE v 53intervi 052-054_KRAHE 25/11/99 20:46 Pgina 52
  2. 2. ideologas se han tro- cado en intereses eco- nmicos, qu lugar hay para la gente co- mo usted? Bien. Se han trocado en intereses econmicos de una forma propagandsti- ca, pero en realidad siem- pre fue as. Si no Quevedo no habra escrito Don Di- nero. Yo no creo que ahora a la gente le guste ms el dinero que antes, lo que que pasa es que se pregona el doble. Yo an trato de vadear a los est- pidos con mis canciones. Hace dos semanas, Enrique Urquijo, can- tante y lder de Los Secretos, apareci muerto en el portal de una vi- vienda madrilea a conse- cuencia de una sobredosis. Estaba cantado? No, no creo que estuviera canta- do. Se puede coquetear mucho tiempo con las drogas y seguir aos y aos ah. Pudo ser un mal momento, a lo mejor fsicamente no estaba bien..., no s. Pero no creo que estuviera cantado. En 1989 form parte del par- tido poltico Grupos Radicales por Madrid, antiprohibicionis- tas sobre droga. Sigue pen- sando del mismo modo? S, claro. El disparate contina por completo. Nada que haya me- jorado. La delincuencia sigue es- tando relacionada, en un alto por- centaje, con la prohibicin de las drogas. Los gobiernos estn unta- dos por todo el dinero del trfico de estupefacientes. Las drogas, en las drogueras. Utilizando tres ttulos de sus discos, cree que la vida es un corral de cuernos en el que los versos de tornillo pro- ducen dolor de garganta? Que la vida es un corral de cuer- nos, desde luego. Aunque Queve- do lo dice por una persona en con- creto: Un corral de cuernos te contempla. Y los versos de torni- llo, si van con tornillo de ferrete- ra, no pueden producir dolor de garganta. Slo diversin. no habra sido posible el Javier Krahe que co- nocemos, y viceversa? No. Existiramos cada uno por su lado. Durante una poca muy intensa, unos tres aos, nos alimen- tamos mucho el uno del otro. Cuando Joaqun y yo hablamos, hay un entendi- miento muy grande. Pero si no nos hubiramos co- nocido, supongo que ha- bramos sido lo que somos de igual forma. Ambos llegaron a es- tar en idntico punto. Sin embargo, Sabina ha conseguido alcanzar el xito: vende miles de discos y se ha converti- do en una estrella. Ha llegado a sentir envidia de l? No. Yo atribuyo el xito de Sa- bina a que l, a los 15 aos, les pi- di a sus padres que le regalasen una guitarra, y a los 16 estaba for- mando un grupo en su pueblo, los Black Eagles o no s qu, hacien- do rocanroles y cosas de sas. Y yo, en cambio, me pongo a cantar a los 35 aos y encima este gnero de cosas, dejando atrs los 12 aos que pas trabajando en una agen- cia de publicidad. Y con un nico objetivo: pasrmelo tan bien como yo vea que se lo pasaban los que cantaban en los bares. Sabina, a los 16, pensaba: Quiero ser como Bob Dylan. Y eso lleva a sitios distintos. Yo creo que los dos he- mos conseguido lo que queramos. Ha colmado por tanto sus aspiraciones como artista o an tiene ambiciones? Mis ambiciones como artista consisten en ver qu canciones nuevas se me van a ocurrir. En este disco, la cancin Sra. juez, una instrumental de apenas diez segundos, concluye con la onomatopeya de un disparo. Qu ha queri- do decir? Es una revisitacin de una anti- gua cancin ma, Sr. juez, una carta de un suicida que era muy larga. Pens que si ahora volviera a escribir una carta de un suicida a un juez, en primer lugar sera una juez. Y luego pens que no tendra nada que decirle. Partiendo de eso, comienzo esta nueva cancin con un sonido de auta que es el de la otra, y como no tengo nada que decirle, me cargo todo. Se podra entender tam- bin como una metfora de la muerte del poder judicial? No, no. Es la referencia a la otra cancin, pero ya sin carta. Qu le parece que el juez Garzn haya tratado de impu- tar a Felipe Gonzlez en la tra- ma de los GAL? Me hace reexionar. Porque yo no s cul es realmente la labor de un juez. Si un juez tiene esas sos- pechas, su obligacin es averiguar qu hay detrs de ellas. Pero como siempre queda que fue el segundo en la lista con l, su colaborador, siempre est la sospecha del ren- cor personal, la lucha psicolgi- ca... Pero me parece bien. Eso y la peticin de extra- dicin de Pinochet le hacen cogerle simpata a ese juez? No le tengo ninguna simpata a la profesin de juez. Ahora bien, estoy convencido de que tenemos que regirnos por leyes. Y dentro de las leyes los mrgenes de actua- cin son muy diversos. Y si un juez encuentra la forma de meter a Pinochet en el lo en el que est, pues me divierto mucho con ello. Cuando el juez Garzn procesa a Laureano Oubia, me parece que hace su trabajo sin ms. Y sin em- bargo, no entiendo que una perso- na dedique su vida a combatir las drogas, ni como juez ni como na- da. Ah Garzn se me queda en nada, en un patoso. La prohibicin de las drogas es un fascismo como el de Pinochet. Corresponde al mismo tipo de pensamiento. Siempre conden a los GAL? S. Recuerdo que en una emiso- ra, hace ya bastante tiempo, habl mal de Barrionuevo y se enfada- ron mucho conmigo. Y a ETA? A m ETA, despus de aquella amnista, me pareci que no tena derecho a seguir en el mismo plan. Como si no hubiera cambiado na- da, cuando haban cambiado las sucientes cosas como para no se- guir pegando tiros en la nuca ni poniendo bombas. Yo creo que tie- nen una serie de problemas psico- lgicos graves. Estar embebido de nacionalismo idiotiza a la gente. Cmo se denira poltica- mente? Dentro de un movi- miento o sistema poltico existente. Pues es que no hay ningn par- tido as ahora, los ha habido. No s. Algo as como reformistas ra- dicales, o cosas as. Qu peridico lee? El Pas y El Mundo. En un mundo en el que las 54 intervi Sabina quera ser Bob Dylan; mi objetivo slo era pasrmelo bien cantando en los bares Con mis letras trato de vadear a los estpidos entrevista Krahe Javier v 052-054_KRAHE 25/11/99 20:46 Pgina 54