Michael Lowy, ¿Qué es el ecosocialismo?

download Michael Lowy, ¿Qué es el ecosocialismo?

of 20

  • date post

    23-Jun-2015
  • Category

    Education

  • view

    944
  • download

    7

Embed Size (px)

Transcript of Michael Lowy, ¿Qué es el ecosocialismo?

  • 1. QU ES EL ECOSOCIALISMO?Michael LOWYOctubre 2004Traduccin: Andrs Lund MedinaE l crecimiento exponencial de la contaminacin del aire en las grandes ciudades, del agua potable y del medioambiente en general; el calentamiento del planeta, el derritimiento de los glaciales polares, la multiplicacin de catstrofes naturales; ladestruccin de la capa de ozono; la destruccin, a una velocidad crecien-te, de los bosques tropicales y la rpida reduccin de la biodiversidad porla extincin de miles de especies; el agotamiento de tierras, su desertifi-cacin; la acumulacin de residuos, principalmente nucleares, imposiblede manejar; la multiplicacin de accidentes nucleares y la amenza de unnuevo Chernobyl; la contaminacin de la comida, las manipulaciones ge-nticas, las vacas locas, la carne con hormonas. Se encienden todas lasalarmas: es evidente que el curso enloquecido de las ganancias, la lgicaproductivista y la mercantilizacin de la civilizacin capitalista/industrialnos conduce a un desastre ecolgico de proporciones incalculables. Noes ceder al catastrofismo constatar que la dinmica del crecimientoinfinito inducido por la expansin capitalista amenaza los fundamentosnaturales de la vida humana en el planeta.1Cmo reaccionar frente a este peligro? El socialismo y el ecologismoo, por lo menos, algunas de sus corrientes tienen objetivos comunes1. Ver al respecto la excelente obra de Joel Kovel, The Ennemy of Nature. The end ofcapitalism or the end of the world?, Zed Books, Nueva York, 2002. Qu es el ecosocialismo? 1

2. El objetivo supremo del progreso tcnicopara el socialismo de Marx no es elcrecimiento infinito de posesiones (el tener)sino la reduccin de la jornada de trabajo yel crecimiento del tiempo libre (el ser).que implican un cuestionamiento de la autonomizacin de la economa,del reino de la cuantificacin, de la produccin como meta en s misma,de la dictadura del dinero, de la reduccin del universo social al clculode mrgenes de rentabilidad y a las necesidades de la acumulacin delCapital. Ambos defienden los valores cualitativos: el valor de uso, la sa-tisfaccin de las necesidades, la igualdad social, la preservacin de lanaturaleza, el equilibrio ecolgico. Ambos conciben la economa comouna pieza en el medio: social para el algunos, natural para otros. Se dice: las divergencias de fondo son las que mantienen separadosa los rojos y a los verdes, a los marxistas de los ecologistas. Los acti-vistas ecologistas acusan a Marx y Engels de productivismo. Se justificaesta imputacin? S y no. No, en la medida en que nadie denunci tanto como Marx la lgicacapitalista de la produccin por la produccin, la acumulacin de capital,riquezas y mercancas como un fin en s mismo. La misma idea de so-cialismo, contradiciendo la miserable falsificacin de los burcratas, esla de una produccin de valores del uso, de bienes necesarios para lasatisfaccin de necesidades humanas. El objetivo supremo del progreso tcnico para el socialismo de Marxno es el crecimiento infinito de posesiones (el tener) sino la reduccinde la jornada de trabajo y el crecimiento del tiempo libre (el ser). S, en la medida en que a menudo en los descubrimientos de Marx oEngels (y ms todava en el marxismo ulterior) hay una tendencia a hacerdel desarrollo de las fuerzas productivas el vector principal del progreso,as como una posicin poco crtica hacia la civilizacin industrial, principal-mente en su relacin destructiva del medio ambiente. En realidad, uno encuentra en los escritos de Marx y Engels elemen-tos para nutrir ambas interpretaciones. La cuestin ecolgica es, en miopinin, el desafo ms grande para un renovacin del pensamiento mar-xista en el siglo XXI. sta exige a los marxistas una revisin crtica pro-funda de su concepcin tradicional de las fuerzas productivas, as comouna ruptura radical con la ideologa del progreso lineal y con el paradigmatecnolgico y econmico de la civilizacin industrial moderna. Walter Ben-jamin fue uno de los primeros marxistas del siglo XX que plante este tipo 2 Qu es el ecosocialismo? 3. de problemas: desde 1928, en su libro Direccin nica, denunciaba laidea de dominacin de la naturaleza como una instruccin imperialista ypropuso una nueva concepcin de la tcnica como dominio de la relacinentre la naturaleza y la humanidad. Algunos aos despus, en sus Tesisde filosofa de la historia se propone enriquecer al materialismo histricocon ideas de Fourier, ese utpico visionario que haba soado un trabajoque, lejos de explotar a la naturaleza, est en condiciones de aliviarla delas criaturas que duermen latentes en su seno.2Hoy los marxismos todava estn lejos de haber colmado sus caren-cias en este terreno. Pero algunas reflexiones empiezan a abordar estatarea. Una pista fecunda ha sido abierta por el activista ecolgico y mar-xista norteamericano James OConnor: es necesario agregar a la primeracontradiccin del capitalismo la existente entre las fuerzas productivas y2. W. Benjamin, Direccin nica, Alfaguara, Madrid, 2002 y Tesis de la filosofa de lahistoria, en Discursos interrumpidos, Taurus, Madrid, 1973. Se puede mencionar tambinal socialista austriaco Julius Dickmann, autor de un ensayo pionero publicado en 1933en La critique sociale. Segn l, el socialismo sera el resultado, no de un desarrolloimpetuoso de las fuerzas productivas, sino sobre todo una necesidad impuesta por elencogimiento de la reservas naturales dilapidadas por el capital. El desarrollo irreflexivode las fuerzas productivas por el capitalismo mina las condiciones mismas de la existenciadel gnero humano. (El verdadero lmite de la produccin capitalista, La critique sociale,n9, septembre de 1933).Qu es el ecosocialismo? 3 4. Por su dinmica expansiva, el capital pone enpeligro o destruye sus propias condiciones,empezando por el medioambiente naturallas relaciones de produccin, examinada por Marx, una segunda contra-diccin entre las fuerzas productivas y las condiciones de produccin: lostrabajadores, el espacio urbano, la naturaleza. Por su dinmica expansiva,el capital pone en peligro o destruye sus propias condiciones, empezandopor el medioambiente natural una posibilidad que Marx no haba tenidosuficientemente en consideracin.3Otro interesante acercamiento es sugerido en un reciente texto de unecomarxista italiano:La frmula segn la cual se produce una transfor-macin de las fuerzas potencialmente productivas en fuerzas eficazmen-te destructivas, especialmente respecto al medioambiente, nos parecems conveniente y ms significante que el esquema muy conocido de lacontradiccin entre fuerzas productivas (dinmicas) y relaciones de pro-duccin (que las encadenan a las primeras). Por otra parte, esta frmu-la permite aportar un fundamento crtico y no apologtico al desarrolloeconmico, tecnolgico, cientfico y, por consiguiente, para elaborar unconcepto de progreso differenti [diferenciado] (E. Bloch).4Sea marxista o no, el movimiento obrero tradicional en Europa lossindicatos, partidos socialdemcratas y comunistas sigue profunda-mente marcado an por la ideologa del progreso y por el productivismoy, en ciertos casos, defiende, sin mayor cuestionamiento, la energa nu-clear o la industria del automvil. Es verdad que un principio de sensibi-lizacin ecologista est en proceso de desarrollarse, principalmente enlos sindicatos y partidos de izquierda en los pases nrdicos, en el Estadoespaol, en Alemania, etc.3. James OConnor, La segunda contradiccin del capitalismo: causas y consecuencias,Actuel Marx n12, Lcologie, ce matrialisme historique, Pars, 1992, pp. 30 a 36.4. Tiziano Bagarolo, Encore sur marxisme et cologie, Quatrime Internationale, n44,Pars, mayo-julio de 1992, p.25.4 Qu es el ecosocialismo? 5. Crisis de la civilizacinLa gran contribucin del ecologismo fue y vuelve a ser ha-cernos tomar conciencia de los peligros que amenazan al planetacomo consecuencia del actual modo de produccin y consumo.El crecimiento exponencial de agresiones contra el medioam-biente y la amenaza creciente de una ruptura del equilibrio ecolgico con-figura un escenario catastrfico que pone en cuestin la supervivenciamisma de la vida humana. Estamos confrontados con una crisis de civi-lizacin que exige algunos cambios radicales. El problema es que las propuestas avanzadas por las corrientes do-minantes del ecologismo poltico europeo son muy insuficientes o condu-cen a callejones sin salida. Su principal debilidad es ignorar la necesariaconexin entre el productivismo y el capitalismo, de conducir a la ilusinde un capitalismo verde o de reformas capaces de controlar sus exce-sos (como por ejemplo las ecotasas). Toman como pretexto la imitacinpor las economas burocrticas despticas del productivismo occidental,viendo como el capitalismo y el socialismo, hombro con hombro, consti-tuan dos variantes del mismo modelo un argumento que ha perdido suinters tras el hundimiento del pretendido socialismo real. Los ecologistas estn equivocados si creen poder hacer la crtica dela economa marxista del capitalismo: una ecologa que no comprende larelacin entre el productivismo y la lgica de la ganancia est condenada alfracaso o, peor, a la recuperacin por el sistema. No faltan ejemplos deello... La ausencia de una postura anticapitalista coherente ha conducido ala mayor parte de los partidos verdes europeos en Francia, Alemania, Ita-lia, Blgica a convertirse en simples compaeros eco-reformistas dela gestin social-liberal del capitalismo en los gobiernos de centro-izquierda. Qu es el ecosocialismo? 5 6. Considerando a los trabajadores como irremediablemente ganadospor el productivismo, algunos ecologistas consideran un punto muertoal movimiento obrero, y han puesto en sus banderas: ni izquierda, niderecha. Los ex-marxistas convertidos al ecologismo declaran apresu-radamente el adis a la clase obrera (Andr Gorz), mientras que otros(Alain Lipietz) insisten en que es necesario salir de lo rojo es decir,del marxismo o del socialismo para adherirse a lo verde, al nuevoparadigma que traera una respuesta a todos los problemas e