El personaje de Sancho Panza y los lectores del siglo XVII · PDF filebración del...

Click here to load reader

  • date post

    28-Oct-2018
  • Category

    Documents

  • view

    218
  • download

    0

Embed Size (px)

Transcript of El personaje de Sancho Panza y los lectores del siglo XVII · PDF filebración del...

  • See discussions, stats, and author profiles for this publication at: https://www.researchgate.net/publication/259451145

    El personaje de Sancho Panza y los lectores del siglo XVII

    ArticleinAnales Cervantinos December 2004

    CITATION

    1READS

    129

    1 author:

    Some of the authors of this publication are also working on these related projects:

    Sociedad e ideologa en la obra de Cervantes View project

    Smbolos en la obra de Federico Garca Lorca View project

    Javier Salazar Rincn

    National Distance Education University

    29 PUBLICATIONS27 CITATIONS

    SEE PROFILE

    All content following this page was uploaded by Javier Salazar Rincn on 25 December 2013.

    The user has requested enhancement of the downloaded file.

    https://www.researchgate.net/publication/259451145_El_personaje_de_Sancho_Panza_y_los_lectores_del_siglo_XVII?enrichId=rgreq-d2b7ef3d99fe2865179f1fa42783ff8b-XXX&enrichSource=Y292ZXJQYWdlOzI1OTQ1MTE0NTtBUzoxMDI2ODk3ODIzNzAzMTJAMTQwMTQ5NDU2MDUxOA%3D%3D&el=1_x_2&_esc=publicationCoverPdfhttps://www.researchgate.net/publication/259451145_El_personaje_de_Sancho_Panza_y_los_lectores_del_siglo_XVII?enrichId=rgreq-d2b7ef3d99fe2865179f1fa42783ff8b-XXX&enrichSource=Y292ZXJQYWdlOzI1OTQ1MTE0NTtBUzoxMDI2ODk3ODIzNzAzMTJAMTQwMTQ5NDU2MDUxOA%3D%3D&el=1_x_3&_esc=publicationCoverPdfhttps://www.researchgate.net/project/Sociedad-e-ideologia-en-la-obra-de-Cervantes?enrichId=rgreq-d2b7ef3d99fe2865179f1fa42783ff8b-XXX&enrichSource=Y292ZXJQYWdlOzI1OTQ1MTE0NTtBUzoxMDI2ODk3ODIzNzAzMTJAMTQwMTQ5NDU2MDUxOA%3D%3D&el=1_x_9&_esc=publicationCoverPdfhttps://www.researchgate.net/project/Simbolos-en-la-obra-de-Federico-Garcia-Lorca?enrichId=rgreq-d2b7ef3d99fe2865179f1fa42783ff8b-XXX&enrichSource=Y292ZXJQYWdlOzI1OTQ1MTE0NTtBUzoxMDI2ODk3ODIzNzAzMTJAMTQwMTQ5NDU2MDUxOA%3D%3D&el=1_x_9&_esc=publicationCoverPdfhttps://www.researchgate.net/?enrichId=rgreq-d2b7ef3d99fe2865179f1fa42783ff8b-XXX&enrichSource=Y292ZXJQYWdlOzI1OTQ1MTE0NTtBUzoxMDI2ODk3ODIzNzAzMTJAMTQwMTQ5NDU2MDUxOA%3D%3D&el=1_x_1&_esc=publicationCoverPdfhttps://www.researchgate.net/profile/Javier_Salazar_Rincon?enrichId=rgreq-d2b7ef3d99fe2865179f1fa42783ff8b-XXX&enrichSource=Y292ZXJQYWdlOzI1OTQ1MTE0NTtBUzoxMDI2ODk3ODIzNzAzMTJAMTQwMTQ5NDU2MDUxOA%3D%3D&el=1_x_4&_esc=publicationCoverPdfhttps://www.researchgate.net/profile/Javier_Salazar_Rincon?enrichId=rgreq-d2b7ef3d99fe2865179f1fa42783ff8b-XXX&enrichSource=Y292ZXJQYWdlOzI1OTQ1MTE0NTtBUzoxMDI2ODk3ODIzNzAzMTJAMTQwMTQ5NDU2MDUxOA%3D%3D&el=1_x_5&_esc=publicationCoverPdfhttps://www.researchgate.net/institution/National_Distance_Education_University?enrichId=rgreq-d2b7ef3d99fe2865179f1fa42783ff8b-XXX&enrichSource=Y292ZXJQYWdlOzI1OTQ1MTE0NTtBUzoxMDI2ODk3ODIzNzAzMTJAMTQwMTQ5NDU2MDUxOA%3D%3D&el=1_x_6&_esc=publicationCoverPdfhttps://www.researchgate.net/profile/Javier_Salazar_Rincon?enrichId=rgreq-d2b7ef3d99fe2865179f1fa42783ff8b-XXX&enrichSource=Y292ZXJQYWdlOzI1OTQ1MTE0NTtBUzoxMDI2ODk3ODIzNzAzMTJAMTQwMTQ5NDU2MDUxOA%3D%3D&el=1_x_7&_esc=publicationCoverPdfhttps://www.researchgate.net/profile/Javier_Salazar_Rincon?enrichId=rgreq-d2b7ef3d99fe2865179f1fa42783ff8b-XXX&enrichSource=Y292ZXJQYWdlOzI1OTQ1MTE0NTtBUzoxMDI2ODk3ODIzNzAzMTJAMTQwMTQ5NDU2MDUxOA%3D%3D&el=1_x_10&_esc=publicationCoverPdf
  • EL PERSONAJE DE SANCHO PANZA Y LOS LECTORES DEL SIGLO XVIP

    JAVIER SALAZAR RINCN UNED La Seu d'Urgell (Lleida)

    Sancho Panza acompaa a don Quijote a partir del captu-lo VII de la primera parte, con el que se inicia la segunda salida del hidalgo, y desde aquel momento Cervantes construye una in-teresante relacin de contrapunto y de influjo mutuo entre los dos personajes, dotando con ello a la novela de una hondura, una calidad e inters humanos y un valor literario permanentes, que en gran parte derivan de la presencia de Sancho y del hbil juego de contrastes e influencias entre el caballero y su escudero. De esta forma, gracias a la anttesis y a la sntesis final que la novela es-tablece entre sus dos caracteres, don Quijote y Sancho Panza han venido a simbolizar las dos facetas primordiales de todo espritu humano, que al mismo tiempo se oponen y complementan: el ideal y la realidad, el espritu y la materia, lo soado y lo tangible, lo potico y prosaico de la vida; y en ello estriba en gran parte, cree-mos, el hecho de que el Quijote haya ofrecido, y ofrezca toda-va hoy, una leccin vlida para los lectores de cualquier pas y poca^.

    ^ Ofrezco en las pginas que siguen una versin ligeramente ampliada de la conferencia que, con motivo del aniversario de la muerte de Cervantes y la cele-bracin del Da Mundial del Libro, e invitado por la Embajada de Espaa en Sue-cia, pronunci en las universidades de Estocolmo y Uppsala los das 22 y 23 de abril de 1999. Una primera versin de este trabajo fue expuesta ante un joven e interesado auditorio compuesto por alumnos de 3 de BUP y COU en el Instituto de Bachillerato Antoni Torroja de Cervera (Lleida), al que fui invitado en abril de 1994.

    ^ Todas las citas del Quijote que aparecen a lo largo del trabajo han sido tomadas de MIGUEL DE CERVANTES, Don Quijote de la Mancha, edicin del Institu-to Cervantes dirigida por Francisco Rico, Barcelona, Instituto Cervantes y Edito-

    AC, XXXVI (2004). 197-246

    (c) Consejo Superior de Investigaciones Cientficas Licencia Creative Commons 3.0 Espaa (by-nc)

    http://analescervantinos.revistas.csic.es

  • 198 AC, XXXVI, 2004 JAVIER SALAZAR RINCN

    En la presencia de Sancho hay que buscar el origen de otro de los grandes hallazgos de Cervantes: la interaccin e influencia mutua entre los protagonistas, que evolucionan de forma parale-la mediante el contagio mutuo, llegando a asimilar cada uno las enseanzas y hasta la manera de pensar y hablar del otro, de tal manera que Sancho se quijotiza, especialmente en la novela de 1615, hasta llegar a creer a pies juntillas el encantamiento de Dul-cinea o la aventura del caballo Clavileo; y don Quijote va poco a poco pactando con la realidad, viendo ventas y rebaos en lugar de molinos o de ejrcitos, y admitiendo, aconsejado por el ventero y por Sancho, que el gasto que hace el husped en la venta ha de pagarse con dineros contantes y sonantes.

    Lo que acabamos de comentar es muy sabido y trillado, algo as como el abec del cervantista: tpicos que la crtica literaria de todas las pocas ha repetido hasta la saciedad, y que los profe-sores suelen explicar a sus alumnos un ao tras otro. Y sin em-bargo, tales ideas, aunque se hallaran implcitas en el libro, son el resultado de la lectura e interpretacin del Quijote llevada a cabo por la crtica moderna, a partir del siglo XDC especialmente: Fue-ron los escritores y eruditos de la poca romntica, alemanes so-bre todo, quienes vieron por primera vez encamada en el hidalgo manchego la quintaesencia del idealismo, y en don Quijote y en Sancho, los smbolos respectivos del ideal y la realidad, de la poe-sa y la prosa de nuestra existencia^, una idea que hizo suya, sin discrepancias notables, gran parte de la crtica literaria posterior, incluso en el siglo XX" ; y en cuanto a la quijotizacin que sufre Sancho Panza y la sanchificacin de don Quijote, aunque se ha-

    rial Crtica, 1998. En cada caso indicamos entre parntesis la parte con nmeros romanos, y a continuacin el captulo y la(s) pgina(s).

    ^ Vase LEOPOLDO Rius, Bibliografa crtica de las obras de Miguel de Cervan-tes Saavedra, Madrid, Librera M. Murillo, 1895-1905, 3 vols., especialmente la seccin titulada Cervantes juzgado por los extranjeros, vol. Ill, pp. 189 y ss.; J. J. A. BERTRAND, Cervantes et le Romantisme allemand, Paris, Flix Alean, 1914; del mismo autor, Cervantes en el pas de Fausto, Madrid, Ediciones Cultura Hisp-nica, 1950; WERNER BRGGEMANN, Cervantes und die Figur des Don Quijote in Kunstanschauung und Dichtung der Deutschen Romantik, Mnster / Westfalen, Aschendorff, 1958; CSAR REAL DE LA Riva, Historia de la crtica e interpreta-cin de la obra de Cervantes, Revista de Filologa Espaola, XXXII, 1948, pp. 107-150, especialmente, pp. 131 y ss.; FRANCO MEREGALLI, Cervantes nella critica romntica tedesca. Stato degli Studi, Annali della Facolt di Lingue e Letterature Straniere di Ca Fosean, XI, 1972, pp. 381-395; y DANIEL EISENBERG, La influencia de Don Quijote en el Romanticismo, en La interpretacin cervantina del Quijote, Madrid, Compaa Literaria, 1995, pp. 193-208.

    ^ Vase ANTHONY J. CLOSE, The Romantic Approach to Don Quixote: A Critical History of the Romantic Tradition in Quixote Criticism, Cambridge, Cambridge University Press, 1978.

    (c) Consejo Superior de Investigaciones Cientficas Licencia Creative Commons 3.0 Espaa (by-nc)

    http://analescervantinos.revistas.csic.es

  • EL PERSONAJE DE SANCHO PANZA Y LOS LECTORES AC, XXXVI, 2004 199

    yan convertido en un lugar comn de la crtica cervantina^, fue Salvador de Madariaga quien desarroll por primera vez la idea con cierto detalle, en un conocido ensayo publicado en 1926^.

    Dicho esto, podemos ya plantearnos la cuestin que encierra el ttulo de nuestro trabajo, y que desarrollaremos en las pginas que siguen: Qu representaba Sancho Panza para los lectores del siglo XVII que, sin gran bagaje erudito al parecer fueron mu-chos^, se acercaban a la obra buscando entretenimiento?, qu aspectos llamaron su atencin?, qu lectura hicieron del perso-naje?

    1. SANCHO PANZA Y GANDALN, ESCUDEROS

    Un primer detalle en que deberamos fijamos, y que sin duda advirtieron los lectores coetneos, es el de las races literarias del personaje de Sancho, que, como las de su amo, han de buscarse en las novelas de caballeras, un aspecto que Eduardo Urbina ha examinado detenidamente^: En efecto, si don Quijote es una pa-rodia viva de los hroes caballerescos, su fiel acompaante tiene bastante que ver, como es lgico, con