Cop Erni a Este Maii

Click here to load reader

  • date post

    25-Dec-2015
  • Category

    Documents

  • view

    23
  • download

    9

Embed Size (px)

description

invension verbal de integracion perceptiva y negligente por los bordes del sentido.

Transcript of Cop Erni a Este Maii

COPERNIA ESTEMA / II.docx

- mi modo de saberme, me temo, es una ilusin- es dndole cabida a lo confuso- que no se sabe si es de lo uno o lo otro- o a la vez nadie en s, todos nosotros- mi modo de saberme es dndole palabras a la confusin

- imgenes de nadie en la mente- leonardo dijo su dibujo mental- anotacin infinita del todo- me agota mi conciencia siempre en presente- slo de s misma activa, sin historia- una vieja revisin de lo que nadie dijo, en m- algunos aos antes, de que algo fuera- o con un pasado sin espesor, algunas imgenes- como un sueo que le hubiera ocurrido a otro- no quiero aprensiones- de chico siempre evitaba los juegos con otros- y segua a mi madre donde fuese, como una sombra- de nada se alimentan las imgenes, ahora- decir que uno recuerda es soberbio- implicara decir ahora que uno fue- creer que uno es algo ms, que ahora- a veces pasaba mucho tiempo, viendo las mismas cosas- disfrutando con asombro, ser el que las vea desde m- y que al cerrar los ojos, ellas ya no estaban- y al abrirlos, ellas nuevamente ah, otra vez mas

- ahora comprendo que estoy perdido- que mi modo de conocer es no viendo- volviendo a la nada la realidad- es el terror ms inmediato a que algo exista- y yo lo perciba- desorden de dios roto, el mundo- toda la gama de disparates que existan, desde siempre- desconocimiento del desorden, de ellos- el mundo en comn, etctera- desorden de ellos, no reconocerlo- el mundo en comn, indiferente- todo el viaje, de ese modo, de- ese cornudo invitado, a imitarse, que le dicen- en lmites- incontestables de vidrio y bulbos del cerebro- desencajado en s, dios roto, descomunal en s- incomunicable- no creo exista una causa efectiva, de la vida- en la respuesta que existiera, una causa- no creo en m, sin ser visto

- un dato agotable- que todo lo visto debe ser en s, ac, de m- inaceptablemente- nada, el miedo nadie, prueba nada en mi tnel- nadie el cielo desolado nace- el miedo, y lo posible a oscuras- no siempre, nace el octavo mes- ocasional no siempre, nace octavio- sino el mismo ro de las musas, y el destino siempre- del vino, divino en los ejes- de una equis a otra- ms all, de todo discernimiento, a oscuras- ms all, implicados, visin efectiva y mltiple- se estrella, en mutaciones antiguas del no v- eran borrosas, de aquel antiguo camino inexistente- muecas del pensamiento, insalvables- formas leves, en alucinacin, leves en los ejes- llueven luz, de ptalo en ptalo- se tornasolan y huyen- del viento y regresan, mltiples

- privadas de nadie- razn, del hubo alguien antes sobrio- no recuerdo, paraso perdido- razn de imposibilidad en s- algunas propias visiones- el mundo no exista, permanentemente- el mundo desde muy lejos, por un terrible temor- descansa horriblemente en las comprobaciones- en verdad- yo necesito que estos registros se aniquilen- cronologa delirante, brotes- la bsqueda de vida monstica- registro de un estar en el mundo compartible- con mi visin, un intercambio- en las zonas delirantes permitidas- lo real sera una complicidad delirante- nadie existira, en s- seramos espectros soberbios que se ignoran- abandonados todos a la ausencia- de un referente perceptible y trascendente

- por tal presentimiento, brotes- con descontrol y ataques de furia- entre los diez y once aos, crueldad con el gato- paliza en secreto al cachorro, hasta casi matarlo- confusin y sensacin de angustia por lo advertido en m- dieciocho aos, iglesia de san agustn- deseo de sacerdocio, franciscanos, frustracin- ataque de furia con mi padre- sensacin de descontrol y extraeza de mis actos- de pronto, un otro destructivo aparece- autoconciencia imposible, dividida amenazada- es necesario buscar en dios la salvacin- duramos en esta afirmacin de los otros- durante la conscripcin, abandono en una licencia mi casa- dejando una carta sobre mi deseo de vida mendicante franciscana- a los veinte aos, descontrol y ataque de furia - hacia el dueo del lugar- a los veintitrs aos en la trapa de azul- temor y vrtigo de mi posible descontrol en ciertas ocasiones- decisin de salir durante el noviciado

- dios no existe- profunda depresin y confusin al regreso- ideas de suicidio- a los treintaitrs aos, noche de angustia por mis pecados- durante el noviciado en la cartuja- por la maana, intento de suicidio- estado extrao, irreal, durante los das siguientes- hasta volver a mi casa- los ltimos seis aos, tres o ms raptos de furia- con descontrol verbal y obsesin de temtica religiosa- estoy loco de autonoma imposible- de imposibles modos de ser, sindolos- ensimismado, horas- ver movimientos, trazos, quebraduras- manchas en el tiempo, y formas- innombrables, en una pared- de chico, imagen de mi casa, de muros ausentes- no poda dejar de percibirme- alguna desconexin terrible en s- una frase de inactualidad

- ahora se presenta en mi mente- palabras sin norte o sensacin de alguien- simulacin de origen- en el sentido recurrente de s- recurrencia de huellas, lo pensado- papeles no deberan existir, de uno- en ese mismo instante se percibe- como bucle, o recurrencia de tics- formas, celulares entre otras, dioses- su exterioridad animal- imperfeccin visible- algn momento de obsesiones, que significan esto- largos perodos- presiento que no pertenezco a lo que hago- o lo que hice- quin estaba en lo que ocurre- si alguien- o la naturaleza, a solas- decirme todo lo implcito, en m- sabiendo, que si no actualizo lo que dije

- dejo de ser el que lo dijo- o se revela, que nunca existi alguien, que deca- lo inaceptable es la mente?- o lo real?- busco palabras para saber si existo- o cmo percibe el mundo el que habla- palabras que no existen, por ahora- que demuestren quin existe, cuando digo yo- busco palabras que no existen, para saber el mundo- pero parece que en esto, uno est solo- podemos comunicarnos estas cosas?- ver castilla del pino, la incomunicacin- en qu sentido la percibo?- es necesario algn sentido de s- para que existir sea la experiencia de alguien?- y otra duda- existe el que percibe a alguien?- o alguien percibe al que existe?- qu es primero?- mi esfuerzo de comprensin de todo es permanente

- y veo las grietas, que me aterran- y me resulta imposible- la donacin al mientras tanto del mundo- al trato habitual e irreflexivo con las cosas- la oblacin cotidiana- que el hombre domstico es el enemigo- merton dixit- lo ms familiar me es extrao- no existe para m lo obvio, lo evidente- todo lo hago desconocido- incluido yo mismo, hasta el vrtigo- yo creo que todos estamos perdidos- perdidos en el ms terrible sentido- somos alimaas trepando el manto blanco de dios- no entiendo por qu estoy siendo ahora- no entiendo mi espacio, como un lugar ms- o por qu hay un antes y un despus de m- ser monje, conciliaba mi deseo de no desear ser- con la infinita intencin de serlo todo- lo primero, fracasaba al tener al tener que ser algo

- un monje- y lo segundo, al ser slo eso- l lo es todo y est solo- su arco de intencionalidad infinita se reduce a verse- le temo a no ser universal, a no ser todo el mundo- pero compruebo que sin la salvacin mgica de un dios- no es posible- dejar de ser particular, irrelevante- el desmotivo permanente de ser algo- un poco, no del todo- fumigacin, de nio- en el horror vacui, de nio- horror vacui, pero tal vez- todo est ocupado y fluctuamos- en las formas- mi experiencia es la falsedad de mi experiencia- y eso es lo esencial de estas palabras falsas- es lo esencial de experimentarme hablante- lo verdadero en m- qu es la epoch fenomenolgica?

- haba toda una dignidad de hablar- de cierto modo- usando palabras prestigiosas, cultas- herencia paterna- tambin el uso del lenguaje, implicaba- posibilidades de irona- cosas fuera de contexto, etctera- de algn sinnmero heliocntrico de kepler- o destello- comn de kepler- terrible develacin viviente y cenital- del logos- su permitirme ver mostrndome- la razn, como logos, como luz- si es llevada al extremo, de- yo no sabra- y a la radicalidad de su equilibrio- extrada, de- con los aspectos oscuros de la existencia- conduce fatalmente al delirio y la locura

- otto drr, delirio, racionalidad e irracionalidad- la locura, como hoy la entendemos- como delirio que aparece- o ms precisamente, en la esquizofrenia- nada tiene que ver con la irracionalidad- ella es, por el contrario, el producto- de un imperio ilimitado de la razn- de ese afn totalizador y abarcativo, que- pretende captar- la realidad toda en un solo acto de conocimiento- obteniendo con ello que los lmites- de lo real se disfuminen- que lo que es, deje de ser lo que es- y que lo que no es, sea- me siento atrapado en la verticalidad cognoscente- del espritu- insalvablemente apartado en esta visin- que me hace ser esta cosa que se ve cuando habla- incapaz de existir, con- los otros y el mundo

- en la horizontalidad de la experiencia- espontnea, irreflexiva- ahora me encuentro destruido- impotente para la vida, tal como se d- y a la vez, como invadido y ajeno a todo aquello- que pudiera ser algn posible mundo- terrible es caer en manos del dios vivo- hblanos t y oiremos- pero que no nos hable dios, porque moriremos- el da del seor es grande y terrible- quin podr soportarlo?- horror trascendental de las teoras- mi miedo de creatura descubri a dios siendo una idea- las cosas slo pueden ser deseo de alguien?- por eso para m no hay posibilidad de cosas- la reflexin precede a mis palabras- mi reflexin es previa a m, como hablante- ahora no ocurro como ella- y cuando me adentro en ella, todo enmudece- lo mismo ocurrido, fuera de todos, al pensarme

- el dios del abandono es puro cambio- es mi exterior indiferencia de m- despus de toda ruina- ni un mnimo posible de m mismo- sospecho que detrs de todos los que me piensan- no hay nadie- permanec en silencio toda la vida- nada era el punto central de mi alma- en la terapia busco alguna persona nueva entre nosotros- que me comprenda en todo sin m- en ella sin m, que no sea una mer