Vinos y arai

of 1 /1
A. L. ISLAS En Barcelona es difícil sorprenderse. Sin embargo, el esfuerzo de los hote- leros por destacar está dando frutos positivos, no solo a nivel hostelero, sino también arquitectónico. Ya el Mercer, el Bagués o el D. O. dieron de qué hablar por sus oportunas reno- vaciones, que provocaron un giro a un barrio plagado de hostales de mal dor- mir. Los tres tendrán que conformar- se con quedar en segundo plano des- pués de la inauguración del Arai, en la confluencia de las calles Avinyó y Arai, en pleno Gótico, a espaldas de la plaza de George Orwell. El hotel está ubicado en el antiguo «Palacio de los cuatro ríos», que data de 1702. Derby Hoteles han sido los encargados de la restauración, que entre permisos y obras ha durado casi 10 años y costado 15 millones. El director del grupo, Jordi Clos, ex- plicó en una visita al establecimien- to que la rehabilitación fue una obra «titánica», parecida a los trabajos que él también como arqueólogo ha rea- lizado en tumbas egipcias. «Las pie- dras de la recepción se catalogaron y se desmontaron una por una, para lue- go volver a ser colocadas», agrega. El edificio está plagado de guiños a su pasado: las antiguas ventanas son aho- ra las puertas de los armarios. La fachada está catalogada y es con- siderada la segunda con esgrafiados más importante de la arquitectura ca- talana, después de las Casas Cerdà, del Eixample. El hotel tiene pendien- te de estrenar restaurante, bar de co- pas y terraza, la respuesta tan busca- da por el Ayuntamiento para cambiar la cara de la problemática plaza de George Orwell, la del «tripi». A diferencia del Bagués, también del grupo, el Arai es un aparthotel y sus 31 habitaciones cuentan con co- cina. Hasta ahora, la fórmula ha sido exitosa. «Tenemos un 80% de ocupa- ción a menos de un mes de abrir, con precio medio de 200 euros, nunca ha- bía visto este fenómeno en toda mi carrera como hotelero», confiesa Clos. G ourmet ANA LUISA ISLAS A vilés (Asturias) llegó tarde a las reformas integrales de otras ciudades que como Bil- bao o Barcelona cambiaron su fisionomía y lugar en la historia hace varios años. Gracias a la rehabilitación de sus centros históricos, la apertura al mar y la invitación de arquitectos afamados estas urbes atraen visitan- tes del mundo entero a borbotones. Sin embargo, a pesar de la tardanza, Avilés «se ha puesto las pilas» y con sus respectivas re- formas, la recuperación de la ría y la construc- ción del centro Nieme- yer ha atraído a espa- ñoles y extranjeros a visitar uno de los cas- cos viejos mejor recu- perados del norte de España. Woody Allen, por ejemplo, es un ena- morado de la ciudad, ha rea- lizado el estreno mundial de dos de sus películas ahí y no se cansa de promoverla ahí donde va. Aún con ello, el turismo de la comar- ca, mermado recientemente por el cie- rre de vuelos de Ryanair e Easyjet a su aeropuerto, decidió hace algunos años que su belleza arquitectónica no era suficiente excusa para atraer a los tu- ristas. Es por eso que decidió crear un par de festivales gastronómicos que dos veces al año amplían la ya de por sí cautivante oferta de la zona. Uno de ellos es de bollería y productos dulces (el Sweet Llambión), al que han asisti- do renombrados artesanos del dulce catalanes, como Christian Escribà. Y el otro, por más curioso que parezca, es el Famous Wine Festival, el «único fes- tival de vinos de famosos del mundo», como presumen sus creadores. «El festival se ya un atractivo turís- tico en sí mismo», explica David Fer- nández-Prada, uno de sus promotores. Este año se celebra la cuarta edición y participarán vinos de deportistas como Leo Messi, Andrés Iniesta, Raúl Gonzá- lez, Fernando Alonso, del diseña- dor Custo Dalmau, de can- tantes como Joan Manuel Serrat, Julio Iglesias, Mi- guel Bosé o Lluis Llach, entre otros. La edición pasa- da, las cosechas de Brad Pitt y Francis Ford Coppola fueron las joyas de la coro- na, no solo por la ex- pectación que causaron, sino también porque su sabor gustó tanto como sus películas. En otro año la cosecha de Bob Dylan, por el contrario, dejó mu- cho que desear. «El festival nació para para aprovechar el tirón de los famo- sos para potenciar el consumo de vino de calidad bien maridado», explica. El festival, que se llevará a cabo en junio, permitirá a los asistentes probar caldos que no se encuentran fácilmen- te, mucho menos por copeo y en uno de los soportales del siglo XVII de la Calle Galiana. Si la ría rehabilitada no es suficiente para atraer a los de fuera, los ríos de vinos de las «celebrities» quizás logren el cometido. Avilés tira de vinos de deportistas, cantantes y artistas famosos para atraer a turistas a conocer la ciudad y su gastronomía Famous Wine Festival De copas con Brad Pitt, Iniesta y Messi ABC El vino del director norteamericano, protagonista de la edición pasada Derby Hoteles estrena un apartahotel en un palacete del Gótico Barcelona Arai, suites de lujo «Leo» El crianza de Messi se ela- bora en Argentina por la bodega Valentín Bianchi «Corazón loco» En los 90, José Iniesta, padre de Andrés Iniesta, plantó 10 hectareas de viñedo. ahora cuentan con 120 «Miraval Cotes de Provence» Los Jolie-Pitt decidieron que sus vinos no llevarían su nombre abc.es ABC VIERNES, 22 DE MARZO DE 2013 ABC del OCIO 45

Embed Size (px)

Transcript of Vinos y arai

  • A. L. ISLAS

    En Barcelona es difcil sorprenderse. Sin embargo, el esfuerzo de los hote-leros por destacar est dando frutos positivos, no solo a nivel hostelero, sino tambin arquitectnico. Ya el Mercer, el Bagus o el D. O. dieron de qu hablar por sus oportunas reno-vaciones, que provocaron un giro a un barrio plagado de hostales de mal dor-mir. Los tres tendrn que conformar-se con quedar en segundo plano des-pus de la inauguracin del Arai, en la confluencia de las calles Aviny y Arai, en pleno Gtico, a espaldas de la plaza de George Orwell.

    El hotel est ubicado en el antiguo Palacio de los cuatro ros, que data de 1702. Derby Hoteles han sido los encargados de la restauracin, que entre permisos y obras ha durado casi 10 aos y costado 15 millones.

    El director del grupo, Jordi Clos, ex-

    plic en una visita al establecimien-to que la rehabilitacin fue una obra titnica, parecida a los trabajos que l tambin como arquelogo ha rea-lizado en tumbas egipcias. Las pie-dras de la recepcin se catalogaron y se desmontaron una por una, para lue-go volver a ser colocadas, agrega. El edificio est plagado de guios a su pasado: las antiguas ventanas son aho-ra las puertas de los armarios.

    La fachada est catalogada y es con-siderada la segunda con esgrafiados ms importante de la arquitectura ca-talana, despus de las Casas Cerd, del Eixample. El hotel tiene pendien-te de estrenar restaurante, bar de co-pas y terraza, la respuesta tan busca-da por el Ayuntamiento para cambiar la cara de la problemtica plaza de George Orwell, la del tripi.

    A diferencia del Bagus, tambin del grupo, el Arai es un aparthotel y sus 31 habitaciones cuentan con co-cina. Hasta ahora, la frmula ha sido exitosa. Tenemos un 80% de ocupa-cin a menos de un mes de abrir, con precio medio de 200 euros, nunca ha-ba visto este fenmeno en toda mi carrera como hotelero, confiesa Clos.

    G ourmet

    ANA LUISA ISLAS

    Avils (Asturias) lleg tarde a las reformas integrales de otras ciudades que como Bil-bao o Barcelona cambiaron su

    fisionoma y lugar en la historia hace varios aos. Gracias a la rehabilitacin de sus centros histricos, la apertura al mar y la invitacin de arquitectos afamados estas urbes atraen visitan-tes del mundo entero a borbotones. Sin embargo, a pesar de la tardanza, Avils se ha puesto las pilas y con sus respectivas re-formas, la recuperacin de la ra y la construc-cin del centro Nieme-yer ha atrado a espa-oles y extranjeros a visitar uno de los cas-cos viejos mejor recu-perados del norte de Espaa. Woody Allen, por ejemplo, es un ena-morado de la ciudad, ha rea-lizado el estreno mundial de dos de sus pelculas ah y no se cansa de promoverla ah donde va.

    An con ello, el turismo de la comar-ca, mermado recientemente por el cie-rre de vuelos de Ryanair e Easyjet a su aeropuerto, decidi hace algunos aos que su belleza arquitectnica no era suficiente excusa para atraer a los tu-ristas. Es por eso que decidi crear un par de festivales gastronmicos que dos veces al ao amplan la ya de por s cautivante oferta de la zona. Uno de ellos es de bollera y productos dulces (el Sweet Llambin), al que han asisti-do renombrados artesanos del dulce

    catalanes, como Christian Escrib. Y el otro, por ms curioso que parezca, es el Famous Wine Festival, el nico fes-tival de vinos de famosos del mundo, como presumen sus creadores.

    El festival se ya un atractivo turs-tico en s mismo, explica David Fer-nndez-Prada, uno de sus promotores. Este ao se celebra la cuarta edicin y participarn vinos de deportistas como Leo Messi, Andrs Iniesta, Ral Gonz-

    lez, Fernando Alonso, del disea-dor Custo Dalmau, de can-

    tantes como Joan Manuel Serrat, Julio Iglesias, Mi-

    guel Bos o Lluis Llach, entre otros.

    La edicin pasa-da, las cosechas de Brad Pitt y Francis Ford Coppola fueron

    las joyas de la coro-na, no solo por la ex-

    pectacin que causaron, sino tambin porque su

    sabor gust tanto como sus pelculas. En otro ao la cosecha de Bob Dylan, por el contrario, dej mu-cho que desear. El festival naci para para aprovechar el tirn de los famo-sos para potenciar el consumo de vino de calidad bien maridado, explica.

    El festival, que se llevar a cabo en junio, permitir a los asistentes probar caldos que no se encuentran fcilmen-te, mucho menos por copeo y en uno de los soportales del siglo XVII de la Calle Galiana. Si la ra rehabilitada no es suficiente para atraer a los de fuera, los ros de vinos de las celebrities quizs logren el cometido.

    Avils tira de vinos de deportistas, cantantes y artistas famosos para atraer a turistas a conocer la ciudad y su gastronoma

    Famous Wine Festival

    De copas con Brad Pitt, Iniesta y Messi

    ABC El vino del director norteamericano, protagonista de la edicin pasada

    Derby Hoteles estrena un apartahotel en un palacete del Gtico

    Barcelona

    Arai, suites de lujo

    Leo El crianza de Messi se ela-

    bora en Argentina por la bodega Valentn Bianchi Corazn loco

    En los 90, Jos Iniesta, padre de Andrs Iniesta, plant 10 hectareas de

    viedo. ahora cuentan con 120 Miraval Cotes de Provence Los Jolie-Pitt decidieron que

    sus vinos no llevaran su nombre

    abc.es ABC VIERNES, 22 DE MARZO DE 2013 ABCdelOCIO 45