Sobre El Metodo Marxista. M. Lowy

download Sobre El Metodo Marxista. M. Lowy

of 19

  • date post

    02-Jul-2015
  • Category

    Documents

  • view

    1.599
  • download

    32

Embed Size (px)

description

Sobre el metodo marxista. Grijalbo 1972. Capitulo 1 Objetividad y punto de vista de clase en ciencias sociales. Michael Lowy

Transcript of Sobre El Metodo Marxista. M. Lowy

\_/ \)

tL

I. OBJETIVIDAD Y PUNTO DE VITA DEctAsE EN rAspor lUlichel LowyCTENCTAS SOC|AIES,

"Slo la verdad es revolcionaria.,,

Atrcuro Gn,trrsci

.

gl-r-ryi+ sociai

Ia objetividad en las ciencias sociares? se trata de una objetividd der mismo que ra cre las ciencras 7 lpo naturates, tal como Io afirman r; piri"ii";i_J;Es posible.

al punto de vista . carcter "partidario" con

n

ecesariam

enle,1'.o,,p,qolr.ii Ju,,, es de cir, Iigad a ,.,r,u .rur. J.i"i? ;o*o conciriar ese

Ia

verdad?

el .oro.i*i.;r

objetivo de

Ia

E:'T preguntas se encuentran en el centro del debate metodolgico en la sociologa, Ia historia, lu ecn61iu pol_

:':?.'i"::T*"t?,,:,_il:K1#"1"::, ra epistemoroga il marxismo .; '#ffig#:ff; sotu-cinpor su nicame"r.

:Lrmona con los fenr

t

slo nos

es necesario reconocer

r*"{';;;:.enter...1*'r"r f.iieros

Xi ;:fsfl't* :T *i::;rk#"I. EL POSITIVISMO" 1? .ij.1cenrrat de

lf.:.:"

o.obrema (uun ou. io, H;, 5. ro, autores cuando mandstaserementos.en este sentido), soru_birid

,,.

ar

; ;;',fr=,:

.

,) .

-i""u esencial 'ij"'?":::',::iTente

Jigaa"', t{i*m} ;H:jrL

.::,;x:""i;;;;; :'i:x

r r'

'/u'

,,)-i:JiJiil:"Fi","ff ::.+t',"rfi ,im:H:HI*i: "''l )"'i*:=i$ri,Hiffi";1

i"*il* lil[l*__" -.d';f;ffi;de ra Dees

Ia co

X,:::1:l,

i. Ios juicios

",

i propia der ,r.o, der o'j.;J#;u.u Jir,c.""'orcestro,,,qumico. y '"'#l"guj.tiri,.Augusre

gj: iqrgi"!"q:'; l^ii;F;sa. Fr ris:der,.sociser et at.unra. ra r,.rtr"iiaua serena' imparcirtlsq

y;;"rT.ff :il:: :fiH fl:'iffi*li {iT"o:.; iaro", r" .i.".*de.

;,frrica,

.; ;;isil:,{":{#;::, ::, *#i",,i:;

,

menre

premisas .i", ,*tias puede y se desprende que el rntodo de cien_ ,?turur.r,,* que sus debe.s, p-..ai*ientos 3' de Ias ciencias de Ia Ios sobre iodo,Grr":;;rr"r*tigacin 4.u.., ,,rr,r )r,

*ir.3

iJJ"ri;.j,#i|r:,j:,ras ,.

1*tl

"Entiendo 'ros fisica sociar Ia ciencia el estudio de qor r.r..r*;.r"il1" que.tiene por objeto .lrriaerados con .el mismo espritu que Ios i.ni*.rros astronmicos, mrcos y fisiorgicos, fsicos, qu_ es decir, rrables, cuvo a.ur,rr" sujetos naturares invail;; "-l."yo de sus invesrilrol;,r, grcronss.,, r ,,1i, admirar ; ;dd;;:X" viendo esencialm."o ." .uor, ..o_o a sirnpres suetos de observairr, en .r":.r:::r*r:[;:r"l i"-i?ri." sociar considera cada fenmo bajo a ;"oL punro de vista erementar de su

una

qro ro'riii, natu.al;;l;'::3::ij il:::t+t,.iffi , fi l;"ff xg" H lis*,il:t E'a.rir.nre.no

,ulr conrra "r'y1 n*ii.:"[8ffi:,1fi-:f;$i,.*",iuo,, .i positiet,stctu ',por suvero"r;'if'1.r,?1*;,puede existir

,ri"r, 1", T":'rT;i:.JI' sociat., naturale'. sociedadl" puede ,o., Ju ser tran;r,*;;;i..i" reyes * o".r:::Ji:"':ves de los

fflJd: ::li.li "# i"f '::,;i",[il::;r:4.".*";*".:;1l;H'"*::::: rormula exprcita;;#, menores"ix,ilI;,

,*,

.,TtfJ#

jilj;n

,.i

:1,;

,","I*,f r1i;#;;:, ;,2:;1;:;:,:':H,:Ltiil:1,::i::IO

resultado de q u e gobr..,,

;:r"rtrr**idffi

;5 i:

science

et res

yes in ria bres ",1t5::i:: de r.ro..*.'iu,ru.u,rori ,!{+,';:r.' phitosophc positit.e_. Sr.hneicrer Frrresre

i:entimien :rsos gneros

ftdl,fit{t*:t{ l.",asd., pars,

II

*.

les. As pus, tal disposicin coresponde exclusivamcnte a la filosofa positivista, cualquiera que sea el objeto al que se aplique y, por lo tanto, tambin respecto de'los males polticos." t Este pasaje, verdadera joya del naturalismo positivista, es uno de los raros momentos en los que el discurso sociolgico burgus se manifiesta en toda su pureza, por decirlo as, en estado salvaje. Permite corhprender mejor el verdadero sentido de la palabra "positivo" empleada por Comte para distinguir, o mejor dicho oponer su doctrina a las peligrosas teoras negatiuas, cticas, destructivas, disolventes, subversivas, en pocas palabras, reuolucionarias, de la filosofa de Ia ilustracidn, de la revolucin francesa y del socialismo.'

Ms que Comte, Durkheim ser el verdadero gua del pensamiento de la sociologa positivista moderna. Su natura+ lismo sociolgico es de origen comtiano, tal como lo reconoce explcitamente en Las reglas del mtodo sociolgico: "La primera regla y la ms fundamental es el considerar los hechos . sociales como cosas t...]. Comte, es verdad, proclam que los fenmenos sociales son hechos naturales sometidos a leyes naturales. Con ello reconoci implcitamente su carcter de cosas, pues no hay ms que cosas en la naturaleza," s Durkheim recurre muchas veces a los modelos naturalistas ' puru "explicar" Ios fenmenos sociales, modelos cuyo cometido ideolgico es siempre conservador. Por ejemplo, segn Durkheim la sociedad es, como el animal, "un sistema de rganos diferentes, cada uno de los cuales cumple una fun-

s lbid., t. IV, p. 100. { Cf. A. Comte, Dscours sur I'csprit postif (Dscurso sobr cl csplritu positiuo, Madrid, Rev. de Occidente, 1934), 10/lB, p. 73. 6 Durkheim, Zas riglcs dc la mthodc socologiquc (Las rcglas dclmtodo sociol.gico. Jorro, Madrid, 1912). P. U. F., Pars, 1956. pp. 15-19.

particular y, si se quiere, privilegi ada"; situacirr, *g,ir, r, absolutamente natuiar, funiionar -e ineviauut.: ,,E[a se debe a la natu raleza der. paper q*e desempea y no a arguna causa extraa a sus funcions." se privilegio es pues un fenrneno absolutamente normar que se encuentra en tod,o vivo: "Es as como en r animal Ia preemine.tcia organismo der sistema nervioso sobre los dems sistemas se reduce al derecho, varga Ia expresin, de recibir una arimentacin m- escogida y de pmg su parte antes que ros dems.,, 6 En otras "obras de Durkheim, se confund..r Iu analoga ,,organicis1a,, y er modero * social-darwinista.d:- Iu "superviveicia d."los ms aptos,, en ,,la fuchl por Ia vida": "pu^es, si nada obstacuriza ni favorece indebidamente a los .o.np.iidores que .. airputan las tareas, es inevitable que las realicen nicamente aquellos que son los aptgs para.cada tipo de actividad 1s f J. S9 dil;; ,r" siempre hay suficiente pr.u contentar a ros hombresi Que hay algunos cuyos deseos superan siempre las faculrades. Es verdad, pero se trata de casos e*c.pcinales, y puede decirse que mrbidos' (Sic!) Normalmente, el homtr. .n.rentra la felicidad al realizar su naturaleza; sus necesidades estn en re_ Iacin con sus medios. Es as.q,r.- en er organismo .uu- o.gurro solamente reclama una cantiad de arinientos en proporcin a su dignidad." ? . 1l igual-que comte, Durkheim era consciente del carcter fundamentalmente reaccionario de su naturaris-" ,".iigi.o, * Io proclama con un orgullo un tanto ingenuo er el prefacio de Las reglas del mtido: "Nuestro miodo no ,i."i, fu.r, nada de revolucionario. (Er.lo-menos que se ptsfl, M. Lowy. ) E, un sentido, incluso es esencialmente decir!,,

cin- especial".. Ciertos rganos sociales tienen ,,una situacin

6 Id', La diakon du r lbid., pp. 369-370. trarar sociar. p.u.F.,

conser_

pars, 1960. pp. r57-r58.

12

t3

vadorr-ya que considera a los hechos sociales como cosas cuya naturaleza, por flexible y maleable que sea, no es sin embargo modificable a voluntad.,, 8 El discurso durkheimiano, ya lo hemos visto, pasa con toda naturalidad de la ley de la selva a las leyes naturales de Ia sociedad, y de &tas a los organismos vivos. Este sorprendente vagabundeo de la evolucin est fundado en una metodolgica esencial: la homogeneidod episte^presuposicin $molgca de los diferenies dominios y, cn .orrri.r.ncia, e las ciencias que los toman por objeto. presuposicin que funda esta exigencia central y decisiva de todas las corrientes posir tivistas: "Que el socilogo adopte la disposicin mental ae los fsrcos, qum,cos ,y fisilogos, cuando abordan una regin todava inexplorada de su campo cientfico.,,, - lcmo puede el investigador en ciencias sociales adoptar la disposicin mental del qumico si el objeto de su estudi, la sociedad, es tambin objeto de un combate poltico encarnizudo, donde se enfrentan concepciones del mundo radicalmente opuestas? La respuesta de Durkheim es de una ingenuidad anonadante, impregnada de una "buena voluntadl, positivista: "As entendida, la sociologa no ser ni individualistu, ni comunista, ni socialista, en el sentido que vulgarmente se da a estas palabras. Por principo, ignorarti ,ro, lroras las c-uales no podra reconocer varor cientfico, ya quc tienden directamente, no a expresar los hechos, sino u ..for*arlos.,, En otras palabras: el socilogo debe ,,ignorar,, los conflictos ideolgicos, "acallar las pasiones y los pr.ui.ior,, y ,rd,escartar sistemticamente todas las prenociones,'.1o Durkheim, como buen positivista, cree que los ,,prejuicios,,

I

I

I ! II

voruntadri;:i'^::?"i:i..1:"r::.r,:.,,ffijff"3r:.:XfEI

y las "prenoci:nT,, pueden ser ,,descartadosr,, como se des. carta un par de Ientes oscuros para ver ms claro. No comprende que esas "prenocio:..." 1., a..ir, las-ideoiogas) son, como el estrabismo y er aurtorrir.n;";;r. integrante de ra illi1:,;,.J.rro constitutivo a.r p,rro de vist. Et mismo

manera basran para acarar y contrarrevolucionarios en los,,p..;u.iJr,t'i.;'-r.;;:'j".., su .uro) .

institucionarizadar, pu.ti.rrur*.n,. ..u#rni.as, e en los Estados unidos. Evidentemente sus f.mas han cambiado: conductismo y funcionalismo han reemprazado.a Ia viej" -.ttsica de Auguste comte, y el modelo cibern,ti.o. ,urlirryJ'u.n,ajosamente al organismo biorgico de Durkheim. p;; er principio fundamental sigue siendo el mismo: George e. irnaberg, autor de un manuar de socioroga mod..r,"'*ufrpreciado en Ios Estados unidos, no ,u.ilu en escrib