SOBRE EL FIDEICOMISO Y EL DERECHO LABORAL. fideicomiso testamentario (art. 3) y el fideicomiso...

download SOBRE EL FIDEICOMISO Y EL DERECHO LABORAL. fideicomiso testamentario (art. 3) y el fideicomiso financiero

of 30

  • date post

    30-Sep-2018
  • Category

    Documents

  • view

    215
  • download

    0

Embed Size (px)

Transcript of SOBRE EL FIDEICOMISO Y EL DERECHO LABORAL. fideicomiso testamentario (art. 3) y el fideicomiso...

  • 1

    SOBRE EL FIDEICOMISO Y EL DERECHO LABORAL.

    Autores: Dres. Gustavo Montenegro y Gustavo Esparza. RESUMEN (ABSTRACT). La irrupcin del fideicomiso en nuestro ordenamiento jurdico por intermedio de la ley 24.441 provoc una conmocin sobre ste, con alcances an hoy no analizados exhaustivamente y que, a no dudarlo, repercuten tambin en el Derecho del Trabajo. Las falencias de la ley 24.441, especialmente en materia de regular: a) una adecuada publicidad del contrato de fideicomiso y de la disposicin de bienes que l provoca, b) la compatibilizacin entre su articulado y el resto de las regulaciones normativas (sustanciales y adjetivas) y c) medidas adecuadas para defender los derechos de terceros (mxime teniendo en cuenta la realidad sociolgica de nuestro pas con relacin al acatamiento de las normas), en particular de los trabajadores que se vinculan directa o indirectamente con el patrimonio de afectacin, obligan a los operadores jurdicos a realizar un cuidadoso examen de las cuestiones que se les plantean sobre esta problemtica. Resulta por ello imprescindible que se adviertan las particularidades y novedades que conlleva esta institucin, as como la necesidad de que la misma se adecue a los principios generales del Derecho y al orden pblico laboral. Lo sealado en el prrafo anterior debe resultar operativo al momento de interpretar y aplicar distintas normas y conceptos tanto del Derecho Civil o Comercial (por caso las nociones de abuso del derecho y fraude a la ley, y los arts. 953, 961 y sgtes., 1.071 del C.C.), como Laboral (v.g. arts. 14, 26, 29, 225 y sgtes. de la LCT), e incluso de naturaleza procesal. Respecto de stas ltimas, los rganos jurisdiccionales deben estar particularmente proclives a contemplar la situacin del pretenso acreedor laboral con relacin a posibles falencias o dificultades que puedan surgir durante el intercambio epistolar extrajudicial o la integracin de la litis. Postulamos que los magistrados deben tener criterios de razonable amplitud al momento de resolver pedidos de diligencias preliminares formulados por trabajadores que alegan adecuadamente- la posibilidad de estar o haber estado vinculados, directa o indirectamente, con un fideicomiso con motivo del contrato de trabajo que origina su reclamo. La realidad demuestra que el contrato de fideicomiso constituye un instrumento interesante para canalizar inversiones. Sin embargo, sus bondades no deben originarse en la prdida de derechos irrenunciables por parte de los trabajadores, as como tampoco se lo acepta como negocio idneo para no responder frente a las acreencias fiscales o, en ciertos casos, de los consumidores. Ni la relativa novedad de la figura (que ya cuenta con casi dos dcadas de recepcin legislativa) y lo intrincado de su funcionamiento (especialmente si se lo analiza desde los criterios propios del derecho latino), ni la creciente utilizacin en la realidad y la amplitud de sus usos permitidos por la ley y efectivizados en la prctica comercial, constituyen argumentos vlidos para que los operadores jurdicos se desentiendan de esa realidad y sus particularidades-, menos an si de ello se deriva la desproteccin de sujetos que gozan de preferente tutela constitucional (art. 14 bis de la C.N.). CAPTULO I.- Introduccin. Sobre el final del ao 1994 y primeros das del ao 1995 se sancion en nuestro pas una importante normativa (la ley 24.441, sancionada: 22/12/94; promulgada: 9/1/1995; B.O.: 16/1/95), que nominada bajo el equvoco ttulo liminar de Ley de financiamiento de la vivienda y la construccin, regul entre otras figuras- el contrato de fideicomiso. Terminaba as una vieja y centenaria discusin, que reapareca en nuestra doctrina espordicamente, sobre si tal figura, a la que no puede desvinculrsela del trust de raigambre sajona, haba sido receptada o no en el Cdigo Civil de Vlez Sarsfield, y se homologaba legislativamente una institucin polmica que irrumpe en nuestras normativas y

  • 2

    vida social y econmica con una serie de consecuencias y repercusiones cuyos alcances an hoy siguen generando discusin y dnde hay mucho todava por decir1. La incorporacin del contrato de fideicomiso en nuestro ordenamiento jurdico por parte de la ley 24.441 constituy una importante novedad y gener mltiples escenarios prcticamente desconocidos, tanto debido a la amplitud con que fue regulado dicho contrato, como por las variadas utilizaciones que del mismo se fueron realizando en mbitos tan dismiles como la construccin de inmuebles, la produccin agrcola, las disposiciones testamentarias, la realizacin de actividades benficas, la constitucin de garantas, o los procesos de reestructuracin bancaria y exclusin de activos y pasivos en los trminos del art. 35 bis de la Ley de Entidades Financieras, por slo citar algunos ejemplos emblemticos. Las ya sealadas particularidades del contrato de fideicomiso, que vienen a confrontar con principios, normas y tradiciones de nuestro ordenamiento jurdico de raigambre europeo continental, an provocan no pocas perplejidades ante situaciones que se dan en la realidad. Ello as incluso entre los operadores jurdicos que deben actuar con relacin a dicha realidad, entre otras cosas, por aquello que ya fuera sealado con su habitual sagacidad por Maffa: Los abogados tenemos una acusada tendencia a enfocar situaciones novedosas con el aparato conceptual y el vocabulario acostumbrado2. As como resulta evidente que tanto las normas que regulan el fideicomiso, como las clusulas que surgen del contrato respectivo, deben ser compatibilizadas con el resto del ordenamiento jurdico y en particular, en lo que hace al motivo de ste trabajo, con las provenientes del Derecho del Trabajo, tambin debe entenderse que las particularidades del fideicomiso, y la ruptura que implica con diversos principios de nuestro Derecho (incluso con pautas tradicionales del Derecho Civil y del Comercial), no pueden llevar a considerar necesaria y automticamente con disfavor a todo contrato de sta ndole3. El fideicomiso se 1La bibliografa en materia de fideicomiso en nuestro derecho y en idioma castellano es sumamente variada y profusa, sin agotar la enumeracin sealamos y recomendamos (sin perjuicio de otros trabajos que indicamos en determinados temas en particular): KIPER, Claudio y LISOPRAWSKI, Silvio, Tratado de Fideicomiso. Ed. Lexis Nexis, Depalma, ed. 2004, existe edicin 2012 de Abeledo Perrot, Bs. As.; URRETS ZAVALA, Pedro Responsabilidad civil del fiduciario, Rubinzal Culzoni editores, ed. 2002. Sobre el tema y la situacin de la figura en nuestra legislacin con anterioridad a la sancin de la ley 24.441, hay dos importantes trabajos: CARREGAL, Mario, El Fideicomiso, Ed. Universidad, ed. 1982, y KIPER, Claudio, Rgimen jurdico del dominio fiduciario, Ed. La Ley, ed. 1990. Por la importancia de las legislaciones mejicanas y panameas en la influencia de nuestra norma, ver BATIZA, Rodolfo, El fideicomiso. Teora y Prctica, Edit. Porra, ed. 1995; HANSE VOELKEL, G., El fideicomiso en Panam, ed. 1971. Tambin es de til consulta RODRIGUEZ AZUERO, Sergio, Responsabilidad del fiduciario, Edit. Biblioteca Jurdica Dike y Ediciones Rosaristas, ed. 1997, y Negocios Fiduciarios. Su significacin en Amrica Latina, Ed. Legis, ed. 2005. Los aspectos fiscales y tributarios en nuestra legislacin se encuentran abordados en MALUMIN, DIPLOTTI Y GUTIERREZ, Fideicomiso y securitizacin. Anlisis legal, fiscal y contable, Ed. La Ley, ed. 2001. Sobre la compleja relacin del fideicomiso y el trust ver EDER, P. y GOLDSCHMITT, R., El fideicomiso (trust) en el derecho comparado, Ed. Arayu, Bs. As., ed. 1954; ARESPACOCHAGA, Joaqun de, El trust, la fiducia y figuras afines, Ed. Marcial Pons, ed. 2000. Por ltimo hay ajustado tratamiento de la problemtica del fideicomiso en el derecho internacional privado en la obra del notable autor panameo BOUTIN, Gilbert, El fideicomiso panameo en el derecho internacional privado y la Convencin de la Haya (1985) relativa a la ley aplicable al trust y a su reconocimiento, Editores Asociados, 1990, Montevideo. 2MAFFA, Osvaldo J., Sobre el llamado APE, Bs. As., 2005, citado en RICHARD, Efran Hugo El plan de empresa (o como asumir crisis tempestiva y extrajudicialmente), en libro colectivo Homenaje al Dr. Osvaldo J. Maffia Cap. II pg. 217, Ed. Lerner Crdoba, 2008, IADC y Fundacin para la Investigacin del Derecho Concursal y la empresa en crisis Pablo Van Nieuwenhoven, Truffat Barreiro Antoni Piossek Nicastro, coordinadores. 3Ello al menos como principio, en base al ordenamiento jurdico vigente y sin perjuicio de que pueden darse debates respecto de la constitucionalidad de las normas que introdujeron al fideicomiso en nuestro pas, temtica que excede con creces los alcances de la presente ponencia, motivo por el cual slo sealamos que la jurisprudencia laboral refleja la existencia de algunos incipientes planteos sobre esta cuestin. Un ejemplo de ello es lo resuelto en el siguiente precedente: Por lo dems, tambin se coincide con el seor representante del Ministerio Pblico en que el planteo de inconstitucionalidad de los arts. 14 y 15 de la ley 24441 no puede ser admitido en el caso pues como es sabido, la declaracin de inconstitucionalidad de una disposicin legal es un acto de suma gravedad institucional que debe ser considerado como la ltima ratio del orden jurdico (doctrina de Fallos 302:1149; 315:924, entre muchos otros) y, para habilitar la revisin constitucional de un precepto legal, se deben articular puntual y, concretamente, los perjuicios que, en el caso, suscita la aplicacin de la norma cuya validez se cuestiona, extremo que no se advierte en el escrito de inicio toda vez que el pretensor se limita

  • 3

    ha revelado como un instrumento ampliamente aceptado y que otorga numerosas e importantes facilidades para la contratacin en general y la realizacin de proyectos de inversin que dinamizan la economa en particular. Por ello, par