praga. archivos y archivística en españa. de práctica tradicional a

Click here to load reader

  • date post

    07-Feb-2017
  • Category

    Documents

  • view

    213
  • download

    0

Embed Size (px)

Transcript of praga. archivos y archivística en españa. de práctica tradicional a

ARCHIVOS Y ARCHIVSTICA EN ESPAA. DE PRCTICA TRADICIONALA TEORA CIENTFICA1

Dr. Pedro Lpez Gmez2p.lopez@udc.es

RESUMEN

El concepto de archivo moderno, ligado a las innovaciones de la Revolucin francesa yal neoclasicismo que impregnaba la visin de los investigadores centroeuropeos yanglosajones, que volvieron sus ojos a la Roma imperial y a sus templos-archivos,convertidos en arquetipos idealizados, llevaron a los estados contemporneos a construirsus archivos como rplica del mito. Se prescinda as de la poca medieval, en una tesisde la discontinuidad entre el mundo clsico y el contemporneo, salvo para algunasexcepciones en el Vaticano y la monarqua francesa, eliminando la presencia de losarchivos y la archivstica espaola, y sus grandes concentraciones archivsticas de lossiglos XVI y XVIII. Entre las peculiaridades archivsticas espaolas a reivindicar,podemos indicar la existencia de los archivos reales en la Corona de Aragn, en pocamedieval, creados fundamentalmente para custodiar los registros reales; la tradicincastellana, y su separacin entre asuntos de justicia y gobierno, reflejada en sus archivosde consejos, de chancilleras y audiencias, y especialmente en la gran concentracinrealizada en el Archivo de Simancas de documentos de administracin de la Monarquahispnica; para la poca borbnica, la concentracin de papeles de las administracionesmetropolitanas americanas en el Archivo General de Indias, en poca borbnica; yfinalmente, para el siglo XIX es especialmente relevante la creacin de un sistemanacional de archivos, con una red de centros a dos niveles, centrales y territoriales, uncuerpo especializado de funcionarios, y una escuela nacional para su formacin. Encuanto a las prcticas archivsticas, sealemos la aplicacin del principio deprocedencia, antes de su formulacin, como se puede comprobar en las ordenanzas delos archivos generales. El desarrollo de la archivstica espaola, sujeta a diversasinfluencias exteriores, nos lleva, tras la quiebra en su evolucin durante el franquismo, aun desarrollo notable, a partir de los aos 80 del pasado siglo, protagonizado porprofesionales de los archivos, y por docentes de las ciencias de la informacin ydocumentacin, en lo que sin duda ha tenido su parte la introduccin de la democracia yla configuracin autonmica del Estado.

PALABRAS CLAVEArchivos espaoles-Historia / Archivstica espaola-Historia / Espaa-Archivos /Espaa-Archivstica / Concentraciones archivsticas / Sistema espaol de archivos

1 El presente trabajo es una refundicin y actualizacin de otros textos del autor, a peticin de Mikultvrtnk y Marie Kopeck, personal del State regional archives, Prague (Sttn oblastn archiv v Praze),que se ocupan de buscar textos extranjeros sobre teora archivstica contempornea, quienes seencargaron de su traduccin al checo y de su publicacin en el Boletn de archivo (Archivn asopis,ISSN 0004-0398), el peridico archivstico central de la Repblica checa, publicado bajo el patronato delMinisterio del Interior checo. La referencia de esta publicacin es: LPEZ GMEZ, Pedro. Archivy aarchivnicty ve panlsku. Od tradin praxe k vedecke teorii. Archivn asopis . Praga, 65 (2015) 5-32.Este es, por tanto, el original espaol del texto checo.2 Catedrtico de Biblioteconoma y Documentacin. Universidad de A Corua. Facultad de Humanidadesy Documentacin. Departamento de Humanidades. Profesor honorario de la UDC.

1

INTRODUCCIN

A partir de la Revolucin Francesa se acua en Europa el concepto de "archivomoderno", que se vincula a la conversin de los depsitos documentales estatales enarchivos pblicos abiertos a la investigacin histrica. Se afirma por tanto la conexinentre archivo, historia y accesibilidad, negando al mismo tiempo, de manera implcita,el concepto de archivo a aquellos repositorios existentes con anterioridad, de usopredominantemente administrativo. El colofn de este planteamiento sera lainexistencia de archivos en Espaa, con anterioridad al s. XIX.

Adems, siguiendo a los tratadistas anglosajones fundamentalmente, se ha vinculado latradicin archivstica centroeuropea con los grandes archivos del mundo clsico,eliminando, de paso, el perodo medieval, como carente de relevancia histrica, y lasreferencias a los pases latinos en general (con excepciones puntuales para Francia y elVaticano), que, adems, son tambin catlicos.

Se prescinde as, de dos plumazos, de toda una rica tradicin archivstica, la espaola, ohispnica si se prefiere, que est ligada a la existencia de archivos pblicos desde laEdad Media, en concejos e instituciones de justicia y gobierno; a la concentracin defondos documentales de origen pblico en archivos estatales, por primera vez en laEuropa Moderna, y a la utilizacin de sus documentos, por la administracin y losparticulares, con fines jurdicos e histricos, de manera continua, aunque no existierareconocido el derecho al libre acceso a ellos, inexistente en estados no democrticos.

La reivindicacin de una vieja tradicin archivstica, en cuanto a la existencia de losarchivos, como la hispnica, debe ir acompaada del estudio de sus reglamentaciones,normas, prcticas y usos archivsticos, y de su confrontacin con las actuales,especialmente con el famoso "principio de procedencia". La comprobacin de laexistencia de su aplicacin, desde el s. XVI hasta nuestros das, con las grandesconcentraciones documentales, pasando por las reformas borbnicas y por el procesodesamortizador de los documentos eclesisticos, constituye una de tantascomprobaciones histricas que quedan pendientes en relacin a la historia de losarchivos espaoles.

Por otro lado, la aparicin de una teora Archivstica en Espaa, que nos permitaconcederle el carcter de cientfica, tiene sus races en las ordenanzas de los archivosgenerales, y en los estudios de los tratadistas del s. XIX y de los archiveros egresados dela Escuela Superior Diplomtica, pero la Guerra Civil y la posterior dictadura franquistasupondrn un corte brutal en su desarrollo. No se recuperar este desarrollo hastapasados los aos 60 del siglo XX. Hoy puede afirmarse que la Archivstica espaolapresenta un nivel notable, en el que han influido las corrientes internacionales, laincorporacin de esta materia a los estudios universitarios, y por supuesto, lademocratizacin del pas.

2

1. LA TRADICION ARCHIVISTICA ESPAOLA. NOTAS HISTORICAS3.

1.1. Los archivos espaoles en la archivstica extranjera

Una cuestin que sorprende, al repasar los tratados sobre la historia de los archivos dealgunos conocidos autores extranjeros, es la nula o escasa presencia otorgada a losarchivos espaoles, en todo momento, no obstante la gran antigedad de susdocumentos y de sus instituciones archivsticas; el enorme volumen de sus fondosdocumentales medievales y modernos; la persistencia y continuidad de importantesprcticas archivsticas consideradas como fundamentales y de plena actualidad, comoson el sistema de registros o el principio de procedencia; y la proyeccin de estasprcticas sobre extenssimas reas territoriales a un lado y otro del Atlntico.

Sin duda se trata de una cuestin ligada al concepto de "archivo moderno", y al escasopeso que el poder poltico, y por tanto sus prcticas administrativas, y la culturaespaola en general, han tenido en Europa durante todo el s. XIX y gran parte del s. XX,pocas no precisamente las ms brillantes de su historia.

El origen de los "archivos modernos" est usualmente enlazado a la RevolucinFrancesa4 y a las innovaciones que va a establecer el Nuevo Rgimen, y que podemosresumir en tres puntos: 1) la implantacin de lo que se considera la primeraAdministracin archivstica en el tiempo; el establecimiento de un gran depsito estatal,y de una red de depsitos departamentales, sustentada en el principio de territorialidad;2) la responsabilidad del Estado en la conservacin de la documentacin histrica; y 3)la legalizacin del acceso de los ciudadanos a los archivos, que automticamente seconvertiran en archivos pblicos 5.

El deslumbramiento producido por la Revolucin y el Imperio, y la asimilacin de losvalores de estos dos perodos por los republicanos de pocas posteriores, impedirandiscernir con claridad las experiencias anteriores de otros pases, y la discontinuidadque determinadas teoras han tenido hasta nuestros das en la propia Francia.

El neoclasicismo impregn la visin de los investigadores centroeuropeos yanglosajones, que, prescindiendo de experiencias anteriores, volvieron sus ojos atrs, aantiguos modelos de la poca romana, con grandes y centralizados archivos, de los quepoco es lo que sabemos. Sin evidencias en contra, se elabor todo un mito sobre lagrandeza de la Roma imperial y la supuesta riqueza de sus archivos; y se imaginarontemplos-archivos convertidos en arquetipos idealizados, similares a lo que el complejode Alejandra fue para las bibliotecas6.

3 Este epgrafe es un resultado parcial de la participacin del autor en el Programa de Becas deInvestigacin 1994 para el Estudio de los Archivos Modernos, administrado por la Bentley HistoricalLibrary, Universidad de Michigan, creado por la Fundacin Andrew W. Mellon, el Fondo Nacional paralas Humanidades, y la Universidad de Michigan. Fue publicado parcialmente en LPEZ GMEZ, Pedro."La Tradicin Archivstica Espaola". Boletn Informativo. Instituto Andaluz del Patrimonio Histrico,Sevilla, III, 12 (septiembre 1995) 66-70. 4 Los archivos modernos no seran los creados en esta etapa de la Historia, sino a partir de 1789, yrespondiendo a determinadas caractersticas de publicidad y acceso.5 P