¿No es un país para extranjeros? con una gaita gallega. Músi-co de...

Click here to load reader

  • date post

    23-Jan-2019
  • Category

    Documents

  • view

    213
  • download

    0

Embed Size (px)

Transcript of ¿No es un país para extranjeros? con una gaita gallega. Músi-co de...

  • Un producto de RUSSIA BEYOND THE HEADLINES

    MIRCOLES 20 DE NOVIEMBRE DE 2013 (N 32)

    rusiahoy.com

    Distribuido juntocon el diario

    Segn el informe anual del ICEX, Rusia se ha convertido en una plaza prioritaria para las exportaciones e inversiones espaolas.

    La imagen dentro y fuera de Rusia del presidente Putin, diseccionada por dos expertos.

    Pgs. 4A-5A Pg. 7A

    Economa OpininEl ciclista Purito Rodrguez cuenta el da a da en su equipo ruso.

    Pg. 8A

    Deportes

    Suplemento de pago elaborado por Rossyskaya Gazeta (Rusia), nico responsable de su contenido SERVICIO DE PRENSA DEL EQUIPO KATUSHA

    Sociedad La mayora de los rusos optan por un rgimen de visados para las exrepblicas soviticas

    YULIA PONOMARIOVARUSIA HOY

    Los violentos enfrentamientos ocurridos en la capital rusa obligan al Gobierno a revisar urgentemente su poltica migratoria.

    Recientemente, los canales de la televisin rusa trans-mitan en directo la violen-ta marcha de cientos de per-sonas que atravesaba la regin dormitorio de Biriu-liovo al sur de Mosc. A su paso, los alborotadores iban destrozando cuanto vean y volcaban coches y quioscos que, en su opinin, pertenecan a extranjeros.

    El desencadenante de la violencia fue el asesinato de un joven ruso de 25 aos, Yegor Sherbakov, a manos de un ciudadano de Azer-baiyn, detenido reciente-mente. La tragedia acentu el descontento acumulado durante aos de los habitan-tes de la localidad, que acu-san a la polica de indiferen-cia y pasividad. El incidente ha puesto sobre el tapete las tensiones tnicas y la cre-ciente xenofobia que vive el pas.

    Rusia sufre el peor brote de enfrentamientos tni-cos de los ltimos aos.

    CONTINA EN LA PGINA 2A

    CONTINA EN LA PGINA 6A

    No es un pas para extranjeros?

    ELENA NVIKOVARUSIA HOY

    Cinco gaiteros moscovitas llevan ocho aos interpretando msica gallega y asturiana sin haber pisado Espaa.

    Qu es esto? Qu voy a hacer con este instrumento?, se pregunt Vctor Kryev hace casi diez aos, cuando por primera vez se encontr con una gaita gallega. Msi-co de profesin, acostumbra-do a tocar una gran variedad

    de instrumentos de viento, el artista se sinti totalmente descolocado mientras soste-na una gaita en sus manos (regalo de un generoso arte-sano de San Petersburgo). Hasta entonces, el msico se haba dedicado a interpretar

    Las mueiras tambin suenan en MoscCultura El grupo gallego Milladoiro actuar con los gaiteros moscovitas en su primer concierto en Rusia

    msica tradicional escocesa e irlandesa; del folclore de Galicia o Asturias no tena ni idea. La curiosidad pudo ms que el desconocimiento y se puso a estudiar esa m-sica tpica del noroeste de Es-paa. En Rusia no existe la

    gaita gallega, nadie conoce este instrumento, aunque la msica celta de Escocia o Ir-landa sea bastante popular. Es ms, no hay ningn pro-fesor que pueda ensear a tocar este instrumento. Hemos sido los primeros,

    cuenta Kryev a RUSIA HOY. En 2005, tras muchos meses de innumerables ensayos con el nuevo instrumento, Vctor se propuso crear una banda de gaiteros.

    PHO

    TOSH

    OT/

    VO

    STO

    CK-

    PHO

    TO

    ALA

    MY/LEG

    ION

    MED

    IA

    VISITEN>>rusiahoy.com/viajes

    TODO EL TURISMO DE AVENTURA

    AL ALCANCE DE SU MANO

  • 2A RUSIA HOY RUSIAHOY.COMSUPLEMENTO DE PAGO ELABORADO POR ROSSSKAYA GAZETA (RUSIA), NICO RESPONSABLE DE SU CONTENIDO

    MIRCOLES 20 DE NOVIEMBRE DE 2013Poltica

    Sergui Markednov

    POLITLOGO

    La discusin sobre las causas y consecuen-cias que han provoca-do los pasados disturbios de Biriuliovo ha puesto en evidencia una falta de com-prensin del problema na-cional ruso. Se situ en pri-mer plano el fuerte enfrentamiento entre los de fuera y los nativos.Y adems se hizo especial n-fasis en la responsabilidad colectiva de un grupo t-nico por el crimen o delito cometido por un individuo concreto. Valoraciones de este tipo solo pueden pro-vocar respuestas adminis-trativas y polticas err-neas.

    Sera muy peligroso identifi car el principio de responsabilidad individual con el de responsabilidad colectiva, ya que esto pro-vocara una movilizacin nacionalista fundamenta-da en la defensa y demos-trara la incapacidad del Gobierno de regular cues-tiones que tiene la obliga-cin de resolver, y que a da de hoy son: la lucha contra el crimen y la corrupcin.

    A diferencia de EE UU o los pases de la Unin Eu-ropea, en Rusia tiene una enorme importancia no solo la migracin exterior sino tambin la migracin interna. Esta ltima impli-ca el movimiento de per-sonas de diferentes grupos tnicos y confesiones reli-giosas procedentes de re-giones que tienen diferen-tes experiencias histricas, pero que son ciudadanos de un solo pas.

    Los intentos de aislarse con una barrera de visados de los migrantes de pases del Cucaso Sur y de Asia Central terminaran ente-rrando la Unin Euroasi-tica y los proyectos de in-tegracin. Aparte, una idea as reforzara los movi-mientos antirrusos en esos Gobiernos, sin olvidar que en esos lugares viven rusos que se convertiran en re-henes de una guerra de lim-pieza tnica.

    Si en Rusia no se ataja la creciente xenofobia con una estrategia de poltica nacio-nal que incluya regulacio-nes para los dos tipos de migracin (interna y exter-na), e incluso, y no tengo miedo a utilizar la palabra, la propaganda poltica que refuerce una identidad nica, apoyada con planes de integracin, el pas est condenado a graves derro-tas tanto en poltica inte-rior como exterior.

    OPININ

    Los visados enterraran la Unin Euroasitica

    Sergui Markednov, co-laborador cientfico del Centro de Investigaciones Estratgicas e Internacio-nales, Washington, EE UU.

    Las tensiones tnicas dividen a la poblacin

    De dnde vienen?Segn el Servicio Federal de Inmigracin, en Mosc residen unos 3,5 millones de inmi-grantes, de los cuales el 80% procede de las antiguas rep-blicas soviticas.

    Uzbekistn

    Kirguistn13,6%

    Tayikistn16,7%

    24,2%

    VIENE DE LA PGINA 1A

    Los vecinos que salieron a la calle para unirse a la pro-testa llevaban ya tiempo exi-giendo un endurecimiento de las medidas de control de la inmigracin. Su descon-tento ha impulsado de nuevo el debate sobre la posibili-dad de introducir un rgi-men de visados con los ciu-dadanos de las antiguas repblicas soviticas situa-das al sur del Cucaso y en Asia central. Un 84% de los rusos considera positiva esta propuesta, segn recoga una encuesta realizada el pasa-do junio por el Centro Le-vada, una organizacin pri-v a d a d e d i c a d a a l a investigacin sociolgica.

    Sin embargo, el presiden-te Putin no opina lo mismo y cree que un rgimen de visados alejara de Rusia a los pases de la anti-gua URSS.

    Sentimiento xenfoboEn general, segn los so-cilogos, el aumento de la xenofobia exenta de ca-rcter ideolgico comen-z a sentirse hacia la se-gunda mitad de los aos 90. Tras el inicio de las reformas y como conse-cuencia de la frustracin derivada de la ruptura social, surgi un proceso de autoafi rmacin negati-va. Y puesto que no haba mucho de lo que enorgulle-cerse, tal sentimiento acab proyectando los complejos internos en todo lo ajeno. Este proceso se intensifi c sobre todo en la dcada del 2000, comenta Lev Gudkov, director del Centro Levada.

    Pero por otra parte, los de-mgrafos comparten que a Rusia le conviene estimular el fl ujo de inmigrantes, ya que compensan la disminu-cin de la poblacin autc-tona. En Rusia, desde 1992, tenemos un crecimiento de la poblacin negativo que se traduce, en cifras, en 13,4 mi-llones de personas menos en los ltimos 20 aos. Sin em-bargo, el censo solo ha re-gistrado un descenso de 5,3 millones de personas; el resto ha sido equilibrado con po-blacin inmigrante, explica Anatoli Vishnevski, respon-sable del Instituto de Demo-grafa de la Escuela Supe-rior de Economa.

    En opinin de Lev Gud-kov, las tensiones tnicas son una consecuencia de la im-portacin ilegal de mano de obra barata. Uno de los fac-

    "Tras el inicio de las reformas y como con-secuencia de la frus-tracin derivada de la ruptura social, se inici un proceso de autoafirmacin negativa. Y puesto que no haba mucho de lo que enorgullecerse, tal sentimiento acab proyectan-do los complejos internos en todo lo ajeno.

    "Desde 1992 tenemos un crecimiento natural negativo de la pobla-cin que en los ltimos 20 aos se ha traducido en 13,4 millones de personas menos en Rusia. Sin embargo, solo se ha registrado un descenso de 5,3 millones de personas; el resto ha sido compensado con poblacin inmigrante.

    LAS CITAS

    LevGudkov

    Anatoli Vishnevski

    DIRECTOR DEL CENTRO LEVADA DIRECTOR DEL INSTITUTO DE DEMO-

    GRAFA DE LA ESCUELA SUPERIOR DE

    ECONOMA

    El 84% de los rusos considera que debera establecerse un rgimen de visados con las antiguas repblicas soviticas

    La mayora de los

    inmigrantes en Mosc

    provienen de pases

    asiticos.

    tores que provocan la exis-tencia del mercado negro de trabajo son los cupos de tra-bajadores extranjeros, ya que los lmites fi jados estn muy por debajo de la demanda. As, en 2013 ese nmero es-taba fi jado en 1,7 millones de personas, mientras que, segn estima Gudkov, Rusia necesita una media anual

    cercana a los cinco millo-nes de trabajadores. Y los no legalizados viven prcticamente en con-diciones marginales.

    De acuerdo con la in-formacin de este ao del

    Comit de Instruccin, prcticamente uno de cada seis asesinatos y una de cada tres violaciones en Mosc fueron cometidos por extran-jeros. Estos datos y el sentir de parte de la poblacin estn alimentando un sen-timiento xenfobo, sobre todo en barrios como Biriu-liovo, cuyas condiciones so-ciales son desfavorables. Este vecindario, situado al sur de Mosc, est prcticamente aislado del resto de la ciu-

    dad, ya