LO URBANO - crim.unam.mx urbano rural.pdf  Conferencias. 2. Desarrollo Urbano ... Aut³noma...

download LO URBANO - crim.unam.mx urbano rural.pdf  Conferencias. 2. Desarrollo Urbano ... Aut³noma de M©xico

of 348

  • date post

    30-Aug-2018
  • Category

    Documents

  • view

    224
  • download

    0

Embed Size (px)

Transcript of LO URBANO - crim.unam.mx urbano rural.pdf  Conferencias. 2. Desarrollo Urbano ... Aut³noma...

  • LO URBANO-RURAL, NUEVAS EXPRESIONES TERRITORIALES?

  • Hctor vila SnchezCoordinador

    LO URBANO-RURAL, NUEVAS EXPRESIONES TERRITORIALES?

    Universidad Nacional Autnoma de MxicoCentro Regional de Investigaciones Multidisciplinarias

    Cuernavaca, Morelos, 2005

  • Lo urbano-rural, nuevas expresiones territoriales? / Hctor vila Snchez, Coordinador. Cuernavaca: UNAM, Centro Regional de Investigaciones Multidisciplinarias, 2005.

    358p.ISBN: 970-32-3096-2

    1. Ciudades y pueblos perifricos - Discursos, Ensayos, Conferencias. 2. Desarrollo Urbano - Rural - Discursos, En-sayos, Conferencias. I. vila Snchez, Hctor, Coord.

    HT351L6

    Catalogacin en publicacin: Martha A. Fras - Biblioteca del CRIM

    Diseo de cubierta: Poluqui

    Fotografa de cubierta: Hctor vila Snchez

    Primera edicin: 2005

    Esta obra se imprimi gracias al apoyo del Programa de Apoyo

    a Proyectos de Investigacin e Innovacin Tecnolgica (PAPIIT).

    Universidad Nacional Autnoma de Mxico,

    Centro Regional de Investigaciones Multidisciplinarias,

    Av. Universidad s/n, Circuito 2, Col. Chamilpa, CP 62210,

    Cuernavaca, Morelos, Mxico.

    Correo electrnico: crim@servidor.unam.mx

    Sitio en Internet: http://www.crim.unam.mx

    ISBN: 970-32-3096-2

    Impreso y hecho en Mxico

  • RECONOCIMIENTO

    La realizacin del presente libro no hubiera sido posible sin el respaldo de los distintos organismos de la Universidad Nacional Autnoma de Mxico (UNAM). En primer lugar se reconoce la colaboracin de la Direccin General de Asuntos del Personal Acadmico (DGAPA-UNAM), la que a travs del proyecto de investigacin IN 309202, financi la realizacin del seminario, adems de aportar la parte sustancial para la publicacin de la presente obra.

  • CONTENIDO

    Prlogo 11

    Hubert C. de Grammont

    Introduccin. Lneas de investigacin y el debate en los estudios urbano-rurales 19

    Hctor vila

    I. Teora, metodologa, actores sociales y periurbanizacin

    Miradas y posturas frente a la ciudad y el campo 61

    Blanca R. Ramrez

    Contradiccin, complementariedad e hibridacin en las relaciones entre lo rural y lo urbano 87

    Marlon Mndez

    Nueva ruralidad: antroplogos y gegrafos frente al campo hoy 123

    Patricia Arias

    Actores rural-urbanos: proyectos e identidades 161

    Beatriz Canabal

  • Las dimensiones rural y urbana en los espacios perifricos metropolitanos. El caso de la Zona Metropolitana del Valle de Mxico 179

    Mara Soledad Cruz

    Del espacio al modo de vida. La cuestin periurbana en Europa Occidental: los casos de Francia y Espaa 207

    Mayt Banzo

    II. Agricultura urbana y periurbana, economa y medio ambiente

    Transformaciones de los territorios periurbanos y sus agriculturas: el uso de recursos de inters pblico en el Valle de Mxico 245

    Hermilio Navarro

    Microempresas agrcolas urbanas y reorganizacin productiva. Un estudio de caso en hogares de Xochimilco, Mxico 277

    Fernando Neira

    Indicadores de sustentabilidad en sistemas agropecuarios urbanos 305

    Ramn Soriano

    El desarrollo urbano sustentable y la agricultura urbana en Cuba. El caso de la ciudad de La Habana 325

    Mara Caridad Cruz

    Los autores 355

  • 11

    PRLOGO

    Hubert C. de Grammont*

    La globalizacin ha cambiado con tal profundidad las relacio-nes que unen el campo con la ciudad, que los acadmicos se han visto obligados a revisar sus planteamientos acerca de esta relacin. Es notorio que el esfuerzo proviene ms bien del lado de los estudiosos del mundo rural; probablemente porque desde que la industria se ha transformado en el motor de la sociedad, las dinmicas del campo estn subordinadas a las dinmicas de la ciudad. Desde hace unas dos dcadas se han realizado numerosos estudios y escrito muchos trabajos sobre el tema, pero estamos muy lejos de haber logrado explicaciones de conjunto que sean satisfactorias. El esfuerzo prosigue, aunque a veces podemos tener la sensacin de que la velocidad y complejidad de los cam-bios nos rebasan.

    Podemos medir la profundidad de los cambios ocurridos en el campo mexicano, y por lo tanto en su relacin con la ciudad, al recordar algunos datos sobre la evolucin de su poblacin y de sus procesos migratorios, as como sobre la nueva estructura laboral de la poblacin rural.

    En 1921 la poblacin rural era cercana a los 10 millones de habitantes y representaba 68% de la poblacin total; actualmen-

    * Instituto de Investigaciones Sociales-UNAM. Presidente fundador de la Asociacin Mexicana de Estudios Rurales, A.C. (AMER).

  • HUBERT C. DE GRAMMONT

    12 13

    PRLOGO

    te se acerca a 25 millones y representa 25% de la poblacin del pas.1 Durante estos aos, Mxico pas de ser un pas agrario a uno urbano, lo que provoc un enorme flujo de migracin definitiva del campo a la ciudad. Sin embargo, debemos distin-guir dos etapas en este proceso: la primera, que corresponde al proceso de industrializacin hacia adentro y el desarrollo estabi-lizador; la segunda, que comprende la globalizacin y la apertura comercial.

    En el primer periodo, la poblacin urbana creci ms rpido que la poblacin rural, en buena medida por el efecto de las mi-graciones definitivas del campo hacia la ciudad que tuvieron su auge durante las dcadas de 1950 a 1970, particularmente hacia las ciudades de Mxico, Guadalajara y Monterrey. Pero a partir de la dcada de los setenta, y ms claramente de los ochenta, constatamos que el crecimiento de la poblacin urbana frente a la poblacin rural se redujo, se desgast. Con el tiempo el cre-cimiento poblacional de la ciudad perdi su dinamismo frente al crecimiento de los poblados rurales. Dicho de otra manera, la brecha que se fue abriendo con mucho empuje durante dcadas tiende ahora a estabilizarse. Entre 1930 y 1980 la poblacin rural pas de representar 70.2% a 25.8% de la poblacin na-cional, y perdi en promedio 8.8 puntos porcentuales por cada dcada. Segn las proyecciones hechas por el Consejo Nacional de Poblacin (CONAPO), pasar de representar 25.1% en el ao 2000 a 21.1% en 2030, o sea que perder en promedio slo 1.3 puntos porcentuales por cada dcada (en 2030 la poblacin rural ser de 26.7 millones, mientras que la poblacin urbana

    1 Cuando no se precisa, los datos provienen de los Censos de Poblacin. Segn la definicin del INEGI, la poblacin rural vive en localidades de menos de 2 500 habitantes. Esta definicin es la ms usual en el nivel inter-nacional aunque algunos pases empiezan a utilizar otros criterios como son la densidad poblacional y la distancia entre las viviendas.

  • HUBERT C. DE GRAMMONT

    12 13

    PRLOGO

    llegar a 100.4 millones).2 Si esto es cierto, no podemos esperar una constante disminucin relativa de la poblacin rural; ms bien estamos frente a una nueva tendencia en la cual la curva que marca la relacin entre la poblacin urbana y la rural se est estabilizando. Vale la pena recordar que aun en los pases desarrollados esta relacin nunca es definitiva. El caso francs es interesante al respecto, ya que la actual tendencia es un lento repoblamiento de los municipios rurales, que inclua 24.9% de la poblacin total en 1975, pero 26% en 1990.3 Despus del his-trico xodo rural (migracin campo-ciudad), se inici un flujo urbano hacia el campo, pues la tasa migratoria en las dos terceras partes de los municipios rurales es ahora positiva.4

    Est claro que a la vuelta del siglo XX y comienzo de este si-glo, algo novedoso est pasando en la relacin demogrfica entre el campo y la ciudad, y debemos reflexionar sobre sus posibles causas. Adelanto dos fenmenos: primero, la tasa de fecundidad urbana es notablemente ms baja que la tasa de fecundidad rural, hoy son de 2.4 y 3.6 respectivamente;5 segundo, la migracin de-finitiva campo-ciudad, que fue el padrn migratorio dominante durante el periodo de crecimiento hacia adentro, pierde fuerza y se ve sustituida por un nuevo esquema migratorio que se basa ms en las migraciones temporales y de larga duracin que en las migraciones definitivas. El cambio en el modelo migratorio es la consecuencia de las profundas transformaciones del modelo de industrializacin y de las nuevas condiciones prevalecientes

    2 CONAPO, Proyecciones de la poblacin de Mxico (www/conapo.gob.mx).3 En Estados Unidos la poblacin rural representa 24% de la poblacin total.

    Cabe preguntarse si no existe una tendencia general a llegar a un punto de equilibrio, o tal vez piso mnimo, en la relacin entre la poblacin rural y la poblacin total.

    4 Fougerouse, 1996. Le renouveau rural. Pars, LHarmattan.5 Cifras calculadas por el Dr. Carlos Welti con base en la Encuesta Nacional de

    Salud Reproductiva 2003. Mxico, INEGI.

  • HUBERT C. DE GRAMMONT

    14 15

    PRLOGO

    en el mercado laboral. Por las actuales condiciones del trabajo precario y flexible, los migrantes tienen mayores dificultades para instalarse definitivamente en las regiones de atraccin. As, la combinacin de la inestabilidad del trabajo, junto con la ma-yor competencia entre los trabajadores, crea flujos migratorios temporales. Es por esta precariedad laboral que los trabajadores tienden a conservar su lugar de residencia original para migrar temporalmente (a menudo lejos y por temporadas que pueden durar hasta varios aos) en busca de trabajo. La migracin defini-tiva no desaparece pero se combina ahora con estas migraciones temporales mltiples, a menudo de larga duracin, que adquie-ren un carcter estructural en el contexto de la generalizacin de la pobreza. Con ello se modifica fundamentalmente la relacin campo-ciudad.

    En el campo no todos lo habitantes trabajan en el sector agropecuario y la composicin de la poblacin econmicamente activa (PEA) rural se modific ampliamente en las ltimas dca-das. En trminos relativos, la po