Limpia muerto

Click here to load reader

  • date post

    09-Mar-2016
  • Category

    Documents

  • view

    226
  • download

    0

Embed Size (px)

description

Revista 7Días. Ricardo De Seta junto a su mujer se encarga de limpiar escenarios donde haya muerto alguien o haya sucedido un homicidio. Su empresa se llama Limpieza del Crimen y se encarga del trabajo sucio que nadie quiere hacer.

Transcript of Limpia muerto

  • 28

    sociedad Por Melisa Miranda Castro FoToS gustavo pasCaner

    28

  • 2929

    Ricardo de Seta y su mujer desinfectan e higienizan escenarios donde ocurrieron crmenes, suicidios,

    muertes naturales y accidentes. Dicen que los llaman cuando el lugar es un desastre. Una nota

    para leer con el estmago vaco.

    limpia muertos

    El olor a amonaco es penetran-te. Ricardo de Seta pide perdn porque momentos antes tuvo un accidente y el qumico se reg por todo el piso de su la-

    boratorio. Todava el olor perdura y es difcil de ignorar.

    Desde afuera, el lugar es un estudio ju-rdico situado en una esquina tranquila de Lomas del Mirador, donde slo se escucha el murmullo que generan los chicos desde la escuela de enfrente. Una vez adentro, al pa-sar el sector de los abogados, est la oficina de Limpieza del Crimen, la empresa que se encarga de hacer el trabajo sucio, se al que pocos se animan. Entre el sector del labora-torio y la oficina hay un pasillo donde estn todos los instrumentos de trabajo perfecta-mente ordenados, como si fuera un showro-om de venta.

    De Seta ya sabe lo que atrae de su traba-jo tan poco convencional, as que tras decir Bienvenidos a Disneylandia muestra su instrumental y el sector donde confecciona los qumicos que le sirven para limpiar man-chas de sangre, hongos, fluidos y todo tipo de

    suciedades. Los tubos de ensayo son naranja fluor, fucsia, turquesa y toda clase de colores llamativos; sin embargo, una gota de alguno de esos productos podra traspasar la piel y todos los tejidos que encuentre hasta llegar bien profundo. De Seta es ordenado y cuida-doso, su trabajo lo obliga. Su pelo corto, engo-minado hacia un costado y su bigote chevrn no dejan adivinar su adolescencia hippie con el pelo por debajo de los hombros, que tena hasta que entr en la escuela de Polica.

    Poco coNVeNcioNaL. Cientos de refe-rencias cinematogrficas y de series de tele-visin bombardean la cabeza de cualquiera que est en la sede de Limpieza del Crimen. Dexter, C.S.I, Bones, The Cleaner, son slo algunas de las ficciones que dis-paran esas asociaciones. Con un frasco de sangre en la mano de los que consigue de laboratorios para probar sus productos de limpieza De Seta vierte, con toda natura-lidad, un chorro sobre una superficie para mostrar cmo se limpia.

    Los fluidos corporales son parte de su cotidianidad y la sangre es de los menos re-

    pulsivos. Escenas similares se vieron varias veces en la pantalla, pero pocas cosas son como las que Ricardo y su mujer Liliana An-drade tuvieron que ver en su horario laboral. Cada vez que hago un trabajo yo tambin muero un poco emocional y espiritualmen-te, declara el Cleaner argentino. Despus de muchos aos en la Polica, de haber perdi-do un rin en su trabajo y de haberse salva-do muchas veces, Ricardo ahora hace lo que nadie se anima: limpia la muerte.

    Tuve mis cosas en la vida como polica y zaf, pero ahora le toco la oreja a la muer-te. Yo le temo, pero me enfrento y trato de que esto me ensee y deje una leccin a los parientes que no le han dado bola en vida al muerto. Te mantiene en un buen training ir a un lugar de esos y te ayuda a poner los pies en la tierra, asegura.

    Por mil pesos la hora, l y su mujer dejan desinfectados e impecables los escenarios ms morbosos y sangrientos. Muchos de los casos de las pginas de policiales terminan en su empresa, por ejemplo los dos cuerpos que explotaron por monxido de carbono, ella estaba en la baadera y l en la cama.

  • 30

    Tambin la enana apualada y quemada por el taxiboy. Adems, limpiaron escenas de suicidios; gente que era acumuladora y la encontraron muerta varios das despus en una casa donde no se poda caminar por la mugre. A pesar de todas las cosas que tuvo que ver, confiesa que el peor de los casos fue un obeso mrbido que los bomberos tuvie-ron que trabajar bastante para sacarlo. Enci-ma de que se haba muerto haca unos das, una de las grandes tormentas del verano pa-sado haba inundado la casa. Esa habitacin la habamos dejado para lo ltimo. Nos llev cuatro das y en pleno verano. De la casa al fondo a la vereda haba 100 metros. Trabaja-mos un montn, cuenta.

    Frases como: Fragmentos de cuero cabelludo sobre el bidet, actividad lar-varia debajo del colchn, montaa de gusanos,fluidos cadavricos, las caeras se tapan por la sangre y los restos de piel, surgen a lo largo del relato de los casos que tuvo que limpiar.

    siN aPeTiTo. En promedio, dos veces por semana l y su mujer hacen uno de es-tos trabajos. Llegan cuando el cadver ya no est. No hablan durante la jornada, cada uno sabe lo que tiene que hacer. Ella empieza por los baos, donde la mayora de las veces estn tapadas las caeras. l soluciona la falta de luz y limpia los colchones y cuando son insalvables los corta en cuadraditos para tirarlos a la basura junto con el resto de los

    30

    desechos patognicos. Nadie come durante esas horas. La vuelta a casa en la camioneta es sin charla y con Creedence a todo volu-men. Para terminar de desenchufarse, una cerveza o un whisky, pero antes, para repo-ner energas, Ricardo se devora entre 10 y 12 Rhodesia. En su casa se arm una pista de baile, as que despus de una limpieza pren-de las luces, los lsers, la mquina de humo y vuelve a acudir a Creedence, o se vuelca por el reggae para exorcizar lo visto y olido. Re-cin al da siguiente se animan a comentar lo que hicieron.

    El trabajo tiene sus consecuencias y hay ciertos olores que quedan impregnados en la memoria. Si tuvimos un muerto que estuvo mucho tiempo, durante varios das no quers pasar cerca de una pizzera. Hay olores a mu-gre que detonan porque te queda grabado. A

    m la pizza me encanta, pero si venimos de limpiar, enseguida asocis con lo que estu-viste haciendo. El olor es la combustin o la respiracin de productos qumicos, ya sea comestibles o no, y en un lugar de mugre o de muerto, tens metanol y metano que se transforma en sulfuro. Hay elementos que generan sulfuro, como, por ejemplo, la cebo-lla, cuando la corts, explica De Seta, que conoce paso a paso el proceso de descompo-sicin de un cuerpo, en parte porque en su poca de polica no haba mdico forense y eran ellos los que hacan la autopsia.

    Te llaman cuando fue un desastre lo que pas, cuando mataron a uno de ms de diez disparos o mataron a tres, o se suicid con un tiro en la cabeza, afirma. Con la experiencia, el ex subcomisario aprendi a revisar el lugar antes de pasar un presupuesto. Muchas ve-

    Si tuvimoS un muerto que eStuvo mucho tiempo, durante varioS daS no querS paSar cerca de una pizzera. hay oloreS a mugre que detonan porque te queda grabado.

    en promedio, de seta y su

    mujer tienen uno o dos trabajos por semana. su

    laboratorio est en lomas del mirador.

  • 32

    ces pregunts cmo est el lugar antes de to-mar el trabajo y el familiar te dice que no hay mucho, sino un poco de humedad, pero no es humedad es que explot el cadver y esa lluviecita queda pegada en las puertas de los placares, de la mesita de luz. Y esa cosita que vos ves, que parece el estornudo de un beb, hace que tengas que tirar todo. Lo que pods salvar lo limpias y lo reubics, pero si no se puede hay que tirarlo, sea la Biblia, la foto de la familia o lo que fuere, cuenta y explica que eso puede enfermar a alguien si se lo entrega a los familiares.

    Ricardo es muy cuidadoso y dice que es porque con el tiempo aprendi que un hon-go puede ser ms perjudicial que el muerto, porque el HIV se muere al estar en contacto con el oxgeno, la hepatitis resiste un poco ms, pero los mayores riesgos pueden ser el hantavirus y los hongos, porque los sitios a los que van estn llenos de ratas, gusanos, cucarachas, pulgas y piojos. Al principio fui muy descuidado, yo fumaba para vencer

    el estrs y el olor, y agarraba con el guante el cigarro y cuando me lo llevaba a la boca me quedaba la sangre en los labios. Mi seora me retaba y algunos mdicos me decan que estaba demente. Entonces trat de no fumar y con el tiempo uno va tomando conciencia, recuerda. Hoy, si le cae algn fluido en la piel, se tira Lisoform, cera o kerosene para evitar infectarse, a pesar de que es alrgico al pri-mero de ellos, y a varios de los qumicos con los que trabaja diariamente.

    En los diez aos que tiene la empresa haciendo higiene ambiental y en los ltimos tres dedicndose especficamente a la lim-pieza del crimen, De Seta form a algunos valientes para que aprendan el oficio: bom-beros, policas, enfermeros y hasta mdicos, pero confiesa que no toleran mucho tiempo haciendo esta labor. Le gustara poder dejar de llevar a su esposa a los trabajos y, even-tualmente, l tambin dejar de hacerlo, pero por el momento, nadie parece tener el est-mago tan resistente como ellos dos.

    en el cinemuchas ficciones encontraron su eje en el tra-bajo que envuelve crmenes y muertes, pero la mayora prefiri centrarse en la funcin forense o de investigacin, pocos se interesaron por ver qu pasa cuando la polica, la justicia y los medios se van del lugar. alguien tiene que lim-piar. en 2007, Samuel Jackson se puso el traje blanco, los guantes, la mscara y se ensuci las manos trabajando como limpiador en la pelcula the cleaner. Su personaje era un padre sol-tero, ex polica, que haba encontrado en este oficio la manera de ganarse la vida dignamente. hasta que lo llaman para limpiar una residen-cia ubicada en una zona exclusiva, donde haba habido un tiroteo. despus de hacer su trabajo se entera de que pudo haber borrado evidencia crucial para la investigacin que todava no ha-ba pasado por el lugar del crimen. a partir de ah, se ve envuelto en una trama de misterio y suspenso. el filme no tuvo mucha trascendencia pero es uno de los pocos que se centran en este trabajo. en algunas otras ficciones hubo referen-cias como un captulo de la serie house md, en el que uno de los pacientes de house limpiaba es-cena