LA BULIMIA EN EL AULA DIANA BARRERA DIANA TORRES

Click here to load reader

  • date post

    23-Oct-2021
  • Category

    Documents

  • view

    0
  • download

    0

Embed Size (px)

Transcript of LA BULIMIA EN EL AULA DIANA BARRERA DIANA TORRES

DIANA BARRERA
DIANA TORRES
RAÚL VILLEGAS
YAMILE BARRERA
YOLANDA GALINDO
BOGOTÁ D.C.
[Escribir texto]
Los autores certifican que el trabajo presentado es de su autoría, para su
elaboración se han respetado las normas de citación de fuentes y ninguna copia
textual supera las 400 palabras. Por tanto, no se ha incurrido en ninguna forma de
plagio, ni por similitud ni por identidad. Los autores son responsables del
contenido y de los juicios y opiniones emitidas.
Se autoriza a los interesados, a consultar y reproducir parcialmente el contenido
del trabajo de investigación titulado………. dirigido por………, realizado por: …….
Siempre que se haga la respectiva cita bibliográfica que dé crédito al trabajo y a
sus autores, segun normas Icontec.
[Escribir texto]
1.2 LA BULIMIA EN EL AULA
2. MARCO METODOLÓGICO
2.1 INVESTIGACIÓN DESCRIPTIVA
INTRODUCCION
El mundo mismo ha permitido que se establezcan unos cánones de belleza, en
los cuales lo que más interesa es la apariencia física, afectando a la las jóvenes
de las diversas instituciones, donde muchas veces se considera “la bulimia” como
un buen método para encajar en la sociedad.
El ritmo de vida agitado de hoy en día hace que no le prestemos demasiada atención a la alimentación y que no tengamos tiempo para practicar algo de ejercicio o al menos caminar diariamente Esta práctica puede llegar a convertir a nuestros jóvenes en personas obesas y por lo tanto crea la tendencia de los jóvenes, en especial de las chicas, a no comer para así convertirse en una persona atractiva y con éxito entre sus iguales. No cabe duda de que la publicidad, a veces, lejos de ayudar al desarrollo integral y físico de nuestros jóvenes influye negativamente en éstos. Jóvenes delgadísimas como prototipo de chicas guapas y con éxito es el vigente y peligroso canon de belleza, que lleva a nuestras adolescentes a querer imitar tales cánones y a convertirse en niñas anoréxicas y bulímicas. Esta es una nueva epidemia que nos viene afectando de manera más alarmante en las últimas décadas. La importancia del aspecto físico en nuestra cultura está llevando a nuestros jóvenes a poner sus vidas en peligro. Hasta tal punto llega la obsesión por el cuerpo perfecto que olvidamos aspectos esenciales de nuestra personalidad y que nos hacen mucho más atractivos: la inteligencia, la capacidad para sentir y amar, el disfrute al aire libre, actividades físicas y deportivas, la lectura, el compartir buenos ratos con nuestros seres queridos… Sin embargo, estos valores no están de moda en nuestra sociedad y menos entre los adolescentes, por ello debemos llegar a la conclusión que las causas de la anorexia y la bulimia subyacen de los valores erróneamente asentados en nuestra cultura y en nuestra sociedad. Tanto es así que algunos especialistas denuncian que muchas niñas que por su corta edad aún no deberían tener conciencia de su cuerpo presentan ya problemas psíquicos y físicos. Debemos, pues, replantearnos esos valores y como no, la escuela, es de nuevo uno de los espacios claves para trabajar dichos valores a través de los temas transversales.
Los adolescentes al no tener una personalidad totalmente construida se ven afectados por el qué pensarán los amigos de ellos, cómo los verán y esto promueve las inseguridades, las comparaciones e incluso los desprecios y el rechazo. Por último, debido a que la mayor parte de su tiempo libre la pasan
[Escribir texto]
frente al televisor, son un blanco fácil de los reclamos publicitarios, donde ir a la moda, ser guapo e interesante pasa por ser alto, atractivo, llevar marcas en ropa y zapatos. Es difícil, pues, luchar contra todos estos inconvenientes, pero no imposible, por ello desde la escuela se intenta que los adolescentes adquieran valores que les lleven a valorar lo realmente importante para su formación.
El Colegio María Inmaculada1 no está exento de esta problemática; sin embargo
se le da importancia más a la parte académica que a los limitantes de progreso y
estabilidad como lo es el caso de la bulimia ó los trastornos alimentarios, pues
como toda situación incómoda suele pasar desapercibida en medio de la
comunidad educativa dependiendo únicamente de una alerta que motive a
analizar causales y posibles consecuencias dentro de la población afectada,
avivando el interés de un grupo en particular y una entregada acompañante a fin
de buscar posibles soluciones.
El problema se presenta cuando las jóvenes adolescentes influenciadas por las
altas demandas sociales, familiares, las modas, las modelos o la televisión entre
otras, empiezan a preocuparse obsesivamente por verse bien, por estar delgadas
al costo que sea, se está frente a posibles casos de bulimia que es un trastorno
alimenticio que afecta mayormente a mujeres a partir de los 15 años, quienes
viven su enfermedad en secreto, en angustia callada, en represión de
emociones, en crecimiento interno de infelicidad y de vergüenza. Tal es el caso
de algunas estudiantes de los grados nove a once, del Colegio María
Inmaculada quienes muestran indicios de trastornos de bulimia, que perturban
su estado de salud y afectan sus relaciones con sus compañeras dentro de la
institución.
De anterior surge la pregunta, ¿cómo lograr que las estudiantes de los grados
noveno a once, del Colegio María Inmaculada brinden apoyo y contribuyan a
superar la bulimia que presentan algunas de sus compañeras de clase?
El objetivo es establecer estrategias que permitan disminuir los episodios críticos
de bulimia en las estudiantes de grado noveno a once, que presentan dicho
trastorno, dentro de su entorno escolar. Además, esto permitiría:
1. Identificar las manifestaciones de bulimia que presentan las estudiantes
durante su periodo escolar..
2. Establecer estrategias que permitan prevenir los síntomas de bulimia, con
la colaboración de sus compañeros de estudio.
1 Institución educativa de carácter privado - www.colegiomariainmaculada.edu.co
[Escribir texto]
3. Modelar protocolos de acción por parte de las acompañantes de grupo que
permitan afrontar adecuadamente la problemática de la bulimia en las
estudiantes.
4. Indagar como un entorno escolar sensibilizado con las estudiantes
afectadas con bulimia puede tener efectos favorables en el tratamiento de
la enfermedad.
5. Identificar los efectos positivos provenientes de la participación de las
estudiantes en la prevención de los síntomas de bulimia en sus pares.
6. Informar el concepto de trastornos alimenticios, bulimia
7. Nombrar la influencia de estas enfermedades sobre las adolescentes
JUSTIFICACIÓN
La bulimia a pesar de ser una enfermedad silenciosa, cada vez está tomando
mayor fuerza en las aulas escolares, donde ya es común encontrar niñas que
padecen estos trastornos alimentarios, los cuales se evidencian en su
comportamiento y en ocasiones en su rendimiento académico. Es una realidad a
la cual no se puede ser ajeno, por lo que se hace necesario buscar estrategias y
mecanismos que contribuyan a mejorar la calidad de vida de quienes la padecen,
y qué mejor que poder contar con sus pares, quienes más fácilmente pueden
acercarse y asistir a quien está padeciendo un momento crítico de la enfermedad.
[Escribir texto]
MARCO HISTORICO
En cuanto a la historia de la Bulimia Nerviosa2 podemos decir que el término
literalmente significa “hambre de buey” o un hambre muy intensa.
En 1743, en el Diccionario Médico de la ciudad de Londres se describe un
cuadro bulímico como: preocupación por la comida, ingestas voraces y períodos
de ayuno.
El término Bulimia Nerviosa fue empleado por Russell en 1979, inicialmente
como una variante de la Anorexia Nerviosa y en la actualidad como entidad
independiente caracterizado por episodios de ingesta, continuados de vómitos o
uso de diuréticos o laxantes para contrarrestar las consecuencias del atracón,
sobre todo en pacientes que rechazan la probabilidad de ser o llegar a ser
obesas.
Los atracones han sido practicados desde hace miles de años. En la antigüedad
los individuos dependían de la caza masiva seguida de uno o dos días de
comilona. Estos atracones permitían acumular tejido graso para compensar los
períodos de carencia de alimentos.
Los romanos se auto-inducían el vómito luego de extensos banquetes. En el
siglo X, se describió al “hambre mórbido” como un apetito feroz con deglución en
ausencia de masticación y vómito auto-provocado. En estos enfermos eran
evidentes las grandes glándulas parótidas y la existencia de caries. Estos
signos, característicos de la Bulimia Nerviosa, son consecuencias médicas del
vómito auto-inducido.
El vómito fue utilizado como método de castigo y penitencia por religiosas en la
época feudal. Como por ejemplo, Catalina de Siena evacuaba sus culpas a
través del vómito y del abuso de hierbas con acción diurética.
La Bulimia fue originariamente concebida como un desorden somático causado
2 http://www2.uah.es/vivatacademia/anteriores/n36/ambiente.htm
por humores fríos, parásitos intestinales, lesión cerebral o simplemente como
una anormalidad congénita. A comienzos del siglo XIX los diccionarios médicos
describieron a la Bulimia como la presencia de apetito voraz seguido de vómito
propio de la histeria y del embarazo.
Tiempo después la enfermedad fue aceptada como un desorden neurótico. En
1979 la Bulimia fue minuciosamente descripta por un médico estadounidense
llamado Russell. Hoy está definida como la ingesta excesiva de alimentos en un
corto período de tiempo, acompañada de una sensación de pérdida de control
sobre dicha ingesta y de conductas compensatorias como el vómito auto-
inducido, el abuso de diuréticos, laxantes, ejercicio físico, pastillas adelgazantes,
etc.
En la actualidad la Bulimia Nerviosa tiene mayor incidencia que la Anorexia
Nerviosa: el 75% de las pacientes con patología alimentaria sufre Bulimia y el
25% restante Anorexia. La Bulimia Nerviosa surgió como una epidemia social en
la década de los 70' y se prevé que prevalecerá en los años venideros. Es
posible que previamente a la descripción de la enfermedad, la Bulimia Nerviosa
no se diagnosticaba o se clasificaba erróneamente bajo el nombre de otra
patología. También es posible que la descripción de los síntomas dio lugar a que
los pacientes y sus familiares reconozcan a la enfermedad y soliciten
tratamiento.
Desde tiempo atrás el peso corporal ha sido inconscientemente asociado con
valores socio-culturales. Siempre se le otorgó al cuerpo un lenguaje simbólico.
En la antigüedad, la delgadez fue asociada con espiritualidad y misticismo, ahora
la delgadez se asocia con belleza y éxito social.
En la actualidad, la Anorexia y la Bulimia Nerviosa tomaron una dimensión
inesperada. A las disciplinas científicas les queda el desafío del estudio pro-
fundo de estas enfermedades, particularmente en áreas como la prevención y el
tratamiento.
MARCO CONCEPTUAL
A través de la historia, se han establecido cánones relacionados con la apariencia física ideal, en las que las prácticas alimentarias de cada sociedad se han visto vinculadas a los rituales culturales de interacción. En la actualidad, los patrones de belleza, el culto por la imagen, al igual que el importante papel de la ingesta de alimentos en la interacción social, siguen ejerciendo notable influencia sobre el ser humano. Hoy, la delgadez extrema es símbolo de perfección corporal y belleza, lo que conduce a muchas personas a emplear patrones de alimentación funcionalmente inadecuados, que en ocasiones le permiten adaptarse a las exigencias de la sociedad, pero que podrían propiciar condiciones de riesgo para la aparición de desórdenes alimentarios
Los trastornos alimentarios son alteraciones representadas por una conducta alimentaria disfuncional, como consecuencia a los intentos de los individuos por controlar su peso y su silueta corporal o por su descontrol al comer. Estos trastornos se clasifican como anorexia nerviosa, bulimia nerviosa y trastornos de la conducta alimentaria no especificados. Sin embargo, es relevante señalar que la nueva categoría de trastorno por atracón ha sido incluida en el apéndice “B” de la última edición del Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM-IV) * y sus Criterios para el diagnóstico de Bulimia nerviosa son:
A. Presencia de atracones recurrentes. Un atracón se caracteriza por: 1. Ingesta de alimento en un corto espacio de tiempo (p. ej., en un período de 2 horas) en cantidad superior a la que la mayoría de las personas ingerirían en un período de tiempo similar y en las mismas circunstancias2. Sensación de pérdida de control sobre la ingesta del alimento (p. ej., sensación de no poder parar de comer o no poder controlar el tipo o la cantidad de comida que se está ingiriendo) B. Conductas compensatorias inapropiadas, de manera repetida, con el fin de no ganar peso, como son provocación del vómito; uso excesivo de laxantes, diuréticos, enemas u otros fármacos; ayuno, y ejercicio excesivo.
[Escribir texto]
C. Los atracones y las conductas compensatorias inapropiadas tienen lugar, como promedio, al menos dos veces a la semana durante un período de 3 meses. D. La autoevaluación está exageradamente influida por el peso y la silueta corporal. Manifestaciones: Purgativo: durante el episodio de bulimia nerviosa, el individuo se provoca regularmente el vómito o usa laxantes, diuréticos o enemas en exceso. No purgativo: durante el episodio de bulimia nerviosa, el individuo emplea otras conductas compensatorias inapropiadas, como el ayuno o el ejercicio intenso, pero no recurre regularmente a provocarse el vómito ni usa laxantes, diuréticos o enemas en exceso *Asociación Americana de Psiquiatría. Manual diagnóstico y estadístico de los Trastornos Mentales. España. Ediciones Masson; 1994
¿Qué es la bulimia?
Es un desorden alimenticio. Esta enfermedad se caracteriza por episodios secretos de excesiva ingestión de alimentos, seguidos por métodos inapropiados para controlar el peso como el vómito auto inducido, el abuso de laxantes o diuréticos y la realización de ejercicios demasiado exigentes para el cuerpo. En un 70% de los casos este trastorno acompañado de anorexia (bulimarexia) y en un 30% se manifiesta como bulimia pura. La principal diferencia radica en que en la bulimarexia no sólo no hay adicción a los alimentos, sino que hay un rechazo expreso, intercalado de atracones esporádicos. El acceso de bulimia o atracón se inicia con una sensación de hambre voraz e incontenible, con preferencia por los dulces y otros alimentos de alto valor calórico. La frecuencia de los atracones es muy variada y en los enfermos pueden darse varios en el mismo día durante varios días seguidos. Con los atracones suelen sobrepasar las 5.000 calorías diarias. Hay bulímicos que han llegado a superar en un día las 25.000 y alguno ha muerto por dilatación aguda de estómago. La bulimia está considerada como una enfermedad invisible porque puede pasar mucho tiempo sin que el entorno del enfermo la perciba.
Este trastorno se caracteriza por la sensación de pérdida de control sobre la cantidad de alimento que uno toma. Algunos de sus síntomas son los atracones frecuentes con sentimientos de tristeza y culpa, vómitos posteriores a un atracón, esconder alimentos y comer a escondidas, historia de dietas y
[Escribir texto]
fluctuaciones importantes en el peso, y preocupación extrema por la figura y el peso. Hay personas que no se ajustan a todos estos criterios pero pueden tener pautas alimentarias bulímicas.
Causas de la enfermedad
Al igual que la anorexia, no se ha logrado descubrir una causa orgánica definitiva para la bulimia. Su proceso de gestación comienza cuando existe algún grado de insatisfacción con la apariencia del cuerpo. En este caso, el individuo siempre se considerará con exceso de peso, aunque la realidad sea otra. Así, comenzará a hacer dieta y, viendo que la imagen en el espejo no cambia, la dieta se intensificará hasta llegar a las prácticas bulímicas. Entre las causas de este problema se encuentran las experiencias de rechazo social o de fracaso que se atribuyen al peso y los consejos de las amigas. La constatación de que en nuestra cultura la delgadez se considera un requisito para el éxito lleva a querer perder peso y empezar dietas estrictas que no pueden seguirse y no solo hacen sentir sensación de fracaso, sino también de hambre. Las dietas se rompen con atracones y la culpabilidad por las calorías consumidas y la posibilidad de engordar llevan al vómito. Algunos expertos creen que esta enfermedad se origina en las altas demandas de la familia y la sociedad: el ciclo destructivo comienza con la presión que el individuo siente por ser delgado y atractivo. El problema se centra, entonces, en una baja autoestima. El trastorno puede aparecer a cualquier edad y repetirse en diferentes momentos de la vida, generalmente inducido por acontecimientos vitales traumáticos o negativos como la separación de la familia , divorcio, perdida de un ser querido.
Síntomas. Los bulímicos se atracan y vomitan desde una vez por semana a cinco veces por día. Hay otros síntomas observables:· Constante preocupación por la comida.· Miedo extremo a aumentar de peso.· Distorsión de la imagen corporal; se ven gordas frente al espejo y se sienten gordas.· Piel seca y pelo quebradizo.· Glándulas inflamadas debajo de la mandíbula como consecuencia de los vómitos, que hace aparecer la cara como más gorda.· Depresión y cambios de ánimo.· Fatiga y sudoración fría debido al rápido cambio de nivel de azúcar en la sangre.· Acuden al baño enseguida después de ingerir alimentos· Vómitos autoprovocados, uso de laxantes y diuréticos. · Rupturas vasculares en la cara o bajo los ojos, perdida de piezas dentales, irritación general del aparato digestivo.
Factores que llevan a los adolescentes a esta enfermedad.
[Escribir texto]
La delgadez se ha convertido en la tarjeta de visita de todos aquellos hombres y mujeres que desean triunfar social y profesionalmente. Los mensajes que hacen referencia a la imagen corporal transmiten la idea de que estar delgado es el medio para obtener la felicidad y el éxito. La ropa se diseña y exhibe para los cuerpos delgados a pesar de la realidad de que pocas mujeres podrían llevarlas con éxito. Aunque corren mayor riesgo las personas cuyo sentido de la autoestima se basa en su totalidad en la aprobación externa y apariencia física, pocas mujeres son inmunes a estas influencias.La incorporación de la mujer al mundo laboral es otro de los factores sociales del que se están sirviendo la anorexia y la bulimia para su propagación. La ausencia de una persona que se responsabilice de los horarios de comida (un papel tradicionalmente atribuido a la madre) ha facilitado que muchos adolescentes que empezaban su tonteo con la dieta escaparan al control familiar y acabaran transformando una alimentación irregular en una enfermedad grave.Aspectos tradicionales, como sentarse a la mesa para comer o cenar en familia están desapareciendo de nuestros hogares. Este es uno de los motivos que más están favoreciendo la expansión de los trastornos de la alimentación. Divorcio de los padres, sobreprotección de los hijos, muerte de un familiar, antecedentes familiares de anorexia o depresión o, incluso, ser el primero o el último de los hermanos se han revelado como factores que pueden empujar a un adolescente con predisposición a sufrir un trastorno de alimentación a caer definitivamente en la telaraña de la anorexia o de la bulimia.
En cuanto a la parte psicológica, el tratamiento para la bulimia consiste
en asesoría psicológica y a veces medicamentos, como antidepresivos. Por lo
general, el tratamiento no requiere hospitalización, aunque a veces es necesario.
Tanto la asesoría psicológica profesional como los medicamentos antidepresivos
pueden ayudar a reducir los episodios de atracones y purgas, y le ayudan a
recuperarse de la bulimia. Ambos son tratamientos a largo plazo que podrían
requerir semanas o meses antes de que se noten resultados significativos.
Las jóvenes que sufren de estos trastornos podrían necesitar tratamiento
con asesoría psicológica y posiblemente medicamentos durante más de un año.
Podría llevar más tiempo tratar la bulimia si esta ocurre con otra afección. Y es
posible que se necesite más de un tipo de tratamiento. Si tiene otra afección que
comúnmente ocurra con la bulimia, como la depresión o el abuso de sustancias,
es posible que el médico prefiera tratar primero esa afección.3
3
http://salud.univision.com/es/trastornos-mentales-y-de-comportamiento/bulimia-nerviosa
El tratamiento sólo con medicamentos antidepresivos podría no ser suficiente. El
tratamiento más eficaz para la bulimia podría ser una combinación de asesoría
psicológica y antidepresivos.
El tratamiento en el hogar es muy importante para las personas que tienen
bulimia. Junto con…