JURISPRUDENCIA SOBRE LA INDEXACIÓN EN EL PROCESO

Click here to load reader

  • date post

    07-Nov-2021
  • Category

    Documents

  • view

    0
  • download

    0

Embed Size (px)

Transcript of JURISPRUDENCIA SOBRE LA INDEXACIÓN EN EL PROCESO

JURISPRUDENCIA SOBRE LA INDEXACIÓN EN EL PROCESO LABORAL
Rama del Derecho: Derecho Laboral. Descriptor: Proceso Laboral.
Palabras Claves: Indexación, Proceso Laboral, Intereses, Sala Segunda Sentencias 149-13, 224- 14, 580-14, 694-14; Tribunal de Trabajo Sección I Sentencia 40-12 y Sección II Sentencia 252-14.
Fuentes de Información: Normativa y Juripsurdencia. Fecha: 09/12/2014.
Contenido
RESUMEN ............................................................................................................................................... 2
NORMATIVA ......................................................................................................................................... 2
Daños y Perjuicios en el Pago de Sumas de Dinero .................................................... 2
JURISPRUDENCIA............................................................................................................................... 2
1. Diferencia entre la Indexación y el Pago de Intereses en el Proceso
Laboral ............................................................................................................................................... 2
3. Principios Constitucionales Aplicables a la Indexación .................................. 7
4. Procedencia de la Indexación en Materia de Riesgos del Trabajo ............. 9
5. Prueba de la Procedencia de la Indexación .........................................................12
6. Naturaleza de la Indexación .........................................................................................13
2
RESUMEN
El presente informe de investigación contiene jurisprudencia sobre la Indexación en el
Proceso Laboral, considerando la interpretación que la Sala Segunda de la Corte
Suprema de Justicia y el Tribunal de Trabajo en sus dos Secciones, han realizado sobre
el artículo 706 del Código Civil, el cual resulta aplicable en materia laboral.
NORMATIVA
Daños y Perjuicios en el Pago de Sumas de Dinero
[Código Civil]i
Artículo 706. Si la obligación es de pagar una suma de dinero, los daños y perjuicios
consisten siempre y únicamente en el pago de intereses sobre la suma debida,
contados desde el vencimiento del plazo.
JURISPRUDENCIA
1. Diferencia entre la Indexación y el Pago de Intereses en el Proceso
Laboral
[Sala Segunda]ii
Voto de mayoría:
II. Ante la Sala, la personera del Estado se muestra disconforme por cuanto se condenó
a su representado a pagar intereses legales eindexación. Objeta el criterio del ad-quem
“de que sí resulta procedente la condenatoria de indexación conjuntamente con el
interés de tipo legal”, por lo cual no comparte la interpretación emitida de que además
de la indexación se le debe reconocer a los actores los intereses legales, toda vez que
por medio de la indexación ya se ha reconocido la pérdida del valor adquisitivo
provocada por la inflación, por lo que no es procedente el reconocimiento de intereses
moratorios bajo la fórmula del interés legal, por cuanto tanto la fórmula para el
reconocimiento de la indexación como de los intereses legales, contemplan el
porcentaje de la inflación, por lo cual de otorgarse ambos se reconocería doblemente
ese componente que responde al proceso inflacionario, con lo que se daría un
enriquecimiento sin causa a favor de los actores, lo que no es correcto. Considera que
lo procedente es reconocer a los accionantes únicamente el interés puro o real
3
generado sobre las sumas adeudadas, lo cual se obtiene de restar al interés nominal el
porcentaje correspondiente a la inflación, que ya de por sí se le estaría reconociendo
por medio de la indexación y así de esa forma, evitar un pago doble y si se tiene que
reconocer intereses a los actores debe ser el interés real del período y no el legal. Con
esos argumentos solicita que se revoque el fallo impugnado y se acoja el recurso
planteado en lo que fue objeto de impugnación (folios 402 a 405).
III. El tema de que no procede el reconocimiento conjunto de intereses e indexación ya
ha sido abordado por este despacho en los siguientes términos: “Dice la
representación del demandado que el tribunal incurrió en un doble resarcimiento a
favor del actor a estimar el pago de intereses e indexación al mismo tiempo. Al
respecto conviene realizar las siguientes precisiones. El artículo 706 del Código Civil
establece: 'Si la obligación es de pagar una suma de dinero, los daños y perjuicios
consisten siempre y únicamente en el pago de intereses sobre la suma debida,
contados desde el vencimiento del plazo'. Resulta apreciable de forma diáfana que al
tenor de esa norma los intereses corresponden al resarcimiento ocasionado por la falta
de cumplimiento de una obligación en dinero y la consiguiente imposibilidad de
disponer del capital. Por su parte, la indexación ataca el problema inflacionario que se
produce con el tiempo y que causa la depreciación y pérdida de rendimiento de la
moneda reduciendo el contenido de la obligación principal, en otras palabras, la
indexación tiene por objeto recomponer el valor intrínseco de una deuda desmejorada;
cabe agregar que la misma únicamente procederá sobre obligaciones en dinero puras o
de valor debidamente liquidadas. Como puede extraerse de lo anterior, ambas figuras
poseen una naturaleza disímil y, por lo tanto no son excluyentes la una de la otra”. (Sic.
Sentencia número 845, de las 10:00 horas del 21 de octubre de 2011. En igual sentido
también pueden consultarse las sentencias de esta sala números 2009-312; 2010-225;
2010-1419 y 2011-194, 2013-612 y 2013-709, así como las de la Sala Primera números
872, de las 9:20 horas; 874, de las 9:30 horas y 881, de las 14:03 horas, todas del 22 de
julio de 2010). Esta última sala, en la sentencia 2010-872 dicha, señaló: “El precepto
citado regula el tema de la indexación, que constituye un mecanismo para reajustar, en
el caso de obligaciones dinerarias, la pérdida del valor de la moneda por la inflación.
Por ello es que se utiliza el Índice de Precios al Consumidor (IPC) para realizar este
cálculo. En el caso de los intereses legales, se compensa, además, el costo de
oportunidad que tuvo que soportar quien no recibió el dinero debido durante el plazo
del incumplimiento, siendo que su otorgamiento se encuentra sujeto al principio
dispositivo, esto es, pende de su solicitud expresa por parte del interesado y esta
restringe el actuar del órgano jurisdiccional. Desde este plano, queda claro que se trata
de institutos distintos, cuya naturaleza no se puede asimilar,…” En lo tocante al punto
concreto que plantea la recurrente, en el sentido de que la tasa de interés contempla
la de la inflación y que por ello el reconocimiento de ambos rubros conllevaría un pago
doble, debe advertirse que en un reciente fallo de esta sala se abordó el tema en los
4
siguientes términos: “…para la parte recurrente, al concederse la indexación, los
intereses que debieron reconocerse son los netos o puros y no los legales. Mas esta
tesis no es de recibo. El artículo 706 del Código Civil según el cual si la obligación
consiste en pagar una suma de dinero… los daños y perjuicios consisten en el pago de
intereses sobre la suma debida, debe relacionarse con el 1163 de ese mismo cuerpo
normativo… que expresamente dispone: 'Cuando la tasa de interés no hubiese sido
fijada por los contratantes… la obligación devengará el interés legal, que es igual al que
pague el Banco Nacional de Costa Rica por los certificados de depósito a seis meses
plazo, para la moneda de que se trate'. Es decir, esta última norma le otorga al actor
claramente el derecho a intereses legales en los términos que indica respecto de la
deuda que debe satisfacer el accionado” (voto número 91, de las 10:05 horas del 29 de
enero de 2014). Así las cosas, aún cuando la tasa de interés pueda contemplar la de la
inflación, lo cierto es que ambas figuras compensan factores distintos. La indexación se
prevé para compensar la pérdida del valor del dinero ocurrida por el transcurso del
tiempo en relación con la inflación y, como se apuntó, los intereses compensan el
costo de oportunidad, por no haber podido disponer del dinero en forma oportuna. No
obstante lo anterior, a la luz de lo explicado en el voto de esta sala número 1127, de
las 9:55 horas del 2 de octubre de 2013, el pronunciamiento debe precisarse en el
sentido de que el reconocimiento de intereses procede sobre los montos sin indexar.
Al respecto, se dijo: “Ahora bien, lo que sí es preciso aclarar, conforme al agravio del
recurrente, es que los intereses legales que se ordenaron reconocer sobre ese extremo
deberán calcularse sobre los montos aún sin aplicar la indexación, ya que, ambos
rubros (intereses e indexación) obedecen a razones de ser distintas; a saber: los
primeros, como indemnización por el pago extemporáneo y la segunda, por la
necesidad de actualizar las cantidades correspondientes y traerlas a valor presente
para evitar así una desmejora en su cuantía en razón del tiempo transcurrido”.
2. Indexación e Intereses en el Proceso Laboral
[Tribunal de Trabajo, Sección II]iii
Voto de mayoría
III. ACERCA DE LOS RUBROS CONCEDIDOS EN EL CASO CONCRETO DE INTERESES E
INDEXACCIÓN. Examinados los agravios planteados por la parte recurrente y, una vez
que ha sido estudiado y discutido ampliamente este asunto, es criterio unánime de los
integrantes de este Tribunal, que no le asiste razón al apelante. No ha incurrido el A
Quo en error alguno al conceder el pago de los intereses legales y la indexación sobre
las diferencias en las mesadas correspondientes a la incapacidad permanente. De
acuerdo con el numeral 706 del Código Civil cuando la obligación es de pagar una suma
de dinero, siempre los daños y perjuicios consisten en el pago de intereses sobre la
suma adeudada, contabilizados desde el vencimiento del plazo. Con fundamento en
5
esa norma jurídica, los intereses legales constituyen la reparación patrimonial
generada por el incumplimiento de una obligación dineraria y la imposibilidad de
poseer y disponer de ese capital en su debido tiempo. En cambio, la indexación tiene
como fin corregir la desvalorización que el valor de la obligación dineraria ha sufrido a
causa de la inflación, precisamente, para contrarrestar los efectos negativos de la
depreciación monetaria, según lo establece la jurisprudencia de la Sala Segunda de la
Corte Suprema de Justicia, entre otros Votos, deben citarse los Números 1403-10,
1407-10, 1531-10, 1598-10, 1599-10, 009-11, 070-11, 247-11, 1186-13. Mediante ese
mecanismo, se logra restablecer el real menoscabo por la pérdida del valor adquisitivo
de los créditos laborales; sobre todo, cuando ha sido provocada por el incumplimiento
del Instituto deudor al omitir efectuar en forma completa y oportuna los respectivos
pagos por las prestaciones dinerarias cubiertas por el seguro de riesgos del trabajo,
sumada a la inflación acumulada hasta el momento de la efectiva cancelación de
dichas reparaciones. De allí que resulta justo y procedente, disponer a favor del
trabajador accidentado la corrección monetaria en aquellas situaciones- como la que
aquí se ventila- situación en la cual, es evidente el retraso en el cumplimiento de las
obligaciones contempladas en la cobertura del citado seguro, desde las fechas en que
debieron abonarse hasta la data del efectivo pago al acreedor; sobre todo, tomando
en consideración la desvalorización creciente y la pérdida del poder adquisitivo del
colón frente al elevado índice de inflación en los precios de los productos de los bienes
y servicios de primera necesidad. De ahí que, luego de revisar los montos definitivos
otorgados en sede administrativa, el pago de lo ordenado en sede judicial, debe
traerse a valor presente; es decir con un valor actualizado, a fin de contrarrestar los
efectos de la indicada depreciación. Por otra parte, en criterio de los suscritos
juzgadores, la tesis esgrimida por la demandada con asidero en la jurisprudencia de la
Sala Primera de la Corte Suprema de Justicia, es inatendible. Conforme se explicó
supra, el numeral 706 del Código Civil dispone que frente al retraso o incumplimiento
de una obligación dineraria los daños y perjuicios consisten en el pago de los intereses
sobre la suma debida, los cuales, a tenor de lo dispuesto por el artículo 1163 ibídem,
hace que la tasa correspondiente sea igual a la que pague el Banco Nacional de Costa
Rica por los certificados de depósito semestrales a plazo fijo que, en el sublitem, es en
moneda nacional o en colones. De forma que no resulta legalmente posible limitar la
condenatoria impuesta por el A Quo, según lo pretende la impugnante ya que, obligar
a la parte demandada a pagar el porcentaje de intereses derivado de la diferencia
entre el interés legal y el índice de inflación utilizado en la indexación respectiva,
implicaría quebrantar lo dispuesto por el artículo 1163 del Código Civil. En vista de que
las rentas por la incapacidad permanente no fueron pagadas en el momento histórico
que correspondía, la obligación de pagar los saldos insolutos en forma indexada junto
con los intereses legales resulta procedente, sin que implique un doble pago ya que, en
tratándose de una deuda dineraria tanto la indexación como los intereses legales,
constituyen fórmulas de corrección monetaria que no son excluyentes y tienden a
6
compensar la pérdida del valor real del dinero de curso legal y, en criterio de los
integrantes de este órgano, lamateria relativa a los riesgos del trabajo no se encuentra
excluida de la aplicación de ese mecanismo. En general, este órgano considera justo y
equitativo que en relación con la indemnización por la incapacidad permanente que
debe pagarse al trabajador demandante, en un país como el nuestro, en el cual existe
una elevada y prolongada inflación, deba acordarse el pago de la indexación, o sea, en
forma ajustada a los cambios del índice general de precios. Tampoco, corresponde
atender la concreta petición de la apelante, tendente a que los intereses que el
Instituto demandado debe pagar respecto de la incapacidad permanente, han de ser
netos o puros. Para rechazar el agravio, se impone reiterar que es inadmisible el
alegato, según el cual, la indexación y los intereses legales, constituyen un
enriquecimiento ilícito o un doble pago de los efectos negativos de la inflación, por
cuanto esa diferencia ya fue establecida con toda claridad por la Sala Segunda de la
Corte Suprema de Justicia, en el Voto Número 260-09, emitido a las 10 horas con
veinticinco minutos del 26 de marzo de 2009, motivo por el cual, resulta ilustrativo
citar en lo que interesa dicho pronunciamiento, cuando señaló, lo siguiente:
“… Las partes de las relaciones jurídico-patrimoniales, cuando la obligación ha surgido
del acuerdo o convenio, pueden recurrir a mecanismos de tutela del acreedor que no
estén prohibidas por las leyes, en atención a las eventuales devaluaciones o pérdida del
valor adquisitivo de la moneda nacional, como suele hacerse recurriendo a monedas
más fuertes y estables que el colón, como el dólar de los Estados Unidos. Mas, en el
caso de obligaciones como las concedidas en la sentencia de que se conoce
(prestaciones laborales por aguinaldo y compensación de vacaciones no disfrutadas,
que debe hacerse cuando termina la relación de trabajo), al no existir un mecanismo de
actualización monetaria, el incumplimiento prolongado de la parte deudora, acarrea
un desplazamiento económico hacia el propio deudor y un empobrecimiento para el
acreedor. Como tal enriquecimiento debe considerarse ilícito, pues violenta los más
elementales principios de justicia y equidad, debe tomarse en cuenta lo dispuesto en el
artículo 10 del Código Civil que establece que las normas deben interpretarse según el
sentido propio de sus palabras, en relación con el contexto, los antecedentes históricos
y legislativos y la realidad social del tiempo en que han de ser aplicadas, atendiendo
fundamentalmente al espíritu y finalidad de ellas, y reconocer la posibilidad de
compensar la pérdida del valor real del dinero y con un mejor estudio de la cuestión
darle al citado numeral 706 una aplicación diferente, restándole el efecto obstáculo
que se le ha venido dando, entendido que la actualización monetaria no constituye
propiamente una indemnización sino un mecanismo de pago de lo verdaderamente
adeudado, lo justamente debido, al momento del incumplimiento, lo cual, en esa
inteligencia, no resulta prohibido. Ha de tomarse en cuenta, que el contrato de trabajo
obliga tanto a lo que en él se expresa, como a las consecuencias que de él se deriven de
su contenido según la buena fe, la equidad, el uso, la costumbre o la ley (artículo 19 del
7
Código de Trabajo. En igual sentido, en el numeral 1023 del Código Civil se dispone: “1)
Los contratos obligan tanto a lo que se expresa en ellos, como a las consecuencias que
la equidad, el uso o la ley hacen nacer de la obligación, según la naturaleza de ésta…”),
lo cual exige de las partes una conducta transparente en las diferentes fases de la
relación jurídica y su ajuste estricto, en el ejercicio de sus derechos a criterios justos.
Así, a los daños y perjuicios que ocasiona el retraso (mora) en que incurre la parte
deudora en el cumplimiento de la obligación, imposibilitando el disfrute efectivo y a
tiempo por parte de su acreedor (artículo 702 ídem), debe sumarse el problema
inflacionario que con el tiempo produce la depreciación de la moneda, reduciendo el
contenido real de la obligación principal, lo cual hace nacer la necesidad de indexar
para eliminar el enriquecimiento ilícito producido a favor del deudor…”.
Con fundamento en la citada jurisprudencia y en estricta aplicación del ordinal 1163
del Código Civil que, en forma precisa regula cuáles son las tasas que legalmente
deben aplicarse, el reproche específico de la apelante , en cuanto a que los intereses
que han de reconocerse, son los netos o puros y no los legales, deviene en
improcedente.
[Sala Segunda]iv
Voto de mayoría
VI. EN CUANTO A LA INDEXACIÓN: Afirma la representante de la institución
demandada que el tribunal incurrió en un doble resarcimiento a favor de la actora al
condenar al pago de intereses e indexación al mismo tiempo. Dicho agravio no es de
recibo. Al respecto conviene realizar las siguientes precisiones. El artículo 706 del
Código Civil establece: “Si la obligación es de pagar una suma de dinero, los daños y
perjuicios consisten siempre y únicamente en el pago de intereses sobre la suma
debida, contados desde el vencimiento del plazo”. Resulta apreciable de forma diáfana
que al tenor de esa norma los intereses corresponden al resarcimiento ocasionado por
la falta de cumplimiento de una obligación en dinero y la consiguiente imposibilidad de
disponer del capital. Por su parte, la indexación ataca el problema inflacionario que se
produce con el tiempo y que causa la depreciación y pérdida de rendimiento de la
moneda reduciendo el contenido de la obligación principal. En otras palabras, la
indexación tiene por objeto recomponer el valor intrínseco de una deuda
desmejorada. Cabe agregar que la misma únicamente procederá sobre obligaciones en
dinero puras o de valor debidamente liquidadas. Como puede extraerse de lo anterior,
ambas figuras poseen una naturaleza disímil y, por lo tanto no son excluyentes la una
de la otra. De ahí que no lleve razón la recurrente en sus consideraciones. Es oportuno
8
traer a colación que la Sala Constitucional respalda el criterio expuesto. En ese sentido
manifestó:
“VII. PRINCIPIOS Y DERECHOS CONSTITUCIONALES SOBRE LOS QUE SE FUNDAMENTA
LA INDEXACIÓN EXTRACONVENCIONAL EN MATERIALABORAL. Tal y como se indicó en
el considerando anterior, la Sala Segunda de la Corte Suprema de Justicia, al dictar la
tesis jurisprudencial consultada, se fundamenta en varios principios y derechos de
raigambre constitucional. Así, en primer término, nótese que la referida jurisprudencia
se encuentra totalmente acorde con lo señalado en el ordinal 41 constitucional, el cual
establece que «Ocurriendo a las leyes, todos han de encontrar reparación para las
injurias o daños que hayan recibido en su persona, propiedad o intereses morales». De
este modo, se prepondera el derecho constitucional a que cada ciudadano -en este
caso, en su condición de trabajador-, obtenga una tutela judicial cumplida y efectiva. El
acceso a la jurisdicción previsto en este precepto constitucional, se convierte en un
derecho instrumental para asegurar forzosamente el goce y ejercicio del derecho
resarcitorio del damnificado, cuando el sujeto obligado a la reparación incumpla
voluntariamente con la respectiva obligación. Sin duda alguna, si al trabajador no se le
restituye lo que se le adeuda por parte de su patrono (por concepto de los extremos
laborales reclamados), no se le estará efectuando una reparación plena e íntegra de los
daños cometidos en…