II. FUERZA DE TRABAJO Y FLEXIBILIDAD - dt.gob.cl .formas de flexibilidad: la flexibilidad del...

download II. FUERZA DE TRABAJO Y FLEXIBILIDAD - dt.gob.cl .formas de flexibilidad: la flexibilidad del capital

of 21

  • date post

    08-Oct-2018
  • Category

    Documents

  • view

    217
  • download

    0

Embed Size (px)

Transcript of II. FUERZA DE TRABAJO Y FLEXIBILIDAD - dt.gob.cl .formas de flexibilidad: la flexibilidad del...

  • 12

    II. FUERZA DE TRABAJO Y FLEXIBILIDAD

    LA DISCUSION SOBRE LA FLEXIBILIDADLABORAL

    Desde que se implementaron las reformasneoliberales al funcionamiento del mercado detrabajo en Chile a fines de los aos setenta, el temade la flexibilidad laboral ha estado permanentementeen el debate poltico y acadmico. Ante la supuestarigidez a la que estaba sometido el mercado laboralen nuestro pas, los tcnicos del rgimen militarintrodujeron un conjunto de reformas tendientes asu desregulacin y de esta forma volverlo mseficiente y eficaz como mecanismo de coordinacinsocial en el mbito de la produccin. Sin embargo,la desregulacin se tradujo en importantes gradosde desproteccin para los trabajadores y en undeterioro de sus condiciones de empleo, tal comofue diagnosticado por varios estudios.

    El concepto de flexibilizacin y de flexibilidadlaboral aparece en el contexto de las discusionesen torno a la relacin entre el crecimiento y eldesarrollo, que se dieron entre economistasvinculados al Banco Mundial hacia mediados de losaos setenta. En este sentido, les asista a estosinvestigadores dos convicciones: por una parte, lacentralidad que el crecimiento econmico debieratener en la poltica econmica en la medida queste garantiza en el largo plazo la reduccin de lapobreza; y por otra, el que las bajas tasas decrecimiento de los pases en desarrollo se deban auna excesiva intervencin del Estado en laeconoma, tanto mediante la regulacin de losmercados como mediante una poltica econmicaproteccionista que provocaba distorsiones en elfuncionamiento del mercado1.

    Segn estos estudios, habra tres formas deflexibilidad: salarial, numrica y funcional. La primeraapunta a terminar con los sistemas de indexacinde los salarios, con la existencia de salarios mnimosy a introducir el criterio de salario segnproductividad. Como se ver en el captulocorrespondiente, esta ltima dimensin est

    bastante presente entre las empresas chilenas, tantola ENCLA 1999 como la de 2002 muestran unaimportante incidencia de bonos e incentivos porproductividad como componente del salario. Laflexibilidad numrica se orienta a permitir que losempleadores puedan utilizar trabajadores a tiempoparcial, de carcter no permanente, segn sean susnecesidades. Esta caracterstica tambin se observaa partir de los datos de la ENCLA. Las empresasutilizan diversos tipos de contratos diferentes alcontrato indefinido, personal de temporada (similaral clsico temporero de la fruta, en todo tipo deactividades, particularmente comercio). Laflexibilidad funcional, por ltimo, al incremento dela polivalencia de los trabajadores en relacin conla organizacin del proceso de trabajo.

    Hay estudios que han utilizado un esquemaordenador ms exhaustivo para describir laflexibilidad laboral2. Segn estos estudios, habra quedistinguir entre dos grandes componentes de laflexibilidad laboral: la flexibilidad del mercadolaboral y la flexibilidad del insumo trabajo. En elprimer caso, sta se compone a su vez de tres formasde flexibilidad: la flexibilidad en el empleo, laflexibilidad del salario y la movilidad. La primera co-incide con lo que en el esquema antes descrito seentiende por flexibilidad numrica. La flexibilidad delsalario es la misma flexibilidad salarial antesmencionada. Se agrega en este ltimo esquema lamovilidad como un tercer aspecto de la flexibilidaddel mercado laboral. Esta se relaciona con lasegmentacin del mercado laboral, especialmenteen los pases de Amrica Latina, lo que requiere demedidas tendientes a permitir el flujo de trabajadoresde un segmento a otro de acuerdo al comportamientoque experimente el empleo y el crecimiento.

    De hecho, se ha sealado que en gran medidalas grandes tasas de desempleo en Chile luego delas reformas al mercado laboral durante los setentafueron resultado de la escasa movilidad existenteen el mercado laboral, lo que impidi quetrabajadores de los segmentos ms deprimidos dela economa pudieran transitar a aquellos de mayordinamismo. Evidentemente que el factor de lascompetencias y cualificaciones tcnicas fue

    2 A. Mizala & P. Romaguera (1996)1 A. Bronstein, 1989; R. Agacino & F. Leiva, 1995

  • 13

    determinante para impedir que los trabajadoresexpulsados de algunos sectores fueran contratadosen otros.

    La flexibilidad del insumo trabajo es coincidentecon lo que en el anterior esquema se denominabaflexibilidad funcional y se descompone en dosformas de flexibilidad: la flexibilidad del capitalhumano y la flexibilidad de la productividad, ambasreferidas al incremento en la polivalencia que lostrabajadores posean para poder desempeardiferentes funciones en la empresa o para adaptarsecuando se enfrente al importante cambio tcnico.

    Ahora bien, fueron estas formas de flexibilidadlaboral las que se implementaron en nuestro pasdesde mediados de los aos setenta?

    Hay quienes sostienen que las tesis de loseconomistas del Banco Mundial se fueronplasmando con las ideas neoliberales que tan buenaacogida encontraran en las autoridades militareschilenas desde mediados de los setenta, hasta unpunto en el que la flexibil idad laboral y ladesregulacin pasan a ser procesos o caractersticassimilares del funcionamiento del mercado deltrabajo, con consecuencias tambin muy parecidasen lo que se refiere al empleo3. Sin embargo, lamayora de los acadmicos y tcnicos vinculados alos gobiernos de la Concertacin han intentadomostrar que existen sustanciales diferencias entre laflexibilizacin y la desregulacin del mercadolaboral. En este sentido, se reconoce la necesidadde que el mercado laboral, al igual que lo quesucede con otros mercados, elimine una serie derigideces que hoy no resultan compatibles con loscambios que ha experimentado la economamundial en el marco del proceso de globalizacin.Sin embargo, al mismo tiempo se seala lanecesidad de que exista siempre algn tipo deregulacin de los mercados, pues en caso contrarioefectivamente las consecuencias de unadesregulacin abierta del mercado laboral podranser muy negativas para el empleo y los trabajadores,tal como parece demostrarlo la propia experienciachilena desde fines de los aos setenta. De ahentonces el que, una vez recuperada la

    democracia, los gobiernos de la Concertacinhayan promovido un conjunto de reformas a lanormativa laboral heredada del rgimen militar conel objetivo de resguardar una compatibilidad entrelos requerimientos de flexibilidad laboral quereclama el aumento de la competenciainternacional y el vertiginoso ritmo que ha alcanzadoel cambio tecnolgico, con la necesaria equidadsocial que constituye una orientacin general de lapoltica pblica de los gobiernos de la Concertacin.

    Ahora bien, es sabida la suerte que han corridolas diferentes iniciativas gubernamentales paramodificar aquellos aspectos de la legislacin laboralque, por una parte, profundicen en la flexibilidadcon la que debera operar el mercado laboral (elproyecto de seguro de desempleo constituye unejemplo de esto) al mismo tiempo que permitanmejorar el poder de negociacin de los trabajadoresfrente a los empresarios (el fortalecimiento de lalibertad sindical se inscribe en esta ltima lnea). Lasltimas reformas laborales que entraron en vigenciaa fines del 2001, apuntan en ambos sentidos:variadas medidas de flexibilizacin, como laintroduccin de los contratos a tiempo parcial,fortalecimiento de la polivalencia y otras y reformasque apuntan a fortalecer la autonoma yorganizacin sindical.

    Las diferencias entre los trminos desregulacin yflexibilizacin obedecen evidentemente a diferenciasen las estrategias de desarrollo correspondientes. Deah que no resulte preciso identificar la poltica laboralde la Concertacin con el neoliberalismo, el quecondujo a una desregulacin del mercado laboral.

    La flexibilizacin del mercado laboral, entendidodesde una ptica alejada del neoliberalismo,apunta ms bien a la necesidad de introducir ladenominada especializacin flexible, consistente enuna estrategia de innovacin permanente quepermita una adaptacin a los cambios ms queintentar controlarlos. Esto requiere tanto de cambiosen la base tcnica del proceso de trabajo como enlas competencias y habilidades que requieren lostrabajadores, lo que llevara a revertir el procesoiniciado por el modelo taylorista. En este sentido, elenriquecimiento de tareas, la polivalencia deltrabajador, la mayor autonoma, la necesidad de la

    3 Agacino & Leiva, op. cit.

  • 14 CONT. EN OTRO ARCHIVO

    formacin permanente, entre otras, con lasprincipales caractersticas de esta forma deflexibilizacin. Para algunos, se tratara de una suertede resurgimiento de la especializacin artesanalpero con el componente del alto nivel tecnolgicoincorporado4 .

    Ahora bien, no es slo una cuestin de semnticalo que est tras los defensores de una y otra formade reduccin de las rigideces del mercado laboralsino que, tal como dijimos, hay efectos concretosen el empleo y en el mundo del trabajo que estnen juego en la una y la otra.

    A este respecto, una de las crticas ms conocidasque se han levantado contra los procesos deflexibilizacin laboral, cualquiera sea la forma en questa se entienda, es que generan un proceso deprecarizacin del empleo y de las condiciones detrabajo, lo que constituye algo as como lasconsecuencias perversas del cambio de paradigmatecno-econmico.

    En Chile dos fenmenos han puesto en el debatela centralidad del trabajo. En primer lugar, el procesode desestructuracin social que llev a unadesindustrializacin como consecuencia de laprimera ola de reformas econmicas que abrieron laeconoma al exterior y eliminaron un conjunto deprotecciones a la industria nacional. El segundofenmeno es el de la vulnerabilidad que parecehaberse producido en el empleo y que en el marcode la desregulacin del mercado laboral coloca altrabajo en una situacin de mayor inestabilidad quela habitual. En efecto, los principales problemas queenfrentan las propuestas tendie