Hno. Genaro

Click here to load reader

  • date post

    25-Mar-2016
  • Category

    Documents

  • view

    254
  • download

    8

Embed Size (px)

description

Publicación por sus 80 años

Transcript of Hno. Genaro

  • 1Buenos Aires, 21 de agosto de 2013

    Estimados Hermanos, Hermanas, Compaeros y Compaeras de misin: Estimados amigos y amigas del Hno. Genaro:

    Ante todo espero que estn bien, viviendo con la alegra de la fe en Jesucristo.

    Este ao celebramos los ochenta aos del Hno. Genaro Senz de Ugarte e Iriarte. Un hombre que entreg su vida a la educacin de la fe, a la promocin del laicado y al acompaamiento y la promocin humana de los pobres. Desde su lugar de religioso laical, enamorado de la Iglesia de Jesucristo, apasionado por la escuela cristiana, abri caminos en la vivencia de la fe, en la misin y en una comprensin misericordiosa del acompaamiento a los que sufren.

    Nuestro Distrito quiere hacer una accin de gracias y queremos invitarlo a participar juntos en ella.

    La celebracin ser en la Capilla San Hctor del Colegio De La Salle, el viernes 8 de noviembre de 2013 a las 19.30 hs. Antes de eso, a las 18:00 realizaremos en el saln de actos de la calle Riobamba 650, un ACTO HOMENAJE.

    Al mismo tiempo estamos preparando un texto escrito de memoria que queremos publicar y al cul lo invitamos a participar aportando un testimonio de su encuentro vital con Genaro. Les rogamos que, si lo desean, nos hagan llegar sus aportes antes del 1 de octubre de este ao al siguiente correo [email protected] Desde ya mi agradecimiento personal y de la Institucin que represento. Esta creo que puede ser una oportunidad de privilegio para mostrar con Genaro, la vida de tantos que aman profundamente el mensaje de Jesucristo, lo han hecho propio y lo anuncian en la sencillez de lo cotidiano.

    Que la Virgen Mara nos bendiga con su misericordioso Hijo Jess.

    Fraternalmente en Jesucristo.

    Hno. Martn DigilioVisitador

    Distrito Argentina-Paraguay

  • GenaroO0

    Con esa carta arrancamos...

    As nos invitaba el Hno. Martn Digilio y el Consejo de Distrito a armar esta revista que hoy est en tus manos y la celebracin de los 80 aos del Hno. Genaro.

    Nosotros escogimos algunas personas que quisieran escribir algo del encuentro con Genaro. No sabemos si son todos lo que l hubiese querido que escribieran. Si sabemos que no son todos los que hubieran querido decir algo con motivo de esta celebracin de sus 80 aos. Seguro que faltan muchos ms. Algunos dirn su palabra en la celebracin del 8 de noviembre en Buenos Aires, otros en la celebracin del 15 de diciembre en Jujuy, otros tantos ms en la celebracin de diciembre en Crdoba. A muchos le hemos pedido una palabra por video. Algunos le dirn su palabra personalmente, por mail, telfono o correo. Tantos otros se la dirn en su corazn y su oracin.

    Ac no estn todos los que querran hablar. Estn algunos que hemos invitado a decir una palabra. Quizs en ellos muchos y muchas podrn sentirse dichos. A ellos nos asociamos.

    Los que escriben son algunos que nos ayudan a tener fresca la persona de Genaro y los mltiples y variados dones con que el Espritu lo agraci y lo responsabiliz en la historia, de los cuales amorosa y fielmente se hizo cargo as como l es. A los que escribieron, muchas gracias. A ellos nos asociamos.

    El lector encontrar en esta revista dos secciones:Lo que le decimos a Genaro palabras sobre su persona...Lo que Genaro nos dice palabras escritas por Genaro en distintas ocasiones

    Esperamos que esto nos ayude como comunidad toda a celebrar. Pero sobre todo, que le ayude a Genaro a celebrar todas las maravillas que el Seor hizo en l y las que contina realizando.

    Muchas felicidades Con amor fraterno,

    Viviana Aragno y Patricio Bolton

    Sonador de caminos -

    2 3

    Lo que le decimos a Genaro...

    1. Carta del Hno. lvaro Rodrguez, Superior General2. Carta del Hno. Miguel Campos3. Carta del Hermano Gerard Rumery4. Carta del Hermano Edgar Hengemle, Distrito de Brasil- Chile5. Carta de Edgar Nicodem, Consejero General para RELAL6. Carta del Hno. Len Curie, Distrito de Francia7. Carta del Hno. Bruno Alpago, Ahora en Distrito de Italia 8. Carta del Hno. Lino Romero, Distrito de Espaa 9. Carta del Lic. Eduardo Panaia, Director del ILES10. Carta de Pbro. Vctor Acha11. Carta del IPA12. Carta de Mari Musso10. Carta de Mari Corb11. Carta de La Hermana Beatrz Casiello 12. Carta de la Hermana Isabel Paganini

    Lo que Genaro nos dice...

    Las experiencias de Genaro en Malvinas Argentinas, Crdoba1. El Milagro de Lila (Julio de 2007)2. Inmaculada (Diciembre de 2007)3. El Tiempo Los Tiempos! (Enero de 2008) Textos de Genaro en la experiencia de la animacin del Comedor de los Abuelos, Jujuy, 2009 - 20134. Se corri la voz?... (Octubre de 2011)5. Zapatillas para los abuelos (Enero de 2013)6. Las tres Maras (Abril de 2013)

    Experiencias en el Barrio y en las Comunidades de la Palabra, Jujuy7. Quintina, la evangelizadora (Mayo de 2009)8. En la habitacin de arriba, Hechos 9, 37 (Octubre de 2012)9. Intifada en Jujuy (Octubre de 2012)10. La Palabra me cambi la vida! (Febrero de 2013)11. Si Dios quiere y la Virgen! (Pascua 2013)

    Otros escritos y reflexiones de Genaro. 12. Como ovejas sin pastor..., Mateo 9, 36 (2000)13. Formar Pastores, Hoy (2003)14. Ser Hermano, Hoy - Preparando el 44 Captulo General (2005) 15. La Experiencia De Insercin en un Hermano jubilado (2008)

    Dos palabras para finalizar

    Cont

    enid

    o

    46799

    11121314151618202122

    242628

    323334

    3641434547

    49535864

    66

  • Roma, 24 de septiembre de 2013

    Hablar de Genaro es para mi hablar de la vida porque curiosamente mis

    contactos con el Hno. Genaro siempre han tenido relacin a la

    vida. Mi primer contacto fue en el CIL de 1979. Genaro era el director y

    con su palabra y ejemplo nos invitaba a interiorizar nuestro

    itinerario y a reconocer el paso de Dios en nuestras vidas.

    Recorriendo mis apuntes de aquella experiencia, puedo ver como la

    Palabra de Dios y la fidelidad al Fundador eran para l las

    coordenadas de la vida de todo Hermano. Pues se trata en efecto,

    de una vida que nos abre a los pobres, que nos da el coraje

    necesario para relativizar nuestras experiencias anteriores para estar

    disponibles a las nuevas llamadas, que pone el Evangelio como brjula

    orientadora.

    Ms tarde en Cochabamba, en el 87, Genaro nos dirigi siendo

    Vicario, un retiro a los Hermanos Visitadores. Y una vez ms nos

    invit a interiorizar nuestro itinerario ministerial como Hermanos, y a

    recorrer las distintas etapas que habamos vivido hacindonos

    ahondar en el lugar, el cmo, y las experiencias que enriquecieron

    nuestra vida en cada etapa. Una vez ms lo esencial era ver el paso de Dios y la gratuidad de su amor. Al

    terminar su misin como Vicario y al hacerme el traspaso, lo ms

    importante no fueron documentos o ideas, sino amigos concretos con los

    que haba vivido la experiencia romana de una manera abierta y

    muy humana.Lo q

    ue le

    dec

    imos

    a G

    ena

    ro ..

    .S

    onad

    or de c

    amino

    s -

    4

    Hno. Alvaro Rodriguez Superior General

    Pero posiblemente lo que ms admiro en Genaro, es el testimonio que nos est dando en estos ltimos aos en Jujuy. El ao pasado cuando me agradeca mi Carta Pastoral, yo le responda recordando el bello poema de Casaldliga:

    Al final del camino me dirn: Has vivido? Has amado?Y yo, sin decir nada, abrir el corazn lleno de nombres.

    Y le deca: muchas gracias por tus benvolos comentarios sobre mi ltima carta pastoral. Creo que en Jujuy tienes el corazn lleno de nombres y que eso es lo esencial. Admiro mucho tu entusiasmo en la misin y tu cercana a los pobres. El testimonio de Myrtha (una seora que trabaja con nios de la calle) es impactante Los nios de la calle deberan ser nuestros predilectos. Ciertamente los pobres son nuestros maestros, o deberan serlo Que el Seor te mantenga siempre ilusionado en la hermosa misin que realizas

    S, admiro mucho la habitacin de arriba y sus encuentros con las seoras de Jujuy, con sus problemas y necesidades. Admiro mucho el comedor de los abuelos y esos encuentros con estas personas mayores tantas veces dejadas a la buena de Dios. Admiro su cario por la comunidad de Hermanos con los que vive y que siempre menciona en sus comunicaciones. Realmente como el mismo Genaro lo dice, la Casa es pequea pero el corazn es grande. Admiro su preocupacin por los maestros

    Admiro en fin y me parece que esto es lo que hace que Genaro a sus 80 aos conserve un corazn joven, su alimento permanente que es la Palabra de Dios, orada, vivida y compartida. Gracias Genaro por ese maravilloso testimonio y Muchas felicidades en tus 80 aos, tan llenos de nombres y de vida. Un fuerte abrazo.

    5

  • Carta del Hno. Gerard Rumery

    7

    Conoc al Hno. Genaro en Roma cuando fuimos los dos delegados del Instituto para el Congreso de Catequesis de la Universidad Lateranense de Roma en 1971. Al ao siguiente, los dos fuimos designados miembros de la Comisin Internacional de la Catequesis del Instituto, la cual fue convocada para proveer una respuesta a la reunin intercapitular de 1971, en donde se habl del malestar en la catequesis. La primera reunin de la Comisin fue presidida por Michael Sauvage, un Asistente, quien tambin haba sido requerido para hacerse cargo de la direccin del programa CIL para la sesin de 1972. Cuando el Consejo General insisti en que Michel renunciara a la presidencia, con el fin de estar ms disponible para sus tareas como miembro del Consejo, el Hermano Genaro fue nominado para reemplazarlo como Presidente y dirigi con xito a la Comisin a la conclusin de un informe extraordinario a la Asamblea del Captulo General de 1976, a pesar de que el documento en s el cual fue fuertemente discutido por un pequeo grupo de Consejero