Historia Devi Daco Mom é to Do

download Historia Devi Daco Mom é to Do

of 26

  • date post

    12-Oct-2015
  • Category

    Documents

  • view

    19
  • download

    0

Embed Size (px)

Transcript of Historia Devi Daco Mom é to Do

  • 5/21/2018 Historia Devi Daco Mom to Do

    1/26

    Franco Ferrarotti

    LAS HISTORIAS DE VIDA COMO MTODO

    Acta Sociolgica, nm. 56, septiembre diciembre, 2011, pp. 95-119

    Disponible en: http://www.revistas.unam.mx/index.php/ras

    Acta SociolgicaISSN (Versin impresa) 0186-6028Centro de estudios Sociolgicos, FCPyS, UNAMEdificio E1er piso, C.U. Mxico D. F.Telfonos. 56229414 y 56229415actasociologica@mail.politicas.unam.mx

    Traduccin del italiano de Jos Manuel Recillas. Publicado en Convergencia, nm. 44, mayo-agosto 2007, Universidad Autnoma del Estado deMxico, Mxico, pp. 15-40

    Permiso otorgado a la Revista Acta Sociolgica por Convergencia Revista de Ciencias Sociales, febrero 2011

    Publicaciones del Centro de Estudios Sociolgicos - FCPyShttp://www.politicas.unam.mx/carreras/ces/rev_actasociologica.php

    www.revistas.unam.mxUniversidad Nacional Autnoma de Mxico, Secretara General, Torre de Rectora, piso 7, Mxico D.F. Del. Coyoacn, C.P. 04510.

    Todos los derechos reservados 2011.Esta pgina puede ser reproducida con fines no lucrativos, siempre y cuando no se mutile, se cite la fuente completa y su direcci n electrnica.

    De otra forma requiere permiso previo por escrito de la institucin.

  • 5/21/2018 Historia Devi Daco Mom to Do

    2/26

    95

    Acta Sociolgicanm. 56, septiembre-diciembre de 2011, pp. 95-119.

    LASHISTORIASDEVIDACOMOMTODO1*

    Franco Ferrarotti

    Universidad Sapienza de Roma

    Resumen

    El trabajo da argumentos de fondo que legitiman a los mtodos cualitativos

    como estrategias privilegiadas para el estudio de lo social, en forma par-ticular en el caso de las historias de vida; uno de los argumentos centraleses que el hombre no es un dato sino un proceso, el cual acta en formacreativa en su mundo cotidiano, es decir, lo social implica una historicidad.Un segundo argumento es el de la necesaria vinculacin entre texto ycontexto, en el que este ltimo implica reconocer su sentido evocativo y re-creativo, elementos que implican la posibilidad de la autopercepcin delindividuo-sujeto de la historia de vida en su vinculacin experiencial con elambiente con textual. La relacin entre texto y contexto la realiza el individuo

    como parte de su proceso vivencial en tanto que agente histrico. Lashistorias de vida tienen, finalmente, la capacidad de expresar y formular lovivido cotidiano de las estructuras sociales, formales e informales, de ahsu aporte fundamental a la investigacin social.

    Palabras clave: historias de vida, vida cotidiana, mtodos cualitativos.

    Abstract

    This paper provides strong arguments that validate the qualitative methods

    as privileged strategies for the study of the social aspects, particularly in thecase of the stories of life; one of the fundamental arguments is that humansare not a piece of data, but rather, a process which acts creatively in theirquotidian world, where the latter implies acknowledging its evocative andre-creative sense, elements that imply the possibility of self perception ofthe individual subject of the history of life in its experiencial relation with the

    1Traduccin del italiano de Jos Manuel Recillas. Publicado en Convergencia,nm. 44, mayo-agosto 2007, UAEM, Mxico, pp. 15-40

    *Los artculos de la seccin Recopilacin temticase reproducen como sepublicaron en su fuente original.

  • 5/21/2018 Historia Devi Daco Mom to Do

    3/26

    96

    contextual environment. The relation between text and con text is created

    by the individual as part of his experience process, in so far as a historic

    agent. In the end, the histories of life have the capacity of ex pressing and

    formulating the quotidian lived of the social, formal and in formal structures,

    from there the fundamental contribution to the social research.

    Key words: histories of life, quotidian life, qualitative methods.

    Han transcurrido treinta aos, casi una generacin, desde quepubliqu Vite di baraccati (1975). Se trata de un lapso ms bien breve,

    en el cual, sin embargo, los temas de la pobreza, de la marginacinmetropolitana y de la exclusin social parecan destinados atransformarse muy pronto en asuntos residuales, si no es queirrelevantes, como para considerarse apenas sujets honteux (temasno muy honrados). Por no mencionar el problema del marcometodolgico de la investigacin. Sobre todo, los socilogoselaboraban escombrados bajo el peso del inalcanzable modelo delas ciencias naturales, afligidos por un invencible sentimiento de culpapor no ser lo suficientemente rigurosos, exactos en los clculos

    estadsticos y en absoluto certeros de la verificacin de sus hiptesis.Era la poca en la cual se hablaba, entre socilogos y, en general,entre estudiosos de los asuntos sociales, del mtodo de las historiasde vida como un mtodo serio para el anlisis sociolgico, tal vez elnico que nos permitiera tener un contacto directo con lo vivido delas personas y, por ende, con la materia prima, fundamento de lainvestigacin social; pero se podra decir que se corra el riesgo deprovocar una sonrisa de complacencia. Como las sonrisas que seles reservan a los escritores de segunda categora o a novelistasfracasados, y que en el variopinto campo de la investigacin socialinsina una vocacin literaria miserablemente abortada.

    En ese tiempo triunfaban, como an hoy priman, los mtodoscuantitativos, y por razones ms que ineluctables: son mtodos rigu-rosos, que compiten en la precisin numrica con las ciencias duras,llamadas con temeridad exactas, de la naturaleza, con suficientedistancia de aquellas disciplinas de la vaguedad y de la superficialidadcomo son las ciencias humanas tradicionales, en especial las

    histrico-morales. Otras razones suelen ser dadas por los interesadospdicamente susurradas, pero su peso es indudable: los mtodoscuantitativos permiten previsiones, acerca del xito y el tiempo realnecesario para la investigacin, sobre todo seguros y, por lo tanto,de consecuencias tranquilizantes para los que piden las

    FRANCOFERRAROTTI

  • 5/21/2018 Historia Devi Daco Mom to Do

    4/26

    97

    investigaciones, que con gusto pagan con tal de tener en la manolos resultados de la misma en tiempo real, con grupos de diagramasy tablas del todo consecuentes a su acercamiento, en particular, deltipo pragmtico. Adems de todo lo anterior, en cuanto a losinvestigadores concierne, incluso en las investigaciones sobre elterreno el clebre field-work (trabajo de campo), no debenensuciarse las manos ms de lo necesario. Los instrumentoscuantitativos cuestionarios, apuntes, escalas de actitudes, frmulaspara los coeficientes de correlacin, etctera estn yapreconcebidos de manera que puedan ser utilizados y evaluadospor los mismos colegas. Basta aplicarlos siguiendo de manera

    escrupulosa las instrucciones para el uso y mantenindose a lahiginica distancia de los objetos de la investigacin.Al respecto, las pginas introductorias de Pierre Bourdieu a La

    miseria del mundo 2 resultan iluminadoras y plenamente compartibles:Cmo, de hecho, no experimentar un sentimiento de inquietud enel momento de hacer pblicas declaraciones privadas, confidenciasreunidas en una relacin de confianza? [] Ningn contrato esttan cargado de exigencias tcitas como un contrato de confianza(Bourdieu, 1993: 7).3 Bourdieu llega a citar a Spinoza: No deplorar,

    no rer, no odiar, sino comprender. Es justo a la comprensin pro-funda, y no slo a la descripcin de los contornos externos, para loque sirven las historias de vida. Pero, obvio, tienen un precio queel socilogo cuantitativo puede ignorar de manera olmpica: obligana ganarse la confianza de los interlocutores, a no limitarse a colocaruna cruz en la casilla justa (s, no, no s), a saber escuchar y, enesta capacidad de escucha, a saber realzar la bsqueda ms alldel simple reporte sociogrfico-inventarial o del reporte policial. Enotras palabras, entre los investigadores y los objetos de lainvestigacin debe instaurarse una relacin significativa, unaautntica interaccin, que, en tanto involucre de manera natural alas personas sobre las que se conduce la investigacin, reclame alinvestigador permanecer en la causa y derribar el muro defensivotradicionalmente colocado al pie de la cultura entendida como capi-tal privado. Y la investigacin misma abandona su estructuraasimtrica que realiza, de este modo, ms que una empresa

    2Hay una edicin en espaol: La miseria del mundo (1999), Mxico: Fondode Cultura Econmica. Parte de estas observaciones sobre la obra de PierreBourdieu vieron la luz, bajo la forma de una resea, en el Suplemento culturaldel diario Il Sole 24 Ore.

    3Cursivas en el original.

    LASHISTORIASDEVIDACOMOMTODO

  • 5/21/2018 Historia Devi Daco Mom to Do

    5/26

    98

    cognoscitiva, se trata de una operacin de poder. Las historias devida ayudan a comprender que en la investigacin social todoinvestigador es tambin un investigado.

    En el caso de la investigacin de Bourdieu, los frutos de estaimpostacin resultan vistosos, pues permiten lanzar una mirada enlos ngulos oscuros de las sociedades de la abundancia. En par-ticular, ayuda a medir el orden de grandeza y a comprender el sentidoy la dinmica de las nuevas formas de pobreza. Esta ya no es ladesnutricin crnica del siglo pasado; aunque ciertamente, y sobretodo entre los inmigrantes ms recientes y desesperados, casos deeste tipo no faltan. Por el contrario, la nueva pobreza est dada por

    la exclusin social y por la imposibilidad objetiva y psicolgico-cul-tural de participar en la vida de la comunidad. Es una pobreza ma-terial, pero en primer lugar moral e intelectual, que se hunde de formavertical en la conciencia de los marginados, condenados a vivir, o,ms sencillamente, a sobrevivir en la gris desolacin de las banlieues(suburbios) del mundo. La nueva manera del sistema deaprovecharse de los marg