Flexibilidad Laboral 005

Click here to load reader

  • date post

    18-Dec-2014
  • Category

    Education

  • view

    1.986
  • download

    2

Embed Size (px)

description

Montan ;o flexibilidad laboral

Transcript of Flexibilidad Laboral 005

  • 1. Martnez valle, Luciano. Trabajo flexible en las nuevas zonas bananeras de Ecuador. En publicacin; La gobernabilidad en Amrica Latina: balance reciente y tendencias a futuro. Los 43 aportes ms representativos de las unidades acadmicas de la FLACSO en el 2004 (formato CD). FLACSO, Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales, Secretara General. Sede Ecuador. 2005. Disponible en la World Wide Web: http://bibliotecavirtual.clacso.org.ar/ar/libros/ecuador/flacso/valle.pdf www.clacso.org RED DE BIBLIOTECAS VIRTUALES DE CIENCIAS SOCIALES DE AMERICA LATINA Y EL CARIBE, DE LA RED DE CENTROS MIEMBROS DE CLACSO http://www.clacso.org.ar/biblioteca biblioteca@clacso.edu.ar
  • 2. TRABAJO FLEXIBLE EN LAS NUEVAS ZONAS BANANERAS DE ECUADOR1. Luciano Martnez Valle Publicado en, Tanya Korovkin (Compiladora), Efectos Sociales de la Globalizacin, Petrleo, banano y flores en Ecuador, CEDIME/Abya Yala, Quito, 2004. 1. Introduccin Una de las consecuencias frecuentemente sealadas del proceso del ajuste econmico es la flexibilizacin del mercado de trabajo y la generacin de modalidades de trabajo precarias que benefician a los empresarios y por supuesto perjudican a los trabajadores. En el mbito de la agricultura latinoamericana esta constatacin ha sido ya suficientemente documentada en varios trabajos (Gmez y Klein, 1993; Lara, 2001), no obstante, la especificidad que adquiere en el caso del mercado de trabajo en torno a la produccin del banano en el Ecuador, puede ayudar a comprender las modalidades ms extremas de la flexibilidad de la mano de obra en la agricultura capitalista de un pas subdesarrollado en el contexto de la globalizacin. La tesis que desarrollamos en este trabajo es que la abundante oferta de trabajadores asentados en pequeas ciudades y la completa desregulacin del mercado laboral respecto a los trabajadores del campo, permiten la implementacin de formas flexibles de contratacin que buscan evitar la visibilizacin de las relaciones sociales de produccin, es decir la relacin capital-trabajo. En este proceso es central la figura del intermediario o contratista que finalmente facilita el funcionamiento de un mercado de trabajo flexible. Para ello, abordaremos el estudio concreto de la micro-regin de La Man en la Provincia de Cotopaxi, si se quiere marginal con respecto al eje bananero tradicional y que ha sido integrada en la ltima dcada a la dinmica bananera que se expande sobre reas de produccin campesina tradicional. Interesa analizar las formas de utilizacin flexible de trabajo de los asalariados rurales afincados mayormente en la ciudad, en el sistema de plantacin bananero, una modalidad relativamente reciente y que genera toda una nueva dinmica local cuyo eje productivo se ubica en el campo. La relacin campo- ciudad en esta rea es importante para explicar la formacin de un mercado de trabajo donde la abundancia de mano de obra concentrada en el mbito urbano facilita el desarrollo de la precarizacin del trabajo y de las formas flexibles de utilizacin de la mano de obra. 1 Este trabajo forma parte de una investigacin ms amplia sobre agricultura familiar impulsada por el CAAP, institucin a la cual quiero agradecer por su apoyo solidario. 1
  • 3. 2. El avance de las plantaciones bananeras. En el Ecuador, las plantaciones bananeras tienen una larga data (desde los aos 50 del siglo XX). Originalmente en manos de empresas extranjeras (bajo la hegemona de la mtica United Fruit) han pasado a pertenecer a empresarios nacionales, la mayora de los cuales dependen de multinacionales a travs de los sistemas de contrato para la exportacin2. A excepcin de tres o cuatro grandes empresas bananeras manejadas por empresarios nacionales3, la gran mayora de las medianas y pequeas dependen de los contratos que mantienen con empresas extranjeras (Dole, Del Monte, Chiquita Brands, que controlan el 80 % del comercio mundial del banano). La estrategia de las multinacionales de no manejar plantaciones propias y controlar el mercado mundial les ha dado resultados beneficiosos y sobre todo se han evitado el conflicto social al no tener ninguna relacin directa con la mano de obra local. 4 Uno de los aspectos interesantes de la presencia de la United Fruit sobre todo en la Cuenca del Guayas (propietaria de la hacienda Tenguel, una plantacin de 3.071 hectreas), fue que cre las condiciones para la reproduccin de un proletariado rural in situ, es decir dentro de los mismos lmites de la hacienda. En los aos 50, el proceso de urbanizacin todava era incipiente en el Ecuador y en la zona costera haba relativa escasez de mano de obra, as que lo mejor era asegurarse de un flujo permanente de ella y crear las condiciones para asentarla en el mismo lugar de produccin. Esto indudablemente incub una vida de comunidad, una valorizacin del trabajo agrcola y las posibilidades de organizacin en sindicatos. La historia muestra que la concentracin de la fuerza de trabajo gener las mejores condiciones para el trabajo agrcola pero tambin para el activismo sindical y posteriormente para la lucha por la tierra en la coyuntura de la reforma agraria de los aos 60, una vez que la plantacin entr en crisis, despidi a cientos de trabajadores, redujo los salarios y suprimi los servicios que hasta entonces prestaba (HRW, 2002, p. 10). Los trabajadores organizados, efectivamente tuvieron acceso a la tierra (alrededor de 10 hectreas) pero ya hacia los aos 70 haban empezado a perder sus propiedades5. Actualmente los descendientes de los antiguos trabajadores ya no tienen tierra y trabajan 2 Los denominados Bsicos de la Standard Fruit en la provincia de El Oro, ya fueron analizados en los aos 80 y justamente mostraban la dependencia de los bananeros medianos con las reglas y normativas de la multinacional. Hacia 1984, la Standard tena contratos con 25 haciendas, mayoritariamente entre 50 y 100 has. que cubran una superficie de 1500 has. (Hoffmeyer y Palomeque, 1984,p. 434) 3 Entre los principales tenemos a Alvaro Noboa, Segundo Wong, Esteban Quirola. 4 La nica excepcin es la empresas Dole que es propietaria de 800 has de banano. 5 Segn Strifller (2000, p. 166): Hoy en da, la mayor parte de las 700 familias que tomaron parte del proyecto de reforma agraria tienen menos de 10 hectreas que se les entreg originalmente; la mayora tiene menos de 5 hectreas y ms de un tercio no tienen nada de tierra. 2
  • 4. como asalariados en las tierras que alguna vez fueron suyas y que actualmente pertenecen a una nueva camada de empresarios bananeros (Striffler, 2002). Este cambio desde asalariado a propietario y nuevamente hacia la proletarizacin es un fenmeno no estudiado, pero que lejos de ser la excepcin, parece ser la norma en el medio rural ecuatoriano en especial de la costa, en donde los procesos de reforma agraria han sido revertidos rpidamente. Cuadro N 1 Distribucin de la superficie del banano por provincias SUPERFICIE PROVINCIAS HAS UPAs EL ORO 43.352 3.887 LOS RIOS 50.419 1.104 GUAYAS 44.646 2.125 ESMERALDAS 7.611 2.596 MANABI 5.778 2.977 CAAR 5.562 741 COTOPAXI 5.561 733 PICHINCHA 3.212 1.821 BOLIVAR 3.572 2.425 AZUAY 1.379 1.442 TOTAL 171.092 19.851 Fuente: SICA, III Censo Nacional Agropecuario, 2001. Hasta mitad de los aos 90 del siglo veinte, las empresas bananeras estaban localizadas principalmente en las provincias de Guayas, El Oro y Los Ros, es decir en el rea de influencia de la rica y frtil Cuenca del Guayas. Los datos del Censo Agropecuario del 2001, confirman esta tendencia, pues estas tres provincias concentran el 80.9 % de la superficie sembrada de banano en las principales provincias productoras. Segn Human Rights Watch, las empresas bananeras generaran empleo para unas 148.000 personas tanto en los campos de banano como en las empacadoras (2002, p.12). No obstante, desde mediados de la dcada pasada, el banano ha empezado a expandirse hacia reas que anteriormente estaban dedicadas a cultivos tradicionales (cacao, caf, yuca, maz) y en donde estaban asentados antiguos colonos y productores diversificados: desde campesinos hasta medianos propietarios6. Se trata de provincias serranas (Caar, Cotopaxi, 6 La superificie plantada de banano en la provincia de Cotopaxi, llegaba a las 5.561 hectreas, lo que representaba el 25. 6 % del total de la sierra. III Censo Nacional Agropecuario, Vol. 1. 2001.