“Esa Boba Chica Nice”_ Cuerpos Moldeados, Mujeres Sometidas

Click here to load reader

  • date post

    17-Nov-2015
  • Category

    Documents

  • view

    9
  • download

    1

Embed Size (px)

description

esa boba chica nice sociologiacustion de genero

Transcript of “Esa Boba Chica Nice”_ Cuerpos Moldeados, Mujeres Sometidas

  • 04/10/14 13:02Esa boba chica nice: cuerpos moldeados, mujeres sometidas

    Pgina 1 de 8http://polis.revues.org/5709#text

    PolisRevista Latinoamericana

    11 | 2005 :Gestin del cuerpo y control socialLente de aproximacin

    Esa boba chica nice: cuerposmoldeados, mujeres sometidas Cette nice petite niaise : corps mouls, femmes soumises

    "That silly nice girl": moldings bodies, women undergoing

    DIANA BRITTO RUIZ

    Resmenes

    Espaol Franais EnglishEl presente artculo desarrolla una reflexin acerca de los ideales de belleza femeninapromovidos por el mercado y los mass-media, dando cuenta de datos estadsticos e informesperiodsticos de los trastornos que generan, en trminos de mortalidad y morbilidad en lapoblacin femeninaLa primera parte del anlisis responde, desde una perspectiva psicolgica, a la pregunta cmose constituye como sujeto una mujer? La segunda parte aborda desde una perspectivasociocultural la pregunta cmo debe ser una mujer?, desde la premisa de que las prcticas deeducacin y moldeamiento del cuerpo tienen sentido en la modernidad como una forma decontrol social. Finalmente se busca, desde una perspectiva poltica, sealar cmo el boom dela esttica corporal es un mecanismo de dominacin principalmente dirigido a la mujer, al cuallas polticas pblicas y la legislacin no logran dar respuesta, manteniendo a stas en un lugarpasivo como sujeto y actor poltico.

    Cet article dveloppe une rflexion sur les idaux de beaut fminine promus par le march etles mass-mdias, rendant compte de donnes statistiques et rapports journalistiques sur lesbouleversements quils gnrent, en termes de mortalit et de morbidit auprs de lapopulation fminine. La premire partie de lanalyse, partir dune perspective psychologique,consiste rpondre la question : comment se constitue une femme en tant que sujet ? Ladeuxime partie aborde dans une perspective socioculturelle la question suivante : commentdoit tre une femme ? , partant de la prmisse que les pratiques dducation et deconditionnement du corps acquirent leurs sens dans la modernit comme forme de contrlesocial. Finalement, nous recherchons, dans une perspective politique, souligner comment le boom de lesthtique corporelle correspond un mcanisme de domination principalementdirig vers la femme, auquel les politiques publiques et la lgislation ne parviennent pas donner de rponse, maintenant celles-ci dans une position passive en tant que sujet et acteurpolitique.

    The present article explores on the ideal of feminine beauty promoted by the market and the

    http://polis.revues.org/5544

  • 04/10/14 13:02Esa boba chica nice: cuerpos moldeados, mujeres sometidas

    Pgina 2 de 8http://polis.revues.org/5709#text

    mass-media, and gives statistical information and journalistic reports on disorders they cangenerate in terms of mortality and morbidity in the female population.The first part of the analysis responds, from a psychological perspective, to the question on howa woman comes to be considered as a subject. The second part of the text approaches, from asociocultural perspective, the question on how a woman should be, from the premise thateducational practices and molding of the body make sense in modern times as ways of socialcontrol. Finally, the text seeks to point out, from a political perspective, how the boom of thecorporal aesthetics is a domination mechanism mainly applied to woman, to which publicpolicies and legislation fail to give an answer, keeping them in a passive role as subjects andpolitical actors.

    Entradas del ndice

    Palabras claves : corps, domination, esthtique, appropriation de pouvoirKeywords : body, domination, aesthetics, empowermentPalabras claves : cuerpo, dominacin, empoderamiento, esttica

    Texto integral

    El ttulo de este escrito puede resultar agresivo*, impertinente y hasta descalificador,por ello creo que lo primero que debo aclarar es que lo nico que pretendo es llamar laatencin sobre una problemtica que es cada vez ms evidente en nuestro contexto, merefiero a ese ideal de belleza femenina parametrizado que debe ser alcanzado an con elalto costo de la vida misma, como lo demuestran datos estadsticos e informesperiodsticos que hablan sobre la mortalidad relacionada con intervenciones quirrgicasestticas y la morbilidad relacionada con trastornos de la alimentacin.

    1

    Por ejemplo, el pasado mes de febrero circul en los medios de comunicacin la tristenoticia del fallecimiento sbito de una joven modelo antioquea, como resultado de unadieta continuada, un plan de acondicionamiento fsico extenuante y probablemente delconsumo de algunos medicamentos para adelgazar. Tambin hemos tenido noticia delfallecimiento en quirfanos de personas del comn y corriente. Probablemente muchosconocen por lo menos una historia de stas.

    2

    A estas alturas es ineludible la pregunta acerca de qu est pasando con estas mujeresque ponen en un segundo lugar su bienestar fsico y psicolgico para lograr una figuraque se adapte a los parmetros de belleza dominantes?Y como una manera de abordarla plantear a continuacin una reflexin en tressentidos, uno psicolgico, uno sociocultural y otro poltico, para tratar de argumentaren pro de la hiptesis de que ese estandar de belleza talla 6 es un mecanismo dedominacin que impide a las mujeres el desarrollo de autonoma y empoderamiento.La primera parte del anlisis se ocupar de la esfera de lo individual, y especficamente,desde una perspectiva psicolgica, a la pregunta cmo se constituye como sujeto unamujer?La segunda parte del anlisis, es abordada desde una perspectiva sociocultural, y buscaresponder a la pregunta cmo debe ser una mujer?, desde la premisa de que lasprcticas de educacin y moldeamiento del cuerpo tienen sentido en la modernidadcomo una forma de control social.

    Y la tercera parte del anlisis buscar, desde una perspectiva poltica, sealar cmoeste boom de la esttica corporal es un mecanismo de dominacin principalmentedirigido a la mujer, al cual la poltica pblica y la legislacin no logran dar respuesta,manteniendo a las mujeres en un lugar pasivo como sujeto y actor poltico.

    3

    http://polis.revues.org/5709#ftn1

  • 04/10/14 13:02Esa boba chica nice: cuerpos moldeados, mujeres sometidas

    Pgina 3 de 8http://polis.revues.org/5709#text

    Cmo se constituye como sujeto unamujer?

    nos explica tambin, por lo menos en parte porqu nosotras buscamos sin descanso su palabratranquilizadora, que nos ayude por fin a sentirnossujeto deseado; porque necesitamos explorar suamor, cuestionarlo sin tregua, para reafirmar unaidentidad tan difcilmente construida y encontrarle,por fin, un valor a esta feminidad tan negada en unmundo hecho a la medida masculina.

    Esta es una pregunta muy difcil, y explicarla en pocos trminos la hace ms difcilan, pero podramos empezar por decir que la mujer en su nacimiento, o incluso antes,en las ecografas, es definida como tal desde la carencia, es decir, ante las evidenciasfsicas en el pequeo cuerpo del beb, se dice con certeza que es una nia bsicamenteporque no tiene pene. En pocas palabras no es hombre, por lo tanto es mujer.

    4

    Este hecho aparentemente obvio y trivial marca todo el sentido de la vida psquica delas mujeres, pues as empezamos una infancia definidas desde lo que no tenemos y nodesde lo que tenemos, y esto repercute en dos sentidos diferentes: por una parte aceptaresa castracin con dolor y con la pregunta permanente acerca de por qu no fuimossuficientemente dignas de ese regalo, que parece ser tan importante para todos losadultos que la rodean, y que por ende, nos plantea como seres incompletos,merecedoras de consideracin e incapaces de gran cantidad de cosas.

    5

    Y en el otro sentido, la repercusin de la carencia puede ser el surgimiento de laesperanza de poderla resolver logrando desarrollar una especie de pene querepresente poder y reconocimiento, o algo parecido, que nos saque de la incompletud.

    La carencia puede ser tambin resuelta logrando atraer a alguien poderoso que nosllene externamente, que nos haga sentir poseedoras, es decir, logrando atraer unmacho, un amo; y la ruta aparentemente ms expedita para ello es desarrollando unasformas seductoras, senos prominentes y cuerpo con los estndares de moda, que laafiancen como mujer. Los senos juegan un papel fundamental, y tal vez por ello son losque con ms dedicacin se fabrican en las salas de ciruga, pues hasta que ellosemergen, en la adolescencia, la identidad femenina est marcada por la carencia, con suaparicin es posible definirse desde lo evidente como mujer.

    6

    La paradoja de la definicin como mujer est en que ese elemento que al fin nos daidentidad propia, es tambin el elemento que nos acerca a un pene real, aunque seaprestado, es decir, con ellos es posible conquistar a un hombre poseedor de todo lo queen el mundo simblico ese pene representa: fuerza, poder, dominacin.

    Si es esta la ruta que se elige como mujer, se establece una dinmica perversa en lasrelaciones entre los sexos, pues esa experiencia de vivirse como un ser desposedo yposteriormente como poseedora de algo que los hombres desean, hace que se sientarealmente completa y realizada solamente cuando es objeto de deseo. Ser deseada es loms importante para la definicin de su identidad.

    7

    Al respecto, en su texto Mujer, Amor y Violencia, seala Florence Thomas (1990):

    Veamos ahora el otro elemento que viene a conjugarse con esta dinmica individual, losocial. La educacin y moldeamiento del cuerpo como una forma de control social alservicio de ciertos intereses hegemnicos dominantes.

  • 04/10/14 13:02Esa boba chica nice: cuerpos moldeados, mujeres sometidas

    Pgina 4 de 8http://polis.revues.org/5709#text

    Cmo debe ser una mujer?Segn Zandra Pedraza (1998), si echamos una mirada histrica a los patrones de

    crianza desde de los siglos XIX y XX, incluso p