Boletin MUI-CADE

Click here to load reader

download Boletin MUI-CADE

of 2

  • date post

    09-Feb-2016
  • Category

    Documents

  • view

    236
  • download

    0

Embed Size (px)

description

Boletin MUI-CADE

Transcript of Boletin MUI-CADE

  • Los secundarios, a pesar de ser muchas veces utilizados como fuerza de choque de los universitarios,se han caracterizado por poner en tela de juicio nuevas luchas y consignas dentro del movimientoestudiantil. A pesar de no ser la direccin del movimiento, si son el motor de ste. Este ao sehan recuperado luchas como la des municipalizacin, el cambio constitucional o la TNE gratuita,adems se ha sabido poner fuertemente la discusin sobre la famosa ley Hinzpeter, que sin serun tema netamente estudiantil, afecta por igual al conjunto de la sociedad y criminaliza losmovimientos sociales.

    La movilizacin actual ha centrado sus fuerzas para frenar la Ley Hinzpeter (esta es por ciertouna justa y necesaria lucha para nuestro pueblo), la cual ha sido capaz de movilizar a cientos deliceos a pesar de que la organizacin secundaria esta prcticamente muerta: las grandesorganizaciones secundarias (ACES, CONES) no son capaces de coordinar a los estudiantes yla mayor parte de los liceos movilizados, no estn orgnicamente en alguna de estas estructurasprofundamente burocrticas. Tenemos claridad en que esta ley defiende directamente los interesesde la clase dominante y busca desmovilizar, no solo a los estudiantes, sino que a cualquier signode agitacin social. Es, por lo tanto, un perfeccionamiento del modelo neoliberal que afecta losintereses de nuestro pueblo, aplicando sanciones absurdas, violando garantas mnimas del derechopenal y, en definitiva, criminalizando las luchas sociales.

    A pesar de la prxima aprobacin de la ley, es importante tener claro que como estudiantes nopodemos centrar nuestra lucha solamente en el marco que las fuerzas neoliberales lo permiten.Debemos ser nosotros los que demos la pauta de lucha y estar siempre un paso adelante. Recordarque mientras nosotros nos preocupamos de esta ley, a la que adems se le fue quitada la sumaurgencia para as dilatar el movimiento actual, ellos siguen discutiendo sobre temas como lareforma tributaria, la des municipalizacin de la educacin o cualquier otro cambio estratgicoque les pueda hacer afectar el resguardo de sus interese de clase.

    Es por lo anterior que nuestro deber es seguir luchando por el cambio de la constitucinantidemocrtica, por la des municipalizacin y estatizacin de los colegios, por el fin de losparticulares subvencionados, por una TNE realmente nacional y gratuita, etc. y no centrar nuestrasfuerzas solamente en contra de la Ley Hinzpeter. Esta ley va mucho ms all que un ministro yun gobierno, es una poltica de Estado y, por lo tanto, es defendida por toda la maquinaria polticay Estatal. Si la ley Hinzpeter es dura, debemos recordar que no es la primera (Ley Antiterrorista,Ley de Responsabilidad Penal Juvenil, etc.) ni tampoco la ltima; ms leyes y ms represinvendr en el futuro y tenemos que ser fuertes y seguir luchando.

    Sabemos que una educacin genuinamente digna para nuestro pas la conseguiremos slo en elsocialismo, pero entendemos que estas luchas son el paso previo y necesario para construir elcomienzo de la sociedad que queremos. Debemos aprovechar tcticamente las experiencias vividasen los aos anteriores y buscar la mejor forma de actuar frente a un ao de elecciones, ya quemientras las fuerzas neoliberales se preocupan de sus campaas electorales y de cmo permaneceren el poder poltico, nosotros sabemos que son los mismos (PC, Concertacin, Alianza) que enms de 20 aos han mantenido con pan y circo a nuestro pueblo y nos han negado un derechotan importante como una educacin digna.

    Los estudiantes debemos aspirar a construir organizaciones locales y comunales, directas yverdaderamente representativas que sean capaces de abordar todas las necesidades y as poderpensar en construir una organizacin regional o nacional, de otra forma, de nacional, tendrsimplemente el nombre.

  • La lucha que los estudiantes dimos el 2011 preocup a las clases dominantes. Cientos de estudiantes nosenfrentamos a los pilares del modelo neoliberal, la educacin de mercado y la Constitucin Pinochetista.El 2011 se comenz a gestar una crisis econmica que desat protestas a nivel mundial, particularmenteen Europa. EEUU, en ese contexto de crisis, invadi Libia. El gobierno de Chile envi una ley al parlamento,ese mismo ao, que busca criminalizar la protesta social y en part icular el movimiento estudiantil.

    Frente a esto, la nica respuesta que podemos esperar de los polt icos de turno es ms represin.

    Debemos entender que esta ley va mucha ms all de un ministro y un gobierno, es una poltica de Estadoque busca criminalizar las luchas sociales. De la misma forma como la Ley Antiterrorista y la Ley deResponsabilidad Penal juvenil, ambas de la Concertacin, estas leyes surgen en periodos de crisiseconmicas o de auge de la movil izacin social, en donde la protesta es criminalizada.

    Es criminalizada la protesta social en razn al baluarte defendido por la legislacin represiva. Para la clasedominante el concepto de orden pblico y de paz social guarda relacin directa con el control de lasmasas y la libertad de las personas. No podemos esperar que el orden pblico, la paz social o el biencomn, partes integrales del proyecto segn el mismo, sean impuestos a la sociedad y al pueblo. Esa pazsocial se construye, y se construye en funcin a la capacidad y voluntad del Estado para satisfacer elbienestar generalizado de la poblacin, para satisfacer las necesidades inmediatas de los trabajadoresy pueblos de Chile. As, habr paz social, orden pblico y bienestar comn cuando la educacin sea gratuitay de calidad, cuando se entregue una salud digna y no mueran ms personas en listas de espera, cuandolos trabajadores reciban un sueldo digno, cuando se garanticen las necesidades bsicas de nuestro puebloque le permitan vivir una vida digna. Con esto, se recalca el fin principal del proyecto, que en definitivano es generar el supuesto bien generalizado de la poblacin, muy por el contrario, criminalizar la protestay movilizacin social, hacer una vez ms al Derecho el sagrado protector de los intereses de la clasedominante: del empresariado nacional y extranjero, de la burguesa en general.

    En lo esencial el proyecto de ley t ipifica como delitos conductas que antes no lo eran, por otra parteagrega penas a conductas que ya tenan una sancin.

    Modifica el cdigo penal, consagrando como delito de desordenes pblicos, entre otros hechos, lossiguientes: 1) paralizar o interrumpir algn servicio pblico (por ejemplo un paro de funcionarios pblicos);2) invadir ocupar o saquera viviendas, of icinas, establecimiento comerciales, industrias, centroseducacionales (entre otros), ya sean pblicos o privados (por ejemplo las tomas de colegios o universidades);3) alterar o impedir la libre circulacin de personas o vehculos por calles, caminos o similares (por ejemploimpedir el paso en veredas, cortar calles, marchar sin autorizacin, etc.).

    Adems, se aplicar la misma pena para autores, encubridores, instigadores y cmplices, es decir tantopara los manifestantes como para los convocantes, pero de qu pena se habla? El proyecto ademsaumenta la pena por el delito de desordenes pblicos determinndola en 541das como mnimo a 3 aosde crcel cmo mximo.

    Si bien debemos denunciar el carcter represivo de esta ley y su finalidad criminalizar la movilizacinestudiantil en particular y cualquier descontento ciudadano en general y debemos movilizar a nuestroscompaeros y compaeras en la lucha contra est ley, debemos tambin entender que la lucha que hayque dar pasa mucho ms all que estar en contra del ministro Hinzpeter, es contra el sistema de dominacinde los poderosos. Paso por ese camino la lucha que los secundarios re impulsaron este ao, la cual debemantener las banderas del 2011 y no centrarse slo en un proyecto de ley, como lo quiere gran parte delos dirigentes tributarios a la concertacin.

    Frente a las polticas represivas, el pueblo y los estudiantes debemos defendernos con organizaciny lucha: organizacin de base lucha por nuestras necesidades como la educacin gratuita y la asambleaconstituyente.

    LEY HINZPETER: I I LEY ANTITERRORISTA

    La actual coyuntura estudiantil es en un contexto de la poltica nacional en que se dauna superficial rencilla entre los grupos polticos del duopolio: concertacin y alianza,se disputan el control del modelo Neoliberal a nivel municipal. Pues, las eleccionesmunicipales de este ao, como cada eleccin, es una pelea propagandstica en dondelos grupos empresariales invierten millones y millones por sus favoritos. Claramente,las consignas de todos los candidatos se plantean en torno a las demandas que hancolocado en la contingencia los movimientos sociales, en este caso, las demandas quehemos instalado como movimiento estudiantil.

    Sabemos, ante todo, que estas demandas solo sern consignas de propaganda de loscandidatos, solo quedarn en el papel. Cada puesto edilicio se planif ica para seradministrador de las corporaciones de educacin que administran y financian los colegiosmunicipales, es decir, reafirmarse como gerentes del modelo neoliberal de la educacin.Esos recursos frescos que llegan a los municipios para educacin, caen en los bolsillosde muchos de estos "honorables ediles" o en sus negocios. Para que hablar de la nulainjerencia que puede tener cualquier funcionario municipal de alto cargo en elfinanciamiento universitario!

    Los estudiantes debemos entender que estas elecciones municipales no son ms queotra disputa de los dos grupos polticos encargados de defender el sistema y los negociosde los ricos. Tampoco debemos creer en los ex "dirigentes" estudiantiles que hoylegit iman a los candidatos neoliberales con un "aire joven". No podemos estarindiferentes, ya que estos mismos administradores del modelo aspiran que con lanueva ley de voto voluntario e inscripcin voluntaria nos agolpemos en las urnaspara votarles y respaldarlos, a pesar de ser los responsables de nuestro fracasadosistema educativo y