Bailey, alice alice a bailey

Click here to load reader

  • date post

    07-Dec-2014
  • Category

    Documents

  • view

    787
  • download

    8

Embed Size (px)

description

 

Transcript of Bailey, alice alice a bailey

  • 1. www.elmistico.com.ar La Reaparicin de CristoNota Clave: "Siempre que haya un debilitamiento de la Ley y un crecimiento de la ilegalidad en todas partes, entoncesYo me manifiesto." "Para la salvacin de los justos y la destruccin de aquellos que hacen el mal, para el firme establecimientode la Ley, Yo vuelvo a nacer edad tras edad." Bhagavad Gita Libro IV, Aforismos 7 y 8. CAPTULO 1 LA DOCTRINA DE AQUEL QUE VIENE Enseanza Occidental LA DOCTRINA DE LOS AVATARES Enseanza Oriental En todas las pocas, en muchos ciclos mundiales, en muchos pases (y hoy en todos), han habido grandesmomentos de tensin que se caracterizaron por un sentimiento de esperanzada expec tativa. Se espera aAlguien y Su venida es presentida. En el pasado, los instructores religiosos fueron siempre los que hanfomentado y proclamado esta expectativa en su poca, y lo han hecho en los momentos de caos y dificultadesal acercarse el fin de una civilizacin o cultura, y cuando los recursos de las antiguas religiones parecan serinadecuados para solucionar las dificultades o resolver los problemas de los hombres. La venida del Avatar, el advenimiento de Aquel que viene y, en trminos actuales, la reaparicin de Cristo,constituyen las notas clave de la preponderante expectativa. Cuando los tiempos estn maduros, la invocacinde las masas es suficientemente clamorosa y muy vehemente la fe de quienes saben, entonces l ha venido,
  • 2. y esta antigua regla o ley universal no ser hoy exceptuada. La reaparicin de Cristo, el Avatar, ha sido,durante dcadas, anticipada por los creyentes de ambos hemisferios -no slo por los cristianos, sino tambinpor quienes esperan a Maitreya, al Boddhisattva y al Iman Mahdi. Cuando los hombres sienten que han agotado todos sus recursos, que han llegado al trmino de todas susposibilidades innatas y que no pueden resolver ni manejar los problemas y condiciones que enfrentan, suelenbuscar a un Intermediario divino y al Mediador que abogue por su causa ante Dios y logre su salvacin.Buscan un Salvador. Esta doctrina de Mediadores, Mesas, Cristos y Avatares, abunda en todas partes ypuede ser trazada como un hilo dorado que atraviesa todos los credos y Escrituras del mundo, relacionndoloscon una fuente central de emanacin. Incluso el alma humana es considerada el intermediario entre el hombrey Dios; incontables millones de seres humanos creen que Cristo acta como el divino Mediador entre lahumanidad y la divinidad. Todo el sistema de revelacin espiritual est basado siempre lo ha estado-- en la doctrina de la interdependencia y la vinculacin planificada, ordenada y consciente, y en la transmisin de energa desde un aspecto de la manifestacin divina a otro -des de Dios que se halla en el "Lugar secreto del Altsimo", hasta el ms humilde ser humano que vive, lucha y padece en la tierra. En todas partes existe esta transmisin de energa; Cristo lo ha dicho: "Yo he venido para que ellos puedan tener vida", y las Escrituras de todo el mundo hablan repetidamente sobre la intervencin de algn Ser, originario de una fuente ms elevada que la estrictamente humana. Siempre ha aparecido el mecanismo apropiado a travs del cual la divinidad puede llegar a comunicarse con la humanidad, y la doctrina de los Avatares, o "Seres divinos que vienen" tiene que ver con esta comunicacin y estos Instrumentos de energa divina. Avatar es aquel que posee la capacidad (adems de una tarea autoiniciada y un destino predesignado) de trasmitir energa y poder divinos. Esto constituye lgicamente un profundo misterio que Cristo demostr en forma singular y en relacin con la energa csmica. Por primera vez en la historia planetaria, hasta donde podemos saberlo, trasmiti la divina energa del amor directamente a nuestro planeta y en forma muy definida a la humanidad. A estos Avatares o Mensajeros divinos, tambin se los vincula con el concepto formulado por alguna Orden subjetiva espiritual, o Jerarqua de Vidas espirituales, que se ocupa de desarrollar el bienestar humano. Todo lo que realmente sabemos es que en el transcurso de las pocas, grandes y divinos Representantes de Dios personifican el propsito divino y afectan de tal manera el entero mundo, que Sus nombres e influencias se conocen y se sienten miles de aos despus que han dejado de caminar entre los hombres. Repetidas veces han venido y han cambiado al mundo legando una nueva religin mundial; sabemos tambin que por la promesa de la profeca y la fe, el gnero humano ha esperado su retorno en momentos de necesidad. Estas afirmaciones se refieren a hechos histricamente comprobados. Ms all de esto se conocen muy pocos detalles. La palabra snscrita "Avatar", significa literalmente "descendiendo desde muy lejos". Ava (como prefijo deverbos y sustantivos verbales) expresa la idea de "lejos, lejano, distancia", Avataram (comparativo) mslejano. La raz AV parece trasmitir la idea de proteccin desde lo alto, emplendose hoy en palabrascompuestas que se refieren a la proteccin que provie ne de reyes o regentes; en lo que respecta a los diosessignifica aceptacin favorable cuando se ofrece un sacrificio. Puede decirse que la raz de la palabra significa:"Descendiendo con la aprobacin de la fuente superior de la cual proviene, a fin de beneficiar el lugar para elque fue destinado." (Diccionario Snscrito de Monier Williams)). Sin embargo, todos los Avatares o Salvadores mundiales, expresan dos incentivos bsicos: la necesidadde Dios de hacer contacto con la humanidad y relacionarse con los hombres, y la necesidad que tiene lahumanidad de entrar en contacto con la divinidad y ser ayudada y comprendida por ella. Por estar sujetos aestos incentivos, todos los verdaderos Avatares son por lo tanto intermediarios divinos. Pueden actuar de estamanera porque se han emancipado completamente de toda limitacin y sentimiento de egosmo yseparatividad, y ya no son -de acuerdo a las comunes normas humanas--- el centro dramtico de sus propiasvidas, como lo somos la mayora de nosotros. Cuando han alcanzado esa etapa de descentralizacin espiritualpueden convertirse en verdaderos acontecimientos en la vida de nuestro planeta, porque todos los ojos dirigensus miradas hacia Ellos, y todos los hombres pueden ser afectados por Ellos. Por lo tanto, un Avatar o unCristo, aparece por dos razones: la incgnita e inescrutable Causa que lo impele a hacerLo y la demanda o la-invocacin de la humanidad misma. Un Avatar que llega es, en consecuencia, un acontecimiento espiritualque trae grandes cambios y restauraciones, para inaugurar una nueva civilizacin o restablecer "antiguosjalones" y llevar al hombre ms cerca de lo divino. Han sido descriptos como "hombres extraordinarios queaparecen de vez en cuando para cambiar la faz del mundo e inaugurar una nueva era en el destino de lahumanidad". Llegan en momentos de crisis; frecuentemente crean crisis, a fin de poner trmino a lo antiguo eindeseable, reemplazndolo por las formas nuevas y ms apropiadas para la evolucionante vida de Dios,inmanente en la naturaleza. Llegan cuando el mal predomina. Aunque slo sea por esta razn podemos en laactualidad esperar un Avatar. El escenario adecuado para la reaparicin de Cristo est ya preparado. Hay Avatares de muchas graduaciones y clases; unos son de gran importancia planetaria porque expresan ciclos completos de futuros desarrollos y emiten la nota y la enseanza que introducirn en S Mismos una nueva era y una nueva civilizacin: Ellos personifican las grandes verdades que las razas humanas deben tratar de conocer y constituyen todava el objetivo de las ms grandes mentalidades de la poca, a pesar de ser incomprendidas. Determinados Avatares tambin expresan en S Mismos la suma total de la realizacin humana y la perfeccin racial, llegando a ser los "hombres ideales" de las pocas. A otros ms evolucionados se les permite ser custodios de algn principio y cualidad divinos, que requieren una 2
  • 3. nueva presentacin y expresin en la Tierra, y pueden serlo porque han logrado la perfeccin y alcanzaron la ms elevada iniciacin posible. Tienen el don de ser esas cualidades espirituales personificadas porque han expresado ntegramente tal cualidad y principio especficos, y pueden actuar como canales para trasmitirlos desde el centro de toda Vida espiritual. sta es la base de la doctrina de los Avatares y Mensajeros divinos. As fue Cristo, dos veces Avatar, no solamente porque emiti la nota clave de la nueva era (hace ms de dos mil aos), y tambin en forma misteriosa e incomprensible personific en S Mismo el divino principio del Amor, siendo el primero que revel a los hombres la verdadera naturaleza de Dios. La demanda invocadora de la humanidad (el segundo de los incentivos que producen una Aparicin divina) tiene un efecto poderoso, pues las almas de los hombres poseen, especialmente cuando actan en forma conjunta, algo que es afn con la naturaleza divina del Avatar. Todos somos Dioses e hijos de un solo Padre, como lo ha dicho el ltimo Avatar que ha venido, el Cristo. En cada corazn humano existe ese centro divino que, cuando entra en actividad, puede evocar respuesta desde ese elevado Lugar donde Aquel que viene espera su momento oportuno para aparecer. nicamente la demanda unida de la humanidad y su "intencin ma- s