Audi TT Roadster 1.8 T 225 CVHonda S2000Porsche Boxster S Automovil).pdf¢  tradicional en...

download Audi TT Roadster 1.8 T 225 CVHonda S2000Porsche Boxster S Automovil).pdf¢  tradicional en cuanto a con-cepci£³n

of 10

  • date post

    26-Mar-2020
  • Category

    Documents

  • view

    1
  • download

    0

Embed Size (px)

Transcript of Audi TT Roadster 1.8 T 225 CVHonda S2000Porsche Boxster S Automovil).pdf¢  tradicional en...

  • Efe cto

    200 0

    Al ma

    rge n d

    e l os

    tem ido

    s d esb

    ara jus

    tes in

    for má

    tico s, e

    l lla ma

    do ef

    ect o

    20 00

    ha te

    nid o d

    ive rsa

    s c on

    sec ue

    nci as

    en el

    m un

    do de

    l a uto

    mó vil.

    Un a d

    e

    ella s h

    a s ido

    un a i

    ng en

    te exp

    los ión

    de cr

    ea tivi

    da d,

    qu e h

    a a lca

    nz ad

    o s u

    pu nto

    ál gid

    o e n n

    ich os

    tan su

    ge ren

    tes co

    mo el

    de lo

    s r oa

    dst ers

    . P rue

    ba de

    ello es

    la pu

    est a e

    n e sce

    na de

    cr ea

    cio ne

    s ta n l

    og rad

    as co

    mo el

    Au di

    TT

    Ro ad

    ste r o

    el Ho

    nd a S

    20 00

    , d os

    bip laz

    as ext

    rem ad

    am en

    te de

    po rtiv

    os qu

    e

    cue nta

    n c on

    to do

    lo ne

    ces ari

    o p ara

    pl an

    tar ca

    ra a l

    a n ue

    va ve

    rsió n S

    de l

    ha sta

    ah ora

    in toc

    ab le

    Po rsc

    he Bo

    xst er.

    PAC H

    EC O

    Co mp

    ara tiv

    o:

    Au di T

    T R oad

    ster 1.

    8 T 22

    5 C V

    Ho nda

    S2 00

    0

    Por sch

    e B oxs

    ter S

  • 42 AUTOMOVIL

    El interior del TT Roadster es un verdadero muestrario de las soluciones estílisticas más vanguardistas.

    Los asientos del Audi están tapizados en piel tipo mocasin indio con cosidos al estilo guante de baseball.

    Audi tiene en el TT un roadster

  • Resulta sorprendente laevolución que ha expe-rimentado la categoría roadsters. En muy poco tiem- po ha pasado de contar con unos pocos representantes a ofrecer un panorama de los más variado. La gran compe- tencia que reina en la industria del automóvil ha obligado a muchos fabricantes a comple- tar el volumen de negocio en nichos como el de los desca- potables, con los que de paso se genera una imagen de mar- ca más distinguida. Y en esta ofensiva no podían faltar mar- cas tan dinámicas como Audi u Honda. Para ello la primera ha desarrollado un precioso descubierto basado en el es- pectacular TT, que en su va- riante de 225 CV cuenta con todos los ingredientes para convertirse en una verdadera referencia en esta categoría. Honda, por su parte, ha de- mostrado sobradamente que

    es una de las marcas más ave- zadas en la construcción de deportivos de altas prestacio- nes y para celebrar su medio siglo de existencia ha puesto en escena un fabuloso roads- ter de corte clásico que cuen- ta con la más avanzada tecno- logía. Porsche sin embargo te- nía ya en el Boxster uno de los socios más distinguidos de es- te selecto club y, lógicamente, no podía quedarse de brazos cruzados ante la llegada de nuevos competidores. Para mantener su privilegiada posi- ción y afrontar con las máxi- mas garantías de éxito la lle- gada del nuevo siglo, la firma de Stuttgart ha puesto a la venta una versión potenciada del Boxster bautizada con la letra S que, sobre el papel, no debe tener problemas para mantenerse en vanguardia.

    Estos tres roadsters son, por tanto, las opciones más nove- dosas e interesantes que ofre-

    ce el mercado para acceder a tan exclusiva especie. Todos tienen un planteamiento bas- tante similar y van dirigidos a un sector del público que bus- ca, ante todo, distinción y di- versión a los mandos. No obs- tante, estos tres descapota- bles presentan muchas dife- rencias si se analizan desde el punto de vista técnico. El más tradicional en cuanto a con- cepción es el S2000, un auto- móvil que parte de una arqui- tectura clásica de motor delan- tero longitudinal y propulsión trasera. Honda ha intentado construir un deportivo puro que prescinda de cualquier sistema de control de tracción o estabilidad y ha dotado a su fabuloso biplaza de un diferen- cial autoblocante tipo Torsen con el objetivo de buscar la máxima eficacia rutera y un elevado placer de conducción. Audi también ha pretendido que el TT Roadster sea un co-

    che con un manejo muy exci- tante, pero en este caso ha op- tado por una configuración mucho más moderna, con el motor colocado en posición delantera transversal, mientras que para la transmisión se ha confiado en la tracción total ti- po Haldex. Se trata de una re- ceta poco habitual en este tipo de automóviles y que pone a prueba la rigidez del bastidor, pero que garantiza un elevado disfrute a los mandos y una gran seguridad activa. No hay novedades en este sentido en el caso del Porsche Boxster, ni falta que hacía, ya que este modelo, al igual que los mono- plazas de competición, recurre a una disposición de motor central y, como es lógico, la potencia llega al suelo a través de las ruedas traseras.

    Si se echa un vistazo a las fi- chas técnicas se puede com- probar que si bien los tres pro- pulsores alcanzan niveles de

    AUTOMOVIL 43

    confortable y muy seguro de conducir

  • potencia bastante similares, son bastante diferentes. Así, por ejemplo, Audi y Honda uti- lizan motores de cuatro cilin- dros, pero mientras el cons- tructor alemán recurre a una sofisticada culata de cinco vál- vulas por cilindro y a la sobre- alimentación por turbo para que su tetracilíndrico de 1.8 li- tros alcance 225 CV y un par de 28,5 mkg, el fabricante nipón echa mano de toda su experiencia en la Fórmula 1 para conseguir que su 2 litros atmosférico rinda una poten- cia máxima de 240 CV y se convierta en el motor atmosfé- rico de mayor potencia es- pecífica del mercado. Entre otras cosas, esta afinadísi- ma mecánica dispone de la última genera- ción del siste- ma de distribu- ción variable VTEC, así como de una elabo- rada gestión electrónica. Con el VTEC se consigue un dia- grama de distribución relativa- mente conservador hasta 5.850 rpm pero a partir de ahí cambia la alzada de los árbo-

    44 AUTOMOVIL

    El 2 litros

    de Honda

    es el motor

    de mayor

    potencia

    específica

    del mercado

    A los mandos del S2000 da la sensacion de estar pilotando un coche de competición. La puesta en marcha se realiza mediante un botón y el cuadro de instrumentos es digital tipo Fórmula 1.

  • AUTOMOVIL 45

    les de levas, lo que permite a esta joya mecánica girar en constante progresión hasta 9.000 rpm. Porsche no ha teni- do que realizar grandes inver- siones para que su boxer de seis cilindros consiga 252 CV en lugar de los 204 CV que de- sarrollaba hasta la fecha. Para alcanzar esta meta se ha es- cogido la solución más senci- lla que pasa por aumentar la cilindrada de 2,5 a 3,2 litros. Lógicamente, para adecuarse a las nuevas exigencias se han reprogramado la gestión electrónica y el sistema de dis- tribución variable.

    Como cabe esperar, el fun- cionamiento de los tres propul- sores es bastante dispar. El 1.8 litros turboalimentado de

    Audi, a pesar de su escasa ci- lindrada, ofrece una fabulosa respuesta a bajo y medio régi- men y goza de una impresio- nante capacidad de recupera- ción. En la zona alta del cuentavueltas también es muy brillante, aunque en estas li- des no es comparable con el 2 litros de Honda, un motor que empuja con enorme poderío y una garra extraordinaria hasta la barrera de las 9.000 rpm. Lo más increíble es que hasta 6.000 rpm este motor se com- porta como un magnífico 2 li- tros que desarrolla un excelen- te potencial en baja y que su- be de vueltas con mucha ale- gría, dando muestras de una notable elasticidad. Hay que reconocer el mérito que supo-

    ne extraer tanta potencia de tan poca cilindrada, pero está claro que tanto el propulsor Audi como el Honda lo tienen bastante difícil para competir con el nuevo boxer de 3,2 li- tros que monta el Porsche. Porque el seis cilindros germa- no, merced a su elevada cilin- drada, no sólo es muy potente cuando se le exprime a fondo, sino que además tiene un for- midable rendimiento a cual- quier régimen y una gran elas- ticidad. Resulta evidente que este motor no es tan excitante como el 2 litros de Honda y que el cinco válvulas por cilin- dro de Audi puede ser incluso algo más contundente en su respuesta a la hora de recupe- rar desde abajo, pero es justo

    reconocer que el boxer de Porsche es en líneas genera- les el más completo del lote y también el más agradable y excitante de utilizar.

    Estos tres deportivos abier- tos cuentan con cajas de cam- bios de seis velocidades con las que es posible aprovechar plenamente el potencial dispo- nible. Esto es algo que se ob- serva especialmente en el ca- so del S2000, un modelo que dispone de una relación cerra- dísima y un desarrollo final muy corto que permite mante- ner el motor en el la zona de máximo rendimiento. Tanto en el Boxster como en el TT se disfruta de un selector que ofrece un accionamiento sua- ve y muy preciso, aunque nin-

  • guno de los dos consigue la rapidez de utilización de la ca- ja japonesa, que pasa por ser uno de los mejores cambios manuales del mundo, por no decir el mejor.

    Las prestaciones no dejan lugar a dudas y demuestran que la potencia siempre man- da cuando de conseguir ele- vadas velocidades se trata y también a la hora de acelerar. Por eso el Porsche deja claro que e