AntologíA Cuentos de terror - de... · PDF fileCuentos de terror | 5 El terror y...

Click here to load reader

  • date post

    20-Oct-2018
  • Category

    Documents

  • view

    248
  • download

    1

Embed Size (px)

Transcript of AntologíA Cuentos de terror - de... · PDF fileCuentos de terror | 5 El terror y...

  • AntologA

    Cuentos de terror

    ActividAdes

    E12-778096-Cuentos de terror-CA.indd 1 3/28/12 2:50 PM

  • Editorial Es tra da S. A., 2012. Editorial Estrada S.A. forma parte del Grupo Macmillan. Avda.Blanco Encalada 104, San Isidro, provincia de Buenos Aires, Argentina. Internet: www.editorialestrada.com.ar Queda he cho el de p si to que mar ca la Ley 11.723. Impreso en la Argentina. Printed in Argentina. ISBN 978-950-01-1436-3

    Primera edicin.Esta obra se termin de imprimir en el mes de abril de 2012, en los talleres grficos de XXXXXXXXXX

    No se per mi te la re pro duc cin par cial o to tal, el al ma ce na mien to, el al qui ler, la trans mi sin o la trans for ma cin de es te li bro, en cual quier for ma o por cual quier me dio, sea elec tr ni co o me c ni co, me dian te fo to co pias, di gi ta li za cin y otros m to dos, sin el per mi so pre vio y es cri to del edi tor. Su in frac cin es t pe na da por las le yes 11.723 y 25.446.

    Esta obra fue realizada por el equipo de Editorial Estrada S. A. bajo la direccin general de Carlos Silveyra.

    Coordinadora del rea de Literatura: Laura Giussani.Edicin: Gabriela Comte.Actividades: Elisa Salzmann.Correccin: Ignacio Miller.Realizacin grfica: Claudia Deleau.Jefe del Departamento de Diseo: Lucas Frontera Schllibaum.Gerente de Diseo y Produccin Editorial: Carlos Rodrguez.

    Salzmann, Elisa Cuentos de terror : actividades / Elisa Salzmann y Silvana Daszuk. - 1a ed. - Boulogne : Estrada, 2012. 16 p. ; 19x14 cm. - (Azulejos. Roja)

    ISBN 978-950-01-1436-3

    1. Material Auxiliar para la Enseanza. 2. Literatura. I. Daszuk, Silvana II. Ttulo CDD 371.33

    E12-778096-Cuentos de terror-CA.indd 2 3/28/12 2:50 PM

  • Cuentos de terror | 3

    Las historias de terror

    Cun tas ve ces se des per ta ron ate rra dos por una pe sa di lla o con la cer te za de ser per se gui dos por un ase si no? Qu sien ten cuan do apa re ce una ra ta, una cu ca ra cha, un mur ci la go o una jun gla de gu sa nos en mo vi mien to? Al gu na vez pen sa ron que po dan que dar se en cerra dos pa ra siem pre en un as cen sor, ser vi si ta dos por un fan tasma en un ca se rn a os cu ras, re sul tar vc ti mas de una bru je ra te rri ble o ser con si de ra dos lo cos?

    Los cuen tos de te rror de sa rro llan es ta cla se de si tua cio nes an gus tio sas, que, des de los tiem pos ms an ti guos, to dos los se res hu ma nos tu vi mos y se gui re mos te nien do. Y, aun que pa rez ca men ti ra, es tos cuen tos que nos produ cen tan ta an gus tia pue den lle gar a gus tar nos mu cho. C mo es po si ble que nos gus te al go que nos ate mo ri za? Tal vez la res pues ta se en cuen tre en el hecho de que, al tran si tar por las si tua cio nes de mie do, as co o te rror que es tn en ce rra das en el es pa cio aco ta do del cuen to, in di rec ta men te nos ani ma mos a mi rar ca ra a ca ra esas fan ta sas y esos te mo res en nues tro mun do real.

    Ca da vez que en tra mos en el te rre no de un cuen to de te rror, abri mos nues tras po si bi li da des de aso mar nos a si tuacio nes ex tra as, mis te rio sas, no co ti dia nas, y de com pro bar c mo reac cio na mos fren te a ellas. El cuen to se con vier te en el es ce na rio ideal, que le pro vee al lec tor una se rie de ex pe riencias aje nas por las cua les di f cil men te pa sa ra en su vi da de to dos los das. Es po co pro ba ble, por ejem plo, que al gu no de no so tros co rra el ries go de ser en te rra do vi vo. Sin em bar go, el te mor a que dar en ce rra do en un as cen sor, a aho gar se o a as fi xiar se es una sen sa cin fre cuen te y fa mi liar pa ra mu chos de no so tros. En ton ces, cuan do esa si tua cin apa re ce re la ta da en un cuen to, somos ca pa ces de en fren tar el te mor que nos pro du ce y, en cier ta me di da, nos li be ra mos de l.

    Es di f cil lle gar a de fi nir qu es el te rror, por que no to das las per so nas reac cio nan de la mis ma ma ne ra an te las mis mas ex pe rien cias. Sin em bar go, lo que no pue de fal tar en el cuen to de te rror es la ame na za que pro vo can en no so tros lo des co no ci do, el azar, el caos, lo que es t fue ra de nues tro con trol.

    E12-778096-Cuentos de terror-CA.indd 3 3/28/12 2:50 PM

  • 4 | Actividades

    Historia del gnero de terror

    El es cri tor es ta dou ni den se Ed gar Allan Poe afir m al gu na vez: El te rror no vie ne de Ale ma nia, si no del al ma. Lo que el au tor qui so re mar car con es ta fra se es que, si bien el cuen to de te rror se po pu la ri z a par tir del Ro man ti cismo (el mo vi mien to ar ts ti co que sur gi en Ale ma nia a fi nes del si glo xviii), el sen ti mien to de te rror es t pre sen te en el al ma hu ma na des de siem pre. Es por eso que ele men tos vin cu la dos al te rror ya apa re cen en los pri mi ti vos re la tos ora les y fol cl ri cos.

    La ori gi na li dad de los ro mn ti cos ale ma nes con sis ti en po ner en pri mer pla no las si tua cio nes de te rror, que has ta en ton ces ha ban per ma ne ci do como ele men tos se cun da rios en la li te ra tu ra po pu lar. Pe ro por qu el re la to de te rror ad quie re la je rar qua de g ne ro li te ra rio pre ci sa men te du ran te el Ro man ti cis mo?

    Una de las ex pli ca cio nes pa ra es ta irrup cin del te rror es t li ga da a la ne ce si dad, que sin ti el hom bre del si glo xix, de cues tio nar los l mi tes de la ra zn, jus ta men te cuan do la Re vo lu cin In dus trial, sn te sis del pro gre so cient fi co y tc ni co, se en con tra ba en ple na ex pan sin. Se gn los ar tis tas ro mnticos, la ra zn es in su fi cien te pa ra ex pli car la to ta li dad del mun do cir cun dan te. Por ms que la cien cia y la tc ni ca se per fec cio nen, el mal, el su fri mien to y la lo cu ra se gui rn exis tien do. Uno de los ras gos que ca rac te ri zan al es p ri tu romn ti co es, pre ci sa men te, la in da ga cin en las zo nas ocul tas y os cu ras del al ma hu ma na, don de im pe ran lo irra cio nal e inex pli ca ble, lo si nies tro.

    Sig mund Freud, crea dor del psi coa n li sis, sos tu vo que lo si nies tro est in du da ble men te re la cio na do con lo pa vo ro so, lo que des pier ta es pan to y ho rror. Se gn l, la sen sa cin de ho rror se pro du ce por que ca da uno de noso tros ocul ta o re pri me in cons cien te men te al gn mie do. En ton ces, al leer un cuen to de te rror, ese mie do ocul to y re pri mi do pro ba ble men te lo gre sa lir a la su per fi cie. En con trar nos ca ra a ca ra con eso que es tu vo ocul to es lo que nos pro du ce te rror.

    En nues tros das, los es cri to res y los di rec to res de ci ne si guen ape lan do a crear es tas mis mas sen sa cio nes, por que, in du da ble men te, el mie do siem pre ten dr un lu gar de pri vi le gio en el al ma hu ma na.

    E12-778096-Cuentos de terror-CA.indd 4 3/28/12 2:50 PM

  • Cuentos de terror | 5

    El terror y lo fantstico

    En el si glo xix, se de sa rro lla, jun to con el g ne ro de te rror, un ti po de li te ratu ra que cues tio na los l mi tes de la ra zn y plan tea la ten sin en tre lo l gi co y lo so bre na tu ral: se tra ta del g ne ro fan ts ti co. En los re la tos fan ts ti cos, la in ter pre ta cin de lo que su ce de siem pre que da os ci lan do en tre las le yes na tura les y las ex pli ca cio nes so bre na tu ra les. Por ejem plo, no es po si ble de ci dir si la apa ri cin de un fan tas ma obe de ce a las fuer zas de mo na cas que se ha cen pre sen tes en el mun do, o si es t mo ti va da sim ple men te por la alu ci na cin de un per so na je. En es tos re la tos, no se tra ta de ne gar el fun cio na mien to del mun do real, tal co mo lo des cri ben las cien cias, si no de am pliar sus l mi tes ha cia las fron te ras de lo in s li to, lo inu sual y lo ex tra o, que tam bin for man par te de la vi da e in quie tan a la hu ma ni dad des de los tiem pos ms re mo tos.

    Exis te al gu na di fe ren cia en tre un cuen to de te rror y un cuen to fan tsti co? En prin ci pio, to do cuen to fan ts ti co pue de pro vo car te rror en ma yor o en me nor gra do, en la me di da en que, por de fi ni cin, los cuen tos fan ts ti cos ge ne ran in cer tidum bre y, por lo tan to, an gus tia y de sa zn. De es te mo do, las per cep cio nes de sen ca de na das por la lo cu ra o el sue o pue den in tro du cir, en un re la to fan ts ti co, ele men tos que pro du cen an sie dad, ta les co mo se res mons truo sos, muer tos que re gre san a la vi da o pre sen cias de mo na cas.

    Sin em bar go, los cuen tos de te rror pue den pres cin dir de la in cer ti dum bre ca rac te rs ti ca de lo fan ts ti co; en efec to, mu chos de ellos es tn de sa rro lla dos a par tir de si tua cio nes ab so luta men te rea lis tas. Por ejem plo, una in va sin de in sec tos es un he cho que pue de te ner lu gar en el mun do real, ba jo de termi na das con di cio nes. Lo mis mo su ce de con la ame na za que ha ce sen tir la pro xi mi dad de un ase si no se rial (una si tua cin que ha ins pi ra do in fi ni dad de re la tos y pe l cu las de te rror).

    La di fi cul tad que se plan tea cuan do que re mos es ta ble cer l mi tes en tre los cuen tos fan ts ti cos y los cuen tos de te rror se de be a que pre sen tan mu chos ele men tos en co mn. Pe ro, ms all de esas coin ci den cias, lo au tn ti ca men te te rro r fi co es la sen sa cin que des pier ta en no so tros, los lec to res, la in ca paci dad de contro lar cual quier as pec to de la ca ti ca rea li dad que nos ro dea.

    E12-778096-Cuentos de terror-CA.indd 5 3/28/12 2:50 PM

  • E12-778096-Cuentos de terror-CA.indd 6 3/28/12 2:50 PM

  • ActividAdes

    E12-778096-Cuentos de terror-CA.indd 7 3/28/12 2:50 PM

  • 8 | Actividades

    ActividAdes pArA comprender lA lecturA

    El to nEl dE amon ti lla do

    1. Res pon dan a las si guien tes pre gun tas: Qu sig ni fi can las pa la