Análisis sobre los Controles y Contrapesos del Poder Legislativo

Click here to load reader

  • date post

    27-Mar-2016
  • Category

    Documents

  • view

    216
  • download

    1

Embed Size (px)

description

Análisis sobre los Controles y Contrapesos del Poder Legislativo sobre el Poder Ejecutivo en la República Dominicana

Transcript of Análisis sobre los Controles y Contrapesos del Poder Legislativo

  • OBSERVATORIO POLITICO DOMINICANO Unidad del Poder Legislativo OPD-FUNGLODE

    1

    Anlisis sobre los Controles y Contrapesos del Poder Legislativo sobre el Poder Ejecutivo en la Repblica Dominicana

    La detectacin de una funcin estatal de "control" especfica y diferenciada de las otras tres fundamentales del Estado (legislacin, administracin y justicia) es un dato relativamente reciente de la ciencia del derecho constitucional Latinoamericano, y ha sido ms producto de la prctica y de la experiencia que de las especulaciones constitucionales tericas.

    Es por eso que el tema del cual Usted ha solicitado informacin es extenso y amerita indispensablemente de una primera parte de introduccin al mismo, ya que cuenta con muchos adagios jurdicos y principios de Derecho Constitucional y Administrativo, que de no conocerse, haran imposible la comprensin del texto que sigue. Sin embargo, para una rpida contestacin de sus preguntas iniciales, haremos un parntesis especificando por pas, los modelos de control con que cuentan. Luego de esto, entraremos en materia.

    El Congreso y el Presidente, en los principales sistemas jurdicos de Latinoamrica, tienen una relacin muy peculiar, dependiendo de la historia de sus democracias. Frente a un Presidente que detenta casi todos los poderes, Qu funciones pueden ser las del Congreso respecto a este tema de los controles? En este caso son las constituciones la que les conceden, a su vez, medios para controlar e influir en la Poltica Gubernamental.

    El primer medio, lo constituye sus atribuciones jurisdiccionales: conocer de las acusaciones formuladas contra el Presidente y, dado el caso, pronunciarse sobre su responsabilidad, que en nuestro pas son atribuciones del Senado de la Repblica. Pero en realidad, prcticamente hasta en los casos mas flagrantes de violaciones de sus obligaciones por parte del Presidente en nuestro pas, nunca el Congreso ha recurrido a su derecho de acusar al Presidente.

    El segundo medio, (el cual es de gran importancia en el rgimen Norteamericano) es la facultad del Congreso de negarse a votar el proyecto de presupuesto presentado por el Poder Ejecutivo, es decir, el derecho a modificarlo, como es la legislacin dominicana. Pero la realidad latinoamericana demuestra que los Congresistas no suelen suscitar oposiciones a la poltica gubernamental de una forma responsable, y que aprueban los proyectos de presupuestos, como los dems proyectos de Ley, a la carrera.

    Los Sistemas Latinoamericanos Vigentes

    En fin, el tercer medio (por definicin, de alcance limitado dentro de la lgica del rgimen Presidencialista), consiste en la facultad del Congreso de controlar o fiscalizar los actos del Gobierno. El alcance del mismo es muy variable. En una primera etapa, se reduce, para las Cmaras, a obtener informaciones sobre asuntos determinados o bien a transmitir sugerencias

  • OBSERVATORIO POLITICO DOMINICANO Unidad del Poder Legislativo OPD-FUNGLODE

    2

    al ejecutivo; en una segunda etapa, es susceptible de acarrear la remocin del Ministro (el trmino Ministro sera sinnimo de Secretarios de Estado en el modelo dominicano) censurado; finalmente, en una tercera, puede tambin desembocar en la disolucin de las Asambleas indciles que, pese a la peticin del Presidente, hubieren mantenido su voto de censura.

    a) En pases como Brasil, Colombia, Chile y Ecuador

    , el control se limita a obtener informaciones o presentar sugestiones al Presidente de la Repblica.

    b) En Bolivia

    , el control tiene por nico fin el de conseguir la modificacin del procedimiento poltico impugnado. La eficacia de este medio de presin tendr relacin directa con la buena voluntad del Poder Ejecutivo, puesto que el Congreso no cuenta de mecanismos de coercin para obligar al gobierno a modificar la orientacin poltica objeto del control.

    c) En Costa Rica y Panam

    , no se trata de un control de la Poltica Gubernamental propiamente dicha, sino de censurar a los ministros por actos inconstitucionales o ilegales, o por errores graves. Los actos del Gobierno no estn en causa, sino nicamente el comportamiento de los Ministros en el desempeo de sus funciones. En sus modelos de administracin pblica, se distingue como pilar fundamental la fiscalizacin y el control por parte de Entidades Fiscalizadoras Superiores (EFS).

    d) En Guatemala y Venezuela

    , la censura votada contra uno o varios Ministros puede, eventualmente, acarrear su remocin, pero la dimisin del censurado no es siempre la consecuencia automtica del voto de desconfianza. En Guatemala, el Presidente puede rechazar la renuncia del Ministro y pedir a la Asamblea (el trmino Asamblea sera sinnimo de Congreso Nacional en el modelo dominicano) que reconsidere su decisin. Si esta no la mantuviere por mayora de las dos terceras partes, la censura caduca. En Venezuela, existe un caso de exoneracin de responsabilidad.

    e) Por ltimo, en Uruguay, la censura de la poltica gubernamental es, en realidad, un arma de doble filo, puesto que el Presidente de la Repblica puede confirmar al Ministro en su puesto y disolver las Cmaras. Si el nuevo Congreso no ratifica la censura por mayora absoluta, la mocin caduca. Sin embargo, lgicamente el nuevo Congreso no lo har, puesto que el Presidente puede recurrir nuevamente a la

  • OBSERVATORIO POLITICO DOMINICANO Unidad del Poder Legislativo OPD-FUNGLODE

    3

    disolucin, y un Congreso recin electo no escoge la va del suicidio inmediato. En resumidas cuentas, las prerrogativas de las Cmaras Uruguayas, de controlar los actos del gobierno, resultan muy tericas, en razn de las mismas modalidades que rigen su ejercicio, pues la amenaza de la disolucin quita gran parte de su eficacia a la censura de la Poltica Gubernamental.

    f) Sobre Mxico y Argentina,

    Vistas las anteriores formas de control de los pases menos desarrollados al respecto en Latinoamrica, el control de los actos del gobierno no puede ser ms que una facultad simblica, como en cierto modo lo es en nuestro pas. Pero ms all de los regmenes, de las instituciones y de la realidad inmediata, la existencia de un Poder Ejecutivo y de un Poder Legislativo no deben analizarse en trminos de combate: preponderancia y deterioro, omnipotencia y languidez, actividad e inmovilidad, decisin e inercia.

    Dejando a un lado las realidades y los factores propios de cada pas, recordemos que la cultura de Amrica Latina nunca fue disociada de la de Europa Occidental, y como esta, el subconsciente ha sido influido profundamente por el pensamiento liberal de los siglos XIII y XIX. Para lograr, en una dcadas, transformaciones que en otros lugares han requerido siglos, es preciso imponer sacrificios y limitar libertades consagradas por el derecho o las costumbres. Como Amrica Latina no quiere sacrificar ni el desarrollo ni la libertad, oscila entre el gobierno de la Ley y la arbitrariedad, entre a dictadura y la democracia.

    Pero Amrica Latina supo adaptar el rgimen presidencial norteamericano y convertirlo en rgimen de preponderancia presidencial, frmula que constituye una tercera solucin entre va democrtica de los pases plenamente desarrollados y la va autocrtica que seduce a los Estados subdesarrollados.

    Los resultados que se han logrado en varios Estados Latinoamericanos, como son los casos de

    siendo estos los pases en los cuales este tema ha sido tratado con mayor profundidad, hablaremos ms detenidamente en el desarrollo del presente anlisis.

    Mxico y Argentina, los modelos que sugerimos para su estudio, son la mejor prueba de que una de las ideas mas arraigadas en el corazn del hombre es que el poder controle al poder, como deca la clebre frase de Montesquieu. Sin embargo, el modelo de Argentina, aunque lo explicaremos en su momento, no es el mas factible para el momento poltico que vive la Republica Dominicana, ya que le otorga mucho poder de control a un representante del Senado, con la condicin de que sea elegido por el partido de oposicin con mayor representacin en el Congreso.

  • OBSERVATORIO POLITICO DOMINICANO Unidad del Poder Legislativo OPD-FUNGLODE

    4

    Dicho esto, y respondidas en parte las preguntas iniciales a vuelo de pjaro, entramos en materia con el tema de los controles y contrapesos, desde sus inicios en los sistemas Latinoamericanos mas desarrollados.

    Desde hace varias dcadas, en la administracin pblica ha existido uno de los conceptos ms esenciales para el fortalecimiento de la eficiencia y la eficacia en la gestin gubernamental, la cual en nuestros das es considerada pieza esencial para el buen gobierno y, adems, razn fundamental para la preservacin de la democracia y la responsabilidad gubernamental. Este concepto arraigado en el principio de informar a quienes tienen que conocer la ejecucin y el desempeo de las funciones gubernamentales, representa una de la ms importantes responsabilidades que todo oficial de gobierno o funcionario de una entidad estatal debe llevar a cabo, ya que lleva consigo de manera intrnseca, la confiabilidad en la estructura del Estado y la fortaleza de sus instituciones.

    Cuando los Estados empiezan a convertirse en conglomerados con instituciones que atienden distintos asuntos, y en los que cada entidad tiene bajo su responsabilidad la administracin de dineros pblicos, sean estos para el funcionamiento administrativo o para la ejecucin de programas sociales, requieren de una adecuada fiscalizacin, la cual debe buscar ante todo, la optimizacin en el uso de los recursos estatales y la prevencin de abusos o arbitrariedades por parte de los funcionarios de gobierno.

    En la mayor parte de los modelos de administracin pblica Latinoamericanos, se distingue como pilar fundamental, la fiscalizacin y el control por parte