Alkarren Barri 188

Click here to load reader

  • date post

    29-Mar-2016
  • Category

    Documents

  • view

    226
  • download

    2

Embed Size (px)

description

Revista de la diócesis de Bilbao

Transcript of Alkarren Barri 188

  • N 188 urria 2011

    Garaibarriak

    Ya esla hora!

  • ndiceaurkibidea

    Seor del tiempoydemi vida04

    Das en lasDicesis yJornadaMundialde la Juventud07

    Revitalizar la Pastoralde Juventud16

    CongresodeArchiverosde la Iglesia, enBilbao14

    Edita:DelegacindeMedios deComunicacin Social de laDicesis de Bilbao.Directora:Dorleta Alberdi Aretxederreta.Secretariaderedaccinyadministracin:Begoa KareagaMenika.Diseo:Suspergintza Elkartea.Imprime: EstudiosGrficosZureNDepsitolegal:BI-523-00

    Suscripcin anual:16eurosVirgendeBegoa,38.48006BilbaoTfno.944667934/33 Fax 944667971E-mail:komunika@bizkeliza.org

    Comunicacin/AlkarrenBarriesunarevistaconcontenidosdembitodiocesano.LaDireccindeC/ABslosecompremeteapublicaraquellasinformacionesyart-culosquehayansidosolicitadosyseenvenexclusivamenteaestarevista.Lasinfor-macionesydossiersfirmados,quecontienenvaloraciones,igualquelosartculosdeopininylasrespuestasenentrevistas,sonresponsabilidaddesusautores.

    5. Inauguracin del curso pastoral diocesano.6.Nombramientos.10. Peregrinacin del Seminario a Polonia.11. Lan kanpamentu desbardina presoakaz.12. Entrevista al Sumo Sacerdote de los Samaritanos.18. Los Centros Diocesanos se ponen a punto.19. Estibaliz Feijo: Tenemos mucho para dar, y no tenemos donde ponerlo.21. frica parece lejos, pero seguimos sintindola muy cerca.22. Nuevas respuestas para nuevos tiempos.23. Formacin, reflexin, sensibilizacin y debate.26. Una gernikesa, nueva superiora general de las Carmelitas de la Caridad Vedruna.27. Patxi Uribarren, Santutxutik Markinara.28. Emilio, bizitza osoan teklak joten.30. Irratiak.

    Portada: Gontzal Fernndez

  • comunicacinalkarrenbarrin188

    Lapreocupacinquenosagobiaconnuestras crisis de deuda y sistemasfinancieros, justificaninyeccionesmulti-millonariasdedinerodelosBancosCentra-les del G20 a las entidades financieras de lospasesdesarrollados.

    Con mucho menos se aliviara la situacin deSomalia,porejemplo,condimensionesdecats-trofe permanente, que provoca enmillones depersonasunascondicionesdevidainsoportablesylamuerte.

    Pero esto no tiene el mismo valor informativoqueloanterior.Esdecir,nonosinteresatanto.Ylo hacemosinvisible,porquenosmolesta.

    Senostenaquecaerlacaradevergenza.

    Mikel RuizDirector de Critas Diocesana de Bilbao

    urria20113

    Gose nintzan eta jaten emon zeunstien;egarri, eta edaten emon; arrotz, eta etxeanhartu ninduzuen; (Mt 25, 35)

  • 4comun

    icacina

    lkarrenb

    arrin188

    obispogotzaina

    UrtebeteBilbokogotzainmoduraHemos comenzado el nuevo curso

    pastoral. Despus del periodo estival noshemos ido incorporando a nuestras acti-vidades cotidianas. Quedan atrs losdas de descanso, de reencuentro pausa-do con los amigos, de una oracin msserena y prolongada, de los paseos alatardecer o de una prctica deportivams asidua, del tiempo sosegado dedi-cado a la lectura, a lamsica Estos dasalgunos medios de comunicacin hancontactado con nuestra delegacin soli-citando alguna entrevista para evaluar elprimer ao deministerio como obispo deBilbao. No es difcil imaginar algunaspreguntas que seguramente surgirn:qu objetivos se han conseguido, ququeda por hacer, cmo evaluar la situa-cin eclesial actual, el momento poltico,la crisis, eficacia, logros, objetivos,evaluacin Y despus quizs algntitular llamativo, acaso con algn tintepoltico, o subrayando alguna polmicaen la vida de la Iglesia

    Jainkoaren begiradea ez dagurealakoa

    Yme vuelvo al Seor y con sencillezle pregunto: y T, Seor, cmome eva-las? Cmo aparece ante tus ojos esteprimer ao? Y no percibo nada ms queuna profundamirada de cario ymiseri-cordia. Y me vienen a la memoria laspalabras de Isaas, Cuanto dista el cielode la tierra, as distanmis caminos de losvuestros, y mis planes de vuestros pla-nes. (Is 55, 9). Qu distinta es la miradade Dios de la mirada humana. Cuntonecesitamos ver las cosas con sus ojos yno con los nuestros.

    Jainkoaren begirada bizia behardogu

    En este sentido, muchas personasperciben, al terminar el periodo de des-canso estival, una sensacin de vuelta alomismo, a la rutina que cansa; una per-cepcin de peso, de desnimo, de esperaanhelante a las prximas vacaciones, oal alivio de un pequeo puente laboral.Parecera que es necesario pasar cuanto

    antes por el tiempo arduo del trabajo(quien gracias a Dios lo tenga), del sacri-ficio y de la entrega diaria, como de pun-tillas sobre ascuas para llegar al frescorde otro periodo de descanso. Algunosperciben la vuelta al trabajo o a la rutinadiaria, como aquellos pobres animalesatados a la noria, girando en torno almismo recorrido. Volvemos de nuevo alas prisas, a la esclavitud con respectodel tiempo, al estrs de llegar a todo, a lafalta de gratuidad y tiempo en las rela-ciones personales, a la incapacidad parasumergirnos con gozo en el don de lavida y del tiempo y gustarlo como unainmensa gracia. Tambin en la vida ecle-sial nos sometemos a nuestras agendas,objetivos, temporizaciones, evaluacio-nes, reuniones para disear, aplicar, eva-luar,Y necesitamos los ojos nuevos deDios para ver la inmensa gracia queresuena y aguarda en lo cotidiano, en elesfuerzo diario, en la entrega en la vidade familia, del trabajo, de las relacioneslaborales, de la vivencia de la fe en laparroquia, del servicio a los pobres ynecesitados.

    Denporea eta bizitza graziak diraNecesitamos recuperar el sentido

    cristiano y salvfico del tiempo. Cul essu dimensin verdaderamente humanaque nos acerca a la eternidad, a la belle-za y gozo inmutables. Y nos damos cuen-ta de que, ms all de nuestros planes yprocedimientos, Dios nos ha dado eltiempo y la vida como una gracia. l da elfruto y el incremento a nuestros traba-jos. En lo cotidiano se va escribiendo ellibro de nuestra vida, un dilogo de gra-cia entre Dios y cada uno de nosotros; unentretejer nuestra historia que, a la pos-tre, es historia de salvacin, porque esde Dios, divina y humana. No hay nadams doloroso que perder el tiempo, quequemarlo y no disfrutarlo, porque no esposible recuperarlo. Los trabajos y res-ponsabilidades diarias en los diversoscampos familiares, laborales, sociales,eclesiales son ocasin de gracia. Mire-mos ms all y percibamos la presenciade Dios y la oportunidad de crecer enamor y entrega. Y nos daremos cuentade que en las manosmisericordiosas del

    Padre estn nuestros afanes, luces ysombras, gozos y sufrimientos. l es elSeor de nuestros das y de la historia. Ypodremos exclamar con la gratitud quebrota del fondo del corazn: T eresSeor del tiempo y demi vida!

    Egin daigun lan konfidantzaz etapoztasunez

    Comienza un nuevo curso pastoraly no debemos contemplarlo simplemen-te bajo el agobio y la frialdad de planes,objetivos, evaluaciones como si de eje-cutivos de una empresa se tratara. Mir-moslo con los ojos de Dios. Como unaoportunidad de glorificar a Dios y servir alos hermanos trabajando con esmero yempeo en la parcela de la Via delSeor que l nos ha encomendado. Elfruto y el incremento estn en susmanos. Trabajemos con responsabilidady entrega, pero tambin con confianza yalegra. l es Padre amoroso que cuidade nosotros y nos sostiene en nuestrasfatigas; no es un patrn al que sloimportan las ganancias, la productividado la eficacia. l multiplica el esfuerzo ysostiene nuestra entrega. Entonces spodemos vivir lo cotidiano de un modonuevo. Y disfrutaremos del tiempo y delesfuerzo porque cada instante es un donprecioso que debemos vivir intensamen-te en l y en la compaa de los herma-nos. Enviados por l, llevemos su luz y suamor a todos los mbitos en los que sedesenvuelve la vida humana. Confiandoen l, podremos llevar la esperanza atodas las pobrezas de nuestro mundo ytransformarnos en servicio fraterno. Conl podemos construir una ciudad nuevadonde no somos apreciados por nuestraeficacia y productividad, sino queridosen gratuidad y misericordia, sencilla-mente porque somos hijos de Dios.

    Pido al Seor que os bendiga y ensu nombre os animo a trabajar alegres yconfiados en la Via del Seor. Con afec-to

    + Mario Iceta GabicagogeascoaObispo de Bilbao

    Seor del tiempoydemi vida

    octubre2011

  • Inauguracin del cursopastoral diocesano

    comunicacinalkarrenbarrin188

    5

    noticiasbarriak

    El pasado 26 de septiembre, el obis-po, acompaadode suConsejo Episcopaly miembros del Cabildo, inaugur en laCatedral el curso pastoral diocesano, quetendr su acento especial en los jvenes.La revitalizacin de esta pastoral afecta aplataformas evangelizadoras diversas(parroquias, centros educativos, familias,comunidades,movimientos) e implica asi-mismo a varios servicios diocesanos(Secretariado de Pastoral de Juventud,Delegaciones de Educacin, de Cateque-sis, de Pastoral Social y de Liturgia, ascomode los Secretariados de Pastoral dela Salud, Obrera, Universitaria o Peniten-ciaria).

    Durante este primer trimestre se tra-tar de tomar conciencia de la situacin ypara ello se facilitar a los responsablespastorales, una plantilla bsica para larecogida de datos. Los Consejos Pastora-les recibirn una propuesta de reflexin,as como sugerencias para una posibleasamblea. En los primerosmeses del ao,se enviar una sntesis de lo realizado portodos los agentes implicados para queencada lugar puedan concretarse propues-tas deactuacin.

    El Gesto Diocesano de Solidaridad,tendr lugar el da 11 de mayo de 2012.Teniendo en cuenta que el Gesto quiere

    recordar cada ao a personas y gruposmsdirectamente castigados por la crisis,en esta ocasinmirar al colectivo juvenil,especialmente azotadopor el paro, la pre-cariedad laboral o la desigualdaddeopor-tunidades.

    Juventud, tiempo de los grandesidealese ilusiones"

    A la luz del IVPlandeEvangelizacin,monseor Iceta explic en su homilia lapropuesta de impulsar la pastoral de lajuventud en todos los mbitos diocesa-

    nos. Destac la importancia demostrar alos jvenes el fundamento a partir delcual pueden construir esta vida y seracom