Agatha christie asesinato en bardsley mews

download Agatha christie   asesinato en bardsley mews

of 35

  • date post

    26-Jul-2015
  • Category

    Documents

  • view

    150
  • download

    1

Embed Size (px)

Transcript of Agatha christie asesinato en bardsley mews

1. Asesinato En Bardsley Mews Agatha ChristieCAPTULO IUna limosnita, seor...Un chiquillo de cara tiznada sonri al primer inspector Japp para ganarse su voluntad.Ni soarlo! exclam el polica. Y adems escucha bien, muchacho...Y le dirigi un breve sermn. El asustado golfillo, emprendiendo la retirada, dijo a sus jvenesamigos:Cscaras, pues no es un poli camuflado!Y la pandilla puso pies en polvorosa, cantando: Recuerden, recuerden el cinco de noviembre. Plvora, traicin e intriga. No veo razn para que esa traicin deba ser nunca olvidada.El compaero del primer inspector, un hombrecillo menudo, de cierta edad, cabeza de huevo ygrandes bigotes que le daban un aire marcial, sonrea para s.Tres bien, Japp coment. Ha sido un buen servicio! Le felicito!El da de Guy Fawkes es un buen pretexto para mendigar! dijo Japp.Una tradicin interesante repuso Hrcules Poirot. Se siguen lanzando fuegos artificiales...bum... bum... bum... mucho despus de que han olvidado al personaje que conmemoran y sudoctrina.El hombre de Scotland Yard estuvo de acuerdo.Supongo que la mayora de esos muchachos ignoran quin fue en realidad Guy Fawkes.Y sin duda alguna, dentro de poco habr confusin de ideas. Es en su honor o todo locontrario el disparo de feu dartifice del cinco de noviembre? Fue un pecado o una noble gestael echar abajo el Parlamento ingls?Japp ri.Ciertamente que muchas personas diran que lo primero.Dejando la calle principal, los dos hombres se adentraron en la relativa tranquilidad de losJardines de Bardsley Mews. Haban cenado juntos y ahora se dirigan al piso de Hrcules Poirot. 2. Asesinato En Bardsley MewsAgatha ChristieMientras caminaban oan de vez en cuando las detonaciones de los cohetes que seguanestallando, y peridicamente una lluvia de oro iluminaba el cielo.Buena noche para cometer un crimen observ Japp con inters profesional. Por ejemplo,en una noche como sta nadie oira un disparo.Siempre me ha extraado que los criminales no aprovecharan ms esta ventaja repusoHrcules Poirot.Sabe una cosa, Poirot? Algunas veces deseara que usted cometiese un crimen.Mon cher!S. Me gustara ver cmo lo haca.Mi querido Japp: si yo cometiera un crimen, usted no tendra ni la ms remota oportunidad deverlo... ni siquiera de saber que lo haba cometido.Japp ri de buen grado y con afecto.Es usted endiabladamente orgulloso, no le parece? aadi en tono indulgente.A las diez y media de la maana siguiente son el telfono de Hrcules Poirot.Diga? Diga?Hola, es usted Poirot?Oui, cest moi.Le habla Japp. Recuerda que ayer noche volvimos a casa por los jardines de Bardsley Mews?S.Y que hablamos de lo sencillo que resultara disparar matando a una persona en medio delestruendo de los cohetes y petardos?Desde luego.Bien, hubo un suicidio en esa zona. En la casa nmero catorce. Se trata de una joven viuda...una tal seora Alien. Ahora voy para all. Le gustara acompaarme?Perdneme, pero es corriente enviar a una persona de su categora por un caso de suicidio, miquerido amigo?Es usted muy sagaz. No... no es corriente. A decir verdad, el mdico opina que hay algo raroen todo esto. Quiere acompaarme? Tengo el presentimiento de que usted habr de intervenir.Desde luego que ir. Dijo usted que en el nmero catorce?Exactamente.Pgina 2 de 35 3. Asesinato En Bardsley Mews Agatha ChristiePoirot lleg al nmero catorce de los Jardines Bardsley Mews casi al mismo tiempo que elautomvil que conduca a Japp y otros tres hombres.Era evidente que el nmero catorce acaparaba la atencin general, y lo rodeaba un enormecrculo de personas... chferes, sus esposas, mandaderos, desocupados, seores bien vestidos einnumerables chiquillos, todos con la boca abierta y mirada de asombro.Un polica de uniforme estaba en la entrada para contener a los curiosos. Jvenes de aireavispado deambulaban atareadsimos con sus cmaras fotogrficas y se abalanzaron sobre Jappal verle descender del coche.Ahora no puedo decirles nada cort Japp apartndolos para dirigirse a Poirot. De modoque ya est usted aqu? Entremos.Penetraron rpidamente en el interior de la casa, y la puerta cerrse tras ellos, dejndoles anteuna escalera parecida a la de los barcos.Un hombre asom la cabeza desde arriba, y reconociendo a Japp dijo:Es aqu arriba, inspector.Japp y Poirot subieron la escalerilla.El hombre que les haba hablado abri una puerta a la izquierda y les hizo pasar a un pequeodormitorio.Pens que le agradara conocer los datos ms importantes, inspector.Cierto, Jameson replic Japp. Cules son?El inspector Jameson tom la palabra.La difunta es la seora Alien, inspector. Viva aqu con una amiga... la seorita Plenderleith.Miss Plenderleith estaba en el campo y regres esta maana. Abri ella misma con su llave ysorprendise al no encontrar a nadie. Por lo general viene a las nueve una mujer para hacer lalimpieza. Subi primero a su habitacin, que es sta, y luego fue a la de su amiga, que est alotro lado del descansillo. La puerta estaba cerrada por dentro. Estuvo llamando y golpendola sinobtener respuesta. Al fin, alarmada, telefone a la polica. Eso fue a las diez cuarenta y cinco.Vinimos en seguida y forzamos la puerta. La seora Alien estaba tendida en el suelo con unbalazo en la cabeza. En la mano tena una automtica... una Webley, calibre veinticinco, y...aparentemente se trata de un caso claro de suicidio.Dnde est ahora la seorita Plenderleith?Abajo, en la sala, inspector. Es una joven fra y eficiente, con mucha cabeza.Luego hablar con ella. Ahora ser mejor que vea a Brett.Acompaado de Poirot, atraves el descansillo para dirigirse a la otra habitacin, donde lesrecibi un hombre alto y de cierta edad.Hola, Japp, celebro verle por aqu. Este caso es muy curioso.Japp se aproxim a l, mientras Hrcules Poirot echaba un rpido vistazo a su alrededor.Se trataba de una habitacin mucho ms grande que la que acababan de abandonar. Tena unmirador y en tanto que la otra era puramente dormitorio, aquella estancia pareca ms bien unaespecie de saloncito.Las paredes eran de un tono plateado y el techo verde tambin plata y verde. Haba un divntapizado de seda verde con profusin de cojines dorados y plateados. Un canterano antiguo denogal, una cmoda de la misma madera y varias sillas modernas cromadas. Sobre una mesitabaja, de cristal, vease un gran cenicero repleto de colillas.Poirot, con delicadeza, olfate el aire. Luego fue a reunirse con Japp, que estaba contemplando elcadver.Tendido sobre el suelo, como si hubiera resbalado de una de las sillas cromadas, estaba elcadver de una mujer joven, tal vez de unos veintisiete aos. Era rubia y de facciones delicadas eiba apenas maquillada. En el lado izquierdo de su rostro haba una masa de sangre coagulada.Los dedos de su mano derecha estaban crispados sobre una pequea pistola, y vesta un sencillo Pgina 3 de 35 4. Asesinato En Bardsley MewsAgatha Christievestido verde cerrado hasta el cuello.Bueno, Brett, cul es su opinin? Japp miraba el cadver.La posicin es correcta indic el mdico. Si se mat ella misma es probable que cayeraen esta posicin. La puerta estaba cerrada por dentro, as como la ventana.Dice usted que es correcta? Entonces, qu es, pues, lo curioso?Eche usted una mirada a la pistola. No la he tocado... espero que vengan a tomar las huellas,pero podr ver fcilmente lo que quiero decir.Poirot y Japp se arrodillaron para examinar el arma de cerca.Ya comprendo a qu se refiere dijo Japp levantndose. Est en la curva de su mano.Parece que la sostiene... pero en realidad no es as. Algo ms?S. Tiene la pistola en la mano derecha. Ahora fjese en la herida. El arma fue colocada junto ala cabeza, precisamente encima de su oreja izquierda... la Izquierda. Se fija?Hum! repuso Japp. Es cierto. No es posible que disparara su pistola en esa mismaposicin con la mano derecha?Yo dira que es completamente imposible. Se puede colocar el brazo en esa posicin, perodudo de que se consiguiera disparar.Entonces resulta bastante evidente. Alguien la mat y luego trat de hacer que pareciera unsuicidio. Aunque, cmo se explica que la puerta y la ventana estuviesen cerradas?El inspector Jameson fue quien contest a su pregunta.La ventana estaba cerrada por dentro, inspector, pero aunque la puerta lo estaba tambin, nohemos conseguido encontrar la llave.Japp hizo un gesto de asentimiento.S. Eso fue un gran fallo. Quienquiera que haya sido, cerr la puerta al marcharse con laesperanza de que no se notase la falta de la llave.Cest bte, ca!Oh, vamos, Poirot, no debe juzgar a los dems con la luz de su brillante intelecto. A decirverdad, es un detalle que pudo muy bien pasar inadvertido. La puerta est cerrada. Se abre por lafuerza... encuentra a una mujer muerta... con la pistola en la mano... un caso claro de suicidio...:se encerr para matarse. No tiene por qu buscar la llave. Fue una suerte que la seoritaPlenderleith avisara a la polica. Pudo hacer que un par de chferes abrieran la puerta... yentonces la cuestin de la llave hubiera pasado por alto.S, creo que tiene razn repuso Hrcules Poirot. Hubiera sido la reaccin natural demuchsimas personas. La polica siempre es el ltimo recurso, no es cierto?Sus ojos no se apartaron del cadver.Hay algo que le llame la atencin? le pregunt Japp en tono intrascendente, aunque susojos expresaban inters.Hrcules Poirot mene lentamente la cabeza.Miraba su reloj de pulsera.E inclinndole lo toc apenas con la punta de un dedo. Era una joya muy bonita, sujeta por unacinta negra de moar a la mueca de la mano que sostena la pistola.Es muy lindo observ Japp. Debi costar mucho dinero! Mir interrogadoramente aPoirot. Le sugiere alguna cosa?Es posible... s.Poirot dirigise al canterano. Lo abri, bajando la tapa delantera. El interior estaba dispuesto demodo que hiciera juego con el resto de la habitacin.En el centro haba un enorme tintero de plata, y ante l un bonito secante de laca verde. A laizquierda de ste vease una bandejita de cristal verde conteniendo un portaplumas de plata... unabarra de lacre verde, un lpiz y dos sellos. A la derecha del secante, un calendario movible queindicaba el da de la semana, el mes y la fecha.